El Combatiente Nº 65
Abril - Mayo de 2015 - Edición Nº 65
 

EDITORIAL

Si algo venía preocupando al gobierno para llegar lo mejor parado posible al final del mandato de Cristina Fernández de Kirchner era la reducción de las reservas del Banco Central. Los sucesivos pagos a los organismos de crédito internacional y mantener el dólar en la franja de los ocho pesos fueron vaciando las arcas durante los últimos años. Para recuperar lo perdido apelaron a la vieja fórmula de vender BONAR 24 por 1.415 millones de dólares y Obligaciones Negociables de YPF por 650 millones de dólares. Como la mayoría de nosotros no somos economistas ambas noticias sólo tuvieron eco en los sectores interesados: aquellos que especulan, compran y venden bonos, papeles de deuda, acciones, etc. En realidad y traduciendo ambas “novedades” -por las que el gobierno recuperó la alegría- a nuestro idioma sencillo y cotidiano, lo que el gobierno hizo fue endeudar a futuro al país que, en 2024, tendrá que pagar los BONAR emitidos ahora y en 2025 las Obligaciones Negociables de YPF que, mientras tanto, dejan un interés del 8.5% en favor de los compradores de hoy y futuros acreedores de mañana. ¿Se entiende cómo es que las arcas se volvieron a llenar? Simple: VENDIENDO DEUDA. ¿Quién pagará esas deudas? ¡Nosotros! ¿Quién estará en el gobierno para entonces? ¡El gran bonete!

Sin embargo, para el Ministro de Economía Kicillof y aún para los crípticos opinólogos de economía, la operación es un éxito. Este tipo de “alegrías” compartidas entre especuladores y gobierno dejan bien claro para quién trabaja cualquier gobierno burgués: para los de su clase, la clase dominante, la que se beneficia con este tipo de maniobras, los burgueses que pasarán por caja a cobrar en el futuro y los que, mientras tanto no pasen, cobrarán un interés por su PRÉSTAMO durante todos los años que faltan hasta el vencimiento de cada emisión de deuda. Porque de eso se trata: ellos prestan, ellos venden, ellos compran, ellos NOS cobran. Nada demasiado diferente a lo que han hecho todos, sin excepciones, los ministros de economía no sólo de las “democracias” post dictadura, sino también de todos los gobiernos de facto.

Deudas por aquí, deudas por allá. Préstamos por aquí, préstamos por allá. Préstamos chinos que comenzaron a recibirse en el país el año pasado y en los primeros meses de este año, tal como lo detallamos en el editorial anterior y préstamos recibidos del Banco Mundial por 675 millones de dólares, 250 millones para “desarrollar y fortalecer la educación rural, y afianzar las condiciones de enseñanza y aprendizaje, mediante el entrenamiento docente” y 425 millones de dólares para “promover el desarrollo de jóvenes en situación de vulnerabilidad para que puedan acceder a empleos de calidad mediante capacitación, entrenamiento laboral y otros servicios de empleo”. ¡Qué generoso el Banco Mundial por pensar en nuestros jóvenes, maestros y desocupados…! Hemos leído muchas cosas para justificar muchas otras pero que pretendan hacernos creer que toman créditos para “beneficiarnos” nada menos que de uno de los organismos más célebres en esquilmar a los pueblos es, por lo menos, una tomadura de pelo.

Si de algo somos conscientes es de que ningún banco es ni generoso ni bien intencionado ni, mucho menos, pretende terminar con la pobreza del planeta y los países pobres. Quizás es necesario aclarar que el Banco Mundial tiene su sede en Washington, Estados Unidos, y que es responsable de: 1) obligar a la cancelación de becas otorgadas a estudiantes en Ghana; 2) exigir la privatización del sistema hídrico a Tanzania; 3) poner como condición la privatización del sistema de telecomunicaciones para prestar ayuda después del Huracán Mitch que azotó América Central (Honduras, Nicaragua, Península del Yucatán y Florida); 4) exigir la flexibilidad laboral a Sri Lanka después del tsunami; 5) impulsar la eliminación de subsidios alimentarios después de la invasión yanqui a Irak… ¡A uno de los brazos del imperialismo el gobierno le pidió un crédito! ¡Esos delincuentes de la burguesía financiera imperialista son los que generosamente le dieron a Kicillof 675 millones de dólares! Y después de detallados estos datos que alguien se atreva a sostenernos que el gobierno vela por los intereses nacionales y, sobre todo, populares… Lo que seguro nadie conoce porque se encargan de ocultarlas muy bien es cuáles son las condiciones que el Banco Mundial le puso a Argentina para tan magnánima “colaboración”…

Mientras el Ministro de Economía hacía su gira recaudatoria por los aires del norte, la presidente aprestaba sus valijas para ir a Rusia, de donde volvió con varios acuerdos firmados: uno de colaboración militar y protección de datos, otro de cooperación medioambiental y varios más que van desde la cooperación para el control de drogas, hasta la cooperación entre las fuerzas del orden, el comercio, la industria, la agricultura y/o el desarrollo económico. En buen romance, la presidenta fue a cerrar algunos otros convenios para la exportación de alimentos, algo que Rusia necesita obtener de los países productores y a fortalecer los lazos con ese país que se encuentra en alza, junto con China, frente a la decadencia del gendarme del mundo, Estados Unidos y frente al impulso que está tomando el Banco Asiático de Inversiones, del que nadie se quiere quedar afuera, ni siquiera los europeos.

Pero a pesar de que entre préstamos obtenidos, bonos colocados y acuerdos firmados el gobierno respira con cierto alivio, no logró controlar la inflación de cara a las paritarias. Ante la impotencia manifiesta de parar con el cáncer que consume nuestros salarios y al mejor estilo del chupasangre Cavallo, el Ministro de Economía Kicillof, sin que le tiemble el pulso, salió a ponerles techo a los acuerdos entre patrones y sindicalistas (no decimos trabajadores, porque desde hace décadas estos sujetos no nos representan ni tampoco son capaces de defender ninguno de nuestros derechos). Acuerdos ya firmados, como el de Comercio, fueron para atrás porque eran superiores el “tope” del 25 % de Kicillof. Es decir, teniendo en cuenta que los sindicalistas son en realidad patrones disfrazados de trabajadores, terminaron siendo más progresistas junto con las cámaras patronales que el propio gobierno… una verdadera vergüenza.

Las centrales obreras y los propios gremios se ven muy acorralados por sus propias bases empobrecidas por la inflación e impacientes desde que se acabó el bono navideño, parche con el que contuvieron la presión de los trabajadores. Ante esta presión se ven OBLIGADOS a hacerse los combativos. Es casi gracioso que el máximo dirigente de la CGT oficialista, Caló, haya tenido que reconocer que "Los compañeros me quieren colgar del Obelisco" y que "Hace 20 días que los compañeros me vienen pidiendo un paro, pero ya no tengo otra posibilidad". En realidad, Caló dijo la verdad. TODOS, sin excepciones, vienen siendo asediados por sus bases, no hay fábrica o hipermercados donde los obreros y empleados no estén en estado de deliberación permanente y arrinconando a sus delegados, cuya mayoría responden a los sindicalistas de turno. Los burócratas están acostumbrados a “pilotear” el descontento, pero como muchas veces hemos reiterado, no olvidan la frase de su jefe espiritual: o con los dirigentes a la cabeza o con la cabeza de los dirigentes… Nunca tan oportuna la frase y cada vez más cerca de que se concrete.

Si no fuera que en juego están nuestros salarios, nuestra canasta familiar y la sobrevivencia de nuestras familias, las idas y venidas de las paritarias nos harían reír como parte de un show de los tantos a los que políticos, patrones y gremialistas nos tienen acostumbrados. El “gordo” Cavalieri, aliado del gobierno por un ratito (recordemos que ya le dio su visto bueno al alicaído Sergio “tajaí” Massa), nombró al Ministro de Economía como “Cavillof” en alusión al chupasangre Cavallo; Maturana de La Fraternidad le dijo “gorila”, el peor insulto peronista que se conoce hasta la actualidad; Berrozpe, secretario de prensa de la Asociación Bancaria, lo tildó de “inadaptado” y de que “patinó mal” y Pablo Moyano lo remató con que “Es un chanta, se ha llevado matemáticas. Kiciloff es un provocador. Es un caradura, no sabe nada”. Si todos estos personajes han salido a defenestrar en los medios a Kicillof, no nos engañemos, en bambalinas compartirán con el ministro una cena en el mejor restaurante de la capital, es porque NECESITAN hacer la teatralización del enojo, NECESITAN posar para sus bases que los aprietan, NECESITAN hacernos creer que pelean nuestros salarios. El descontento entraña para ellos un peligro latente: que los trabajadores nos organicemos mejor y los saquemos a patadas de sus sillones. Ellos lo saben, no son tontos, no hay que creerles nada, porque son arte y parte, porque hace décadas que no trabajan de nada, desconocen la miseria porque son tan patrones como los patrones con quienes negocian.

Lo cierto es que ante la coyuntura, más de uno convocó a paro por gremio: bancarios, metalúrgicos, portuarios, transportes y siguen las firmas, pero parece que al capitoste camionero no le alcanza: queda mal parado, pese a que su hijo saliera con los tapones de punta. Hay que conservar las formas, llamar a paro general como se debe, quizás le hayan soplado al oído y Moyano, mientras teje y desteje alianzas peropejotistas, anuncia un paro general para dentro de un mes, a mediados de junio, el tiempo suficiente para recibir un guiño oficial, alguna migajita de baja estofa para los trabajadores y levantar el paro si fuera posible. Porque en realidad, nada está más lejos de su cabeza que hacer olas cuando está en lo mejor de la negociación de cargos en las listas para las elecciones burguesas nacionales. Si existiera la CGT de los Argentinos ya estaríamos de paro, ya habríamos salido a reventar las calles…

Pero no está y lo único que hay son esta manga de sátrapas que dirigen los sindicatos y gremios, los que cacarean y cacarean contra el Impuesto a las Ganancias pero permiten que el gobierno nos imponga una nueva trampa con sus medidas que quedarán en nada apenas terminen las paritarias y nos hayan aumentado los salarios. La nueva medida de Kicillof respecto de este tema es tan mentirosa y rebuscada que se necesitaría un premio nóbel de matemáticas para dilucidar sus recovecos que ocultan una nueva estafa a los trabajadores y un maquillaje para disfrazarse ante los incautos que todavía creen que cambió algo, cuando en realidad la reforma es un mutación de lo que había apuntada a que nada cambie.

Y algunas PASO pasaron y dejaron el tendal de lamentos, especialmente para el oficialismo que perdió en varios de los distritos donde se celebraron estas previas a la elección nacional. Festejaron algunos fascistas confesos como Macri en Capital y Del Sel en Santa Fe, se ratificaron viejos partidos burgueses como el Movimiento Popular Neuquino en Neuquén y el Radicalismo con el Pro como aliado en Mendoza, donde se posicionó como tercera fuerza el FIT que, a la vez, quedó en cuarto lugar en Capital Federal. Y así, un 70% de los padrones fue a votar… Diría Galeano “Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres…” pero no se sale de la pobreza amontonando ni contando votos. Nunca en la historia de la humanidad las elecciones burguesas hicieron otra cosa que ofrecernos el mismo perro con diferente collar… el collar que la burguesía siempre ha tenido reservado para nosotros, el mismo que le permite perpetuarse en el PODER para mantenerse no sólo como la clase dominante, sino también como la clase explotadora que tiene un estado a su medida, la justa medida para que las leyes sólo la favorezcan, la exacta medida para que las instituciones garanticen su tasa de ganancia, la precisa medida para que sus fuerzas represivas actúen si les viene el tiempo en que nos temen, como hizo el presidenciable De la Sota con sus 1500 policías allanando, deteniendo, vejando y reprimiendo en los barrios pobres de Córdoba so pretexto de aumentar la “seguridad” por la que claman los burgueses o como hizo Scioli, otro presidenciable, durante el desalojo de un predio ocupado en Abasto, La Plata, apaleando mujeres bolivianas con sus hijos en la espalda... ¡Y después vemos sus hipócritas fotos con el cartelito de “Ni una menos”… Tanto representan los intereses de su clase que ya ni disimulan como en otras épocas: con la provincia sumergida por las inundaciones, con denuncias de la existencia de MILES DE DESNUTRIDOS en Tucumán, una senadora nacional y esposa del gobernador responsable de la miseria de los tucumanos, tuvo la desfachatez de hacer ostentación de su riqueza y de basurear a uno de los tantos pobres de su provincia maltrecha por la gestión de su marido. "Yo tengo 10 mansiones, no una, pero estoy acá, pedazo de animal, vago de miércoles", aunque es a los pedazos de animales a los que le piden el voto burguesas reventadas como ella y burgueses reventados como su marido.

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres… Hay una sola manera de salir de pobres, no es el camino ni más llano ni más corto: tomar el poder en nuestras manos, ser nosotros los artífices reales de nuestro destino y no caer en esta trampa cada dos o cuatro años. Organizarnos para salir de pobres, organizarnos para dejar de soñar de un año a otro, de una década a otra, de un siglo a otro…

No es cuestión de números, sino de a qué sistema responden: al sistema capitalista. Las elecciones burguesas son el hijo dilecto del capitalismo porque lo legitiman, le dan el visto bueno popular a la injusticia, la explotación, el hambre, la propiedad privada para unos pocos y la miseria que reservan para nosotros que somos muchos. La burguesía juega a todo o nada y siempre es todo. ¿Por qué no pensarnos en un juego igual? ¿Por qué habremos de marchar a su compás eternamente, siendo nosotros mayoría y ellos la selecta minoría que arrasa con todo el planeta? Ni una sola propuesta inteligente han ofrecido los candidatos a las masas para pedirles su voto, único momento en que realmente las necesitan, en que verdaderamente se acuerdan de ellas. Ni una sola idea que nos dé un indicio para qué lado pretenden llevarnos. La pobreza intelectual de todos los partidos de la burguesía ha hecho en estas elecciones alarde de mediocridad, sus políticos se han limitado a pasear por cuánto programa televisivo les abriera las puertas, con spots publicitarios con slogans vacíos de contenido. Un mamarracho actor de cuarta por acá, un mamarracho ladrón de guante blanco por allá. Eso han ofrecido. Nada más, signos claros de la DECADENCIA de una clase destinada a desaparecer.

A veces nos preguntan por qué nosotros vamos por el “NO VOTE O ANULE Y LUCHEMOS” y la respuesta es concreta: los trabajadores y las masas estamos en una relación de fuerzas de debilidad por nuestra propia dispersión, no nos dan las fuerzas para hacerle frente en estas condiciones a la clase dominante, por eso apostamos a profundizar la unidad y la organización del campo popular y la toma de conciencia. Participar o no en elecciones para un partido revolucionario es una decisión táctica que jamás puede ni debe ser convertida en una estrategia en sí misma, como su fin último. ¿Qué puede hacer cualquiera de nosotros solo en una banca contra todos los representantes de los partidos burgueses que acuerdan en los pasillos, en los bares y hasta en los baños del congreso? ¿Qué puede cambiar un diputado acá, un concejal allá? Absolutamente NADA y a los hechos nos remitimos. Cuando pregunten por qué no vamos a elecciones deberán saber que es porque nosotros elegimos no ser cómplices de este sistema y legitimarlo, decidimos conscientemente acumular fuerzas, que no es lo mismo que amontonar votos. Y no, el camino no es fácil ni el más corto, pero es el único que nosotros vemos como una salida veraz y creíble para nuestra clase, para nosotros los trabajadores y los pobres; porque no nos conformamos con las migajas de la torta, sino que la queremos entera para repartirla con verdadera justicia.

Este partido en el pasado ya ha hecho su parcial experiencia en elecciones burguesas y los resultados de ellas también engrosan la larga lista de las injusticias que ha sufrido la clase obrera: Leandro Fote, dirigente tucumano, diputado obrero en 1965, está desaparecido…

Sabemos perfectamente cómo y quiénes nos critican por esta decisión colectiva de nuestro partido. También nos criticaron cuando comenzamos con su reconstrucción. Estamos acostumbrados, tenemos callos de tantos palos, pero también satisfechos por no habernos entregado atados de pies y manos, por seguir peleando por un mundo mejor. Y dejamos bien claro que nadie nos arrastrará a la charca, es una decisión tomada. Para nosotros cada cual tiene que hacer su camino y agotar sus experiencias. Ya vendrán los tiempos de la madurez colectiva, de la decisión popular y mayoritaria de romper con el collar del perro que nos ofrecen sistemáticamente con sus urnas podridas y bañadas con la sangre de los trabajadores.

Desde este lugar y de acuerdo con la modestia de nuestras fuerzas estamos en todos los conflictos, acompañamos cada reclamo, nos solidarizamos con todas las luchas y, cuando lo hacemos, no le preguntamos a nadie su color político ni a quién votan o votarían, porque tenemos claro que son hermanos de clase, nuestros hermanos, no nuestro enemigo. Sin sectarismos estamos y estaremos en cada lugar donde estén los trabajadores y los pobres reclamando. A ellos, nuestra lealtad y compromiso inclaudicables. Esta es la historia del PRT y no otra, desde el ’65 ésta ha sido su política. No hacemos sino continuar lo que nuestros caídos han dejado inconcluso. No estamos porque queremos hacer amigos, estamos porque queremos hacer la Revolución.

En el marco de las injusticias que se cometen en este país han ocurrido varias represiones a los originarios, sean qom, wichis o mapuches. A ellos les quitan sus tierras los terratenientes sojeros, la oligarquía de la bosta, que son los mismos que vemos apoyar a tal o cual candidato, inclusive que adscriben al oficialismo. No es novedad lo que hace Insfran (oficialista) en Formosa, como tampoco es explicable por qué una presidente que ha recibido en la Casa Rosada a cantantes extranjeros como Luis Miguel o Montaner (algo absolutamente irrelevante) no recibe a los representantes de la comunidad qom. No es ni mínimamente comprensible que estando a sólo diez cuadras de la Rosada la ceguera sea tan pero tan profunda que le impida ver el acampe que entraña un reclamo justo. No sólo nos solidarizamos con los qoms, sino que adherimos a que sean escuchados de una vez por todas y sean resueltos sus problemas de propiedad de la tierra, salvo que tengan reservado para ellos el mismo tratamiento que Perón les diera, en 1946, a los Kollas del Malón de la Paz a quienes primero les prometió las escrituras de las tierras y luego les mandó la policía y el ejército para llevarlos a palos a los trenes en Retiro que los regresaría a la puna con las manos vacías. La historia de la propiedad de la tierra de las comunidades originarias no es ni de un día ni de una década, como vemos. 67 años han pasado desde entonces y han cambiado las caras y los actores, pero la problemática es la misma.

Y así como la problemática de la propiedad de la tierra es la misma porque el sistema es el mismo, la problemática del patriarcado también es el mismo y se sigue extendiendo en el tiempo. Quizás hayan cambiado las formas, pero no su contenido. Como sucede todo en la sociedad burguesa, sólo existen algunos cambios (no los suficientes ni los necesarios) en el ámbito laboral o educativo, pero no han sido lo bastante significativos como para arrasar con el sometimiento de la mujer. Que en el país, en 2014 hayan 277 mujeres asesinadas por hombres nos lleva al indispensable cuestionamiento hacia la conducta de los hombres con nosotras. Tenemos claro que los femicidios son un emergente social de todas las violencias ocultas y bien tapadas hacia las mujeres, pero no por ello son menos preocupantes. El deficiente estado burgués, expresión del sistema capitalista dominante, formalmente, ha aprobado una ley con severas condenas a los femicidas pero es el principal responsable porque sólo ha cubierto en lo formal la protección de la mujer. Y decimos que es solamente una formalidad porque sabemos perfectamente que ni las comisarías de la mujer ni los juzgados de familia contienen -para accionar en consecuencia- las denuncias de las mujeres golpeadas, violadas o con riesgo de muerte. Sólo unas pocas mujeres, con solvencia económica pueden darse el lujo de llegar a la justicia penal que es la única con herramientas para poner cierto coto al problema. En el medio están las trampas: para llegar a la justicia penal hay que tener un abogado, quien pide cifras siderales para iniciar una demanda. La mayoría de las mujeres pobres, trabajadoras y aún las de los estratos medios de la sociedad no tienen posibilidades de adelantarle al cuervo de turno ocho, nueve o diez mil pesos que es el “precio” en el “mercado” que se le pone a la justicia para las mujeres para que se digne a tipear un escrito e iniciar una causa. Y eso sólo es el arranque: vendrán después más gastos, más honorarios. Al fin, como hasta allí llegan unas pocas, la mayoría quedan en el camino y expuestas a que su fin sean o más golpes o más violencia en cualquiera de sus expresiones o una condena a muerte sin fecha fija.

También es responsable esta sociedad de consumo, basada en la propiedad, en la cual las mujeres hemos pasado a ser uno más de sus objetos vendibles, una más de esas cosas que tienen dueño. El concepto de propiedad que sostiene y destila el sistema se traslada mecánicamente a la mujer y es su hombre, sea novio, amante o marido, el “propietario” de ella, casi como una extensión mecánica de lo que sustenta a este sistema canalla y asesino que es el capitalismo. Y es esta sociedad la que transmite parámetros de “familia” y “amor” con sus culebrones que reproducen la legitimación de los celos como parte del amor, el control como indispensable muestra de cariño, la sanción personal y el castigo masculino cuando somos distintas o libres o, simplemente, cuando no obedecemos.

Y nos cosifican con sus parámetros de belleza, que llevan a muchas mujeres a quererse flacas como sinónimo de hermosura, concepción que hace parir las nuevas enfermedades como la bulimia y la anorexia. Y nos cosifican cuando usan el cuerpo de la mujer, escasa ropa, para vender un auto, una tarjeta de crédito o un lavarropas y lo mismo da. Y nos desconsideran cuando en sus publicidades sostienen que las madres no se enferman. Y nos manosean cuando ponen de moda las malditas “selfies” sexuadas como parámetro de éxito social. Y nos ningunean cuando nos pagan menos salarios que a los hombres por la misma tarea, cuando se abstienen de emplearnos porque potencialmente podremos ser madres a futuro, cuando nos despiden porque nos embarazamos, cuando nos usan para atraer clientes en negocios, estaciones de servicio, supermercados sueltas de ropas porque somos mujeres. Y nos basurean con hipocresía cuando sostienen “Ni una menos”, pero se refieren a nosotras (porque lo piensan) como las putas, las tortas, las zorras, las calzones flojos, cuando nos echan sobre la espalda que nos matan porque nos ponemos un short o una minifalda, como si eso fuera el detonante de que nos maten y como si ellos mismos no promovieran nuestra cosificación. Y nos insultan la inteligencia los que dicen “Ni una menos” pero son férreos detractores del aborto legal, mientras una de nosotras muere por día por abortos clandestinos.

Nosotros, hombres y mujeres del PRT, decimos TODAS, queremos vida porque estamos convencidos de que no debe haber NI UNA MENOS y que el esfuerzo tendremos que hacerlo educando a nuestros pares, informando, accionando, cuestionando los abandonos del estado y nuestras propias conductas individuales. Nosotros, hombres y mujeres del PRT, decimos, taxativamente: NO A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER.

Y el PRT cumple 50 años junto con los trabajadores y el pueblo. El glorioso PRT creado en 1965, el que tuvo la lucidez de organizar y organizar, responsable de que los jóvenes se aglutinaran en la Juventud Guevarista, impulsor del Frente Antiimperialista por el Socialismo (FAS), que juntó a los artistas en el Frente Antiimperialista de Trabajadores de la Cultura (FATRAC), creador del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), impulsor de la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) con otras organizaciones hermanas latinoamericanas, alentador del Cine de la Base y que contó con hombres de la talla de un Raymundo Gleyzer cuyas películas aún tienen vigencia. El PRT de los hombres y mujeres que cayeron presos, que están desaparecidos, que soportaron torturas y persecuciones, protagonistas anónimos de actos de heroísmo estoico durante la dictadura cumple 50 años. Nadie podrá decir que alguna vez esta organización traicionó JAMÁS a los trabajadores y las masas. Nadie podrá señalar con el índice la conducta, disciplina, compromiso y abnegación que han tenido los integrantes de esta organización que llevó hasta las últimas consecuencia su militancia y le puso contenido al saludo histórico de AVOMPLA (A vencer o morir por la Argentina) regando con su sangre todo el territorio del país.

“En una Revolución se triunfa o se muere” dijo el Che y así fue. Porque rozaron la Revolución con la punta de los dedos los compañeros del PRT fueron masacrados. No fueron derrotados por sus errores, sino por sus múltiples aciertos, por ser la expresión más acabada de una etapa histórica que nos despertó de los sueños y nos puso de frente a la posibilidad concreta de la liberación del yugo burgués, porque el socialismo dejaba de ser meta lejana para transformarse en meta posible.

A vencer o morir por la Argentina no puede ser tomado a la ligera, sino como objetivo inmensamente humano, poderosamente potente, enormemente comprometedor. A vencer o morir por la Argentina no puede ser vaciado de sentido y ser utilizado como una sigla más de las tantas que se manosean en tiempos de post modernismo y superficialidad. A vencer o morir por la Argentina es un juramento, es una meta posible, es un compromiso y, para nosotros, es no sólo una promesa, sino un honor levantar las banderas de esos hombres y mujeres que nos antecedieron, que nos mostraron que se puede, que nos legaron el desafío.

¡A todos los compañeros que integraron el PRT nacido en 1965, GLORIA Y HONOR! ¡A nuestros caídos, GLORIA Y HONOR!

Los actuales compañeros que integramos el PRT, con algunos de los sobrevivientes de la masacre, nos ponemos de pie al recordar a cada uno de los compañeros que aún nos reafirman la esperanza de creer en nosotros mismos.

¡VIVA EL PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES!

¡VIVA LA REVOLUCIÓN!

AVOMPLA, UNA VEZ MÁS, HASTA LA VICTORIA FINAL POR ELLOS, POR SUS HIJOS, POR NOSOTROS Y POR NUESTROS HIJOS.

INTERNACIONAL

Como es sabido y muchas veces hemos publicado en números anteriores, la egemonía de Estados Unidos, ahora no tan hegemónico, se basaba en el monopolio del sistema de la Reserva Federal y su poderío militar. El sistema de la Reserva Federal (FED) está compuesto por accionistas que son grandes bancos, no sólo de Wall Street, sino también de Europa.

Durante la crisis financiera mundial, entre el 2007 y 2009, la Reserva Federal distribuyó varios préstamos por más de 16 billones de dólares a los bancos. Los beneficiarios de los préstamos fueron los principales accionistas de la Reserva Federal. Entre ellos figuran Citigroup, Morgan Stanley, Merry Lynch, Bank of América, Barclays PLC, Bear Sterns, Goldman Sachs, JP Morgan y Leman Brothers. Otros beneficiarios fueron bancos extranjeros, incluyendo a los británicos Barclays PLC, Royal Bank of Scotland, Bank of Scotland, los suizos Crédit Swis y UBS, el alemán Deutsche Bank y el francés BNP Paribas.

Los seis bancos más grandes de Estados Unidos son los accionistas de los accionistas, la élite de los accionistas, los que poseen la mayor parte del capital de los seis bancos: Bank of América, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Goldman Sachs, Wells Fargo y Citigroup.

Algunos bancos de Wall Street tienen también accionistas individuales que casi siempre son altos ejecutivos del banco, tanto activos, como jubilados. Pero muchos analistas creen que el núcleo accionario de Wall Street se compone de tan solo cuatro empresas financieras: Vanguard Group, State Street Corporation, FMR (Fidelity) y Black Rock. Otras empresas no pertenecen a la categoría de accionistas principales o están controladas directamente o a través de una cadena de intermediarios por las cuatro empresas mencionadas. Por tanto, se trata de las empresas que ejercen el control real sobre el sistema bancario norteamericano.

Pero al parecer, todos los pronósticos se adelantan de manera irreversible y Estados Unidos que ha hecho uso y abuso del privilegio de poseer la moneda de intercambio internacional y de la moneda de reserva ha llegado a un límite tal que ya no le sirve de mucho para expoliar a los países del tercer mundo y continuar estableciendo las normas para el funcionamiento del sistema capitalista. La base de la política comercial internacional de Estados Unidos descansaba en el privilegio de emitir dinero de la nada, lo que le permitía sacar de los mercados abiertos a sus competidores, pues sus empresas siempre tenían más dinero, así lo sostiene Umberto Mazzei, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Florencia. El privilegio se apoya en que la emisión de dinero en los Estados Unidos no genera inflación, debido a que el dólar es una moneda internacionalmente aceptada para transacciones comerciales y financieras. Cualquier “exceso” de dólares “sale” del país y es aceptado por ciudadanos de otros países. Del otro lado, cabe destacar que los acuerdos comerciales que propone Estados Unidos implican la adopción de políticas neo liberales y desbordan el contenido comercial con obligaciones en otras áreas como finanzas, inversiones, propiedad intelectual, asuntos laborales, ambiente, cooperación internacional y hasta políticas industriales, incluso contiene la “utilización de cadenas globales valor” en la negociación de nuevos acuerdos en la Organización Mundial de Comercio (OMC), concepto clave que “da mucho valor a la propiedad intelectual y a la inversión de capital en el valor final de un producto”. Ese concepto de valor se muestra claramente en el hecho de que a pesar que desde 2007 China es la principal productora de software y hardware, el 84% de las ganancias en este rubro siguen en manos de capitalistas estadounidenses. Por estas razones muchos países van abandonando los negocios con Estados Unidos y buscan otro destino. Muchos lo han encontrado en China y otros conformaron grupos regionales para poder negociar con Estados Unidos y Europa en una mejor relación de fuerzas.

La burguesía financiera imperialista a través de sus títeres gobernantes ha ido profundizando el abismo en el que serán enterrados todos sus sueños de dominar el mundo, todas las medidas que fue tomando: empobrecimiento generalizado de sus pueblos, enajenamiento de los ahorros públicos, armamentismo desenfrenado, el robo de la salud y la educación de los pueblos, guerras de rapiñas llamadas revoluciones de colores y primaveras árabes, flexibilizaciones cuantitativas, etc. encontraron dos muros contra los que se estrellaron y hoy giran para morderse su propia cola buscando una salida que día a día se le hace más y más esquiva. Uno de los muros se caracteriza por ser predominantemente económico y el otro es una muralla militar.

Los pronósticos de que China iba a sobrepasar a Estados Unidos en el 2050 que eran un mito de la burguesía financiera imperialista. China ya lo sobrepasó: es la primera economía del mundo, parte creadora del grupo BRICS, de la Organización del Tratado de Shangai; les disputa palmo a palmo a los Estados Unidos y Europa el continente africano, Asia y también América Latina y, por los datos que poseemos y sus proyecciones, la burguesía financiera imperialista no tiene muchas chances de resistir mucho tiempo al avance del gigante asiático. Para China, los organismos de crédito internacionales FMI, Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, creados por el tratado de Bretton Woods, son una traba para el crecimiento y desarrollo de los países del tercer mundo. Ha decidido crear el Banco Asiático de Inversiones de Infraestructura (BAII) que, en los hechos, reemplazará al FMI. Rusia y China impulsaron la creación del Banco de Desarrollo de los BRICS que, a su vez, seguramente reemplazará al Banco Mundial. La creación del BAII es una bofetada a los Estados Unidos porque los principales y más desarrollados países de Europa figuran como miembros fundadores junto con Rusia. Se cumple así una de las premisas del marxismo: nada muere hasta que no se desarrollan los embriones de los fenómenos que vienen a reemplazarlos.

La pérdida de la hegemonía norteamericana en el mundo produce innumerables reacciones que van desde los análisis desde análisis de posibilidades a las predicciones más apocalípticas, como la de Gregory Mannarino, analista económico, quien cuenta los peligros que se ciernen sobre nosotros si estalla la economía mundial basada en la deuda. El experto está convencido de que la raíz del problema son los bancos centrales que "han adoptado un modelo económico basado en la deuda, que exige pedirle dinero prestado al futuro en cantidades cada vez mayores para mantener vivo el presente", según una entrevista concedida al canal de YouTube X22, Report Spotlight. Además, el experto opina que las mejoras en nuestro estilo de vida y "la cantidad de población" han crecido "en paralelo con la deuda", "Así que, cuando la burbuja de la deuda estalle, provocará una corrección de la población". Según su pesimista prognosis, "millones y millones de personas morirán en todo el mundo cuando la burbuja de la deuda estalle" y "A medida que los recursos se vuelvan más escasos, veremos que los países entran en guerra los unos con los otros" y en el peor de los casos los humanos "lucharán por la supervivencia y para mantener viva a su familia y a sí mismos", agrega Mannarino. No es necesario un análisis profundo para darse cuenta de que es muy poco probable de que lo que describe Mannarino suceda. En el otro extremo están los analistas que proponen planes como si el sistema capitalista estuviera en sus mejores momentos, como Paul Krugman o muchos banqueros de Wall Street.

Pero, la élite de la burguesía financiera sí tiene claro lo que puede suceder y busca de manera afanosa la “salvación”: una de las formas por las que ha optado es la aplicación de la ley del caos o por lo menos lo que ellos creen que es la ley del caos. Sospechamos que lo hace con el objetivo de retrasar su inevitable desplazamiento, esperando, quizás, algunas soluciones mágicas que vaya uno a saber en qué consisten. El hecho que ya es contundente es que las deudas de los estados desarrollados de Europa, Estados Unidos y Japón superan, o casi superan, sus PBI; que sus economías están en franca recesión y a la espera de que explote la burbuja de las deudas soberanas.

Según los últimos informes que obran en nuestro poder, Estados Unidos ha superado los 18 billones de deuda y China ha comenzado a deshacerse de los bonos del tesoro estadounidense. Rusia, por su parte, desde hace tiempo que lo viene haciendo y otros países lo imitan. El dólar norteamericano ha sido desplazado por muchos países de su comercio. Por tanto, podemos afirmar que la valorización del dólar no se corresponde con la ley de la oferta y la demanda, sino con la manipulación, una especulación diagramada y ejecutada por la burguesía financiera estadounidense apuntada a desplazar al yuan como primer objetivo y a desvalorizar y desplazar al euro para obligar a los países europeos a firmar el tratado transoceánico (TTIP). Al parecer, la respuesta a la iniciativa norteamericana por parte de Alemania, Francia, Inglaterra e Italia fue suscribir la creación del Banco Asiático de Inversiones e Infraestructura (BAII). Recordemos que Estados Unidos viene bloqueando la solicitud de China al FMI para que el yuan sea parte de los Derechos Especiales de Giro, solicitud que ya lleva dos años en manos de la presidencia del FMI. Los Derechos Especiales de Giro son una especie de moneda internacional que está respaldada por el dólar, el yen japonés y la libra esterlina inglesa, resabio arcaico del tratado de Bretton Woods que los norteamericanos no quieren cambiar porque sería reconocer a China por lo que es: una potencia económica, y al yuan como una moneda con capacidad para el comercio mundial y darle el status como moneda de intercambio permitiendo su internacionalización. Internacionalización que China ha conseguido en Europa a través de Inglaterra y en el continente americano. Hasta finales del año pasado se había limitado a establecer acuerdos bilaterales “swaps” (permutas de divisas) con los bancos centrales de Brasil y Argentina, las dos economías de mayor tamaño del cono sur. El gobierno de Canadá concretó tres acuerdos importantes en los últimos seis meses. Aprobaron la instalación del primer centro de liquidación directa para facilitar el uso del yuan en el continente americano. Antes de eso, únicamente se habían concretado en la zona asiática y Europa. Bajo la supervisión del ICBC, Banco Industrial y Comercial de China con sede en Toronto, este centro de liquidación directa posibilita operaciones de convertibilidad entre el dólar canadiense y el yuan sin tomar en cuenta las cotizaciones del dólar norteamericano, también permite bajar los costos de transacción y estrechar los vínculos entre empresas de ambos países mediante el aumento de los intercambios de mercancías y servicios.

En segundo lugar, el Banco Popular de China y el Banco Central de Canadá, suscribieron un ‘swap’ cambiario con vencimiento a tres años por la suma de 30.000 millones de dólares canadienses equivalentes a 200.000 millones de yuanes. Negocios son negocios. Si los negocios son afectados, las “alianzas estratégicas” ya no son tan estratégicas y menos alianzas. La FED, al dar por concluido su programa de flexibilización cuantitativa, ‘quantitave easing’, ha ocasionado que muchos países hayan sufrido la depreciación de sus monedas frente al dólar norteamericano, incluidos Japón, la zona euro y países desarrollados, exportadores de materias primas (commodities), como Australia y Canadá y todas las economías periféricas con mayores fragilidades financieras. Es evidente que a través del acuerdo ‘swap’, China y Canadá abandonan el uso del dólar estadounidense y la volatilidad del tipo de cambio, sobre los flujos de comercio e inversión bilaterales. La moneda china ha despertado un gran entusiasmo en Canadá y ya se plantea extender la experiencia a otras grandes ciudades canadienses. De acuerdo con la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Internacionales SWIFT, en marzo del 2015, las corporaciones canadienses aumentaron en 213% sus operaciones en yuanes en relación con el 2013. Mientras el títere Obama fracasa en su intento de rebajar los triunfos de la diplomacia china a escala mundial, los chinos cuentan con su “caballo de Troya” en Canadá y consolidan la internacionalización del yuan en su patio trasero...

Todos estos fenómenos económicos tienen su correspondencia en lo político, se pueden resumir en pocas palabras: la burguesía financiera imperialista fracasando una y otra vez en sus intentos de frenar el avance de China y Rusia; golpeando con sus soldaditos de plomo aquí y allá; sembrando el mundo de terror y muerte, destruyendo con sus bombas ciudades enteras en forma directa, como en Irak y Siria o a través de sus zánganos aliados, como la agresión saudí contra los yemenitas; creando éxodos nunca vistos por la humanidad; desestabilizando toda Europa con el flujo de inmigrantes que huyen de la guerras y la miseria. Según las últimas cifras de las Naciones Unidas ya suman más de 38 millones los seres humanos desplazados, los parias, los condenados de la tierra.

Pero no todo está perdido, no todos se doblegan y se postran ante el altar del dios dinero: la humanidad está creando, pariendo, poco a poco, con mucho dolor, el reemplazo de estas calamidades. No es casual que quién fue asesor de un presidente yanqui, uno de los “enviados de dios”, un “iluminado” por la “luz divina” que alumbró la “excepcionalidad” de Estados Unidos, hoy se revuelve contra la monstruosidad que ayudó a crear… Hablamos del Señor Paul Craig Roberts, quien sostiene que la Casa Blanca decidió bloquear el surgimiento de las dos potencias nucleares claves, China y Rusia, que ninguna de las dos aceptará la hegemonía de Estados Unidos, que Washington comete un error que puede ser fatal para la humanidad. Con la caída de la Unión Soviética, Estados Unidos, que siempre tuvo una buena opinión de sí misma -esa autosatisfacción-, alcanzó nuevas cumbres. “Nos convertimos en el pueblo excepcional, el pueblo indispensable, el pueblo elegido por dios y por la historia para ejercer la hegemonía del mundo, que esta doctrina libera a los gobiernos de Estados Unidos de la limitaciones del derecho internacional y permite a Washington usar la coerción, contra Estrados soberanos, con el fin de rehacer el mundo. Debido a esta política, Pekín actualmente se está confrontando con la estrategia estadounidense, conocida como ‘Pivot to Asia’ (giro a Asia), con la construcción de nuevas bases navales y aéreas de Estados Unidos, para asegurar el control de Washington en el mar de China Meridional, que ahora define como una de las áreas de interés nacional para los estadounidenses. Por otro lado, el intento de contener a Rusia es el origen de la crisis que Washington ha creado en Ucrania y de aprovecharla para hacer propaganda anti rusa. La agresión y la propaganda descarada de Estados Unidos, no han hecho más que convencer a Rusia y China de que Washington tiene intenciones de guerra, y haberse dado cuenta de ello ha empujado a los dos países hacia una alianza estratégica. Ni Rusia, ni China aceptarán el llamado ‘estatus de vasallaje’, aceptado por el Reino Unido, Alemania, Francia y el resto de Europa, así como Canadá, Japón y Australia, el precio de la paz mundial es que todo el mundo acepte la hegemonía de Washington. En el frente de la política exterior, la arrogancia de la autoimagen de Estados Unidos como el país excepcional e indispensable y con los derechos hegemónicos sobre otros países, significa que el mundo se prepara para la guerra. A menos que el dólar, y con él el poder de Estados Unidos se derrumbe, o que Europa encuentre el coraje para romper con Washington y llevar una política exterior independiente, diciendo adiós a la OTAN, una guerra nuclear es nuestro probable futuro”. En su columna, Roberts aborda la cuestión de las celebraciones en Moscú del Día de la Victoria sobre el nazismo, boicoteadas por políticos occidentales, mientras que “los chinos estaban allí, en su lugar, con el presidente, sentado junto a Vladimir Putin, durante el desfile militar en la Plaza Roja, lo cual, según el politólogo, marcó un “punto de inflexión histórico”. Aunque la comparación de las bajas soviéticas con las de Estados Unidos, Reino Unido y Francia juntas, “deja totalmente claro que fue Rusia quien derrotó a Hitler. En su discurso con motivo del 70º aniversario de la rendición de la Alemania nazi, el presidente estadounidense solo mencionó a las fuerzas de Estados Unidos, en cambio, el presidente Putin “expresó su agradecimiento a los pueblos de Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos por su contribución a la victoria”. Desde hace muchos años, el mandatario ruso declara públicamente que “Occidente no escucha a Rusia. Washington y sus Estados vasallos en Europa, Canadá, Australia y Japón no escuchan cuando Rusia dice: ‘no nos presionen tanto, no somos el enemigo, queremos ser su socio’. Por culpa de la política de Washington, Rusia y China se han dado cuenta de que tienen que elegir entre el vasallaje y la guerra, Washington ha cometido un error que podría ser fatal para la humanidad”.

Para todos los que repudiamos la violencia en todos los ámbitos de la sociedad humana, debemos reconocer que el sistema capitalista fue alumbrado con violencia. Como decía Don Carlos Marx “La violencia es la partera de la historia”, pero también es la forma a la que acude “lo viejo” para mantener sus privilegios. Algunas de las condiciones que nombra Don Paul Craig Roberts están asomando a la superficie. El dólar estadounidense ha perdido terreno en el comercio internacional, tendencia que va camino a crecer y a lograr que el dólar deje de ser privilegio para un país que lo usa para someter a otros.

 También asoman serias contradicciones entre Estados Unidos y Alemania y otros países europeos, que crean grandes preocupaciones en los títeres norteamericanos. Es, todavía, una tibia manifestación de que se encaminan hacia una política independiente, parece ser el prolegómeno de la desaparición de la OTAN.

Es importante ver y saber que atrás de todos estos sucesos está el poco o nunca nombrado, EL PROLETARIADO, que a través de sus movilizaciones en todo el mundo condiciona el accionar de la burguesía financiera imperialista y de todos sus títeres. Como hace cincuenta años, nuestro Partido pone todas sus esperanzas en las fuerzas del proletariado y repite el legendario llamado:

PROLETARIOS DEL MUNDO UNÍOS.

¡SALUD AL PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES EN SU CINCUENTA ANIVERSARIO!

A Vencer o Morir por la Argentina.

16 de mayo del 2015.                                               

 

Por Mario Roberto Salvatierra.

LECCIONES DE BATALLA

ACTA FUNDACIONAL

 

Por Ranquel