El Combatiente Nº 59
Enero - Marzo de 2014 - Edición Nº 59
 

EDITORIAL

Ni es casual ni es una graciosa concesión del Club de París la “amable” invitación que llegara al país para renegociar la deuda con ese organismo a partir del 16 de Mayo de 2014, sino la respuesta previsible a varias medidas tomadas por el gobierno que satisfacen la angurria de los organismos de crédito internacionales. Por un lado, el cambio realizado en el reconocimiento de índices de inflación más apegados a la realidad, que cambiaron toda la tradición de mentiras sobre las que se asentó el gobierno durante los últimos siete años. Efectivamente, en enero se hizo público que los precios habían subido un 3,7%, un reconocimiento EXIGIDO, especialmente, por el Fondo Monetario Internacional como condición para abrir el paso no sólo a nuevas negociaciones con el Club de París, sino a nuevos créditos internacionales que saquen del ahogo en que se encuentra sumergido el gobierno. Aunque ahora se busca a Guillermo Moreno como el responsable de los siete años de mentiras, debe entenderse que el ex Secretario de Comercio era simplemente un secretario, un funcionario más de segunda línea, que OBEDECIÓ órdenes políticas superiores y no el único responsable de tamañas falacias sostenidas en el tiempo. Moreno, la cara visible, correrá con el costo político, pero la realidad es que fue un cadete del poder que tomó la decisión política de sostener una mentira, como tantas otras, que intentaron ocultar el fracaso económico, la crisis interna propia, la crisis interna como consecuencia de la crisis internacional y una economía basada en el beneficio al sector agroexportador. Pese a los vanos intentos, nunca nos engañaron a los trabajadores que hemos venido poniendo el hombro con postergaciones, porque a nosotros nunca pudieron convencernos las mentiras oficiales sobre una inflación que se deglutió nuestro poder adquisitivo y nos fue achicando las posibilidades de satisfacer nuestras necesidades básicas.

Por otro lado, la devaluación de la moneda realizada a fines de enero, una medida económica nada novedosa, sino basada en los “consejos” que daba el FMI en los años 50-60 -cuando promovía la devaluación de la moneda y la contracción de la demanda como la alternativa para  amortiguar la salida de divisas que ponía en peligro los pagos a los organismos de crédito internacional- que terminó de licuar los salarios aún más de lo que ya estaban. Lo paradójico es que este tipo de “sugerencias” fueron abandonadas hace años hasta por el propio FMI porque en la práctica se comprobó que nunca pudieron detener un proceso inflacionario ni resolvieron sus causas.

El acercamiento entre el dólar oficial y el dólar blue se hizo imprescindible ante otra situación que veníamos denunciando: la caída de las reservas del Banco Central. Para eso se devaluó, para detener ese vaciamiento. Obviamente que el sector vulnerable, los trabajadores y los pobres, somos los directos damnificados de la devaluación del gobierno y que, prácticamente en los hechos, somos los que, una vez más, garantizamos los pagos internacionales con una enorme transferencia de ingresos de los más pobres a los más poderosos. Nada nuevo bajo el sol, podríamos decir, si no fuera que este gobierno aún pretende mantener su máscara de “popular”, aunque ya sólo les crean sus fanáticos y minoritarios seguidores. Minoritarios respecto de las grandes masas de asalariados y pobres, despegados de la realidad que están convencidos de que las palabras pueden sustituir lo material, que los pronunciamientos rimbombantes pueden ocultar y acallar una realidad que padecemos todos y vivimos en carne propia.

Es en este marco cuando la presidente retoma el protagonismo temporalmente apagado por su enfermedad. Cuando la estúpida e inepta “oposición” batía el parche sobre un vaciamiento de poder, reapareció la Señora Kirchner como en sus mejores momentos, alzando la batuta para que no le quedaran dudas a nadie de quién dirige esta orquesta desafinada. Así, con un nivel de hipocresía asombrosa, instó a los empresarios a que no nos mientan más, como si el gobierno fuera un dechado de virtudes al respecto, comenzando porque es un gobierno burgués, REPRESENTANTE de esos empresarios con los que se florea en todas las comitivas oficiales que viajan por el mundo para hacer negocios que los beneficiarán como clase. Ésos a los que se les pide que no nos mientan son los que, detrás del verso oficial sobre las “inversiones” que se harán en este país para SUS negocios, luego el gobierno pretende vendernos como una suerte de buena noticia para los trabajadores, porque multiplicarán las fuentes de trabajo. Es cierto, pero directa y proporcionalmente a sus inversiones –y negocios- y creación de empleo, también se multiplican las fuentes de explotación, de apropiación de plusvalía, de aplicación de leyes burguesas esclavistas (cuando las aplican) o de evasión de esas mismas leyes para explotarnos más y mejor, como el lobo de Caperucita. Por eso decimos que es de alta hipocresía pedirles que no nos mientan, porque ellos y nosotros sabemos que SIEMPRE MIENTEN estén en las empresas o sean parte del estado burgués que administran.

Pero hubo más, mucho más en la misma “línea” de hipocresía: “No queremos la teoría de los liberales, queremos el crecimiento de la economía a partir del consumo popular” dijo la presidente, como si estuviera poniendo en marcha la nacionalización de la banca, la reforma agraria y la socialización de los medios de producción. El consumo popular no se restringe solamente por una inflación indetenible y una escalada de precios escandalosa, sino también como consecuencia de la devaluación que hiciera el gobierno TÍPICA DE CUALQUIER GOBIERNO LIBERAL que implicó, directamente, un ROBO a nuestros salarios y planes de los pobres. UN ROBO, ninguna otra palabra puede describir las consecuencias de esa devaluación y no ha habido en este país nunca otra cosa que gobiernos con economías de mercado, capitalistas y “liberales”. Este gobierno no es una excepción a la regla, sino la confirmación de que esa regla sigue en vigencia y goza, todavía, de buena salud para ROBARNOS como siempre han hecho los liberales de este país, que no son otra cosa que la burguesía, la clase dominante que se enriquece a nuestra costa y lo ha hecho a lo largo de la historia. Para que haya consumo “popular”, los trabajadores y pobres tenemos que tener con qué consumir: si la variable de ajuste siguen siendo nuestros salarios planchados, convertidos en papel picado del carnaval de la burguesía, NO HABRÁ palabritas lindas que incentiven ese tipo de consumo, porque cuando vamos al mercado a comprar verduras, leche o pan pagamos con el poco dinero que nos queda, devaluado en una de las medidas más anacrónicas siempre tomadas históricamente por los “liberales”, que no son otra cosa que más de lo mismo que hoy está en el gobierno que pretende que con un barniz discursivo de populismo alcance para llenarnos las panzas, los bolsillos y las cabezas. No sólo es una verdadera hipocresía, sino un alto nivel de subestimación de quiénes somos los trabajadores de este país. Entre septiembre de 2013 y febrero de 2014 el salario real cayó 9,5%, un porcentaje que no le tiene ninguna envidia a los anteriores gobiernos supuestamente los “únicos” liberales… Para aquéllos y para éstos la variable de ajuste siguen siendo los salarios.

Atado a todo lo anterior, la directora de la orquesta que hace doler los oídos, continuó fustigando a otro sector tan socio del gobierno como el de los empresarios: la burocracia sindical chupamedias que la acompaña, le rinde pleitesía y traiciona los intereses de sus representados. "Cuando veo que los sindicalistas piden aumentos de salarios, no entienden que los perjudicados son los millones de argentinos" le dijo al pusilánime de Caló. ¿Y qué espera, Señora Presidenta, que después de haber liquidado, lisa y llanamente, nuestros sueldos, le pidan margaritas como si nosotros fuéramos chanchos? Le piden aumento de salarios porque si no lo hacen las bases los van a sacar a patadas de sus sillones, porque no les queda otra, porque la presión desde abajo es cada vez más insoportable para estos empresarios en que se han transformado los supuestos representantes de los trabajadores. Ellos saben perfectamente que cuando el hilo se tensa demasiado, se corta. Si alguna conciencia tienen de la realidad es cuándo los tiempos se acortan y se limitan los márgenes de movimiento. Ellos no están allí para representarnos a nosotros, sino para ser la CONTENCIÓN de los conflictos. Los disuelven mientras les da la correlación de fuerzas, pero tienen muy claro que esa correlación se da vuelta cuando la indignación llena más la garganta que un pedazo de pan. Y también es una falacia sostener que un pedido de aumento perjudica a millones de argentinos. BENEFICIA a los que ponemos el lomo, Señora, a los que podríamos sostener su cacareado deseo de consumo “popular” si tuviéramos chance. ¡Vamos a ver si podría vivir usted con los 3.200 pesos que cobran muchos docentes, por ejemplo! Los perjudicados no son millones, sino la ESTRICTA MINORÍA DE LA CLASE DOMINANTE que tiene que aumentar los salarios y resignar ÍNFIMAS partes de sus enormes ganancias. Los millones de perjudicados SOMOS LOS TRABAJADORES que aún vivimos con los sueldos pautados el año pasado y que no reflejan ni la creciente inflación ni el devaluazo de SU gobierno, Señora Presidente.

Y antes de seguir con un sintético recorrido del nuevo vademécum de hipocresías y mentiras, nos vamos a detener en el estado de las centrales obreras. La CGT oficialista, en febrero, tuvo una deserción: la Unión Tranviarios Automotor. Fue el líder de la seccional Rosario, Manuel Cornejo, quien sepultó a Caló con una apreciación que bien le cabe: “No puede caminar la CGT oficialista, mirá lo que está pidiendo el “jefe”: un decreto, por qué no pide que anulen la paritaria, es un caradura, además de un blando, un tierno”. Pero no se conformó con eso, sino que también sostuvo: “…a nivel nacional no estamos de acuerdo cómo se maneja el gobierno y tampoco la CGT oficialista. No sé quién carajo se cree que es Caló para salir a pedir ahora un decreto presidencial o una suma fija para todos los trabajadores en tanto y en cuanto se arreglen las paritarias. Lo que debería hacer es pedir un decreto para los metalúrgicos no para todos los trabajadores, porque no los representa”. No descubrió que la tierra es redonda, pero sus declaraciones sirvieron para que salieran hacia afuera las contradicciones internas de esta central, los enfrentamientos entre quienes la integran y la cada vez más insostenible posición de la CGT de Caló de intentar mantenerse fiel al gobierno y representar a alguien… Y justamente desde este sector (UTA) ahora desprendido de la CGT oficialista, es de donde llegan algunos tibios indicios de acercamiento entre las dos centrales: el secretario general nacional de la Unión Tranviarios Automotor, Roberto Fernández, dijo que "siempre vamos en busca de la unidad del movimiento obrero, vamos a sentarnos a conversar con quién sea para lograrla". Si bien el despegue de la UTA de la CGT oficialista puede ser una de las tantas y conocidas maniobras de los burócratas de que uno se vaya, quede supuestamente descomprometido y al medio, para ser el negociador “válido” entre ambos bandos, también es cierto que, aún si así fuera, ese hecho está enmarcado en una situación que todos ven: el creciente descontento general y cuestionamiento a su accionar de sus propias bases, a las que se les acabó la paciencia. Si estos capitostes continúan pretendiendo contener a los trabajadores tendrán que hacer ALGO que supere la repetición de lo que también hace el gobierno, hablar. Tendrán que abandonar las declaraciones para los medios y ponerse a la cabeza de los reclamos, porque para ellos también se acaba el tiempo de paciencia.

Moyano, por su parte, sigue dilatando y recién para el 20 de marzo ha convocado a un plenario de secretarios generales para evaluar la falta de respuesta del gobierno a sus reclamos. Han pasado ya dos meses de la última devaluación y recién ahora “descubren” que nadie los escucha. Mientras los gordos (en la CGT oficialista) refutan las posibilidades de unidad mencionadas por la UTA, la CGT de Moyano planea una reunión en la cual participarán el inefable Barrionuevo y la propia UTA. Los tiempos apremian y todos comienzan una cuenta regresiva contra el reloj.

Si ya el papel de las dos CGT es patético, no menos le toca a la CTA oficialista ¿liderada? por Yasky. Su propio sindicato le pasó por arriba y los docentes fueron a un paro nacional que superó los deseos de obediencia debida de Yasky. Mal parado y cada vez más alejado de las necesidades de sus representados, ni siquiera salió a cuestionar al gobierno cuando la presidente y otros funcionarios propusieron penalizar los cortes y las protestas. Lavado, pusilánime y cobarde, su alianza con el gobierno no le sirve ni para conseguir el reconocimiento como central obrera tan largamente acariciado. Tiene el cetro de los patéticos.

La CTA de Micheli, mientras tanto, convocó al paro y a la marcha multitudinaria realizada el 12 de marzo, en la que se cuestionó duramente el papel de todos los dirigentes de las restantes centrales obreras (incluida la CTA oficialista) por su silencio cómplice con el gobierno, se reclamó un sueldo mínimo de 9.000 pesos, se respaldó a los docentes en lucha y se repudiaron las amenazas del gobierno: “No nos van a parar ni con palos ni con cárcel”, dijo Micheli.

También este marco de descontento deja lugar a otro fenómeno gestado por trabajadores que ha tenido su bautismo de fuego en Atlanta el sábado 15 de marzo: la alianza entre dos dirigentes sindicales de trayectoria y prestigio ganado en sus respectivos gremios por su accionar: el Perro Santillán y el Pollo Sobrero, quienes convocaron al Encuentro Sindical Combativo. La iniciativa no sólo es interesante, sino necesaria e imprescindible ante los despidos, los salarios devaluados, las amenazas de despidos, las suspensiones y los crecientes reclamos de seguridad del trabajo de los trabajadores de fábricas y servicios. Estuvimos entre los asistentes. En el encuentro hubo trabajadores de Kraft, Kromberg, Volkswagen, Liliana, Paty, un representante de Valeo (Córdoba), la interfabril de Pilar, docentes, gran presencia de ATE, el SEOM de Jujuy y la Unión Ferroviaria. En el encuentro se formaron ocho comisiones (una exclusivamente de docentes), en las cuales se priorizó que los trabajadores de las comisiones internas de las distintas fábricas participantes dieran informes sobre la situación de sus fuentes de trabajo y se discutió la importancia de este encuentro para lograr coordinar las distintas luchas que, hasta ahora, se vienen realizando aisladas unas de otras. Sin embargo, somos críticos a que en este tipo de encuentros SINDICALES, que deben ser AMPLIOS, donde todos debemos sentirnos contenidos y representados, se reflejen, como en tantos otros espacios, los intentos de diferentes organizaciones de izquierda por imponer la línea política de sus respectivos partidos por encima de los intereses generales, no sólo CONSENSUADOS, sino contemplativos de lo que piensan los trabajadores del llano. No debemos subestimar a nadie y tendremos que hacer la práctica (nada fácil) de abrir las mentes y el corazón CON GENEROSIDAD, priorizando los intereses de nuestra clase por encima de las pequeñeces que no representan a las masas.

Como organización participamos de este encuentro porque somos obreros de fábricas y trabajadores de servicios, docentes y estatales, jubilados obreros y de servicios. Pertenecemos a la clase que vende su fuerza de trabajo a la clase dominante que nos explota a todos por igual, sin hacer distinción de banderías, sin fijarse dónde militamos los que militamos… Para todos, SIN EXCEPCIONES, LA BURGUESÍA TIENE EL MISMO PLAN: explotación, despidos, suspensiones, represión y judicialización, palos, gases y, si lo necesitan, también MUERTE. ¡Que el árbol no nos tape el bosque! Unificar las luchas debe ser un objetivo superior para todos, única herramienta de los trabajadores para cambiar la relación de fuerzas.

Son los trabajadores los que claman por nuestra generosidad e inteligencia. Son trabajadores docentes de Buenos Aires los que le pasaron por arriba a una conciliación obligatoria y aún no comenzaron las clases. A ellos y nosotros nos debemos el esfuerzo. No podemos esperar que vengan un Yasky, un Moyano, un Caló a decirnos lo que tenemos que hacer, porque ellos hace años que no trabajan, que han perdido su anclaje en la clase. A ellos es a quienes, cambiando la relación de fuerzas, hemos de EXIGIRLES que hagan lo que queremos los trabajadores.

Y refiriéndose a los docentes fue que la Señora Presidente sostuvo no sólo que “A veces uno siente la sensación de sentirse rehén”, sino que “la presencia del docente en el aula es fundamental en el proceso de aprendizaje”. Es cierto y nos caben las generales de la ley: NOS SENTIMOS REHENES del “modelo”; del “relato”; de las medidas económicas; de la inflación; de la devaluación; de las paritarias con techos; de los despidos a mansalva; de la represión; de la judicialización de la protesta; de los fallos canallas como el de los petroleros de Las Heras, que pretende sentar un precedente para amedrentarnos; de las imposiciones que no contemplan nuestras necesidades; de las mentiras con patas cortas; de las promesas incumplidas; de la miseria; de los hospitales públicos sin recursos donde un trabajador sin obra social con cáncer no se puede operar por falta de insumos; de las escuelas públicas hechas pedazos y con parches de apuro para que comiencen las clases; de la suspensión de la fruta en los menús infantiles de los comedores escolares; de los servicios públicos que debería controlar el estado y terminan siendo condenas a muerte para trabajadores y pobres; de la corrupción y el enriquecimiento ilícito de funcionarios en actividad; de los nombramientos de genocidas; de las leyes pergeñadas para arruinarnos las vidas, como la Ley de Seguro del Trabajo; de la Ley Antiterrorista que se guardan como una carta en la manga para aplicarnos cuando el jefe del norte lo mande; de los programas televisivos oficialistas manipuladores y mentirosos, cuyos periodistas pagamos nosotros; de que dispongan de NUESTROS aportes al ANSÉS para usarlos como un banco de préstamo para sostener a empresas privadas; de la negativa de darnos el 82% móvil cuando nos jubilamos y de empujar a nuestros trabajadores pasivos a la pobreza, la dependencia y la pérdida de su dignidad; de los negocios sojeros que envenenan nuestra salud y la vida de nuestros hijos; de los negocios inmobiliarios con tierras del estado; de los negocios mineros que contaminan el agua que consumimos; de la represión a los pueblos originarios; de las mentiras sobre los derechos humanos, mientras miles de genocidas siguen en libertad; del trabajo ilegal que nos deja desprotegidos; del pago de la deuda externa; de los acuerdos políticos, económicos y militares con el imperio yanqui; de los trabajos esclavos en las textiles; de las mentirosas cooperativas de trabajo en las zonas zafreras, donde a los trabajadores se los obliga a registrarse como “monotributistas” independientes, privándolos del derecho a agremiarse; del gatillo fácil y de las fuerzas de seguridad que nos matan y quedan impunes; de la subestimación permanente a nuestra inteligencia y de tantas otras cosas de las que somos REHENES, Señora Presidente, y de las que estamos MUCHO MÁS CANSADOS QUE USTED.

También es cierto que “la presencia del docente en el aula es fundamental en el proceso de aprendizaje” pero también es cierto que es necesario NO MENTIR, decirnos la verdad de por qué los docentes de Buenos Aires no han levantado su JUSTA medida de fuerza. ¿Por qué no les dicen la verdad a los padres y alientan los enfrentamientos entre ellos y los maestros de sus hijos? ¿Por qué no hacen público que el ofrecimiento a los docentes es una provocación, una vergüenza y una afrenta equivalente a 220 pesos en marzo y 210 pesos en agosto, sólo para los maestros de grado que recién se inician? ¿Por qué no les cuentan a los padres que el aumento sólo llega al 20% de los trabajadores de la educación y deja afuera a los profesores, maestros de educación inicial, de educación especial, preceptores, directores, bibliotecarios, secretarios, etc.? Si quieren que los docentes regresen a las aulas, deberán reconocer SU TRABAJO como corresponde, no con lindos discursos ni con amenazas como las de Mariotto, sino con el dinero equivalente a un SALARIO DIGNO por el cual valga la pena dejar la vida y la salud mental delante de un pizarrón.

Y ante una huelga HISTÓRICA como la de los docentes de la Provincia de Buenos Aires, el 39% de los docentes de todo el país, no faltan sapos para el coro de cantores que se pliegan a estigmatizar a los docentes y no al estado burgués –verdadero y ÚNICO responsable- como corresponde, culpándolos del no inicio lectivo. El obispo de Mar del Plata, Antonio Marino, debería abocarse a su grey y dejar de decir estupideces mientras pululan curas pedófilos y torturadores por doquier de los que él no se ocupa mientras se fotografía con Scioli en un intento de sacrosanto espaldarazo a la canalla oferta realizada por la provincia a los maestros; el vicegobernador bonaerense para quien los paros docentes “no son una práctica muy nobledebería recordar que menos noble que un docente haciendo paro es un político como él mirando para otro lado ante los acuciantes problemas de sus gobernados, como los inundados de La Plata que aún esperan respuestas a su problemática y que hasta ahora sólo han contado con los oídos sordos de gente como él y el gobernador de la provincia; el candidato peronista Sergio Massa, vigilante acostumbrado a poner cámaras en todas partes, debería dejar de pedir imbecilidades como que se televisen las paritarias para asegurarse que sus votantes manden a sus chicos a la escuela, poco le preocupan los docentes a la hora de hacer números y calcular votos. Así, desde la presidente para abajo, con el sintomático apoyo de los medios del Grupo Clarín tiran contra los docentes en vez de abrir la billetera y ofrecer sueldos dignos para trabajadores dignos. Baradell, por su parte, luego de haber perdido numerosas seccionales como consecuencia de su política arribista, oportunista y traidora a sus representados, está entre la espada y la pared y no tiene alternativa ante el contundente paro, con acatamiento masivo de las bases, con docentes autoconvocados en todas partes que le pasan por encima. O consigue un aumento digno o su destino será un nuevo puntapié de sus bases que no tendrán miramientos y terminarán de mostrarle que el agua no se masca cuando los trabajadores no tienen nada más para perder y ni siquiera les queda un resto de paciencia.

Nosotros los peronistas no le dábamos tanto valor a la democracia, hablábamos de democracia burguesa” dijo la presidente haciendo referencia a su pasado estudiantil. “Aprendimos, con letra y con sangre, que la democracia es una cuestión de vida.”. Gracias, Señora, por decir una verdad del tamaño de una casa, algo que sus fanáticos no reconocerían si no fuera que usted misma lo asegura. Efectivamente, ésta es una DEMOCRACIA BURGUESA y no le ha costado a usted sangre, sino que voltear a la dictadura más sangrienta le costó la sangre a todos aquellos que luchaban por la PATRIA SOCIALISTA, no por la “democracia burguesa” a la que usted alude, Señora. Esa es otra mentira: ningún revolucionario ni peronista ni marxista ni de otras orientaciones ideológicas regó con su sangre las calles de este país por esta democracia burguesa miserable, mentirosa, corrupta e ineficaz para los trabajadores y el pueblo. Los nuestros, los revolucionarios, regaron con su sangre este país, porque querían el socialismo, no la consolidación de la burguesía local e internacional, donde bailan el vals los patrones argentinos con música de Chevron, Monsanto, Cargill, Dreyfus, P&G, IBM, Barrick Gold, City Bank, Unilever, Kraft, Pepsico, Volkswagen, Mercedes Benz y tantos otros.

Un nuevo ciclo de movimiento ha comenzado, los trabajadores estamos hartos, comenzamos a movernos, organizarnos, reencontrarnos. Ése es el camino que nos marcaron los que dejaron su sangre por un sistema que no sea este capitalismo ladrón y asesino, este capitalismo lesivo para las mayorías y beneficioso para una clase minoritaria en el mundo.

Nosotros mantenemos la memoria intacta, sabemos perfectamente por qué 30.000 de los mejores hombres y las mejores mujeres de este país ya no están entre nosotros; por qué les arrebataron la carne de su carne, sus propios hijos; por qué les robaron hasta sus bienes, sus muebles, sus casas, mientras les arrancaban la vida los personeros y ejecutores de la burguesía sangrienta que sostuvo y entronizó la dictadura genocida.

Nosotros no olvidamos a nuestros muertos, como tampoco los usamos alegremente para hacernos los progresistas, porque es a nosotros a quienes nos faltan y nos duelen de verdad, no como una alusión histórica hecha entre mohínes graciosamente populistas en un discurso del montón, chabacano y pretendidamente divertido.

Nosotros recordamos a nuestra sangre regada por las calles porque tienen nombres y apellidos, historias personales plenas de entrega, porque nos quedan ajadas y amarillentas fotos desde donde nos miran y nos esperan para que sigamos, para que no bajemos los brazos.

Nosotros, a mucha honra, seguimos convencidos de que la democracia burguesa no es una bendición para este pueblo, sino el dominio en términos políticos, económicos y culturales de los integrantes de una clase cuyos valores no nos pertenecen, porque nosotros seguimos siendo los explotados, mientras ellos siguen siendo los explotadores.

Por eso, como cada año, este 24 marchamos con nuestra bandera que reza: “Los verdaderos enemigos de la burguesía, nuestros compañeros, están enterrados en Campo de Mayo”, porque allí se los llevaron, porque allí los mataron, como a otros compañeros los mataran en cientos de campos de exterminio como la ESMA que ahora se pretende transformar en un gigante salón de fiestas.

Nosotros este 24 y cada día de nuestra militancia recordamos, honramos a nuestros muertos, desaparecidos y caídos POR EL SOCIALISMO. Por ello y por ninguna otra razón aggiornada, lavada y mentirosa dieron su sangre. Por eso, NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS NI NOS RECONCILIAMOS con GENOCIDAS como Milani y todos los de su calaña.

A VENCER O MORIR sigue siendo la consigna, HASTA LA VICTORIA FINAL, compañeros trabajadores.

Amanda Cánepa.

17 / 03 / 2014

INTERNACIONAL

Explicarnos y explicar lo que sucede en la economía del mundo es un ejercicio difícil de realizar, aún para los más avezados analistas del mundo, cuando las variables a considerar son estafas, traslados de recursos de los sectores más desprotegidos hacia la burguesía; sectores desprotegidos por las leyes “del mercado” y por la jurisprudencia de la clase dominante, la burguesía financiera imperialista; recursos que administran a través de sus organismos, mal llamados de crédito, como el FMI, el Banco Mundial, el Banco Central Europeo y similares.

La producción de la sociedad “occidental y cristiana” ha devenido en una ficción: donde pone su pie, las sociedades se empobrecen dramáticamente; ven desmanteladas la salud pública, la educación libre y gratuita en todos los niveles; el trabajo humano adquiere el verdadero carácter de mercancía barata para los dueños de los medios de producción y distribución y el de miseria para los dueños de la fuerza de trabajo.

Muchos, por no decir todos, los intelectuales orgánicos del capital financiero creen que ignorando o no hablando van a exorcizar lo que saben que es inevitable. Parecen ignorar los enormes sufrimientos que padecen las dos terceras partes de la humanidad. Se empeñan en mentir, una y otra vez. Debemos concluir en que el sistema capitalista occidental está asentado en tres pilares: por un lado, en el poderío militar, que desde Vietnam a la fecha no ha ganado ninguna guerra; por otro lado, en el uso de ese poderío militar en guerras de rapiñas que sólo han demostrado su talón de Aquiles pues a pesar de la enorme destrucción de fuerzas productivas, no han logrado ni siquiera aminorar la crisis mientras sus deudas aumentan exponencialmente y, por último y como consecuencia de lo anterior, la credibilidad de su sistema está en plena decadencia… cuando la credibilidad es una de las partes importantes a la hora de hacer negocios.

Como lo hemos sostenido antes, el sistema de la burguesía financiera imperialista está en graves problemas desde el punto de vista no sólo económico, sino también desde el punto de vista político y militar. Medidas que se toman para “resolver” en un ámbito, repercuten negativamente en otro. El mercado mundial está inundado de dólares sin respaldo y de bonos de deuda del tesoro norteamericano; la producción del país hegemónico, Estados Unidos, está en recesión. Todas las “buenas noticias” de una pronta recuperación son sólo una monumental mentira. La demostración de estas mentiras están a la vista por la desesperación con que se empeñan en aislar a Rusia y China y por las políticas de desestabilización emprendidas contra los países que no acatan los dictados de la burguesía financiera imperialista. La burguesía financiera europea no está en mejores condiciones que la burguesía financiera norteamericana, endeudada hasta límites extremos. Las medidas de saqueo a sus proletariados no dan los resultados que se esperan y la dirigencia política es un títere de los intereses de sus burguesías financiera y sometida a los intereses de las decisiones políticas de los Estados Unidos. Es en este contexto en el que se deben analizar todos los acontecimientos mundiales.

En este marco, se hace lamentable y hasta cómico que supuestos analistas “serios” sigan blandiendo argumentos escritos antes de la previsible caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Tres enfermos de anticomunismo, uno japonés, Fukuyama; otro, Samuel Huntington, norteamericano y otro, un polaco renegado, Zbigniev Brzezinski, en unas noches de shake, wisky y vodka, escribieron un libro cada uno. En esos momentos, si bien asomaban síntomas de la crisis, la situación no era tan grave y acuciante como lo es hoy. China no era el gran productor ni el receptor del enorme flujo de capitales de los países centrales, como tampoco era el mayor receptor de bonos de deuda norteamericana, tal como lo es hoy. Rusia estaba sumida en una crisis sin precedentes, pero hoy las condiciones en Rusia no son las mismas: trabajosamente ha superado, en gran parte, aquellas situaciones económicas, políticas y sociales. Pruebas al canto: si se comparan con la situación que reinaba en el 2000, son notables los progresos alcanzados por Rusia, a pesar de la profusa propaganda en contra de todos los medios de difusión e incomunicación imperialistas, tanto norteamericanos, como europeos y de muchos lacayos latinoamericanos y de otras zonas del mundo. El producto social ruso se multiplicó por 2, el comercio exterior se multiplicó por 4, las deudas con el extranjero se redujeron a la sexta parte de su valor inicial, los salarios se multiplicaron por 2,5 descontando la inflación, las rentas se multiplicaron por 3, la tasa de pobreza se redujo a la mitad, el desempleo pasó del 10% al 7%, el número de nacimientos aumentó en un 40%, los decesos disminuyeron en un 10%, la mortandad infantil disminuyó en un 30%, la esperanza de vida aumentó en 5 años, los crímenes disminuyeron en un 10%, el número de asesinatos bajó en un 50% y el de suicidios en un 40%, las intoxicaciones por consumo de bebidas alcohólicas cayeron en más del 60%. Rusia ha modernizado, reorganizado y rearmado su ejército y ha retornado a la política internacional como siempre lo fue, una gran potencia. El gobierno ruso ha logrado superar la crítica situación sin ayuda de “occidente”. Por el contrario, tanto estadounidenses como europeos han hecho lo imposible para que Rusia se hunda en el pantano y se desintegre. Por tanto, la nueva situación de Rusia no es de ningún agrado para ellos, porque ha logrado cambiar la correlación de fuerzas y se empeña en terminar con el unilateralismo de la burguesía financiera imperialista e imponer un mundo multipolar de respeto por las soberanías de los países de todo el mundo. Rusia ha tejido, en estos últimos tiempos, una serie de alianzas, empezando por el Tratado de Shangai, donde participan China, India y otros países; la organización militar OTSC, que se presenta como alternativa a la OTAN -la OTSC hizo su presentación como fuerza de paz de la ONU frente al conflicto sirio-; alianzas como el BRICS, con Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Todos son organismos internacionales con vistas al desarrollo de alternativas en todos los aspectos: económicos, políticos y militares para reemplazar a los de la burguesía financiera imperialista.

Los fracasos de la burguesía financiera imperialista y sus títeres, norteamericano y europeos están anclados en la visión idealista burguesa, en donde los cambios nunca ocurren. Por tanto, aplican las mismas recetas para cualquier enfermedad o aplican el mismo guión para lograr los mismos resultados sin tomar en cuenta las otras fuerzas que concurren al mismo fenómeno ni el tiempo que transcurre entre la planificación y el momento de la realización. Estos planes fueron pergeñados desde el 2001, según el ex comandante de la OTAN Weslhey Clarck. En Siria se produjeron cambios políticos y económicos que dieron como resultado que la “primavera árabe” que funcionó hasta cierto punto en Túnez, un poco menos en Egipto, mucho menos en Libia -tanto menos que tuvieron que acudir a la OTAN-, allí no funcionara.

En el tiempo transcurrido entre la planificación y la ejecución en Siria, se cimentaron alianzas que los arrogantes imperialistas subestimaron. Rusia y China se opusieron con firmeza y votaron en contra de cualquier intervención en ese país, no hubo una resolución que se prestara a dudosas interpretaciones, tal como ocurrió con la resolución 1973 que permitió el bombardeo de Libia y el asesinato de Muamarh Gadaffi y dejó el tema Libia con un final abierto. Irán se erigió en un firme puntal de la defensa del gobierno sirio, Hezbollá decidió sumar sus fuerzas al Ejército Árabe Sirio para hacer frente a los planes de ir por El Líbano para quebrar el eje de la resistencia. Con China y Rusia como retaguardia y apoyo incondicional, luego de soportar un poco más de dos años de asedio, el gobierno de Bashar Al Assad y el ejército sirio planificaron la contraofensiva que hasta hoy continúa exitosamente, demostrando así que los mercenarios sólo sirven para asesinar mujeres, ancianos y niños, pero son incapaces para otras actividades. Debe quedar claro que por todo lo que está ocurriendo en Siria, en Libia, en Egipto, en Túnez, Afganistán, Pakistán y otros países, hay que llevar al tribunal, acusar a Barack Obama, David Cameron, Francois Hollande, Ángela Merkel, Erdogán, la familia Saud y a todos los gobernantes y mandos militares de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, condenarlos a muerte y ejecutarlos. Siria se ha constituido en la tumba de los sueños imperiales y en el punto de inflexión entre el unilateralismo, que nunca llegó a imponerse a pesar de todas las agresiones y muertes, y el mundo multipolar que pugna por nacer.

A pesar de los puntos de vista de muchos analistas sobre el supuesto fracaso de Ginebra 2, una mirada un poco menos dicotómica y formal, nos indica que el gran fracasado no fue la negociación en sí, sino que el gran perdedor fueron los Estados Unidos, que concurrió a Ginebra 2 con la ilusión de que Rusia -que había permitido que el fascista Ban Ki Moon diera marcha atrás en la invitación a Irán para que fuera parte de las negociaciones-, presionara a la delegación siria para que cambiara sus objetivos. Rusia no solo no desautorizó a la delegación siria, sino que la apoyó firmemente en que el eje central fuera la lucha contra el terrorismo. Estados Unidos rechazó esta postura junto al nada imparcial Brahimi y la delegación opositora, dejando así al desnudo su implicación con los terroristas por un lado y, por el otro, dándole legitimidad a la lucha siria contra los mercenarios. La postura norteamericana fue reconocida y refrendada por Barack Obama en dos ocasiones: una, frente al Parlamento estadounidense y otra, al poner en conocimiento al régimen saudita de que el Estado Sirio entregó al Consejo de Seguridad de la ONU una enorme cantidad de documentos e informes sobre la implicación de Arabia Saudita en el respaldo al terrorismo en Siria. Responsables estadounidenses advirtieron al régimen saudita que Rusia podría basarse en esos datos para respaldar la solicitud de Siria para que se adopten sanciones contra todos los gobiernos implicados en el apoyo al terrorismo. Agregaron que Washington no podría oponerse a esa gestión, ya que el terrorismo es una prioridad de su política oficial y que todo intento de bloquear esa iniciativa podría tener las graves consecuencias seguidamente enumeradas: 1) Deterioro de las relaciones con Rusia. 2) Debilitamiento de la cooperación internacional con los servicios de inteligencia estadounidenses en la lucha contra el terrorismo, lo cual reviviría el espectro de los ataques terroristas en territorio de Estados Unidos.

A la luz de los sucesos que acaecen en Ucrania, podemos ver un claro intento de desinformación: a) A Estados Unidos, no le importan o le importan muy poco las buenas relaciones con Rusia y b) todos los “ataques” terroristas en suelo norteamericano fueron perpetrados por sus propios servicios de inteligencia o en sociedad con los servicios de inteligencia sionistas, incluidas las Torres Gemelas. Los dos puntos implican una gran subestimación a todo el mundo y una enorme hipocresía. Por esas razones, Estados Unidos pidió a Riad que adopte medidas que aparenten que el reino se empeña en la lucha contra el terrorismo. Con esas medidas permitirán a Estados Unidos mantener a flote el papel de Arabia Saudita en la región y desviar la atención del ostensible fracaso de los Estados Unidos, de Arabia Saudita y sus aliados en los intentos de destruir el Estado Sirio. La orden del rey Abdallah Ben Adbel Aziz y el comunicado de su embajada en Turquía, constituyen una confesión sobre la presencia en Siria de oficiales e instructores militares sauditas, miembros de los servicios de seguridad y de la Guardia Nacional del reino. Bachar Al Jaafari,  embajador sirio ante la ONU, informó que un gran número de detenidos sauditas se encuentran en manos de los servicios gubernamentales sirios. Serían alrededor de 800, según fuentes creíbles. El decreto real, parece una orden para que regresen los militares saudíes, que la dinastía Saud había enviado a Siria a combatir junto a los terroristas y es, también, un llamado a los takfiristas para que sigan combatiendo en vez de regresar al reino donde los espera una condena de treinta años de cárcel, por lo menos. El rey Abdallah ha cambiado al jefe de inteligencia, el príncipe Bandar Ben Sultán, y al ministro de relaciones exteriores, Saud Al Faisal. El futuro inmediato a la muerte del rey Abdallah podría ser una guerra entre los príncipes de segunda generación. Por lo pronto se afirma que Estados Unidos propuso a Rusia la organización de una reunión regional, al margen de Ginebra 2, que tendría como principal objetivo ayudar a Arabia Saudita a no enfrentar las consecuencias de sus acciones en Siria. La reunión en cuestión sería de “expertos” de Irán, Turquía, Arabia Saudita, Estados Unidos y Rusia. Irán rechazó la participación y con ello rompió las ilusiones norteamericanas de minimizar su fracaso y el fracaso saudita, sobre todo por el avance exitoso del Ejército Árabe Sirio, que será coronado por la reelección de Bashar Al Assad, cosa que ni siquiera el criminal de guerra John Kerry puede ignorar. Hay diferencias entre el bando victorioso en Siria, que sabe lo que quiere, y las fachadas manipuladas por el extranjero, cuyos pedazos quieren pegar Estados Unidos, Arabia Saudita y Turquía con el vano intento de construir un interlocutor creíble. El golpe recibido por los sauditas en Siria puede ser un golpe decisivo para ese reino ya sacudido por sus profundas contradicciones… Como un hecho revelador de esas contradicciones, parece que hay una sorda y secreta guerra entre Qatar y Arabia Saudita que se manifiesta en atentados presentados como si fueran accidentes.

Lo de Ucrania se inscribe en este contexto de derrotas y fracasos de las políticas terroristas desarrolladas por la burguesía financiera imperialista norteamericana y europea. Los “magos” de las políticas conspirativas presentan los sucesos como algo manipulado por manos misteriosas en connivencia con otras manos igualmente misteriosas,  fenómenos que se desarrollan por acuerdos oscuros entre socios aún más secretos. No comprenden que los fenómenos llevan en sus entrañas contradicciones que se desarrollan y mutan de unas en otras, que es difícil cambiar las líneas de esos desarrollos desde afuera del fenómeno, como tampoco darle una dirección que no sea el de su propio desarrollo. Todas las “revoluciones de colores” fueron posibles por la existencia, en desarrollo, de contradicciones que los regímenes gobernantes no podían, no querían o no sabían cómo resolver. Claro ejemplo de que no todas tuvieron éxito es el de Siria. Por eso la pregunta obligada para los golpistas ucranianos es ¿De dónde sacarán Estados Unidos y Europa los recursos para resolver los acuciantes problemas económicos de Ucrania, cuando vemos lo que está pasando en Grecia, España y Portugal? Desde ya podemos afirmar que Ucrania va en camino de agravar sus problemas, que no tienen solución dentro del marco del sistema capitalista. Los sucesos de Ucrania ofrecen muchas aristas para el análisis:

a) Se trata como una más de las operaciones de la guerra geopolítica que la burguesía financiera imperialista lleva adelante contra la Organización del Tratado de Shangai, el BRICS y todos los que osen no acatar sus dictados. Ucrania es la demostración de que Rusia es el principal enemigo de los intereses de la burguesía financiera imperialista.

b) Puede ser una operación para “aferrar” a  Rusia en el terreno para atacar los intereses de China. Si es así, es legítimo asegurar que dicha táctica le fracasó en Siria.

c) Algunos analistas sostienen que Rusia fue “demasiado pasivo” en Ginebra 2. Sin embargo, ya lo hemos explicado cuando hablamos de Siria y Ginebra 2: creemos que ese cuestionamiento está basado en la infantil creencia de que todos los problemas se resuelven con las armas o con la confrontación directa, sin tener en cuenta la relación de fuerzas internacional, regional y nacional. No creemos que los rusos sean tan ingenuos como para dejar hacer a los imperialistas.

d) También podemos afirmar que los sucesos de Ucrania son un manotazo desesperado para encubrir la derrota sufrida en Siria o un intento impotente de frenar la vertiginosa caída que se prevé del sistema montado por la burguesía financiera imperialista.

e) Seguramente es otro intento desesperado de la burguesía financiera imperialista norteamericana de recuperar jirones de su hegemonía perdida.

f) Queda meridianamente claro en Ucrania que el sistema capitalista en su estadio financiero no puede crear nada nuevo, por lo tanto vuelve su mirada hacia el pasado, por eso revive todos los ritos fascistas. Ya lo dijimos y lo repetimos: la política que se corresponde con los intereses de la burguesía financiera es la fascista, por eso no es ninguna casualidad que Estados Unidos y la Unión Europea apoyen y reconozcan al gobierno fascista de Ucrania y que hayan actuado al margen de todas las leyes de Ucrania y de las leyes internacionales.

g) Para entender los discursos de los políticos norteamericanos debemos pensar que hay dos discursos: para afuera y para adentro. Pero sobre todo ver el desarrollo de los acontecimientos sin apresurarse a sacar conclusiones y, mucho menos, creerse lo que dicen. Lo que estamos presenciando es la caída de un imperio. Caída no significa derrocamiento. El proletariado mundial está detrás de todos los acontecimientos, aunque aún no en forma protagónica. En su caída, el imperio está decidido a arrastrar a sus enemigos hacia su tumba. Si no fuera tan dramática la situación que se desarrolla en Ucrania, se podrían escribir páginas y páginas cómicas sobre las hipocresías de los títeres imperialistas.

El criminal de guerra John Kerry tacha de ilegítimo y de violatorio del derecho internacional el referéndum de los dirigentes de la República Autónoma de Crimea, cuando nunca se refirió en esos términos sobre el referéndum de Kosovo aunque sí fueron los Estados Unidos de los primeros en saludar el “nacimiento” del nuevo estado; en Sudán jugó un papel destacado en la partición de ese país, acontecimiento también saludado con elogiosas palabras por la ex secretaria de estado Hillary Clinton; guardó un cómplice silencio en el referéndum llevado a cabo por Inglaterra en Malvinas; guarda silencio frente a los referéndums que se convocan para setiembre de este año en Escocia y Cataluña, el primero para separarse de Inglaterra y el segundo para separarse de España. Es evidente que John Kerry sabe mucho de asesinar mujeres, ancianos y niños vietnamitas en aldeas desarmadas, pero nada sabe sobre leyes internacionales.

El ex presidente francés Valery Giscard d’Estaing sostuvo que Crimea es territorio ruso, que Nikita Kruschef entregó a Ucrania cuando ésta era parte de la URSS. Es hipócrita y cínica la amenaza de Kerry, cuando sostiene la ilegitimidad del referéndum del gobierno de Crimea y acepta como algo legítimo a un gobierno que surge de un golpe de estado. Amenazas y cantos de sirenas que Rusia desoye mientras mueve sus piezas para desarticular cualquier intento de desestabilización. La burguesía financiera imperialista yanqui y europea sabe que esto no es Kosovo ni Libia, que los rusos han calculado fríamente todos los pasos que van a dar, que nadie podrá sacarle Crimea, base del 70% de su flota en el Mar Negro, un lugar por el que ha peleado y que ha defendido desde la época de los zares. Muchos analistas se olvidan de que el Mar Negro es la salida de los rusos al mar Mediterráneo y que Sebastopol es la salida obligada de gran parte de la producción cerealera de Ucrania, como tampoco tienen en cuenta que Rusia es la dueña del 30% de la llave energética de toda Europa. Difícilmente estén dispuestos a retroceder en la defensa de “SU” territorio. A la hora de escribir estas líneas ha concluido el escrutinio del referéndum en Crimea con la presencia de 135 observadores internacionales y con la participación de más del 82% de los habitantes. Según los datos comunicados por el gobierno de Crimea el 96,6% de la población votó a favor de la anexión a la Federación Rusa y de la secesión de Ucrania. Con inmoralidad, estadounidenses y europeos continúan sosteniendo la “ilegitimidad” del referéndum, cuando fueron ellos quienes partieron Yugoeslavia y apoyaron el ilegítimo referéndum sobre Kosovo y cuando también fueron ellos quienes partieron a Sudán y son ellos los que pergeñaron la guerra contra Siria para partirla en pedazos. Y siempre son ellos: la burguesía financiera imperialista, la enemiga de la humanidad. El pueblo de Crimea ha dicho ¡BASTA! Y ese basta es una brisa para todos los seres humanos, como el ¡basta! del pueblo Sirio y como serán los bastas de todos los pueblos agredidos en todas las formas. Veremos adónde se van a meter a todos los socios fascistas, a todos sus mercenarios y todos sus terroristas.

La burguesía financiera imperialista, con sus títeres norteamericanos a la cabeza, reiteran el intento de golpe de estado en Venezuela, contra las autoridades legítimamente elegidas. Está clarísimo que el enemigo PRINCIPAL DE TODA LA HUMANIDAD es la BURGUESÍA FINANCIERA IMPERIALISTA, por lo tanto somos solidarios con todos los pueblos agredidos por este enemigo. En Venezuela aplicó el mismo guión que aplicó en todas las “primaveras árabes”, en las “revoluciones de colores” y en todas las desestabilizaciones que practica a lo largo y ancho de todo el mundo. En Venezuela hay un final abierto, el proceso iniciado aún no está cerrado, por eso es importante analizar las bases materiales sobre las que se asientan todos estos procesos. No hay revolución del siglo XXI, es un típico proyecto populista que deja muchos flancos descubiertos que han sido y serán aprovechados, en todas las ocasiones, para crear conflictos. Como decimos más arriba: el imperialismo intentará llevarse a su tumba a toda la humanidad, mientras haya gobiernos que naden entre dos aguas y que no se definan por los intereses históricos del proletariado o que sean pusilánimes con sus verdaderos enemigos y decididamente feroces con sus proletarios. El gobierno de Venezuela debería juzgar a López y Capriles por traición a su patria y condenarlos a muerte. Lo mismo debería hacerse en Ucrania, en Siria y en todos los países donde asomen estos traidores.

Debemos trabajar para unir al proletariado en este momento crucial, no sólo para el proletariado, sino para toda la humanidad.

Por Mario Roberto Salvatierra.

LECCIONES DE BATALLA

Los vientos del pueblo y los aparecidos

“Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.”

Miguel Hernández

“He vivido para la alegría y por la alegría muero.
Agravio e injusticia sería colocar sobre mi tumba
un ángel de tristeza. “

Julius Fucík

El Combatiente N°57Unos chicos juegan al borde del abismo. En los márgenes de la nada. En esa intemperie donde el sistema sepulta a los excluidos, a la mayoría del pueblo que sobra para el capital. Son las riveras del Río Matanza, pero el sitio geográfico es una anécdota, puede ser cualquiera de las villas, cantegriles y morros de Latinoamérica. Los pibes juegan y se tropiezan en esa lúdica carrera contra el tiempo con unos restos humanos. Y así con la fuerza de la verdad desbaratan el impune silencio de los verdugos. Los asesinos de la burguesía se encarnizaron con los perros. Nos persiguieron, buscaban exterminarnos, borrar nuestros nombres de la historia. El rostro morocho y los ojos brillantes de Ismenia vuelven a la  luz. Su imagen es sostenida en alto por las calles proletarias. Su ejemplo es desenterrado por los suyos. La historia oculta una justicia asombrosa y paradójica. Ismenia del Rosario Inostroza Arroyo fue delegada fabril y formó el comité de base de Villa Nocito, una de las zonas más pobres de Bahía Blanca. Hoy, 38 años después, los habitantes de esa patria proscrita rescatan su nombre de la muerte.

“¡No nos han vencido!” Gritan, desde la sombra sepia del tiempo, los aparecidos. Sus figuras van cubriendo la fría ausencia, ese hueco que deja el olvido. El comité de base se puebla y aparece el “mudo” Irurtia con sus anteojos negros y su sonrisa eterna. Vuelven con él el “negrito” García, el “tero”, la “tera”, Pinki y Gabriel; vuelven todos los perros en esa jauría que desafía la muerte. Entonces, en la memoria del pueblo, surgen los paredones de las fábricas pintados en el refugio de la noche compañera. Cuando las actividades de propaganda eran riesgosas incursiones donde los cumpas se jugaban la vida. Aquellos años, cuando las patotas de la burocracia que respondían al diputado Rodolfo Ponce asolaban las puertas con sus matones, el PRT comenzó a aparecer en Bahía Blanca en la universidad. Allí compañeros cordobeses articularon los primeros grupos. Eran días arduos en Bahía Blanca, la ciudad que había sido la espectadora del nacimiento de la llamada “revolución libertadora” en la Base Naval Puerto Belgrano, la misma  donde se encuentra el V cuerpo del  Ejército, el Batallón de Comunicaciones 181 y la Fuerza Aérea. Aquella  localidad donde el diario fascista “La Nueva Provincia” llamaba todos los días desde sus páginas a liquidar la subversión. En ese mismo lugar el pueblo comenzaba a escribir otra historia: en los primeros meses de 1973 el Salón de Actos del edificio del rectorado de la UNS se paso a llamar: «Mártires de Trelew» y la federación universitaria también cambio su nombre por Federación Universitaria para la Liberación Nacional del Sur”. Los actos, las reuniones, las movilizaciones se sumaban. El PRT ya tenía una presencia activa en la zona y el ERP comenzaba a operar haciendo actividades de propaganda armada.

Esa unión obrera estudiantil se daba naturalmente. Desde la universidad los cumpas se proletarizaban y los obreros se incorporaban a  las organizaciones, también  trabajaban en los barrios junto al pueblo. Era un hervidero de militantes que desde cada extracción buscaban el cambio radical de la sociedad. En Villa Nocito compartían la militancia todos, desde el flaco Bombara, que  venía del  grupo misionero de Bahia y fue chupado en el 76. Al flaco desde 1970 lo seguían los servicios, cuando él con 19 años en una asamblea repudio la presencia y la persecución de los marinos al cura tercermundista Duilio Biancucci. Ya en aquel momento la directora del diario ”La Nueva provincia”, Diana Julia de Massot, pedía sin reparos “que alejen de las filas del clero a esos falsos profetas que difunden su nefasta prédica desde los propios seminarios, universidades, movimientos y grupos católicos”, a quienes acusaba de haber “hecho de la violencia y del colectivismo marxista la base de su acción destructora” El arzobispo Germiniano Esorto recibió en esos días amenazas para suspender las Primeras Jornadas Regionales de Pastoral del Comahue que reunieron a 240 sacerdotes, religiosos y laicos en el Don Bosco. “La pastoral es para llegar a la acción. Hay que salir del declaracionismo y tratar de vivir el compromiso. Los barrios marginados, los hospitales, las cárceles, el problema de la vivienda, el analfabetismo, son campos que deben despertar el interés apostólico del compromiso”, predicaba entonces el arzobispado. Otro cumpa que estaba era David Cilleruelo: “Watu”, como le decían sus compañeros, era alto y sus bigotes se afinaban en los extremos, era militante del partido comunista. En los barrios se estrenaban las obras de teatro de los grupos de actores militantes: en 1973 se estrenó en el salón de la Cooperativa de Vivienda del barrio Villa Nocito “Puerto White, 1907: Historia de una pueblada”, realizada por el Teatro Alianza, que reconstruía la gran huelga de 1907 protagonizada por los anarquistas. También en 1973 se estreno “La cantata de Santa Maria de Iquique” del Grupo de Teatro Popular Eva Perón, surgido en la Unidad Básica (UB) del barrio Villa Miramar. Todo estaba cambiando, toda la sociedad giraba hacia la izquierda.

Comenzaban los repartos en los barrios del ERREPE. Las patotas de la burocracia estaban más pesadas. Ya en 1972  se denuncian secuestros en Punta Alta de miembros de los curas del tercer mundo. El 22 de septiembre de 1974, en esa escalada represiva, un grupo de las tres AAA irrumpe en una casa situada en las calles Jujuy y Entre Ríos. Se identifican como la policía. Al entrar, luego de golpear a toda la familia, se llevan a Luis Jesus Garcia, el “Negrito”, militante del PRT. Tenía 19 años, era obrero y delegado de obra; desde hace tiempo tenia, entre otras responsabilidades, la construcción del Frente Antimperialista por el Socialismo (FAS). Su madre y su hermana lo buscan hasta que aparece su cadáver. El velorio se realizo con los helicópteros del ejército iluminando las casas. Los compañeros, perros y del PC, arriba de los techos, armados, montando guardia. La marcha desde los barrios fue multitudinaria, acompañando el féretro con la bandera del ERREPE. Imágenes del dolor y del combate.

En la “Nueva Provincia” los trabajadores comienzan con paros: primero rotativos y luego totales. Al frente del movimiento están los compañeros Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, obreros gráficos dirigentes del Sindicato de Artes Gráficas de Bahía Blanca.

Todo pasa vertiginosamente: el mudo Irurtia, un cuadro político y militar del PRT, viaja para Rosario y de allá va para la “Compañía de Monte Ramon Rosa Jimenez”. Ismenia es trasladada por su seguridad al gran Buenos Aires. El 30 de setiembre, de 1974, se promulga la ley 20.840 de Seguridad Nacional, que en su artículo 1º reprime las actividades políticas que alteren o supriman «el orden institucional y la paz social de la nación, por vías no establecidas por la Constitución Nacional y las disposiciones legales que organizan la vida política, económica y social de  la Nación». Las connotaciones que tendría en la UNS eran insospechadas. En la Universidad nombran interventor a Dionisio Remus Tetu, un rumano colaboracionista nazi, orgánico anticomunista del grupo "ustachis", quien fuera integrante además  de Guardia de Hierro. Él junto con el juez Guillermo Madueño y sus secretarios Hugo Mario Sierra y Gloria Girotti (todavía en funciones dentro de la UNS) montaron toda la cobertura legal para el plan “IVANISSEVICH” en referencia al ministro de Educación. Los objetivos eran claros: eliminar en un operativo conjunto de la Marina, la justicia y la triple AAA a los compañeros de las organizaciones revolucionarias de la UNS. Para este fin se basaban en los informes de sus servicios de inteligencia entre otros  de Néstor Luis Montezanti, docente del Departamento de Derecho de la Universidad Nacional del Sur y camarista federal bahiense (actualmente juzgado por delitos de lesa humanidad y todavía en funciones dentro de la UNS). En su gestión como interventor Remus arancela la distribución de certificados y libretas, prohíbe las asambleas de curso y cierra las cátedras paralelas; cesantea a 225 docentes, expulsa a 6 alumnos, cierra el comedor universitario; fusiona los departamentos (facultades en la UNS) en Ciencias Exactas (Matemática, Física y Electrotecnia) y Ciencias Sociales (Economía, Geografía y Humanidades), cuya matriculación suspendió. Las bandas de las tres AAA caminan por los pasillos de la universidad, a tal punto que nombra para trabajar en Obras públicas de la Universidad a Raúl Guglielminetti. El 3 de Abril de 1975 en una actividad de propaganda, mientas volanteba, es asesinado por la espalda  el Secretario General de la Federación de Estudiantes de la UNS, el compañero David “Watu” Cilleruelo. Frente a todos los estudiantes, en las propias instalaciones la UNS, el chofer de Remus, el ex suboficial de la Armada Jorge Argibay,  le dispara a la cabeza a Watu.

La lucha de clases envuelve en su vorágine a los hijos del pueblo. Al mudo Irurtia “Ricardo” lo hieren en Tucumán mientras se replegaban en un convoy que participó del combate de Manchalá. Era el 28 de Mayo de1975, el objetivo era el conocido comando y centro clandestino de detención “La escuelita de Famailla”; se buscaba, por un lado, capturar al jefe del  Operativo Independencia, Acdel Vilas, quien tenía asiento en ese comando y, por otro lado, liberar a los cumpas cautivos y hacerse de armas. Pero los compañeros se vieron emboscados por el ejército. En el combate lo hieren al mudo y este, con su humanidad enorme, sabiendo que en esas condiciones seria una carga para sus compañeros pide que lo dejen en un rancho, con su arma para que pueda cubrir la retirada de los cumpas.

A Ismenia la chuparon el 8 de Diciembre en Hurlingam. Hoy, en esta coyuntura histórica donde la burguesía disfrazada de progresista sigue imponiendo a las masas oprimidas un sistema basado en la injusticia, la explotación y la represión, donde los resabios del partido militar se pasean por las oficinas gubernamentales, los medios de comunicación, los juzgados y las universidades con total impunidad… hoy, más que nunca, queda a las claras la importancia de la tarea que quedó trunca debido al genocidio perpetrado por los verdugos del capital financiero. Hoy más que nunca se hace evidente que el mejor homenaje a los caídos es retomar sus banderas y educar con sus ejemplos. En síntesis: continuar su lucha hasta la victoria final, hasta la revolución socialista.

Los niños juegan, al borde de la nada. En su juego descubren la historia oculta de aquellos que se animaron a asaltar el poder y tomar la vida construyendo un mañana colectivo. Salen a la luz sus caras, sus gestos, su ejemplo es tomado por las calles proletarias. “¡Venceremos!” gritan desde el barro…. ya nada será igual.

Por Pablo Augusto Abbadon.

LEA Y DIFUNDA EL COMBATIENTE -  prensaydifusionprt@gmail.com