Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Tamaño de texto + /07 de Agosto - 2015

INTERNACIONAL

¡PUM! (caen las bolsas)

La crisis de superproducción del sistema capitalista nos está demostrando el grado cada vez más alto de interdependencia de las distintas economías a lo largo y ancho del planeta y, por otro lado, que no hay ningún país que esté totalmente blindado a medida que se agudiza la misma. La caída de la bolsa de Shangai, la más grande de los últimos ocho años, nos muestra con claridad meridiana lo dicho anteriormente (1). También en ella está implícita la lucha entre la burguesía financiera imperialista occidental y los BRICS: no son pocos los analistas que sostienen que en China hubo manipulación por parte de capitales extranjeros que propiciaron el desplome para perjudicar al gigante asiático (2). Quizá en respuesta a ello, el Banco Central Chino aceleró en estos últimos días el desprendimiento de bonos de deuda norteamericana que tenía atesorados, acción que aportó su grano de arena a la caída de las acciones en Wall Street, al otro lado del Océano Pacífico (3).

Las bolsas de valores que, como decía Carlos Marx “son a la economía lo que los sueños a la vida real”, no son lo único que cae. Como venimos sosteniendo, la pérdida de la hegemonía de la burguesía imperialista es cada vez mayor a medida que se profundiza la crisis. En ese sentido se debe entender el acuerdo del denominado Grupo 5+1 el pasado 14 de julio en Viena, en donde se estableció que Irán puede continuar con su desarrollo nuclear basado en el enriquecimiento de uranio, y el levantamiento de las sanciones económicas que se habían impuesto al país persa (4). Pero lo que el títere Obama pretendió mostrar ante las cámaras como un “triunfo” de la “amplitud” norteamericana fue, en realidad, una gran derrota político-diplomática de la burguesía imperialista (conformada también por las potencias europeas) y, en oposición, una victoria de la dirigencia política iraní en la que jugó un papel verdaderamente fundamental la diplomacia rusa, socia de los intereses del país persa. Como era previsible, la histeria del gobierno sionista asesino de Israel no se hizo esperar… Es más, el fascista Netanyahu hace unas semanas despertó las esperanzas de por lo menos unos cuántos millones de personas al amenazar con quitarse la vida si el Congreso de EEUU no vota en contra del acuerdo en septiembre próximo (5). Desde ya que estaremos atentos a los resultados de dicha votación, que sabemos de escaso valor puesto que el pacto ya está sellado, aunque desgraciadamente nos sobren elementos para desconfiar de la palabra de tan nefasto personaje…

En Medio Oriente, el panorama no es más alentador para el imperialismo, cuya mano negra está detrás de cada conflicto existente en la región. En Siria, se cuentan por miles los muertos en enfrentamientos entre el frente Al-Nusra, grupo ligado a Al-Qaeda y el Estado Islámico, ambas organizaciones que cuentan con el financiamiento, armas y apoyo logístico de los EEUU y sus socios europeos (6). En Turquía el gobierno del fascista Erdogan, aliado de la burguesía financiera occidental, está siendo duramente criticado por el pueblo, que salió a la calle a enfrentarse con la policía luego del atentado perpetrado por el EI en una reunión de organizaciones juveniles de distintos partidos de izquierda opositores a las políticas del gobierno de confrontación con Siria e Irak realizada en el sur del país (7). Otro baldazo de agua fría para la Casa Blanca fue el pedido por parte de Alemania de disuadir a Arabia Saudita de continuar con sus ataques en Yemen, lo que deja entrever las discordias en el bloque occidental y el acercamiento en distintas cuestiones del país teutón a las políticas de Rusia (8).

Ya que hablamos del extenso país eslavo, podemos hacer mención de las recientes palabras de su presidente, Vladimir Putin, quien manifestó que “le gustaría ver a una Europa más independiente de los EEUU” (9). Cabe destacar que este mensaje se encuentra enmarcado en un contexto de distintas acciones del imperialismo apuntadas a fortalecer la presencia militar en el viejo continente, como la aprobación del congreso español para que la base norteamericana en Morón (Sevilla), ubicada estratégicamente al norte de África, se establezca de forma permanente a pesar de las numerosas protestas del pueblo español que se manifestó desaprobando fuertemente la medida criticando al gobierno fascista de Rajoy (10) o como el acercamiento, desde hace meses, de las fuerzas de la OTAN hacia las fronteras rusas. Dichos movimientos vienen poniendo en alerta al Kremlin que, recientemente, determinó una nueva revisión de su doctrina militar, en la cual califica como inadmisible la mencionada aproximación de la OTAN hacia los Urales (11). Seguimos sosteniendo que la burguesía financiera imperialista busca una nueva guerra de grandes dimensiones porque piensa que así va a poder lograr un nuevo reparto del mundo para reciclar su corrupto y asesino sistema y así mantener su tasa de ganancia.

En Latinoamérica el imperialismo yanqui no cesa de impulsar intentos de golpes de estado -los llamados “golpes blandos”- en los países cuyos gobiernos no cuentan con el beneplácito de la Casa Blanca y que avanzan en un estrechamiento de vínculos comerciales principalmente con China y Rusia. La pérdida de la hegemonía del Tío Sam en lo que otrora fue su “patio trasero” monta en cólera a la burguesía norteamericana que intenta cada vez más regularmente desestabilizar los países de la región. Venezuela, El Salvador, Ecuador, Nicaragua, entre otros países, están bajo el asedio de las estrategias de la CIA asociada a las oligarquías nativas (12, 13, 14 y 15).

En grandes rasgos, éste es el panorama de la situación mundial. Sabemos que, por su naturaleza, este sistema está imposibilitado de dar respuestas a las necesidades de la humanidad: el hambre y el desempleo son factores que atraviesan a los pueblos y los proletariados de todos los países sin importar cuán desarrollados estén económicamente. Tal es el ejemplo de Francia, en donde crece cada vez más el número de personas sin techo o el de Inglaterra, en donde el gobierno de Cameron se empecina en imponer ajustes semanalmente en contra del pueblo inglés (16 y 17). Sabemos, también, que la última palabra la tenemos nosotros, los trabajadores, que mediante la organización y la lucha tarde o temprano lograremos torcer el brazo de quienes nos explotan para barrer de la faz de la tierra su sangriento sistema.

¡PROLETARIOS DEL MUNDO, UNÍOS!

  1. http://www.clarin.com/
  2. http://www.efe.com/
  3. http://actualidad.rt.com/
  4. http://noticias.univision.com/
  5. http://www.telegrafo.com.ec/
  6. http://www.noticiaspia.org/
  7. http://internacional.elpais.com/
  8. http://www.hispantv.com/
  9. http://actualidad.rt.com/
  10. http://www.elmundo.es/
  11. http://mundo.sputniknews.com/
  12. http://spanish.peopledaily.com.cn/
  13. http://www.noticiaspia.org/
  14. http://www.cubadebate.cu/
  15. http://www.cubadebate.cu/
  16. http://prensa-latina.cu/
  17. http://www.d24ar.com/

NACIONAL

Circo para todos y todas

Como siempre, la variable de ajuste somos los trabajadores, y por ello hacemos mención de que empresarios, que tienen como único fin aumentar su tasa de ganancia, gobierno, como fiel lacayo de ese interés, y burócratas sindicales traicionando a las bases como integrantes del Consejo de Salario han decretado aumentar el salario mínimo de $.4.716 a $6.060 (1), a concretarse en dos etapas: agosto de 2015 y enero de 2016. Si tenemos en cuenta lo declarado por personajes como Caló, quien dice que la canasta básica familiar ronda los $.8.500 (2), el monto está muy alejado de poder garantizar las condiciones mínimas de vida que ellos nos imponen.

En consonancia con la depreciación de nuestros sueldos, los despidos y suspensiones son la medida de ajuste que encuentran los empresarios para sostener su ganancia pero, ante la cercanía de las elecciones nacionales, el gobierno debe evitar a toda costa un marco de despidos y suspensiones generalizado. Por eso, los distintos gobiernos provinciales y el gobierno nacional ponen la billetera para hacerse cargo de los sueldos de los trabajadores (como es el caso de Cresta Roja) (3) o presionan para que las paritarias todavía no concluidas cierren en los porcentajes más bajos posible (22% SMATA y 27,8% petroleros), pretendiendo evitar, de esa manera, mayor cantidad de despidos y suspensiones (4). Obviamente, cuentan con la complicidad de dirigentes sindicales burócratas y la situación también es utilizada por empresarios que aprovechan la coyuntura como método de presión para devaluar nuestros salarios. A pesar de estos malabares, los despidos en el sector industrial en el primer trimestre de 2015 fueron 10.400, según datos del propio INDEC (4 y 5).

A esto hay que sumarle el conflicto de los trabajadores de la línea 60 con su empleador MONSA, después de una lucha de más de un mes de duración en la que, para los laburantes, no faltaron palos por parte de gendarmería en la Panamericana, comandada por el execrable secretario de seguridad Sergio Berni, y por orden de la Jueza Arroyo Salgado (6) quien, “paradójicamente”, durante la lucha de LEAR, en noviembre de 2014 dictó la orden de que Gendarmería se retirara de la Panamericana (7), luego de la bochornosa parodia del gendarme “carancho” (8). Pero no sólo jueces y empresas buscan garantizar la tasa de ganancia de los patrones: otros dos actores -de habitual protagonismo cuando los trabajadores salimos a luchar- intervinieron: por un lado, el estado, con el Ministerio de Trabajo a la cabeza, haciéndoles propuestas tendientes a fragmentar la lucha, como es la reincorporación de 50 de los 53 despedidos (9) y, por otro, la burocracia sindical de la UTA, que en vez de apoyar a sus representados se puso en contra de los participantes en asambleas, empujados al conflicto (10). Mención especial merecen los medios burgueses que, para no perder la costumbre, buscaron dejar mal parados a los trabajadores al caracterizarlos como los “violentos” que lanzaban piedras a la gendarmería en Panamericana, sin considerar la violencia que ejerce la patronal constantemente contra los que vendemos nuestra fuerza de trabajo (11). Sin embargo, tras 41 días de lucha, el acuerdo logrado por los trabajadores es el éxito merecido ante los escollos patronales, las traiciones sindicales y la intervención del estado para intentar laudar en su contra con la represión garantizada no sólo por el aparato represivo en manos de Berni, sino de la corporación judicial que no dudó en ponerlo en marcha, cosa que el carapintada concretó encantado (12).

El actual gobierno nacional no encuentra forma de paliar la crisis económica en la que está inmerso y por eso, para solucionar el déficit fiscal de 87 mil millones de pesos de los primeros meses de 2015, no tuvo mejor idea que emitir nuevos bonos por $ 5.470 millones (13) y, de esa forma, evitar recurrir a préstamos del Banco Central. Todo este embrollo de los bonos no es más que un compromiso de pago que no será este gobierno ni cualquier otro el que lo tenga que pagar, sino que seremos nosotros, los trabajadores, los que pagaremos con más ajustes, inflación y caída salarial las deudas contraídas. Al próximo títere de turno sólo le queda implementar la forma de expoliarnos para hacer frente a esos compromisos. Al fin y al cabo, en la década ganada, parece que “el modelo” no puede sostenerse por sí mismo y, para evitar que se hunda, recurren a estas artimañas financieras que no nos garantizan un futuro promisorio, sino un futuro de mayores postergaciones, algo que ocultan todos los candidatos de los partidos burgueses que se postulan para el recambio.

Según un comunicado de la Bolsa de Comercio de Rosario: “El negocio agrario no funciona, quiebran empresas, se abandonan explotaciones, aumenta el desempleo rural, crece la migración a las ciudades y se resiente todo el entramado social” (14). Y sí, claramente no funciona. A la oligarquía argentina nunca le interesó salirse de la producción de commodities de acuerdo con la división internacional del trabajo que históricamente se le ha impuesto y le ha llenado los bolsillos. La falta de desarrollo industrial, más la coyuntura con caída de los precios de los commodittes, cierre de los mercados internacionales y aumento de los costos de producción, ha llevado a una crisis hacia adentro de la economías regionales -frutícola, lechera y agraria- de la cual los productores son corresponsables, aunque ahora pretendan quitarse de encima su alta participación para sumar a su propia crisis (15).

El 9 de agosto se llevan a cabo las PASO nacionales, lo irónico es que luego de haber hecho un análisis de la actual situación, debamos soportar el circo mediático de los diferentes partidos con sus spots electorales destinados a captar o espantar votos (16). De lo absurdo a lo más reaccionario, ninguno de los candidatos propone soluciones reales a nuestros problemas, más bien parecen burlarse de la inteligencia de este pueblo. Fieles a lo que siempre sostuvimos, la actual relación de fuerzas de las masas con la clase dominante no permite sostener una lucha de igual a igual por el poder en una contienda electoral burguesa sino que, por el contrario, en estas condiciones legitima la parodia democrática que los burgueses montan para nosotros para legitimarse. Además, las elecciones burguesas nunca han solucionado los reales problemas de ningún pueblo. Sólo mediante la unidad y la organización en defensa de nuestros intereses lograremos enfrentar a nuestro enemigo de clase para avanzar hacia el socialismo, único camino que garantizará nuestro futuro y el de nuestros hijos.

  1. http://www.ieco.clarin.com/
  2. http://www.ieco.clarin.com/
  3. http://www.cronista.com/
  4. http://www.iprofesional.com/
  5. http://www.eldia.com/
  6. http://fmlatribu.com/
  7. http://www.lanacion.com.ar/
  8. http://www.lavoz.com.ar/
  9. http://www.infobae.com/
  10. http://www.telam.com.ar/
  11. http://www.perfil.com/
  12. http://www.infobae.com/
  13. http://www.iprofesional.com/
  14. http://www.bcr.com.ar/
  15. http://www.lanacion.com.ar/
  16. https://www.google.com.ar/