Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 23.09.2009

INTERNACIONAL

Con la frente marchita…

http://www.clarin.com/
http://www.clarin.com/
http://www.pagina12.com.ar/
http://www.clarin.com/
http://www.lanacion.com.ar/
http://www.clarin.com/

Con la cola entre las patas, Obama dio a conocer, desde la Casa Blanca, que desiste de colocar los escudos antimisiles en Europa, más precisamente en Polonia. Recordemos que esta idea despertó el enojo de Rusia, que tomaba dicho acto como hostil.

Esta decisión muestra las debilidades del gendarme del mundo ante el poderío militar ruso y el aislamiento internacional por el cual pasa. En este contexto, sus antiguos aliados dejan de serlo y, a su vez, Rusia sigue poniéndole palos en la rueda al país imperial, ante sus incesantes intentos de desatar una guerra a escala global que los saque de la crisis y les permita colocarse nuevamente como potencia mundial.

Al día siguiente del anuncio de renunciar al escudo antimisiles, el flamante secretario de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, planteó en su primera intervención oficial: "superar los prejuicios mutuos heredados de la época de la Guerra Fría" y propuso un trabajo conjunto entre EEUU, la OTAN y Rusia, con el fin de hacer frente  a la proliferación de armas nucleares de Corea del Norte e Irán, entre otros países. Rusia, dando el visto bueno, nos muestra con hechos que, por ahora, tiene como objetivo mantener la paz a nivel internacional, como lo ha demostrado siempre que pudo, en los últimos años.

La crisis social continúa en escala y, como contracara, Obama intenta llevar a sus amigos de la CIA a juicio por  crímenes de lesa humanidad para limpiar su imagen, ocultar lo inocultable y desviar la atención de todo el pueblo estadounidense asumiendo el riesgo político que implica jugar con esta arma de doble filo.

Causa risa que la ONU, órgano creado por la burguesía, pida a los países del G-8 y el G-20 que hagan algo por los pobres del mundo, cuando fueron ellos los encargados de llevarnos a esta situación de hambruna, desnutrición, pobreza y desocupación. Hacer este tipo de pedidos a un burgués es como pedirle peras al olmo.

Cabe preguntarnos  ¿Qué puede hacer EEUU por los pobres y oprimidos del mundo cuando en su territorio, cada doce minutos alguien muere por no tener seguro médico…?

Les dejamos esta frase para pensar de un profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Seattle, Andrew Wilper: "Nosotros los médicos tenemos muchas nuevas maneras de prevenir muertes por hipertensión, diabetes y problemas cardíacos, pero solamente si los pacientes se acercan a nuestras oficinas y tienen cómo pagar los medicamentos".

INTERNACIONAL

Agarrate catalina que vamos a galopar… la crisis es indomable

http://www.iarnoticias.com/
http://www.pagina12.com.ar/
http://www.elpais.com/
http://www.elmundo.es/
 
La burguesía lo sabe y desespera: no hay recuperación posible dentro del sistema. Tanto los salvatajes a los bancos, como los pedidos de mayor moderación y menor especulación hechos por funcionarios y analistas burgueses hacia las entidades financieras, resultan inútiles ya que el zorro pierde el pelo pero no las mañas.  
El verdadero palo en la rueda del sistema es la superproducción. Para salvar su crítica situación, aparentan obviar que el mercado mundial se sostiene con alfileres: cada sector de la burguesía cuida su quiosco y, como hay que vender lo que sobra cueste lo que cueste, se protege de los demás quiosquitos, tal como hizo EEUU, quien ahora no quiere más gomas chinas. En la tierra de Mao, el gobierno, al ver que le pincharon el negocio, ya puso el grito en el cielo y piensa en los bonos del tesoro estadounidense que tiene guardados... ¿Los largará al mercado y terminará enterrando al sobrevaluadísimo dólar…? ¿O los mantendrá para evitar el holocausto financiero? En algo están todos de acuerdo: si cae uno, caen todos, y nadie por el momento pretende acelerar la crisis. Mal que les pese, están atados de manos y de pies…
Con este panorama, a la burguesía le queda bajo la manga una última carta –bien conocida- por jugar: recurrir a la guerra para barajar y dar de nuevo. Y en eso anda el sheriff del mundo, más golpeado que cuero `e bombo y con más penas que glorias, al que luego de tener que retirarse de Irak y renunciar al escudo antimisiles, le están pegando duro y parejo en Afganistán. Los senadores estadounidenses en "Rescatando al soldado Obama" sostienen que "más tropas no garantizarán el éxito en Afganistán, pero no enviarlas es una garantía de fracaso". Esta película ya la vimos: mandan más tropas, aumenta el gasto un 70% y, para colmo, el final es el mismo.  
Mientras tanto, puertas adentro del imperio, la situación está en terapia intensiva. La salud es negocio con este tan anunciado nuevo plan, en el que la mayoría de la población se curará de espanto y donde los pobres seguirán en estado de coma. Y hablando de pobres, la única política que Obama tiene para ellos es no hacerlos sentir solos (mal de muchos, consuelo de tontos, pensará…), pues la mentirosa cifra oficial de la desocupación ronda el 10%, mientras la no oficial supera el 20%. Y como frutilla del postre hay una larga fila de bancos en lista de espera para quebrar… situación que como siempre repercutirá sobre las condiciones de vida del pueblo.
Las medidas "anti crisis" de la burguesía financiera no surtirán efecto. Los analistas y funcionarios del imperialismo parecen no calcular la cantidad e intensidad de los conflictos que se avecinan.  
La única y verdadera salida a la crisis es la lucha que inexorablemente irá librando el proletariado en defensa de su vida y dignidad.

NACIONAL

A confesión de partes…

http://www.clarin.com/
http://www.clarin.com/
http://www.clarin.com/

Según los locales, Argentina está vacunada contra la crisis y, como toda excusa es válida a la hora de hacer negocios, Amado Boudou y a Juan Pablo Schiavi afilan el lápiz y se acuerdan de los tan negados subsidios al transporte. Lo que no aclaran es que cuando hablan de oportunidad de negocios se refieren a SUS negocios, los mismos que monta la burguesía a costilla de nosotros, los trabajadores, imprimiendo una y otra vez el sello de su crisis en nuestras espaldas.

Pareciera que a nuestros "grandes amigos" del INDEC se les escapó un borrador con una catarata de indicadores económicos que desdicen lo hasta ayer anunciado. Evidentemente, el motor de la economía del gobierno no llega a boxes… Quizá, los operarios mecánicos de Paraná Metal puedan darles una mano, luego de que se aseguren un "piso" del 85% de sus salarios.  Por su parte, fiel a su tozuda ceguera, la patronal no quiere ver que la paciencia de nuestra clase es lo que está por el piso y las pruebas de ello son el conflicto en Villa Constitución y la toma de fábrica en Terrabusi, concretadas a pesar de la represión policial  y de las chicanas del gerente quien, por lo visto, no lee los diarios ni sabe lo que le ha pasado a varios de sus colegas en Europa, para no hablar del gerente chino al cual sacaron volando por la ventana –en el sentido más estrictamente literal- con sus pretensiones liquidacionistas.

La crisis da para todo... Verdaderamente, el reclamo de Macri, acusando de fascistas a otros, roza lo surrealista.

Sin embargo, lo que nos debería irritar de verdad es que la señora presidenta ande mendigando por el mundo que nos saquen de esa especie de Veraz internacional en que cayó la Argentina entre el 2001-2002, para recuperar la posibilidad de endeudarse que tanto bien le ha hecho al país. El problema es que ahora, con la crisis, el Club de París no da ni para una kermesse y sólo nos puede prestar un puñadito de papel picado verde, que pretenderán cobrarnos como si todavía valiese algo. La burguesía pretende continuar con su receta de endeudamiento, recesión y represión, para capear SU crisis. Por otro lado, se cumplieron tres años de la desaparición del compañero Jorge Julio López y es una de las tantas muestras de que ni éste ni ningún gobierno burgués buscará castigar a los culpables. Ellos son responsables de ésta y todas las desapariciones. La falta de esclarecimiento, el ocultamiento de pruebas y la no aparición del compañero son prácticas que la justicia burguesa tiene muy bien aceitadas. Sólo el permanente reclamo de que cumplan con SUS propias leyes burguesas logrará echar luz sobre el paradero de Jorge Julio López.

PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES