Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Tamaño de texto + /19 de junio - 2015

INTERNACIONAL

¡FIFA decime qué se siente!

“La pelota no se mancha” dijo Diego Maradona hace unos años y las autoridades norteamericanas se han tomado muy en serio dicha sentencia. Es por eso que han montado un megaoperativo digno de una película de Hollywood en donde no han faltado ni infiltrados con micrófonos disimulados entre sus ropas ni espectaculares redadas para capturar a los malvados dirigentes corruptos de la FIFA. Bueno, quizá no haya sido precisamente el afán de terminar con las millonarias coimas en el fútbol lo que movilizó a los EEUU a “tocar pito” sino más bien otra de las tantas “jugadas” de la burguesía imperialista norteamericana para mostrarle desesperadamente una nueva “tarjeta roja” al próximo anfitrión del venidero mundial de fútbol de 2018 que no es ni más ni menos que… ¡Rusia! (1). Es para asombrarse hasta dónde puede caer la desesperación de los yanquis ante la crisis que, hasta ahora, parece que no le va a dar tiempo suplementario.

Las provocaciones por parte de la Casa Blanca al Kremlin no se circunscriben solamente a las canchas de balompié, sino que abarcan también otros terrenos. En la reunión del G7 celebrada el lunes en Alemania, no sólo no se invitó a las autoridades del país eslavo, sino que además los países miembros se pronunciaron en favor del endurecimiento de las sanciones contra Rusia (2). Otro de los temas salientes abarcados en la cumbre fue la consolidación de la llamada Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión, TTIP por sus siglas en inglés, que incentiva el alicaído comercio entre la Unión Europea por un lado y los EEUU por el otro (3). Tenemos elementos para sospechar que, más allá de la pompa levantada por los medios burgueses occidentales, de poco van a servir este tipo de acuerdos económicos en medio de la crisis de superproducción capitalista. Es probable que estos temas sean abordados, a la vez, por el nunca bien ponderado grupo Bilderberg, conformado por lo más rancio de la burguesía financiera imperialista y los políticos de los países económicamente más poderosos (a excepción de los BRICS), que se encuentra reunido en Austria desde ayer (4 y 5).

Se siguen sumando las bravatas militares hacia Rusia en un contexto de enfrentamientos cada vez mayores, como venimos sosteniendo, entre el eje Rusia-China y los EEUU y sus aliados de la UE, sumados a las monarquías petroleras de Medio Oriente. Seguiremos señalando que la burguesía financiera imperialista, con su hegemonía desvaneciéndose cada vez más, está empeñada en lograr una nueva guerra a gran escala para así poder lograr un nuevo reparto del mundo y mantener su tasa de ganancia. Tanto los aviones y buques destructores en el Mar Negro, como los ejercicios militares de la OTAN en Ucrania, son provocaciones para hacer caer a Rusia en su juego para desatar una contienda (6 y 7).

En Yemen, donde está fracasando estrepitosamente la invasión liderada por Arabia Saudita, socia de los yanquis, la resistencia popular es cada vez más feroz. Hace tres días fue abatido el comandante de la fuerza aérea saudí en represalia a un ataque en Yemen sobre la población civil en donde calculan no menos de 4.000 muertos (8). De poco sirvió el intento del ejército de disfrazar el hecho como un “paro cardíaco” cuando en realidad se trató de un misil certero que hizo impacto en donde debía hacerlo. Por otro lado, el Estado Islámico, promovido y financiado directamente por EEUU, Israel y sus socios (9), sigue acumulando reveses en Siria e Irak a manos de los ejércitos de dichos países y de Hezbollah, que está prestando una colaboración cada vez más activa en contra de estos mercenarios asesinos (10, 11 y 12).

Mientras rueda la pelotita, el efecto del imperialismo capitalista en África nos muestra su rostro más siniestro: miles de seres humanos en balsas precarias se lanzan al mar con la ilusión de llegar a Europa y ser explotados como esclavos, quizás solamente por un plato de comida. Hombres, mujeres y niños son tragados por el mar diariamente ante la indiferencia de una parte de la humanidad criminal y cínica, burgueses que juegan a cambiar a unos fascistas declarados por socialismos a la violeta que claramente van llegando a los límites de sus pretendidas reformas, como son los casos de España, Grecia e Italia.

Insistimos, solamente la unidad de los trabajadores podrá evitar la guerra devastadora imperialista, establecer el socialismo y terminar con la locura criminal en la que nos están sumergiendo.

  1. http://www.latercera.com/
  2. http://www.dw.de/
  3. http://www.hispantv.com/
  4. http://www.swissinfo.ch/
  5. http://actualidad.rt.com/
  6. http://www.infobae.com/
  7. http://actualidad.rt.com/
  8. http://www.telesurtv.net/
  9. http://entrelineas.com.mx/
  10. http://www.prensa-latina.cu/
  11. http://www.almanar.com.lb/
  12. http://www.almanar.com.lb/

NACIONAL

Violencia de clase en todos sus formas

9 de Junio, fecha del segundo paro nacional que debió enfrentar el gobierno nacional en lo que va del año (1) y, a la vez, todo el arco burócrata sindical, ya sea “opositor” o afín al gobierno o algún otro dirigente político. Ambos sectores debieron afrontarlo, porque tanto sindicalistas como gobierno están donde están para cumplir, al pie de la letra, los designios de la burguesía que le garanticen la gobernabilidad para mantener su tasa de ganancia. Pero si bien son afines u opositores, todos saben muy bien del descontento que existe en las bases o sea, conocen NUESTRO descontento generalizado, la disconformidad de los que generamos la riqueza (2 y 3), justamente aquélla de la que nos enajenan y por la cual, como clase, nos intentamos organizar para discutírsela con o sin aquellos dirigentes sindicales que dicen representarnos, a pesar de estar atornillados en sus sillones hace años en la mayoría de los casos.

El paro promovido por la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) contó con la adhesión de las CGTs encabezadas por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, la CTA michelista, UTA y gremios de transporte terrestre, aéreo y marítimo (4) y resto de sindicatos a lo largo y ancho de todo el país disconformes con los topes salariales de las paritarias, el impuesto a las ganancias (5), las jubilaciones de miseria, la inflación (6) y la “inseguridad”. Reclamos que ante la coyuntura nacional se vuelven fundamentales. En cuanto a los dirigentes gremiales títeres del gobierno nacional, si bien en un primer momento esbozaron un tibio intento de confrontación con el ministro de economía Kicillof y el ministro de trabajo Tomada (UOM–Caló, UPCN-Andrés Rodríguez, SEC-Cavallieri, UOCRA-Gerardo Martínez, etc) (7), prontamente y sin titubear demasiado se conformaron con las propuestas oficialistas (8). Demostraron de esa manera el desapego que tienen frente a la realidad de los trabajadores que, ahogados por la situación económica nacional y buscando salir a flote, decidieron de forma individual adherir al paro y no ir a trabajar.

Vinculadas al paro, las paritarias para este año 2015 vienen siendo un “dolor de muelas” para el gobierno nacional. Sus intenciones y las de las cámaras empresariales (UIA) eran las de cerrar en una cifra cercana al 27% (9). Irrisorio si se tiene en cuenta que para mediciones privadas la cifra acumulada de la inflación para este año ya alcanza el 28% (10), ante la cual aumentos del 27% en 2 pagos son una miseria. Pero el gobierno parece que pretende que nos acostumbremos a sus imposiciones de acuerdo con los intereses de los empresarios que sí obtienen ganancias y muchos beneficios más. Los dirigentes gremiales afines al gobierno ya cerraron las negociaciones paritarias sin consultarle a nadie y la mayoría cercanas al 27% (metalúrgicos, comercio, personal civil de la nación, construcción y porteros). Bancarios alcanzó un 33% (11), mientras que varios gremios todavía se encuentran pujando, por ejemplo, alimentación pide una 43% ante la necesidad de una recomposición salarial (12) y camioneros de Moyano un 35% (13). El caso distintivo en estas paritarias está dado por el gremio de aceiteros de Daniel Yofra, que por medio de la lucha lograron arrancarle a la patronal un 36% de aumento frente a la oferta del 27% de la patronal y gobierno (14), mostrando el camino que debe seguir la clase trabajadora. Y respecto de los acuerdos ya cerrados aún no está dicha la última palabra, tal es el caso de los metalúrgicos que, desde Córdoba, presionan a Caló (15).

Hasta aquí lo que podemos decir simplificando y naturalizando las cosas, tal como lo hacen los medios de la burguesía. La verdadera razón de todas estas aparentes y “trascendentales” discusiones es simular que el gobierno es un árbitro imparcial entre los patrones y los trabajadores representados por dirigentes que supuestamente defienden los intereses del proletariado. Las tres patas de la silla capitalista –patrones, gobierno y burócratas sindicales- están bien sólidas y todos cumplen con el rol previsto de sostener el sistema, simulando una conflictividad entre ellos que en realidad no existe. Todos los porcentajes están previstos entre un mínimo que plantea el patrón, un máximo que plantea el gremio y un porcentaje que establece el gobierno como la solución “racional”. Todas las cifras tratadas en tiempos como los actuales de gran inflación se empequeñecen en el tiempo que insumen las discusiones paritarias y cuando se concreta el ansiado acuerdo los trabajadores ya están recibiendo un salario degradado.

Párrafo aparte para el hombre record en “dimes y diretes”, el impresentable Luis Barrionuevo y su nueva declaración que, más que inoportuna, está en sintonía y es acorde con lo que él considera “diálogo”: "En la época de los militares hacíamos paro, huelga, lucha, se conversaba, se negociaba, pero con este gobierno no tuvimos la posibilidad de ningún tipo de dialogo” (16). Habría que decirle a este personaje siniestro que mientras él negociaba junto con otros corruptos como Lorenzo Miguel, Gerardo Martinez, etc, etc, etc., los verdaderos sindicalistas, los auténticos defensores de los trabajadores, eran torturados y destrozados en las cárceles de la dictadura o lisa y llanamente, desaparecidos.

El discurso oficialista sobre las bondades del “modelo argentino” parece no tener fin, y alcanza el ridículo internacional, porque la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la Agricultura por sus siglas en inglés), miserable organización internacional, ha distinguido a nuestro país por la lucha contra el hambre, reconociendo una tasa de pobreza del 5% (17). Cualquier persona que tenga los pies sobre la tierra no puede decir que la pobreza de nuestro país se encuentra en esos niveles. Con sólo recorrer las calles, las villas, las comunidades, los barrios, etc. y ver las condiciones de vida de los sectores más desfavorecidos, se hace insostenible y hasta se vuelve irritante sostener esa cifra. Y más si se tienen en cuenta los casos de desnutrición en Tucumán (18) y Chaco (19), tapados y silenciados por un estado cómplice y generador de esta situación.

La situación del transporte ferroviario también se ha colado fuertemente en la campaña electoral y de tal forma que uno de los candidatos oficialistas, Florencio Randazzo, realiza su campaña política nacional teniendo como caballito de batalla la inversión realizada por su gestión en el sistema ferroviario. Sí hiciéramos caso omiso a la tragedia de Once, donde murieron 54 personas, al choque en Castelar o a las decenas de descarrilamientos y sí no tuviéramos en cuenta la penosa situación a la que nos vemos sometidos todos los trabajadores al momento de ir a trabajar en cualquier transporte público (salvo contadas excepciones particulares) o viajar a cualquier destino y por cualquier motivo, podríamos afirmar, como lo hace el funcionario de turno, que el nuevo choque de dos formaciones en Temperley, con un saldo de 40 heridos, se trata de una conspiración y difamación contra su labor y su candidatura (20). Pero no podemos dejar de lado la realidad a la que nos vemos sometidos todos los días al viajar. Y no se trata de una situación exclusiva del momento: después de más de una década de gestión kirchnerista les cabe a este gobierno y sus funcionarios la responsabilidad de no haber invertido un peso o haberlo hecho de forma fraudulenta para beneficiar a empresarios codiciosos. Ejemplo de ello fue la desinversión en materia ferroviaria desde antes de la década del ‘90 hasta nuestros días o los subsidios sin auditoría por parte del estado a empresas vinculadas a brindar servicios de transporte, como el caso Cirigliano y su vinculación con la tragedia de Once. No debemos olvidar nunca que el gobierno se vio obligado a llevar adelante estos cambios en el sistema ferroviario que no fueron desarrollados y planificados para que podamos viajar decentemente a nuestros trabajos, sino como manotazo de ahogado para acallar las críticas considerando la proximidad electoral. Corresponde tener bien presente que esta política llevada a cabo durante tantos años es parte de la violencia a la que somos sometidos a diario cada vez que usamos el transporte público.

Y algunos terminaron la campaña y salieron al ruedo para las elecciones provinciales. En Río Negro, Weretilneck aplastó a la oposición y fue reelecto por otro período (21) pero en Santa Fe el casi empate entre tres candidatos sume nuevamente a la provincia en la incertidumbre hasta el escrutinio definitivo. Si bien se perfila al candidato autodeclarado “socialista” Miguel Lifschitz como el ganador, el fascista Del Sel que había salido segundo arrancó con las denuncias y el oficialista del FPV lo secundó. Sin embargo, la justicia electoral sólo aceptó recontar los votos de las urnas dudosas (22). Lo cierto es que el resultado parejo deja al descubierto que los santafesinos creen poco en los candidatos de los partidos burgueses que compitieron, dado que a ninguno le concedió un cheque en blanco para gobernar la provincia. Así las cosas, ninguno de ellos cuenta con respaldo mayoritario.

Por último, destacamos la materialización de un discurso en un hecho político: la marcha “Ni una menos”. Tal vez sea uno de los acontecimientos políticos más importantes del último tiempo, en el que todo un pueblo salió a las calles de las ciudades de todo el país a manifestar su hartazgo ante el ascendente maltrato y la profunda indiferencia hacia las mujeres que no se reduce a los numerosos casos de femicidio, sino que incluye todas las expresiones de la opresión que ejerce el hombre sobre la mujer reproduciendo la lógica propia del sistema capitalista: tiene su paralelismo con la opresión a través de la explotación que genera cualquier patrón frente a sus trabajadores. En las relaciones hombre-mujer se ha generalizado un comportamiento tan sometedor por parte del hombre que se ha llegado a un punto límite: asesinarla frente a la resistencia que ella pueda ejercer ante semejante sometimiento. Como sucede en esta sociedad, dominada ideológicamente por una lógica patriarcal, las posibilidades de que se haga justicia y se proteja a la víctima y no al victimario se ven reducidas por falta de políticas concretas del estado para apoyar y socorrer a las mujeres en riesgo. También, por la inexistencia real de un organismo de denuncia que proteja a la víctima de su agresor y, a la vez, por la carencia de recursos de las víctimas para afrontar un aparato judicial totalmente burocratizado y monetarizado que exige solventar un abogado y que, ante su ausencia, condena a las víctimas de antemano. Lo interesante, a nivel social, sobre la marcha “Ni una menos”, es haber logrado la VISIBILIDAD del sometimiento de la mujer, la discriminación social hacia ella y el haber puesto, por primera vez, la problemática en la superficie como un hecho COLECTIVO que atraviesa todas las capas sociales y que es rechazado por las mayorías. Años de luchas de las mujeres en soledad fueron tomados como bandera representativa de todos aquellos que repudian la violencia hacia las mujeres. Sin distinciones de géneros, de partidos políticos, sin enfrentamientos sectoriales (no hubo ni un disturbio), la marcha “Ni una menos” sacó a la calle y al ámbito público un problema que, hasta ahora, se veía reducido, nada casualmente, al ámbito privado y a la lucha sectorial de apenas un puñado de personas que durante décadas no fueron escuchadas. Ningún cambio deviene de un día para el otro, por eso es interesante esta ruptura de la invisibilidad de la mujer y todos los padecimientos y ultrajes que recibe por el sólo hecho de serlo. Quizás muchos políticos y también muchos militantes populares deberían reflexionar sobre este hecho social: el grado de unidad que alcanzan las capas populares cuando comparten un mismo objetivo, en este caso, repudiar la violencia hacia las mujeres.

Porque la violencia del hombre sobre la mujer se expresa en distintas escalas, niveles, matices y ámbitos, ya sea en el plano doméstico, los medios de comunicación, el trabajo, la familia, la vida social, etc. y porque seguramente quien nos lea conozca o padezca algún caso de violencia machista e indudablemente considere necesario pelear por acabar con la violencia hacia la mujer, ya sea en su práctica cotidiana o de forma ideológica, luchamos contra ésos que ejercen la violencia y decimos “Ni una menos. Ni uno más” como propone Alfredo Grande con quien coincidimos (21).

  1. http://www.lanueva.com/
  2. http://argentina.indymedia.org/
  3. http://www.losandes.com.ar/
  4. http://www.perfil.com/
  5. http://www.iprofesional.com/
  6. http://www.clarin.com/
  7. http://www.lanacion.com.ar/
  8. http://www.infogremiales.com.ar/
  9. http://www.laprensa.com.ar/
  10. http://www.infobae.com/
  11. http://tn.com.ar/
  12. http://www.infogremiales.com.ar/
  13. http://www.infogremiales.com.ar/
  14. http://www.infobae.com/
  15. http://www.infogremiales.com.ar/
  16. http://www.losandes.com.ar/
  17. http://www.infobae.com/
  18. http://www.lanacion.com.ar/
  19. http://www.lanacion.com.ar/
  20. http://elargentino.infonews.com/
  21. http://www.lagaceta.com.ar/
  22. http://www.lacapital.com.ar/
  23. http://www.pelotadetrapo.org.ar/