Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / -PRT Opina - 30.06.2009

INTERNACIONAL

El tiro por la culata

http://www.abc.es/
http://www.dw-world.de/
http://horacero.com.pa/
http://www.laprensagrafica.com/

Con el sello de la CIA y la típica manipulación de la información por parte de los medios imperialistas, la burguesía hondureña -que no está dispuesta a respetar ni sus propias reglas- lleva adelante un golpe de estado contra uno de sus propios sectores.

Cual teatro con dos escenarios paralelos, mientras el presidente Zelaya recibía los primeros apoyos, el congreso hondureño, en vivo y en directo por CNN –casualmente el único medio permitido...- leía una carta apócrifa de renuncia del mismo presidente al que, en realidad, habían sacado a punta de fusil. Un verdadero papelón.

Frente a la soledad en la que quedaron los golpistas, repudiados por todo el mundo, y como una muestra más de la debilidad de la burguesía imperialista, Obama no tuvo más remedio que retroceder negando hasta lo evidente: su participación en el golpe de estado. Si no fuera tan aguda esa debilidad Zelaya hoy estaría muerto.

Sin embargo, tanta defensa a las "democracias" no sólo muestra la debilidad del gendarme del mundo, sino que también tiene una contracara con sus intereses muy bien ocultos. Así como al imperio norteamericano le convenían las dictaduras en décadas pasadas, ahora no le conviene azuzar la loca idea de rebeliones de ninguna especie: ni bananeras (como ésta) ni, mucho menos, revolucionarias. Lo que tiene que quedar claro, fundamentalmente, es que prefiere los socialismos pacifistas como los del "Siglo XXI" a un verdadero socialismo que atente contra los intereses de la burguesía.

Aún así, la histórica reacción mundial contra el golpe de estado en Honduras es preferible a los silencios cómplices que acompañaron las dictaduras genocidas de Latinoamérica donde la sangre que corrió siempre fue la de nuestra clase. Nuestra solidaridad con el pueblo hondureño, su clase obrera, su proletariado y todos los pobres.

NACIONAL

La primera baja en una guerra, y también en las elecciones, es la verdad

http://criticadigital.com/
http://www.lacalle-online.com/
http://www.impulsobaires.com.ar
http://www.losandes.com.ar/
http://www.losandes.com.ar/
http://www.lanacion.com.ar/
http://www.cadena3.com.ar/

Una vez más la realidad nos muestra que las elecciones no resuelven los problemas ni de los trabajadores ni del pueblo. Por el contrario, sirven para tapar los verdaderos problemas. Todos ocultaron: no sólo el oficialismo, sino la oposición que se sumó a las mentiras del oficialismo para no denunciar la verdadera dimensión de las tragedias que acosan al proletariado argentino. Dos ejemplos: la gripe porcina y el dengue.

Para evaluar el drama de la gripe alcanza con observar el pánico que muestran amplios sectores de la población con el indetenible contagio y la incapacidad del sistema sanitario para darle respuesta. Todo colapsa: el Instituto Malbrán que no da abasto con los hisopados, los hospitales que no tienen camas, las obras sociales que no dan respuesta a sus afiliados porque han dejado de ser un buen negocio.

Para ellos todo puede esperar: el hambre, la miseria y también la salud. Pero las elecciones, no. Los millones que invirtieron en las campañas de los candidatos bien se podrían haber gastado para resolver el acuciante problema sanitario. Pero no, primero, las elecciones...

El dengue espera cómodo los primeros calores de la primavera porque la verdadera razón de su existencia no es el mosquito: son los agroquímicos de Monsanto y compañía. O sea, para terminar con el mosquito del dengue hay que liquidar la soja transgénica, algo que sabe el gobierno. Pero no le conviene liquidarlo... Mientras ellos se enriquecen con la soja transgénica, nosotros no sólo nos empobrecemos, sino que morimos por las enfermedades que sus negocios nos generan. La N1H1 (gripe porcina) es negocio de Donald Rumsfeld, conspicuo miembro de la burguesía imperialista norteamericana. El dengue es negocio para todas las agroquímicas, también pertenecientes a la burguesía imperialista, con Monsanto a la cabeza.

Todos acordaron. Gobierno, obras sociales sindicales y privadas, sanitaristas, especialistas... Ante las muertes, las "bajas" del pueblo, van a esperar hasta el miércoles para declarar la emergencia sanitaria, pero ¿dirán la verdad...? La "oposición" festeja su "triunfo". La salud del pueblo, para ellos, también puede esperar. Lo único urgente eran los votos.

PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES