Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 01.12.2011

INTERNACIONAL

Vientos de Guerra, tiempos de definiciones…

(1)http://www.argenpress.info/
(2)http://www.scinet-corp.com/
(3)http://www.ieco.clarin.com/
(4)http://www.ieco.clarin.com/
(5)http://lacomunidad.elpais.com/
(6)http://www.ambito.com/
(7)http://www.lanacion.com.ar/
(8)http://www.ansa.it/
(9)http://sp.rian.ru/
(10)http://www.kaosenlared.net/
(11)http://m24digital.com/
(12)http://m24digital.com/
(13)http://www.diario-octubre.com/
(14)http://www.rebelion.org/
(15)http://www.voltairenet.org/
(16)http://sp.rian.ru/
(17)http://actualidad.rt.com/
(18)http://www.diario-octubre.com/

La burguesía financiera en pos de acumular ganancias ejerce sobre los pueblos una rapiña brutal y asesina. Mucho se habla de la crisis financiera, de los bonos de deuda de los diferentes estados y de la recesión, pero de lo que no se habla es de que la verdadera crisis se basa en la súper producción. Los “grandes ideólogos” de las finanzas y la especulación se ven imposibilitados para resolver las deudas que ellos mismos han generado a costa del sufrimiento y las malas condiciones de vida del proletariado, ningún tecnócrata puede ni podrá revolucionar las fuerzas productivas. El proceso de acumulación capitalista ha alcanzado su punto neurálgico, pero esta acumulación no se trata solamente de billetes: implica recursos naturales, mercancías y extracción de plusvalía mediante el trabajo humano (1, 2, 3 y 4). Los nuevos primeros ministros europeos, directamente vinculados con la burguesía financiera (5), desnudan los rostros de los ejecutores de su política basada en la expoliación de los pueblos, tal como sucede en Italia y Grecia (6). Pero así como llegaron al poder de la manos de la banca internacional, así son de resistidos: Papademus ya tiene su primera huelga… (7, 8). Los pueblos no cejan en su resistencia a los ajustes y las movilizaciones atraviesan el mundo… convirtiéndolo en un incendio generalizado en ascenso (9, 10, 11, 12).

Para la burguesía es imperioso mantener el dominio político, económico y social y por esa razón acompaña su política con los acordes de himnos de guerra: los estados ejecutores de las políticas de la clase que nos explota mueven su maquinaria de guerra como piezas de ajedrez (13), interviniendo en países libres -como Libia- cuando esos estados hacen caso omiso a los caprichos de las transnacionales. A los señores de la guerra y sus aliados poco les importó el pueblo libio y tampoco les importan ni el de Irán (14) ni el de Siria (15) sobre los que montan poderosas campañas de mentiras para justificar sus objetivos bélicos, como antes hicieron con Irak. Pero no todo es color de rosa para el imperialismo y la burguesía financiera: hay estados que ya no aceptan su prepotencia como gendarmes del mundo y están dispuestos a ponerles un freno, aunque las costosas consecuencias sean las de desatar una guerra mundial y nuclear (16, 17, 18), algo largamente acariciado por el imperialismo y la burguesía financiera para asegurar, ante su crisis terminal, su sistema de explotación y expoliación: el sistema capitalista.

Ante este panorama mundial que a muchos nos preocupa, el PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES considera que se deben romper las relaciones diplomáticas con todos los estados que estén implicados en la posible guerra contra Irán, Siria o cualquier otro país donde intente intervenir la OTAN.

NACIONAL

¡Pucha que había sido flojito el blindaje!

(1)http://infocampo.com.ar/
(2)http://www.infobae.com/
(3)http://comex.iprofesional.com/
(4)http://www.periodismo.com/
(5)http://www.lapoliticaonline.com/
(6)http://www.pagina12.com.ar/
(7)http://www.df.cl/
(8)http://www.anred.org/

El panorama es cada vez menos alentador para quienes afirmaban, hasta no hace mucho tiempo, sonrientes, que éste país estaba “blindado” ante la crisis mundial. Los hechos se han encargado de demostrar lo contrario...

La cada vez más baja cotización de la soja en el mercado (1) y, por ende, la disminución de los ingresos por retenciones, significan que la “caja” de la que dispone el gobierno está decreciendo lo que, a su vez, motivó al presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, a advertirnos –como otrora hiciera Alsogaray cuando afirmaba que había que “pasar el invierno”- que "habrá que ajustarse los cinturones" y prever que “algún gasto no se podrá hacer”(2). ¿Cómo? ¿No era que no iba a haber ajustes?...

La fuga de divisas hacia el extranjero guarda relación con la tan cacareada -por el gobierno- “industria nacional” que no es tal o, por lo menos, no de la manera en que nos la presentan, ya que la mayor parte de las piezas de los bienes finales no son de producción nacional, es decir, son compradas afuera y en dólares (3). Hay que señalar que las ventas de las manufacturas locales en el exterior (sobre todo a Brasil) están menguando, lo que se traduce en cierres de turnos en las fábricas, cesantías, vacaciones anticipadas, etc. Mientras, los trabajadores todavía estamos buscando el blindaje… era previsible que ante el quite de subsidios por parte del gobierno nacional (4) y los problemas de caja que atraviesan las provincias, los municipios anunciaran el aumento de entre un 20% y 30% - cuando no un 100% - de las tasas municipales, argumentado que deben prever la inflación y los futuros acuerdos salariales (5). Debe ser que después de vaciar el ANSES y el PAMI no les queda otra que hacer plata con las recaudaciones de los servicios públicos que utiliza toda la población. Nuevamente los platos rotos los seguirá pagando nuestra clase mientras este capitalismo, cada vez más agonizante, siga vigente.

Ante este nuevo tarifazo, es APREMIANTE que nos organicemos en todos los barrios y lugares de trabajo, en todas las escuelas y universidades, para frenar el nuevo ajuste que pretenden hacernos pagar a los que menos tenemos. Está en nosotros hacer primar la unidad para obtener la fuerza que necesitamos para enfrentar lo que nos tienen preparado.

En otro orden, como mínimo y sólo siendo piadosos, podemos pensar que la presidente peca de idealista, una vez más, cuando les pide a las empresas multinacionales que dejen de girar sus dividendos hacia afuera (6) cuando la fuga de capitales nunca ha sido tan grande como en este momento. La misma caracterización le cuadra cuando pretende haber descubierto la panacea a los problemas de la economía real aplicando medidas financieras: nos referimos a la presión a los bancos para bajar la tasa de interés, una de las más altas del mundo (7). Pan para hoy, hambre para mañana…

Hace ya tiempo que ha quedado en evidencia que al “gobierno de los derechos humanos” lo que menos le importa es hacer que se cumplan en la realidad y, sobre todo, en el presente. La falta de decisión política para combatir todas las maneras en que se violan los DDHH en la Argentina se ha cobrado una nueva víctima: Cristian Ferreyra, militante del MOCASE-Vía Campesina, quien luchaba contra la burguesía terrateniente para que no les quiten las tierras a los campesinos e indígenas del lugar, para dedicarlas a la plantación de soja. Cristian Ferreyra fue asesinado por los lúmpenes contratados por los piqueteros terratenientes, los mismos que se oponían a la 125 y que siempre están dispuestos a derramar sangre de los más humildes a la hora de defender sus intereses (8). Para hechos como éste no hay perdón ni olvido. Es indispensable ser claros a la hora de identificar al enemigo y sus aliados: la burguesía, clase que no escatima recursos para intentar aplastarnos y ahogar nuestras luchas con nuestra propia sangre. Desde el PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES nos solidarizamos con los familiares de Cristian y sus compañeros, a la vez que llamamos a redoblar los esfuerzos para EXIGIR: NINGÚN MUERTO MÁS DEL CAMPO POPULAR.

<Editorial - El Combatiente - Congresos - Foro - Galería - Multimedia - Documentos - Historia - PRT Opina - Biografias - Bibliografia - Contactos>
Partido Revolucionario de los Trabajadores - Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista.