Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Tamaño de texto + /27 de Septiembre 2020

INTERNACIONAL

“EL IMPERIALISMO ES UN TIGRE DE PAPEL”

Poco están pudiendo hacer los grandes medios de comunicación de la burguesía financiera imperialista para poder seguir tapando el descalabro de su sistema capitalista producido por la crisis de superproducción. Tampoco pueden disimular la caída de la hegemonía del imperialismo norteamericano que sigue perdiendo poder frente al ascenso de un orden multipolar encabezado por Rusia y China. En el medio de éstos se sitúan los europeos con una política pendular entre los dos polos, con una tendencia al acercamiento al segundo.

Los indicadores de la economía norteamericana están todos en rojo (1). Los despidos se han disparado en decenas de millones en últimos meses y son cada vez más los analistas que pronostican una próxima depreciación del dólar de más del 30 por ciento (2 y 3), lo cual es totalmente lógico dado que los billetes verdes que siguen imprimiéndose sin pausa no tienen ningún respaldo en la producción (4). Entendemos que poco y nada logran todas las sanciones económicas unilaterales que siguen imponiendo los yanquis contra China, más bien terminan siendo perniciosas para ellos mismos pues dependen en gran medida de la producción del gigante asiático.

En el plano social observamos cómo se siguen produciendo grandes movilizaciones que si bien son detonadas por los excesos y la brutalidad de la policía tienen como caldo de cultivo las condiciones preexistentes que enumeramos (5). La posibilidad de una guerra civil sigue latente en el país frente al aumento de la pobreza. Parte de la burguesía norteamericana, consciente de esa situación, propone un aumento de los impuestos a los sectores más ricos para poder brindar asistencialismo a las masas empobrecidas y marginadas (6). La pandemia, por otro lado, sigue dejando al descubierto las grandes desigualdades sociales en EEUU siendo la salud un bien asequible sólo para quienes pueden pagarla. Con millones de contagios y casi doscientos mil muertos se multiplican los cuestionamientos al payaso Trump y su falta de medidas sanitarias para poder hacer frente al coronavirus.

Recientemente, analistas del Deustche Bank han publicado un ensayo en donde sostienen que el mundo está iniciando una ‘era de desorden’ producida por la creciente desigualdad social originada por la recesión que agravada por la irrupción del covid-19 (7). El viejo continente no es una excepción y todos los miembros de la UE no pueden ocultar las contracciones de sus economías (8). Como decíamos, Europa tiene una política pendular que oscila entre los EEUU y el eje Rusia-China. Los primeros están imposibilitados de ofrecer acuerdos comerciales de mutuo beneficio, los últimos atraviesan una situación distinta, con sus economías en crecimiento desplazando, además, al dólar del comercio mundial (9). La concreción del gasoducto Nordstream 2 sigue siendo un drama novelesco en donde no faltan los envenenamientos ni el amor alternándose con el desencanto entre Alemania y Rusia con un tercero en discordia (EEUU) que quiere seducir a Merkel para que desista de tal proyecto para comprar gas licuado norteamericano (10 y 11). Hay que decir que, de concretarse el gasoducto entre Rusia y Alemania, los teutones podrán disponer del gas ruso mucho más barato que el yanqui. Por otro lado, siguen las provocaciones a Bielorrusia orquestadas por Washington y sus socios europeos. Luego de haber fogoneado movilizaciones en contra del presidente Lukashenko, reelecto recientemente, ahora el gobierno bielorruso denuncia maniobras militares de la OTAN en Lituania cada vez más cerca de sus fronteras (12).

Con respecto a la pandemia hay que señalar que Rusia, luego del patentamiento de la primera vacuna contra el covid-19, Sputnik V, ha demostrado al mundo su desarrollo científico. Pese a las maniobras de los grandes medios de comunicación occidentales orientadas a cuestionar y sembrar dudas sobre el medicamento, lo cierto es que en pocos días será distribuido en el territorio del país eslavo, según lo anunciado por su gobierno (13). No se debe pasar por alto que ese país cuenta con el desarrollo médico y científico heredado de la Unión Soviética, donde se han visto avances tanto en la salud como en otros ámbitos que han sido grandes aportes a la humanidad entera.

Desde hace mucho tiempo sostenemos que la burguesía financiera imperialista cree que puede solucionar su crisis imponiendo una nueva guerra mundial para lograr un nuevo reparto del mundo en donde se vea beneficiada. Más allá de esa expresión de deseos, los títeres políticos y militares de la clase dominante son cada vez más conscientes de que, ante un eventual escenario de conflicto bélico, sus posibilidades de salir vencedores frente al poder militar de Rusia y China no existen. Pese a ello, siguen manteniendo la desestabilización en Medio Oriente, no sin serias dificultades y con un panorama cada vez más adverso. En Siria, los mercenarios terroristas a sueldo de los EEUU y sus socios europeos, saudíes y sionistas están al borde de la derrota definitiva; de poco sirven los refuerzos militares que los yanquis enviaron al noroeste sirio donde se encuentra la región petrolera (14 y 15). Más temprano que tarde deberán retirar sus tropas que ocupan el suelo sirio de forma ilegal pese al llamativo silencio de la ONU. Tampoco el organismo condena como debería las atrocidades cometidas por los saudíes en Yemen, que han causado en ese país árabe una catástrofe humanitaria (16). Eso sí, los yemeníes siguen infringiendo duros golpes a Arabia Saudita que no tiene otro camino que la rendición (17).

Hay que señalar también el fracaso del títere Mike Pompeo, secretario de estado norteamericano, en su gira por Medio Oriente. Montado en la normalización de las relaciones entre Emiratos Árabes Unidos e Israel, Pompeo quiso, sin éxito, oficiar como vocero de los sionistas para seguir sumando aliados en la región (18). Son cada vez más quienes entienden que en el imperialismo no se debe confiar absolutamente nada. Irán sigue resistiendo a las constantes agresiones de los yanquis. Mientras, consiguieron dar un duro golpe a los EEUU en el consejo de seguridad de la ONU el pasado 14 de agosto (19) cuando los yanquis quisieron extender el embargo de armas al país persa y sólo consiguieron dos votos de quince. El aislamiento de los imperialistas en la región es cada vez más grande.

En nuestro continente vemos cómo los gobiernos que son más afines a la batuta de Washington siguen manteniendo cifras desastrosas de muertes y contagios de covid-19. Si algo ha quedado al descubierto con la pandemia es el desfinanciamiento de la salud en todos los países latinoamericanos. Los enfrentamientos interburgueses entre los sectores especuladores (bancos y burguesía terrateniente) asociados con la burguesía financiera imperialista y los sectores productivos cada vez más golpeados amenazan con convertirse en guerras civiles en no mucho tiempo. Todavía no es visible ningún tipo de dirección política que ofrezca una salida revolucionaria a los proletariados latinoamericanos, lo cual no quiere decir que no se estén gestando tales direcciones.

En Venezuela, el imperialismo yanqui sigue operando para desestabilizar el gobierno de Maduro que recientemente, mediante algunas maniobras e indultos, logró desarticular casi por completo al payaso Guaidó, representante más acérrimo de los intereses de Washington (20 y 21).  En Colombia, las centrales obreras están llamando a movilizarse en contra de las políticas del fascista Duque mientras la oligarquía de ese país sigue asesinando dirigentes sociales, pese a haberse firmado un acuerdo de “paz” (22 y 23). En Bolivia, la crisis política continúa a pocos días de las elecciones que tienen al candidato del MAS (partido de Evo Morales), Luis Arce, como posible ganador (24). Lo sucedido en Paraguay recientemente es parte de inestabilidad política de la región. El asesinato de las niñas argentinas María Carmén y Lilián Villalba por manos del ejército paraguayo en un operativo contra el EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) evidenciaron la fascistización con que se maneja el gobierno y el grado de impunidad de sus fuerzas armadas, además de representar un peligro en las relaciones diplomáticas entre dos países hermanos (25). La cancillería argentina tuvo un manejo prudente y correctamente exigió de inmediato la repatriación de los restos de las niñas, aparte de exigir que se investigue quiénes fueron los responsables de la masacre. El gobierno paraguayo, que en un primer momento sostuvo erróneamente que las niñas eran de origen paraguayo (como si eso atenuara el crimen), llegó a decir, echando más leña al fuego,  que en nuestro país se brinda apoyo y entrenamiento a grupos guerrilleros como el EPP. Desde ya, EXIGIMOS AL GOBIERNO PARAGUAYO Y AL GOBIERNO ARGENTINO EL INMEDIATO ESCLARECIMIENTO DE LOS HECHOS COMO TAMBIÉN ASÍ CÁRCEL Y CASTIGO A LOS CULPABLES.

Las movilizaciones populares frente a los atropellos de este sistema siguen a lo largo y a lo ancho del planeta pese a la pandemia y a la cuarentena. Es que este sistema está imposibilitado de dar respuestas a las necesidades más básicas de la humanidad a la vez que las riquezas siguen concentrándose en pocas manos. Debemos entender que el capitalismo sólo tiene para ofrecernos más hambre, más miseria y más muerte. También es preciso desnudar todas las maniobras con las que la burguesía quiere seguir imponiendo su ideología entre los trabajadores y el pueblo. Luchar por la unidad del campo popular tiene que ser nuestra tarea para poder seguir dando más pasos hacia revolución. No tenemos nada que perder, sino todo por ganar.

¡Proletarios del mundo, uníos!

  1. https://mundo.sputniknews.com/america_del_norte/
  2. https://www.infobae.com/america/
  3. https://www.iprofesional.com/finanzas/
  4. https://es.cointelegraph.com/news/
  5. https://elpais.com/internacional/
  6. https://www.bbc.com/mundo/
  7. https://www.eleconomista.es/economia/
  8. https://www.expansion.com/opinion/
  9. https://mundo.sputniknews.com/economia/
  10. https://www.infobae.com/america/
  11. https://mundo.sputniknews.com/politica/
  12. https://ultimocable.com/
  13. https://www.telam.com.ar/notas/
  14. http://spanish.xinhuanet.com/2020-09/15/c_139370562.htm
  15. https://www.prensa-latina.cu/
  16. https://news.un.org/es/
  17. https://actualidad.rt.com/actualidad/
  18. https://www.hispantv.com/noticias/
  19. https://www.telesurtv.net/bloggers/
  20. https://www.mdzol.com/mundo/
  21. https://www.elperiodico.com/es/internacional/
  22. https://www.vanguardia.com/colombia/
  23. https://www.marcha.org.ar/
  24. https://www.telesurtv.net/news/
  25. https://www.anred.org/

 

NACIONAL

LOS ENEMIGOS DEL PUEBLO

 “Identificar claramente los amigos y los enemigos de las fuerzas populares
es un punto de partida indispensable para una política revolucionaria.
Toda confusión, la confianza en los enemigos y el alejamiento de los amigos
constituyen un debilitamiento enorme para la clase obrera y el pueblo
(Santucho, agosto 1973)

Con una cuarentena interminable y más 500.000 mil contagios se hace cada día más notable la grieta que separa a la gestión de Rodríguez Larreta del PRO del gobierno de Alberto Fernández en cuanto al manejo del Covid-19 (1). Las diferencias en torno a las medidas de protección reflejan las distintas concepciones que ambos partidos tienen sobre la salud como un bien colectivo de los argentinos. Mientras el gobierno nacional se preocupa en preservar la salud de la población, Rodríguez Larreta levanta las restricciones priorizando los intereses de los empresarios. Esa decisión trajo aparejada la irresponsabilidad  masiva de quienes salieron por miles a los bares en momentos en que el número de contagios aumenta abrumadoramente en la capital del país (2 y 3).

La grieta que divide a ambos partidos en el manejo de la pandemia del coronavirus tiene su correlato en las profundas diferencias de clase a la hora del cuidarnos. Mientras los miembros más acomodados de la burguesía y otros sectores alimentados por los medios de prensa exigen el fin del aislamiento obligatorio, organizan marchas anti cuarentena en las que se contagian como Patricia Bulrich o explotan a los obreros de Ledesma o Coto sin ningún protocolo de cuidado por mencionar algunos casos; los trabajadores, en cambio, que estamos expuestos a la enfermedad, extremamos los cuidados para evitar expandir el contagio En vez de exigir “libertad”, los trabajadores de la salud mal pagados, con miles de colegas enfermos y fallecidos, recargados de horas hasta quedar exhaustos, nos siguen atendiendo y nos piden que nos quedemos en casa, que seamos solidarios mutuamente para evitar exponernos innecesariamente (4). Es una cuestión de clase que los más privilegiados del país sean indiferentes a la gravedad del virus y quienes menos se preocupan por la salud de todos. En cambio, en los barrios, en los puestos de trabajo, en las ollas populares el cuidado y el respeto por la salud del compañero o el vecino son un signo de respeto por el otro. En ese sentido, en los sectores populares hay una mayor conciencia sobre la importancia de la salud pública. No es casualidad que el 80 % ciento de los donantes de plasma en la ciudad de Buenos Aires provengan de quienes se atienden en los hospitales públicos. Una cuestión de género a resaltar es que las mujeres son las mayores donantes (5). La solidaridad de las mujeres, sus experiencias de vida, su responsabilidad como jefas de familia les ha enseñado la importancia del cuidado colectivo. En otro orden, nos entristece y preocupa enormemente el aumento alarmante de femicidios en lo que va del año. Las 268 mujeres asesinadas son consecuencia de la desidia, del patriarcado que opera en las instituciones y de la falta de una política estatal de prevención, acompañamiento y contención hacia las víctimas de violencia de género de la cual el gobierno es el máximo responsable (6).

Otra “brecha” que divide las aguas entre el oficialismo y la oposición es la reforma judicial, la cual tuvo media sanción en Senadores. Detrás de las modificaciones que se pretenden llevar a cabo se esconde una disputa interburguesa feroz por el control del poder Judicial. Más allá de la campaña mediática de los sectores más conservadores del PRO, que se resisten a perder espacios dentro de la justicia, los trabajadores sabemos que bajo un estado y un gobierno capitalista la “justicia” es una herramienta más de dominación que ejerce la clase dominante sobre los explotados y oprimidos. Casi ninguna de las “mejoras” de la ley favorece los intereses de los trabajadores y el campo popular. Por el contrario, el Poder Judicial con reforma o sin ella seguirá garantizando los privilegios de la burguesía. No debemos olvidar que la justicia burguesa es la misma que ordena reprimir trabajadores, la que desaloja a familias de las tomas de tierras, la que protege a las fuerzas policiales y políticos amigos (7 y 8).

Hace tiempo señalamos que a medida que la cuarentena se hace interminable, al presidente Alberto Fernández se le achica la base de apoyo social, con una inflación que cotiza en alza y con salarios muy por debajo de las necesidades básicas. Sin embargo, si en algo tiene experiencia el peronismo es en contener a las masas. Para mantenerlas apaciguadas es necesario darles algo para “no perder las orejas” como decía el general. En ese contexto, el anuncio del congelamiento de las tarifas de servicios de telefonía es un buen aliciente (9). De esta manera, el gobierno consigue el apoyo de quienes utilizan esos servicios para trabajar. Otra medida con la que sumó adeptos y felicitaciones de los sectores progresistas dentro del kirchnerismo fue el decreto de cupo laboral trans para acceder a puestos de trabajo en el Estado Nacional (10). Aunque es un avance mínimo en los derechos del movimiento LGTB, la medida vino a poner en tinta y papel un hecho que antes del decreto presidencial se aplicaba en la práctica en cuatro provincias que ya contaban con leyes de cupo laboral, pero que no tuvieron la trascendencia mediática del momento. Por lo demás, el decreto que sólo exige un mínimo insignificante del 1% para personal transgénero es una expresión de deseo en un contexto en que todas las contrataciones del Estado están paralizadas debido a la pandemia (11).

Por último, se presentó en el congreso el impuesto a las grandes fortunas. Veremos si el “aporte solidario” que le piden  a una burguesía en pie de guerra, muy poco dispuesta a retroceder un milímetro, avanza o queda en la nada como el caso de Vicentín. Por un lado, el gobierno apuesta a hacer un poco de caja con el “aporte” y, por otro, a recuperar la confianza de un sector de la tropa kirchnerista que luego del retroceso con Vicentín se sentía desencantada. Sin dudas, el guiño hacia las bases sirve para llevar calma y esperanzas renovadas en la dirección (12).

La actual debilidad política del presidente y el tono negociador con la oposición del PRO parece que no están dando buenos resultados. Por ello, pensando en la futuras elecciones del 2021, el gobierno de Alberto Fernández ha decidido disputarle “por derecha” los votos de las capas medias al PRO. El mensaje de la mano dura y la inseguridad tiene muchos adeptos y cala hondo en la pequeña burguesía. Por tal motivo, el presidente anunció un programa para reforzar la seguridad en el Gran Buenos Aires de la mano de Axel Kicillof junto con la nueva promesa política de la derecha peronista, el carapintada Berni (13). Teniendo en cuenta ese objetivo, la imagen del superministro-espía cobra notoriedad. Hay que tomar en cuenta que el soldado más leal de Cristina Kirchner, quien ya no esconde su deseo de ser candidato a presidente del PJ, mide muy bien en la encuestas en un contexto de tendiente fascistización de amplios sectores de la sociedad (14). Esta jugada especulativa y oportunista le permitiría al kirchnerismo, con Berni de candidato, quedarse con el control del Partido Justicialista dejando a un lado a los intendentes del conurbano y atrayendo a un electorado mayor tradicionalmente reticente al peronismo y más cercano al PRO. Esa es la razón por la que Berni, responsable político de la desaparición forzada de Facundo Castro, sigue en funciones sostenido por Cristina Fernández, a pesar de la resistencia de parte de organizaciones de DDHH y  sociales que integran el Frente de Todos (15). Aunque muchos militantes de base honestos del peronismo no terminen de digerir al sapo castrense, no es de extrañar que en el movimiento que tradicionalmente se manifestó como el proyecto de la conciliación de clases en el país y cuya dirigencia representa los intereses de la burguesía existan personajes como él dentro de sus filas. Sin embargo, sostenemos que a raíz de las declaraciones de Sergio Berni pronunciadas contra los organismos, los hijos, las madres y las abuelas de los 30 mil desaparecidos bajo la dictadura militar no hay ninguna excusa para mantener al enemigo dentro de las propias filas, por tanto, la renuncia de Berni debe ser una exigencia  de todos los activistas de DDHH sin distinciones (16 y 17). Pero el objetivo de captar los futuros votos de las capas más conservadoras y de derecha de la sociedad bonaerense no se agota allí en las tareas encomendadas a Berni: su aparición pública con el Procurador de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand resistido -por su pertenencia a Cambiemos-, especialmente por la ministra de Gobierno, María Teresa García, dejó al descubierto otro “encargo” para Berni: el de controlar al ex funcionario macrista rechazado por varios miembros del gobierno y hasta por algunos diputados de la provincia (18). Hace pocos días el presidente sostuvo que “Lo que nos hace evolucionar o crecer no es el mérito, como nos han hecho creer en los últimos años, porque el más tonto de los ricos tiene muchas más posibilidades que el más inteligente de los pobres” y fue Berni el que salió, suelto de cuerpo, a contradecirlo con un “No estoy de acuerdo”. El carapintada retirado se jacta de ser un militar que sabe cumplir órdenes, obedecer como buen milico y que su única jefa es Cristina Fernández de Kirchner. Cuando dice que no está de acuerdo ¿Debería entenderse, entonces, que es el mascarón de proa a través del cual le marcan la cancha al presidente y le hacen saber sus disensos…? (19).

Tiempo atrás, al carapintada le sacaron la capa cuando un grupo minoritario de la policía bonaerense rompió la cadena de mando y se amotinó muy organizadamente contra el gobierno (20). Sostenemos que la jugada de las fuerzas represivas, que contó con el apoyo activo del PRO y que tuvo su punto cúlmine con el cerco a la quinta de Olivos, no es ingenuo y está relacionado con otros fenómenos que no deben analizarse de manera aislada (21 y 22). La sedición ilegal de las fuerzas policiales forma parte de una amplia campaña dirigida por el Partido Militar -integrante de Cambiemos- y los sectores más reaccionarios de nuestro país, cuyos fines políticos son: dividir y confundir al campo popular, promover la desestabilización social e ir generando las condiciones futuras para un golpe institucional blando como ha sucedido en otras regiones de Latinoamérica (23). Afirmamos que la burguesía más concentrada intenta imponer una agenda política que atenta contra los intereses populares pues no está dispuesta a ceder sus beneficios ni a abandonar su alianza histórica con el imperialismo norteamericano en momentos en que aparecen competidores comerciales como Rusia o China. Los distintos sucesos fogoneados por el PRO son señales peligrosas que debemos tomar en consideración. Primero fueron las marchas contra el “comunismo” -¿De qué comunismo estarán hablando?-, los cacerolazos contra la cuarentena y las movilizaciones por “la patria” alimentadas por un odio de clase feroz (24), luego vinieron las predicciones golpistas de Eduardo Duhalde y el vaticinio sugestivo de Florencia Arrieto, ex asesora de Patricia Bulrich. Estos hechos nos llevan a suponer que el levantamiento de la bonaerense estuvo instigado por esos grupos, que se montó en una fuerza cuestionada por su accionar desde el inicio de la cuarentena y en el ojo de la tormenta tras la desaparición forzada de Facundo Castro (25 y 26). Desde el Partido Revolucionario de los Trabajadores repudiamos cualquier intento desestabilizador que no respete la voluntad popular. El gobierno actual fue elegido mayoritariamente por nuestro pueblo y, como RESPETAMOS sus decisiones, denunciaremos cualquier intento de sabotaje de los enemigos históricos de los trabajadores y los pobres. Por tal razón, consideramos que el gobierno de Axel Kicillof no debe actuar con tibieza frente al accionar de la policía bonaerense. Es su obligación castigar a los responsables políticos directos e indirectos con todo el peso de la ley. En momentos en que el enemigo de clase muestra constantemente los dientes contra todos nosotros, no se debe vacilar y es menester proteger los derechos de la mayoría de los argentinos, porque tenemos en claro que golpe blando o golpe duro siempre será golpe para todo el campo popular sin distinciones ni banderías políticas.

En este contexto, cuando menos resulta sospechoso que el Frente de TODOS haya hecho causa común junto al PRO para otorgar un fondo de miles de millones para modernizar al ejército argentino. Las fuerzas armadas han demostrado ser el elemento de la reacción burguesa y siempre han trabajado para defender a la clase dominante. Es preocupante que el gobierno nacional priorice congraciarse con las FFAA dándole fondos mientras para los trabajadores esenciales de la salud y la educación, entro otros, no hay aumentos. Detrás de la movida que beneficia a las Fuerzas Armadas hay un intento por legitimarlas de cara a la sociedad. (27)
En los últimos días, el gobierno junto con la burguesía financiera nativa llevaron adelante una devaluación encubierta con la suba del dólar y las restricciones a la compra que perjudica a los trabajadores, a la pequeña burguesía en la cual se encuentran ahorristas y Pymes (28). Es contradictorio que mientras en el mercado mundial el dólar, moneda manipulada por la Reserva Federal, esté siendo reemplazado por otras monedas, paradójicamente aquí se dispara cada tanto. Hay varios motivos que lo explican. En primer lugar, el gobierno se quedó sin reservas de dólares en el Banco Central debido a que destinó una gran parte a los pagos de la fraudulenta deuda acordadas con los bonistas y en segundo lugar, hay una enorme masa de capital de los grandes exportadores que han liquidado sus divisas pero no las ingresaron al país y a la circulación ya sea porque fugaron los dólares, ya porque los tienen guardados. Ambos fenómenos explican la insuficiente oferta de dólares que atraviesa el gobierno nacional, a lo que se suma una enorme desconfianza sobre la recuperación económica, lo cual genera la especulación de miles de pequeños ahorristas y otros no tan pequeños que buscan dólares para proteger su riqueza. La devaluación encubierta y la presión de elevar su precio es un objetivo de la burguesía nativa que, de esa manera, abarata el costo de la mano de obra mientras sostiene salarios congelados y empobrece la calidad de vida de los trabajadores. Por otra parte, la burguesía financiera es la que le marca la agenda económica al gobierno que cumple sus deseos con la corrida cambiaria. Por ende, las medidas tomadas son parches que afectan a los sectores minoritarios que acceden al mercado del dólar y no resuelven el problema de fondo porque no tocan los intereses materiales de los grandes especuladores y tenedores del billete verde (29 y 30).

Finalmente, en estos tiempos resulta imprescindible unir a todo el campo popular para derrotar los planes de la burguesía. Se hace necesario distinguir y caracterizar acertadamente a los aliados de los trabajadores y el pueblo, separar a los enemigos dentro del campo popular y no dejarse engañar o confundir por la clase dominante.

  1. https://www.infobae.com/politica/
  2. https://www.clarin.com/politica/
  3. https://www.infobae.com/salud/
  4. https://www.telam.com.ar/notas/
  5. https://www.diariopopular.com.ar/salud/
  6. https://www.pagina12.com.ar/
  7. https://www.telam.com.ar/notas/
  8. https://www.lanacion.com.ar/opinion/
  9. https://www.lanacion.com.ar/economia/
  10. https://agenciapresentes.org/2020
  11. https://www.argentina.gob.ar/noticias/
  12. https://www.ambito.com/novedades-fiscales/
  13. https://www.lv16.com.ar/sg/
  14. https://www.ambito.com/politica/
  15. https://www.pagina12.com.ar/
  16. https://www.lavoz.com.ar/politica/
  17. https://www.perfil.com/noticias/politica/
  18. https://www.lapoliticaonline.com/nota/
  19. https://www.lanacion.com.ar/politica/
  20. http://www.laprensa.com.ar/
  21. https://www.primereando.com.ar/actualidad/
  22. https://www.pagina12.com.ar/
  23. https://www.perfil.com/noticias/
  24. https://www.politicargentina.com/notas/
  25. https://www.lanacion.com.ar/politica/
  26. https://www.politicargentina.com/notas/
  27. https://www.infobae.com/politica/
  28. https://www.infobae.com/economia/
  29. https://eldoce.tv/opinion/
  30. https://www.pagina12.com.ar/