Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 08.11.2011

INTERNACIONAL

La delgada línea roja

(1)http://noticias.univision.com/
(2)http://www.lanacion.com.ar/
(3)http://www.ambito.com/
(4)http://www.clarin.com/
(5)http://spanish.ruvr.ru/
(6)http://www.ambito.com/
(7)http://economia.noticias24.com/
(8)internacional.elpais.com/
(9)http://www.elmercuriodigital.net/
(10)http://www.eltiempo.com/
(11)http://www.diarioelargentino.com.ar/
(12)http://www.prensa-latina.cu/
(13)http://america.infobae.com/
(14)http://www.cincodias.com/

Suenan nuevamente los tambores de guerra del imperialismo. Todavía alicaída por la derrota en Irak y con las bayonetas manchadas con la sangre derramada en Libia, la santa alianza de la burguesía ya empieza a mover las fichas para un eventual ataque a Irán. Sin preocuparse por dejar pasar demasiado tiempo para que olvidemos la patética operación con la cual pretendieron hacernos creer que las fuerzas especiales iraníes planearon el asesinato del embajador saudí en Washington -un claro mensaje hacía el país arábigo con la intención de retenerlo como aliado- (1) la desesperada burguesía eleva su retórica belicista con cada día que pasa: desde Netanyahu, quien mantiene los misiles nucleares bien apuntados mientras insta a bombardear al país persa (2), hasta Obama y Sarkozy, declarando en público y descaradamente que sus países mantendrán "presiones sin precedentes" sobre Irán (3). Inglaterra, por su parte, no tendría problemas en apoyar a su aliado transoceánico (4). Mientras tanto, Estados Unidos mueve sus tropas de Irak y Libia a Kuwait (5) y el Golfo Pérsico (6). Pero, a pesar de que las viejas alianzas se mantengan incondicionales, hay otras que se desvanecieron sin dejar rastro: no solamente Turquía y Pakistán han pegado el salto al bando de Rusia y China, sino que Egipto y Arabia Saudita se encuentran en un delicado equilibrio entre ambos polos... En el mismo sentido, el bloque de los paises donde imperó el "socialismo real" viene moviéndose sin prisa ni pausa, volviendo a tejer viejas alianzas (7).

La falta de aliados en el futuro mapa de operaciones no es el único problema que padece el imperialismo. Los estallidos sociales que están aconteciendo dentro de sus propias fronteras cada vez con mayor frecuencia son una verdadera bomba de tiempo que apresura a la clase dominante a detonar su guerra antes de que sus propios pueblos se lo impidan (8, 9 y 10). Es que a medida que la crisis se profundiza, a los trabajadores y los pobres del mundo no les queda otra salida que no sea la de adueñarse de las calles y de los lugares de trabajo para intentar resistir los feroces ajustes que la clase dominante intenta imponerles.

Esta situación, lejos de disminuir, se profundiza, mientras la burguesía intenta resolver la crisis de su sistema intercambiando papeles pintados entre sus distintos organismos, lo cual tan sólo demuestra su profundo idealismo. Las conclusiones finales de la reunión del G20, como siempre, fueron indefinidas, porque no pasan de expresiones de deseos y pomposas declaraciones a hechos materiales concretos (11).

Lo único concreto es que ninguna medida de ajuste logra detener la debacle y aunque cambien de muñequitos en los diferentes gobiernos, como en el caso de Grecia con la renuncia de Papandreu (12) o que en Italia tiemble Berlusconi y también decida irse (13 y 14), la crisis avanza porque no es una cuestión de hombres ni individualidades, sino que se trata de una crisis de superproducción, del colapso de un sistema en su estadío final de desarrollo, cuya clase dominante se encuentra históricamente imposibilitada de revolucionar las fuerzas productivas. Los pueblos del mundo no tenemos ninguna posibilidad de bienestar dentro de este sistema. La única salida para la humanidad, hoy más que nunca, es la toma del poder por parte del proletariado para avanzar hacia el socialismo.

NACIONAL

A confesión de partes, relevo de pruebas

(1)http://www.clarin.com/
(2)http://www.presidencia.gov.ar/
(3)http://www.lanacion.com.ar/
(4)http://sitraic.blogspot.com/
(5)http://www.ambito.com/
(6)http://www.ambito.com/
(7)http://www.ieco.clarin.com/
(8)http://www.lanacion.com.ar/
(9)http://www.lanacion.com.ar/
(10)http://economia.iprofesional.com/

El viaje de nuestra presidente por el viejo continente fue ciertamente muy fructifero: no solamente tuvo la oportunidad de estrechar importantes lazos, sino que tambien aprovechó para dejar en claro cuáles son verdaderas banderas.

El encuentro con el premio nobel de la paz y agente de la CIA, Barack Obama (1), no solamente es una espantosa renuncia a las históricas proclamas antiimperialistas que importantes sectores del peronismo levantan, sino que también es un peligroso juego de seducción a través del cual está llevándonos a todos a la cama con el gendarme mundial que cada día se encuentra más sediento de pólvora y cuyas manos se empapan diariamente con la sangre de los pueblos que su gobierno continuó invadiendo después de George Bush. ¿Ignorará la Presidente que Estados Unidos viene dando claros indicios de no tener empacho en iniciar una tercera guerra mundial o simplemente no le importa…? Lo cierto es que, como integrante de la clase dominante, no tiene de qué preocuparse, ya que siempre somos los trabajadores de cualquier nacionalidad los que somos enviados como carne de cañón del este macabro sistema.

Decíamos que además de estrechar lazos, la presidenta dejó en claro cuáles son sus revindicaciones: "Lo que estoy proponiendo es volver al capitalismo en serio", declaró. Fiel a su retórica del "capitalismo bueno vs. capitalismo malo", espetó a los empresarios con los que compartió recinto en Francia que "esto que estamos viviendo es un anarco-capitalismo financiero total", y que lo que necesitamos es "que la gente consuma y que ustedes, los empresarios, produzcan y vendan cada vez más." ¿Acaso debemos creer que alguien que en el mismo discurso citó a Marx ignora que la anarquía de la producción es una cualidad intrínseca a las relaciones sociales capitalistas…? (2) ¿O será que la Presidente tiene particular interés en convencernos de que hay una burguesía "buena”, no financiera, a la cual debemos aliarnos para combatir a los “especuladores"? Ciertamente, creer semejante afirmación sería cifrar algún tipo de esperanza en que la burguesía tiene posibilidades de dar una salida a la crisis que atraviesa el capitalismo, lo cual es algo sumamente conveniente para la clase dominante. Por otra parte, resulta tristemente irónico que quien pretende jugar el rol de adalid de la producción se oponga a la regulación de los precios de las materias primas en el mercado mundial -artificialmente inflados por la especulación en las bolsas- con la excusa de oponerse a la especulación y espetando con mucha liviandad que "en África no solamente se mueren de hambre sino que también se mueren por no contar con medicamentos, con atención sanitaria", como si en su propio país no sucediera lo mismo. Nuevamente, nuestra culta Presidente parece ignorar que si se producen alimentos y medicamentos en exceso a los cuales la vasta mayoría de la población mundial no puede acceder es justamente porque vivimos en un capitalismo muy en serio. La Presidente evita mencionar que las grandes cerealeras no solamente especulan sobre el comercio de alimentos a nivel mundial, sino que tienen la propiedad sobre los medios necesarios para producirlos.

Mientras la Presidente se paseaba por Europa con una comitiva integrada, entre otras figuritas, por el ex agente de inteligencia del batallón 601 del ejército, Gerardo Martinez, Secretario General de la UOCRA (3) -cuyos grupos de tareas se encargan de silenciar a los trabajadores que denuncian este hecho (4)- en nuestro país seguía desarmándose la ficción de que estamos blindados ante la crisis del capitalismo. Sin poder seguir jugando a que tienen los ojos vendados y previendo que, de seguir las cosas en el camino actual, en 2012 la economía mundial no dejará margen en las arcas estatales para tantas medidas populistas, desde el gobierno nacional ya salieron a anunciar que se retirarían los subsidios a energía, gas y agua, entre otros (5). Pero como el zorro pierde el pelo pero no las mañas, se preocuparon por hacer especial hincapié en que esto no implicaría una suba de tarifas en los servicios que pagamos los trabajadores... Cosa que no tardó en desmentirse (6). Como si esto fuera poco, continúan apelando a nuestros aportes jubilatorios y al dinero que debería servir para preservar nuestra salud y la de nuestros ancianos para financiarse (7).

Anunciando lo que el año que viene traerá la crisis a estas latitudes, la recesión en Brasil ya provocó una disminución en los automóviles que "devolvemos" ensamblados al país vecino con autopartes previamente importadas (8), por lo cual las patronales ya comenzaron a suspender obreros y adelantarles las vacaciones (9). No hay que ser un revolucionario para darse cuenta de las consecuencias de estas políticas. Al fin y al cabo, fue el propio Ignacio de Mendiguren, presidente de la UIA, quien afirmó que "De los ajustes surgen más crisis y desempleo" (10).

Decir que el capitalismo no tiene control ni humanización posible no es nada novedoso. Afirmar que cuando un sistema socializa la miseria otro nuevo ha de reemplazarlo, tampoco. Como dijo la misma Presidente en Cannes, "se van a comenzar a cuestionar los fundamentos de la democracia. Porque cuando la gente vea que la democracia no le da posibilidades de trabajo, de progreso, de tener casa, de salud, comienzan a cuestionarnos los funcionamientos del sistema político.". Curioso desliz el de la Presidenta al usar esa primera persona del plural que la incluye, en el que correctamente prevé que ella también ya empieza a ser cuestionada, aún a pocos días de haber ganado las elecciones. Coincidimos: los pueblos del mundo no solamente comienzan a cuestionar los fundamentos, sino que ya cuestionan fuertemente cada uno de sus gobiernos, haciendo oír su descontento ante SUS “democracias”, esas democracias burguesas que no solucionan los problemas de nadie y hacen recaer el peso de la crisis en las espaldas de los que menos tienen. Es que nunca, como ahora, estuvieron más al desnudo para demostrar que el sistema “democrático”, en realidad, sostiene y defiende los intereses de la clase minoritaria pero dominante en el mundo. Argentina no es una excepción y la Presidenta esta semana nos ha demostrado que lo sabe bien. También, su viaje a Cannes con los integrantes de su comitiva, las entrevistas que mantuvo y sus dichos dejan claro de qué lado está… Quien quiere oír que oiga.

<Editorial - El Combatiente - Congresos - Foro - Galería - Multimedia - Documentos - Historia - PRT Opina - Biografias - Bibliografia - Contactos>
Partido Revolucionario de los Trabajadores - Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista.