Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 14.05.2011

INTERNACIONAL

El cuento del tío Osama

(1)http://www.lanacion.com.ar/
(2)http://www.ansa.it/
(3)ttp://www.lanacion.com.ar/
(4)http://www.rebelion.org/
(5)http://www.aporrea.org/
(6)http://noticias.terra.com.pe/
(7)http://m.elheraldo.hn/
(8)http://www.elpais.com.uy/

Las cosas no están saliendo bien para el imperialismo. La continua agitación de los conflictos en Medio Oriente para desmembrar la región no está dando resultados. La desesperación ante una crisis que no ha tocado fondo lleva a la OTAN y sus aliados a que metan sus narices en países como Libia, Costa de Marfil o Siria, utilizando a los pueblos como carne de cañón, una vez más (1)... La importancia de Siria -en donde continúan los enfrentamientos (2)- radica en que, junto con Líbano, forma una parte fundamental del eje de aliados de Irán en la región, cuya solidez amenaza seriamente la posición de Israel y, por extensión, la hegemonía y los negocios del imperialismo. En este marco, el acuerdo firmado entre Hamas y Al Fatah debemos interpretarlo como un paso en la dirección contraria a los planes del imperialismo y que objetivamente tiende a favorecer la red de aliados de Irán (3). Otro aspecto que no debemos perder de vista es que mientras los medios de desinformación de la burguesía concentran sus cámaras y sus flashes en Siria, países como Túnez y Egipto son invisibilizados, a pesar de que sus pueblos siguen movilizados (4).

Como dice un viejo proverbio "si los leones contaran la historia, los cazadores dejarían de ser héroes". La intención del gobierno estadounidense de desviar la atención de su pueblo de sus verdaderos problemas no logró su objetivo. El mundo no creyó una sola palabra del premio Nobel "preventivo" de la paz: mientras el tío Osama se hundía en las profundidades del mar, el tío Sam, de la mano del primo Obama, intentaba atar con alambre el barquito de papel del imperialismo y generar con humo y espejos la unidad interna que no logran encontrar más que en las películas. Y si de ficción se trata, este culebrón de clase Z en el cual los norteamericanos reviven y vuelven a asesinar a su hace rato finado agente de la CIA (5) les sirve para continuar la mentira de que ganaron alguna guerra fuera de Hollywood. ¿Intentarán aprovechar la situación para representar algo al menos remotamente parecido a una retirada "digna" de Afganistán e Irak?... Sea como sea, lo cierto es que este papel protagónico le vino como anillo al dedo a Obama: no hay un solo analista burgués que no coincida en que este "éxito" le garantiza la reelección (6).

Más allá de los incontables planes que pergeña la burguesía imperialista, la lucha de clases sigue su curso según sus propias leyes. A lo largo y ancho del mundo los pueblos de distintos países comienzan a darse cuenta de que el horizonte cercano es de más desempleo y ajustes más duros. Se largan a la calle en defensa de sus derechos (7 y 8) y la única respuesta que reciben de la burguesía es la represión.

El imperialismo en general y el norteamericano en particular se encuentran en decadencia. Su debilidad histórica es evidente: la imposibilidad de manejar su crisis de superproducción se corresponde con su incapacidad para sostener su hegemonía política. Cada acción de la burguesía financiera es un acto de desesperación y de debilidad, y los pueblos no son tontos, saben o intuyen todo esto. Por esa razón debemos estar atentos, sin desesperarnos, listos para señalar con todos los dedos que podamos a ese ridículo rey que se va quedando cada día más desnudo.

NACIONAL

Ninguna zoncera y mucha mala yerba.

(1)http://www.lavoz.com.ar/
(2)http://www.cronista.com/
(3)http://www.urgente24.com/
(4)http://www.lanacion.com.ar/
(5)http://www.lanacion.com.ar/
(6)http://www.lanacion.com.ar/
(7)http://www.plazademayo.com/
(8)http://datachaco.com/
(9)http://reporteplatense.com.ar/

Algún visitante de afuera que hubiera pasado distraído el 29 de abril por nuestro país, probablemente habría creído estar en el mundo del revés. Ese día no solo se "festejó" el Día Internacional de los Trabajadores -a contramano del resto del mundo y de la historia del movimiento obrero- sino que escuchamos al burgués supuestamente "nuestro representante", Hugo Moyano, explicarnos -con toda la primera línea del gabinete nacional como claque- que los trabajadores vamos camino al "fity-fity" con los patrones en la participación del PBI (1). Es que según el "compañero" Moyano estamos prácticamente en pie de "igualdad". Olvida algunos "detalles": sólo el 50% de TODA la riqueza que producimos los miles de millones de trabajadores del mundo se reparten en nuestros salarios. El otro 50% se lo apropian los pocos burgueses propietarios de los medios de producción. Mientras ellos acumulan obscenas ganancias, nosotros recibimos migajas con relación a lo que producimos. Olvida también -u omite adrede- que gracias al fruto de nuestro trabajo ellos viven en lujosos barrios privados o son dueños y beneficiarios de empresas de salud prepagas, escuelas y universidades privadas, mientras la educación, la salud pública o de obras sociales sindicales que usamos los trabajadores se caen a pedazos como parte, también, del salario REAL que NO RECIBIMOS. Tan llamativa como su impostura fue la declaración de la presidente a la semana siguiente, quien no perdió un segundo para hacerle el contrapunto a Moyano al decir que "Los trabajadores están casi llegando al fifty-fifty del PBI" (2). ¿Estará contando a los millones de trabajadores en negro? ¿Tendrá en cuenta todo lo que Moyano se olvidó.?

Fueron muchas las declaraciones de la presidente en la última semana y en ninguna línea anuncia que nuestros intereses serán favorecidos (3). La disputa con Hugo Moyano, sea aparente o no, tiene como trasfondo el intento de frenar la creciente lucha salarial que llevamos adelante los trabajadores que rechazamos el escuálido 24% en cómodas cuotas con que pretenden encorsetarnos un par de burócratas, porque vemos cómo nuestros salarios han sido y siguen siendo devorados por la creciente inflación. Pero también hay otros factores por analizar, como la lucha interna del peronismo donde un sector de sus bases expresa un enorme rechazo por el mafioso Moyano. Si bien la manipulación discursiva no tiene límites, no es de extrañar que la presidente, a la vez, se sienta presionada por la crisis internacional que ve acercarse sin posibilidades de ser frenada. Quedaría al descubierto que no estamos "blindados", precisamente.

Mientras estos increíbles números y discursos vuelan entre cámaras de televisión y candidatos varios, los trabajadores tenemos preocupaciones mucho más concretas y acuciantes como, por ejemplo, arrancarle a la burguesía explotadora un aumento de salarios que nos permita vivir dignamente. Los docentes de Santa Cruz (4), a pesar de la patota enviada por el gobernador oficialista Peralta para apalearlos hace pocas semanas, junto con los estatales santacruceños son tan sólo algunas muestras de cómo los trabajadores empezamos a ejercer cada vez más presión para que nos den lo que nos pertenece por derecho (5).

Otra de las declaraciones de la presidente es la del proyecto de ley en contra de la extranjerización de la tierra (6). Es absolutamente hipócrita que se presente una ley de supuesta defensa del territorio nacional mientras se mantiene el artículo 25º de la Constitución, que representa al neoliberalismo en su más pura expresión ya que permite, garantiza y da amparo legal a toda forma de explotación del suelo, los recursos naturales y nuestra fuerza de trabajo por el capital internacional. Resulta paradójico que quien presente dicha ley sea un gobierno que se reivindica peronista, cuando en la constitución que reformara el mismísimo Juan Domingo Perón en el año 1949 se declaraba la "función social de la propiedad privada" y que "El capital debe estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social". A los dichos se los lleva el viento, pero los hechos demuestran que no existe una decisión política de evitar la explotación de nuestros recursos por parte del capital financiero internacional, sino todo lo contrario. Si existiera tal decisión debería contemplarse, por ejemplo, la situación de los pueblos originarios, eternos convidados de piedra del estado burgués a la hora de respetar sus tierras. Muy lejos de ello, el gobierno nacional continuó en su declive hacia la fascistización cuando encaró el desacampe de los Qom enviando a un grupo de "jóvenes" oficialistas para "invitarlos amablemente" a volverse a sus casas lo más rápido posible, sin siquiera contemplar ni respetar lo que los qom habían decidido. Lo lamentable es que esta vez la "mano de obra" no fueron las patotas de la Juventud Sindical Peronista, sino los mismos jóvenes de La Cámpora que el 24 de marzo fueran amenazados por esa "gloriosa" juventud sindical (7). El grupo de La Cámpora que fue a presionar debería sentirse avergonzado frente a los miles de trabajadores asistentes al acto del aparato cegetista que, cuando pasaron por el acampe qom, se solidarizaron con alimentos y firmaron su petitorio, aún cuando muchos de ellos fueron forzados a asistir a la movilización bajo amenaza de ser despedidos. Mientras, un nuevo hecho se sumaba a la constante violencia a la que son sometidos los pueblos originarios (8): el asesinato de otro qom en Villa Río Bermejito.

Indigna que la reunión con el gobierno nacional se haya concretado luego de cinco meses de idas, vueltas y excusas y que, antes del apriete "amable", se haya puesto como condición para el "diálogo" el desacampe. Como si fuera poco, el desacertado ministro Randazzo trató de canalla a Nora Cortiñas por denunciar los hechos que no pocos camarógrafos registraron, para escándalo mayor. Y aunque optó por retractarse de su acusación contra un emblema de las Madres de Plaza de Mayo, lo hizo a puertas cerradas... Un hombre de bien hubiera hecho esa disculpa tan pública como su desatinada y canalla acusación. (9) Y ya que le gusta la palabra, habría que recordarle que sólo los canallas han vituperado a una Madre de Plaza de Mayo de la talla de Nora Cortiñas.

Con el correr del tiempo y cada vez más aceleradamente se va achicando la base material que permite esconder, detrás de endulzados discursos, una política cada vez más antipopular. Con cada día que pasa la burguesía despega más de la realidad, mientras que los trabajadores nos vemos en la necesidad de organizarnos para empezar a modificarla en nuestro favor. Son estas inevitables tendencias las que preocupan a la clase dominante y hacen que se vayan desdibujando las falsas sonrisas con las que nos saludan sus representantes desde los carteles de campaña. Será la tinta de estas contradicciones la que cargará la pluma con la que se escribirán los próximos párrafos en la historia de nuestro país.



<Editorial - El Combatiente - Congresos - Foro - Galería - Multimedia - Documentos - Historia - PRT Opina - Biografias - Bibliografia - Contactos>
Partido Revolucionario de los Trabajadores - Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista.