Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 11.05.2010

INTERNACIONAL

A salvavidas de plomo, lluvia de protestas.

http://www.elpais.com/
http://www.cronica.com.mx/
http://sp.rian.ru/
http://www.prensa-latina.cu/
http://www.radiobiobio.cl/
http://www.univision.com/

La crisis llegó a Europa para quedarse por mucho tiempo. Los países de la eurozona, con el euro al cuello, ven impotentes el derrumbe en cadena de sus economías, la quiebra de sus estados y la inestabilidad política y social que se hace visible en las calles. El cuento de la solidez de la moneda única y común, ha traído más dolores de cabeza que soluciones. La nueva pandemia de la "gripe G", enfermedad que atacó a Grecia, amenaza con expandirse al resto del continente. En un intento desesperado por detener la caída en picada de la moneda que los arrastraría a su desintegración, rompieron el chanchito con sus tradicionales "rescates", que más que salvamentos son salvavidas de plomo con los que pretenden mantener a flote su sistema capitalista, siempre dispuestos a que su crisis las paguen los pueblos: las medidas "anticrisis" –aumento de la edad jubilatoria y los impuestos, recortes salariales, de trabajadores públicos y presupuestos estatales- han provocado una inundación de protestas, algo que las burguesías no pueden detener ni aún con represión. Esas movilizaciones masivas entrañan un peligro más para ellas: en tiempos de conflicto la lucha de los pueblos avanza y su conciencia también.

Mientras Europa se cocina en su caldo, la burguesía imperialista norteamericana sigue haciendo tantos desastres en Afganistán e Irak como fue su respuesta al terremoto de Haití y al huracán Katrina: tropas, represión y ocultamiento. El imperialismo nos mostró cuál es su paradigma de "Democracia y libertad": la destrucción total de los recursos e infraestructura de los países invadidos, la devastación y el saqueo de las riquezas, la pérdida de miles de millones de vidas y la condena a vivir sin posibilidades de un mañana mejor. Esto es lo que nos ofrecen como salida en su búsqueda de una nueva guerra mundial. Nosotros debemos oponernos a toda guerra burguesa e imperial, porque la sangre que se derrama siempre es la de los nuestros. Debemos confiar en nuestra fuerza de clase y el resultado de la lucha de los pueblos que resisten el embate de un sistema que se cae sin recetas magistrales conocidas que lo salve..

NACIONAL

Blindaje, mentiras y negocios

http://economia.iprofesional.com/
http://www.infobae.com/
http://www.clarin.com/

Todos los funcionarios del estado argentino y los partidos políticos burgueses, con el gobierno nacional a la cabeza, nos siguen subestimando y tratando como ignorantes. Ninguno de ellos salió a desenmascarar a la presidente cuando dijo que estábamos "blindados" ante la crisis económica internacional, como si la desocupación que arrasa con nuestros puestos de trabajo no fuera producto de esa crisis; como si la desvalorización del peso no fuera su consecuencia; como si la espiral inflacionaria que se devora nuestros salarios no fuera su resultado. Lo único que importa es que la burguesía que nos ahorca pueda seguir exportando y siendo "competitiva". No interesa si es en detrimento de nuestros salarios y calidad de vida de nuestras familias.

Todos guardaron un "respetuoso" y cómplice silencio ante los hechos que conmueven a Europa porque, en los hechos, especulan para mantener el sistema capitalista. Hoy vuelven a mentirnos tergiversando la realidad cuando nos dicen, por ejemplo, que la crisis griega no va a afectar a la Argentina; sin embargo, vemos que la inversión extranjera en el país se desplomó un 50%… Es que quien se quema con leche… Los "inversionistas" compran oro y esperan que el temblor pase: el desarrollo de la humanidad puede esperar… Nunca fue su objetivo.

Sin inversión y sin crédito el estado argentino se verá en problemas para cumplir con sus obligaciones y, por supuesto, la última que va a cumplir será pagar nuestros salarios. Una vez más seremos nosotros los que, con el gravamen del 21% del IVA sobre los productos de primera necesidad y los servicios básicos, mantengamos el aparato del estado que nos reprime y garantiza la ganancia de la burguesía.

La desocupación aumenta, algo que no puede salir a desmentir ni el propio INDEC que, junto con otras consultoras y mediante el uso de eufemismos, nos "informa" que la creación de nuevos puestos de trabajo es menor a la cantidad de población que comienza a ser económicamente activa. Otra vez son nuestros jóvenes los que pierden. Los burócratas sindicales, una vez más benefician a la patronal y garantizan su ganancia a cambio de un nuevo "kiosquito" propio, estampando su nombre, su firma y su desprestigio para su negocio, mientras nosotros por medio del estado nacional y sin que nos hayan consultado, ponemos la plata. Y así se cierra una vez más el menage à trois entre el estado, la burocracia y la burguesía.

Pero, mientras la crisis avanza y en el mundo las masas se agitan, es absolutamente previsible que nos "contagiemos" y salgamos a defender lo nuestro. Organizarnos es la premisa que garantizará nuestra salida.

PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES