Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 29.06.2010

INTERNACIONAL

Intentando rescatar el imperio perdido

(1)http://www.lahaine.org/
(2)http://www.voltairenet.org/
(3)http://www.pagina12.com.ar/
(4)http://www.elpais.com/
(5)http://www.aporrea.org/
(6)http://www.youtube.com/

¡Vaya desesperación la que tiene la burguesía imperialista que continúa buscando excusas para desatar una nueva guerra mundial! El tratado entre Turkmenistán, Irán, Turquía, Rusia y China (1) no sólo le arruinó el negocio del gaseoducto Nabuco a EEUU sino que, además, eliminó la única justificación que tenía la OTAN para permanecer en Afganistán, desenmascarando las verdaderas intenciones imperialistas de disparar, a como dé lugar, una nueva guerra mundial para "reciclar" el sistema capitalista. Ahora su nuevo pretexto es el supuesto hallazgo de minerales ricos, como el litio (2), que tendrían los suelos del país agredido.

Tanta es su desesperación que el premio Nóbel de la Paz no vacila en enviar buques, portaviones y submarinos nucleares a Irán (3), a pesar de que se esté quedando sin aliados estratégicos y sus únicos sustentos en este momento sean la decadente OTAN y el cada vez más solo en el concierto mundial: el sionismo.

¡Ya ni su ejército le responde! Las denuncias que vienen realizando los diferentes mandos militares respecto de las políticas de agresión que han llevado adelante los sucesivos gobiernos de Estados Unidos dejan en evidencia que los ejércitos representan a un pequeño sector de la burguesía, la financiera, que está empujando a los Estados a desatar una guerra para destruirlo todo y continuar garantizando su tasa de ganancia. La política de agresión seguirá siendo la misma, a pesar de que el gobierno yanqui intente darse una lavada de cara, tanto es así que nombra a un personaje nefasto como David Petraeus (4), quien fue partícipe de la invasión a Iraq y a Bosnia donde el uranio empobrecido de las armas nucleares dejó miles de muertes y niños con malformaciones genéticas, entre otras atrocidades. La cantidad de muertos en Afganistán y Pakistán que, algunos aseguran, hoy superan la cantidad de muertes en Irak y durante el mandato de Bush, irá en aumento.

Mientras tanto, dentro de las fronteras norteamericanas, los activistas y trabajadores portuarios de Oakland se solidarizaron con el pueblo palestino (5), prohibiendo el desembarco de los buques iraelíes en repudio al régimen del estado sionista.

Mientras las provocaciones belicistas avanzan, los pueblos a lo largo del mundo resisten las provocaciones y cada paso que los acerca a convertirse en ejecutores, poniendo su propia sangre, de la tan ansiada guerra.

El encuentro del G8 y G 20 en Canadá así lo demuestra (6). La movilización de miles de manifestantes en contra de los planes de los estados más poderosos, expresó no sólo el rechazo a sus planes de ajuste, sino a transformar el planeta en una hoguera nuclear.

Debemos oponernos a la guerra imperialista.

NACIONAL

No todo es color celeste y blanco selección…

(1)http://www.clarin.com/
(2)http://www.clarin.com/
(3)http://www.clarin.com/
(4)http://www.diariogremial.com/
(5)http://www.pagina12.com.ar/
(6)http://www.clarin.com/
(7)http://www.diariogremial.com/
(8)http://www.infobae.com/
(9)http://www.pagina12.com.ar/

El gobierno "Nacional y Popular" sigue adelante en su no tan encubierto proceso de fascistización. El gatillo fácil (1), la criminalización de la pobreza y la protesta social muestran que las políticas de "derechos humanos" son, fueron y serán solo una máscara que mira hacia el pasado, que más pronto que tarde, cae por el peso de su mentira del presente. El asesinato de los tres jóvenes provenientes de los barrios más humildes de Bariloche (2), junto con el posterior envío de Gendarmería y Prefectura para contener las justas protestas de un pueblo harto de postergación, pobreza, desocupación y violencia por parte de una policía corrupta y asesina, nos permiten ver que todo está encuadrado en una política de estado y que no hay que llamarse a engaño.

Pero ésta es sólo una de las aristas que podemos ver a la hora de analizar nuestra situación. El aumento de las protestas llevadas adelante por las bases para cerrar las paritarias con aumentos dignos y mejoras reales de las condiciones de trabajo es otra de las grandes preocupaciones que tiene la burguesía, y es por eso que la UIA estrecha sus brazos con la CGT corrupta para contener las luchas que las comisiones internas impulsan (3). Como informamos en nuestra columna de la semana pasada, muchos de los aumentos salariales pautados -basados en los siempre mentirosos índices del INDEC- son escalonados y NO REFLEJAN EL AUMENTO EN EL COSTO DE LA CANASTA FAMILIAR, así como tampoco se cumple con lo pactado (4) y se avecinan nuevos conflictos.

Lo impensable es que la señora presidenta nos quiera hacer creer que está haciendo algo por nuestra clase en detrimento de la burguesía (5) ¿Acaso ha mejorado la calidad de vida de nuestro pueblo si la inflación sigue comiéndose nuestros salarios, si continúan faltando gas e insumos en las escuelas -pero no falta el plasma para ver los partidos del mundial…-, si siguen aumentando la pobreza y la mortalidad infantil (6), y si hay miles de jóvenes que mueren por gatillo fácil…? La respuesta es no, claramente no. La brecha entre ricos y pobres se amplía (7) y sus consecuencias son cuidadosamente ocultadas.

Sin embargo, la aparente calma bien secundada por los triunfos deportivos sólo es instantánea. Mientras tanto, la iglesia católica cuela, una vez más, una propuesta discriminadora (8) pidiendo un plebiscito por el matrimonio gay para llegar a una decisión "más sana" (sic). Sin embargo, no propone plebiscitos para que tomemos decisiones "sanas" para acabar con los pedófilos que pululan detrás de los altares. La iglesia católica sólo está para cuidar el status quo de una sociedad que se olvida siempre de las minorías a la vez que pretende que todos hagamos la vista gorda como hace ella para los que abusan de los niños aquí y en el resto del mundo. Preferimos más derechos que nos igualen a todas y todos que tantos plebiscitos dilatorios e hipócritas. En vez de ocuparse de los gays y de obstaculizar el aborto legal deberían ocuparse de sus propios abusadores y dejar a la gente que elija cómo desea vivir.

Por último, cual anguilas, Ernestina y sus dos hijos apropiados se escurren de la justicia a la que le brindaron prendas de ropa interior contaminadas con varios perfiles genéticos… (9) Evidentemente ellos, que se quejaron de violación a su intimidad cuando se realizó el allanamiento, no tienen empacho en compartir sus prendas íntimas con mucha gente si eso les garantiza permanecer en la impunidad.

ORGANIZARSE ES AVANZAR HACIA LA REVOLUCIÓN

PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES