Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 03.10.2011

INTERNACIONAL

Sólo la burguesía desespera, los pueblos luchan

(1)http://actualidad.rt.com/
(2)http://www.eldia.com.ar/
(3)http://www.lavanguardia.com/
(4)http://www.voltairenet.org/
(5)http://www.prensa-latina.cu/
(6)http://www.bbc.co.uk/
(7)http://www.losandes.com.ar/
(8)http://sp.rian.ru
(9)http://www.losandes.com.ar/
(10)http://www.rebelion.org/
(11)http://www.rebelion.org/
(12)http://www.pagina12.com.ar/
(13)http://www.argenpress.info/
(14)http://www.rebelion.org/
(15)http://www.ambito.com/
(16)http://www.elperiodico.com/
(17)http://www.rtve.es/

En medio de la gran debacle, una reunión más de la asamblea de la ONU transcurrió. Como siempre, varias intervenciones fueron un despliegue de impunidad y fascismo. Uno de los temas centrales fue el pedido de Palestina para que se lo reconozca como estado miembro de Naciones Unidas (1). Obama, al respecto, dijo que “no hay atajos para la paz” y anticipó que si mandan la petición al Consejo de Seguridad, EEUU la vetará. Pero el país del norte no está solo en la cruzada: Sarkozy lo acompaña (2). El Nóbel de la Paz tampoco perdió oportunidad para calumniar a Irán, Corea del Norte y Siria, lanzando una advertencia: “la liberación de Libia es un modelo para el siglo XXI” (3). El modelo es conocido: operaciones de desestabilización, genocidio, uranio empobrecido, gas mostaza y bombas racimo… todo un baluarte del “humanitarismo”.

Los representantes de algunos países que solían seguir cual corte a los estados de la OTAN avalaron –de palabra- el reclamo de Palestina y además, como gesto, tuvieron la “decencia” de escuchar, esta vez, el discurso de Ahmadinejad. Si bien es una pequeña muestra de la debilidad política creciente del bloque encabezado por EEUU, no debemos engañarnos, ya que no significa un giro real en la alianza de algunos estados con el imperialismo: ante la situación de las masas en sus propios países, deben aparentar no estar tan ligados al gendarme del mundo como realmente están.

Pero lo cierto es que, más allá de los simbolismos, el imperialismo sigue haciendo la guerra en Afganistán, acosa con los bombardeos a Paquistán, continúa con la intervención en Libia y amplía sus bases en África (4). Los miembros de la UE, por su parte, aplican un paquete de sanciones contra Siria (5), combinando la asfixia económica con la desestabilización política (6). Estancada con la santa alianza de la OTAN en Libia (7), la Casa Blanca continúa fogoneando la intervención en Siria, a la vez que apoya a los grupos opositores afines a su política (8 y 9). Asimismo, no se detiene en su campaña de guerra de baja intensidad emprendida hace tiempo contra Pakistán, inventando nuevos enemigos “terroristas” para legitimar la masacre de civiles inocentes (10 y 11). La política del Tío Sam en la región está dirigida a detener la reciente influencia de China y Rusia en la zona; el gran despliegue sus fuerzas militares desnudan su desesperación.

La realidad, único criterio de verdad para los marxistas, nos demuestra que la crisis se va expandiendo y profundizando en todo el mundo ante la incapacidad de la clase dominante de revolucionar las fuerzas productivas. No nos cansaremos de repetir que el problema de fondo que atraviesa el capitalismo es la superproducción, y poco importa que tanto los medios de comunicación, los “analistas” defensores de este injusto sistema, como los funcionarios de turno de los Estados burgueses, declamen que el problema es meramente financiero. La nueva medida del gobierno de Angela Merkel, para mantener a flote el barquito hundido de la eurozona, consiste en inyectar más dinero para “estabilizar” el naufragio económico y social que se vive en Europa (12), lo que significa que el pueblo alemán tendrá que pagar la deuda generada por la especulación de la burguesía financiera. El salvavidas responde a otro de los tantos manotazos de ahogado, en medio de una recesión que está lejos de mermar… (13)

En este callejón sin salida en que se encuentra el capitalismo, el debilitado imperialismo norteamericano sigue azuzando la guerra como solución final a sus problemas. Mientras tanto, los pueblos del mundo, en distintos niveles, resisten a los planes de la burguesía… Ya sea en Afganistán luchando contra los invasores, en Grecia e Inglaterra oponiéndose a las medidas de ajuste (14 y 15), como también en Estados Unidos donde las protestas comienzan a extenderse (16) y la represión ha sido la única respuesta del estado (17). Las masas hacen su experiencia desenmascarando poco a poco a su enemigo de clase. El mundo es un caldero y por más que auguren que la lucha de clases no existe, la realidad tozudamente demuestra lo contrario.

REGIONAL

Ni vistiéndose de seda..

(1)http://radio.uchile.cl/
(2)http://www.laprensa.com.bo/
(3)http://impreso.milenio.com/
(4)http://www.losandes.com.ar/
(5)ttp://peru21.pe/
(6)http://www.pagina12.com.ar/

La violenta represión acontecida el pasado domingo en Bolivia dejó al descubierto, más allá de cualquier discurso, qué intereses defiende el gobierno nacional de ese país. Cuando hubo que elegir entre los millones de dólares que implicaba la inversión para construir una nueva carretera y el reclamo de los indígenas que habitan en la zona por donde ésta pasaría, no hubo vacilación: 15 heridos y más de 20 manifestantes que continúan sin aparecer -entre ellos niños- son la evidencia (1). Frente a esta ultrajante actitud del gobierno de Evo Morales, destacó la solidaridad con la que se manejó el pueblo boliviano: tanto la de los pobladores de la región, forzando a la policía a liberar a los detenidos (2), como la solidaridad de la Central Obrera Boliviana (COB), que realizó una huelga general de 24 horas en repudio a la represión (3 y 4).

Por otra parte, las contradictorias declaraciones de los ministros salientes (5 y 6) y los impúdicos discursos del presidente boliviano, pidiendo “mil disculpas” por los “excesos”, resultan más bien evidencias en contra que a favor de la declarada “inocencia” de Evo Morales en el asunto.

Esto es otro botón de muestra que se suma a la larga lista de sucesos que nos vienen demostrando con claridad meridiana a los pueblos de Latinoamérica que ningún gobierno que administre un estado burgués, sin importar cuán “simpático” se nos presente, arbitrará a favor de nuestra clase, especialmente cuando nuestros reclamos afecten la ganancia de algún sector de la clase dominante. Solamente de nosotros y de nuestra capacidad de organización depende la conquista de nuestros reclamos.

Desde el Partido Revolucionario de los Trabajadores nos solidarizamos con los pobladores de Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure, saludamos la solidaria reacción del pueblo boliviano y expresamos nuestro más profundo repudio a la represión ejercida por el gobierno nacional de Bolivia.

NACIONAL

… con la frente marchita desde afuera, con la mano dura hacia adentro

(1)http://www.losandes.com.ar/
(2)http://www.apfdigital.com.ar/
(3)http://www.losandes.com.ar/
(4)http://www.cadena3.com/
(5)http://www.ieco.clarin.com/
(6)http://www.kaosenlared.net/
(7)http://www.eldiario24.com/
(8)http://www.perfil.com/
(9)http://www.lanacion.com.ar/

De algo puede enorgullecerse el gobierno “popular” -para dolor de nuestros bolsillos- y es que ocupamos el segundo puesto en el ranking continental de inflación medido por el FMI (1). No es que le tengamos particular confianza a ese organismo de la burguesía imperialista, sino que somos conscientes de que tiene un incentivo concreto en que los índices sean lo más exactos posible: con esos índices se actualizan los intereses de los bonos de deuda argentinos. Obviamente, el FMI quiere garantizar la mayor ganancia posible a los acreedores de Argentina. En esa misma lógica se encuadra el voto negativo de EEUU en el BID a los préstamos solicitados por el gobierno (2), cuyos representantes ni siquiera se sonrojaron cuando lo manifestaron abiertamente. Si bien tanto el FMI como EEUU y el gobierno están de acuerdo con la política del eterno “desendeudamiento”, su única diferencia radica en los tiempos: mientras que la desesperación de los organismos del imperialismo los lleva a exigir el pago cuanto antes, la presidenta necesita posponerlo hasta después de las elecciones. Difícil tarea sería para el gobierno -que afirmó que las relaciones carnales eran cosa de historia antigua- encarar una campaña electoral “nacional y popular” mientras se mantienen negociaciones explícitas con el FMI.

¿No era que estábamos “blindados”? ¿Por qué el gobierno anda desesperado buscando plata y pidiendo préstamos si supuestamente nos sobran reservas? Ante el apriete, Boudou fue a presionar a la Cámara de Diputados para que le aprueben el presupuesto para el año que viene. “No comments” fue la respuesta a las dudas de la “oposición” (3). Lo único seguro es que el dinero para pagar la deuda saldrá de nuestros bolsillos. Por lo pronto, seguirán metiendo la mano en la caja del PAMI para financiar el gasto público (4).

En absoluta sintonía con lo anterior, resulta más que claro que, a pesar de lo que crean algunos y de lo que digan otros, los mayores beneficiarios del tan mentado “modelo” no somos los trabajadores ni aquellos que reciben las asignaciones familiares, sino la burguesía financiera, a la que el gobierno le facilita especular a gusto y piacere en la bolsa sin pagar impuestos (5). ¡Vaya paradoja de un gobierno que, se suponía, venía a terminar con la fiesta de los parásitos especuladores! Para los que todavía creen que la señora presidenta es el “enemigo” de los monopolios, sólo basta mostrarles cómo está “distribuida” la industria y la propiedad de las tierras, concentradas en pocas manos (6). ¿Éste es el “modelo” que pretende acabar con la oligarquía y los monopolios…? No es por nada que el Presidente de la UIA, Ignacio de Mendiguren, convoque a “defender los logros” (sic) de este gobierno. Desde ya, no hace falta ser un iluminado para entender que para él, como para cualquier burgués, los “logros” son las ganancias que los capitalistas tienen garantizadas con las políticas económicas actuales.

Pero con lo que sí somos “beneficiados” los trabajadores es con la persecución a los activistas, ya sean gremiales, políticos o sociales. La detención del “Pollo” Sobrero (7), delegado del ferrocarril Sarmiento, junto con otros tres trabajadores, cinco meses después del supuesto sabotaje a esa línea, es un ataque directo a la organización sindical en particular y a los trabajadores en general, a los que pretenden enviarnos un mensaje por elevación de cuáles son los riesgos que corremos si reclamamos nuestros derechos y nos organizamos.

No es casual que Moyano (8) haya salido a dar una sorprendente solidaridad a los trabajadores detenidos y a denunciar que hay "una campaña tendiente a demonizar la actividad sindical" (9). Quizás esté pensando en el famoso poema de que mañana irán por él y, en su caso, particularmente, porque sabe que existe un previo acuerdo entre los gordos y el gobierno para desplazarlo de su cargo en la CGT a mediano plazo. También debe recordar una de las frases más célebres del general: los trabajadores marchan con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes. Y los trabajadores ya se organizan por fuera de todo el aparato empresarial de los sindicatos corruptos. El caso de algunos sectores ferroviarios es sólo uno de los muchos ejemplos.

Algo similar deben andar pensando los genuflexos gremialistas de la CTA oficialista a quienes "llama profundamente la atención" la modalidad de la detención -demasiado parecida a otras épocas en que arrancaban a los militantes de sus casas- y pide la excarcelación. No sabemos qué les llama tanto la atención, parece que no han aprendido nada en tantos años que llevan ocupando cargos gremiales. No han aprendido que la burguesía gobierna o por consenso o por represión y que cuando el consenso se acaba, la única salida de cualquier estado burgués es la represión. Y, también, padecen la conveniente amnesia para olvidar que fue en el reclamo de un grupo de ferroviarios cuando asesinaron a Mariano Ferreyra.

Las declaraciones de Aníbal Fernández de que “Hay razones que ameritan que sea detenido por asociación ilícita y que los hechos no son circunstanciales sino premeditados” dejan al descubierto, una vez más, no sólo la creciente tendencia a la fascistización del gobierno del cual forma parte, sino que la medida contra los trabajadores es netamente POLÍTICA. Aníbal Fernández ni siquiera disimuló la connivencia del poder ejecutivo con el judicial, dado que si hay secreto de sumario, debería desconocer esas “razones”. Ante la crisis, el gobierno abre el paraguas previendo que los trabajadores se movilizarán por reclamos justos y elige (muy mal) hacernos la “advertencia” a todos, tal como dijimos antes. Pero debería aprender de lo que pasa en el mundo: pretender apagar el fuego con nafta sólo acrecienta el fuego...

Desde nuestro lugar de trabajadores y militantes del campo popular, los integrantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores nos solidarizamos con los compañeros ferroviarios y exigimos la inmediata libertad de todos los trabajadores presos.



<Editorial - El Combatiente - Congresos - Foro - Galería - Multimedia - Documentos - Historia - PRT Opina - Biografias - Bibliografia - Contactos>
Partido Revolucionario de los Trabajadores - Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista.