Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 21.10.2009

INTERNACIONAL

Esperando un milagro

http://www.pagina12.com.ar/
http://www.google.com/
http://www.bbc.co.uk/
http://www.bbc.co.uk/

La imaginación de los tecnócratas de la burguesía tiene un límite. Por eso vemos cíclicamente repetirse los mismos rebuscados argumentos para convencerse y convencernos a través de sus medios, absoluta mayoría por otra parte, de que la crisis ya pasó y de que la economía se está reactivando. Se empecinan en creer las mentiras que ellos mismos lanzan, envueltas en el críptico lenguaje de los economistas que hablan de "paquetes de estímulo", para no decir que son montañas de papel que vale menos que la tinta verde con que se lo imprime; hablan de "grandes riesgos sistemáticos" para no confesar que, en realidad, están desvistiendo a un santo para vestir a otro y que ya no hay tejemaneje financiero que valga. La burguesía se obstina en desoír a quienes hace tiempo están cantando "¡No va más!" y siguen arrojando sus fichas al paño esperando el número salvador, pero los únicos números que tienen salen en rojo: deuda interna y externa; déficit fiscal, presupuestario y financiero; tasa de confianza de los consumidores y de empleo, etc.

¿Será que se están guardando la última ficha, la de una guerra descomunal y sin precedentes, pensando que ésa es su salvación…? Por lo menos, eso parece indicar el continuo envío de tropas norteamericanas a Afganistán. Tal vez crean que la economía se reactivará aumentando la demanda de bolsas negras para los cadáveres de sus soldados…

EEUU y sus cómplices, por desesperación o por simple estupidez idealista, no quieren entender que ni el agua se transforma en vino, que ni los peces ni los panes se multiplican y que, mucho menos, sus papeluchos verdes volverán jamás a tener el valor que tuvieron otrora. Tampoco entienden que los pueblos buscarán la salida a la crisis terminal del capitalismo, organizándose.

NACIONAL

Galletitas amargas

http://criticadigital.com/
http://criticadigital.com/
http://www.argenpress.info/
http://www.rosario3.com/
http://www.lanacion.com.ar/
http://www.lanacion.com.ar/

El conflicto de Kraft ha puesto al desnudo muchas cosas y ha hecho caer varias caretas.

La primera es la del burócrata traidor que encabeza el sindicato de la Alimentación, Rodolfo Daer, quien desde el primer momento les dio la espalda a empleados y delegados y, acaso influenciado por demasiadas propagandas, sólo le dijo "Sí" a Terrabusi, y a su nefasto personero, Pedro López Matheu, insigne enemigo de la clase y especialista en quebrar comisiones internas (Clarín y Kraft). Se ha puesto en evidencia también que Moyano, otro gran traidor (eso sí, un traidor "nacional y popular"), necesita urgentemente clases particulares de Matemáticas: para él tres de cinco es una "inmensa mayoría" de acuerdo con lo que opinó acerca de la resolución del conflicto de la ex Terrabusi, donde, de cinco delegados, tres estuvieron de acuerdo con el arreglo y dos no. Lo que pudo haber confundido al camionero fue que acaso contó también a la patronal explotadora, a los ministerios de Trabajo, a los funcionarios nacionales y provinciales a quienes el conflicto de Terrabusi les quemaba como una galletita recién horneada.

Se ha puesto también en evidencia que la situación sólo ha beneficiado a la empresa norteamericana pues, en la negociación, salieron ganando al darse por aceptados 70 despidos. Recordemos que el conflicto se inició cuando los trabajadores pidieron medidas de protección en el apogeo de la histeria por la Gripe A, de la cual, dicho sea de paso, ya no se habla más en los medios. Claro, nos olvidamos de que Dios es argentino y acá las pandemias desaparecen por arte de magia.

Otro descubrimiento que hemos hecho es que el delegado Hermosilla ha nacido un 28 de Diciembre, porque en verdad hay que ser muy inocente para reclamarle a este Gobierno y su ministerio de Trabajo que defienda a los trabajadores y no ceda a las presiones patronales… Si no, el compañero Hermosilla es un maestro de la ironía.

En simultáneo con esta situación, en Córdoba y Rosario los conflictos continúan recalentándose, en General Motors, Mahle, Paraná Metal y la planta de Iveco, se suceden las protestas. Los trabajadores de Mahle han acampado frente a la casa de Gobierno santafesina, en espera de una respuesta.

Y, como el sur también existe y no es ajeno a la crisis, en Comodoro Rivadavia los obreros del petróleo están en lucha por sus salarios y puestos de trabajo, con el agravante de que la negociación de los salarios está atada al precio internacional del barril de crudo. La situación es grave, a punto tal que hasta el personal jerárquico amenaza con profundizar la protesta que ya lleva más de un mes.

Lejos de hacerse cargo, el gobierno vuelve a abofetearnos con su descarada sarta de mentiras disfrazadas de estadísticas. A este paso, terminaremos pensando que la solución a nuestros problemas es que los casi cuarenta millones de argentinos nos mudemos al país del INDEC.

Lo que se hace palpable cada día más es que ni la negociación con los patrones ni las reincorporaciones ni las idas y vueltas de uno o varios sindicatos más o menos traidores hacen gran diferencia. Apostar a que terminen aflojando es idealista por un lado y reformista por otro. Una mejora salarial o una reincorporación, apenas aporta soluciones a corto plazo. La solución de fondo es organizarnos para tomar el poder y cambiar el régimen de producción capitalista. Somos más, tenemos la razón y el tiempo y la base material están de nuestro lado.

PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES