El Combatiente Nº 44
Enero - Febrero de 2011 - Edición Nº 44
 

EDITORIAL

La situación económica del país no puede analizarse sin enmarcarla dentro de un contexto internacional por demás inestable y con un capitalismo sumido en la más profunda crisis económico financiera de su sangrienta historia. Esa crisis, desde hace tiempo, tiene su correlato en el aspecto político y las grandes movilizaciones del norte de áfrica -con la consecuente caída de gobiernos proimperialistas y una movilización de masas como hace rato no vemos- son el marco en que el gobierno apura la resolución de la deuda argentina con el Club de París. Es que se vienen las elecciones y la crisis, cual azote inesperado para la burguesía, es la próxima amenaza que se cierne sobre los países latinoamericanos que no son la excepción a ninguna regla internacional.

Apura el gobierno el gran "arreglo" con el Club de París. A toda máquina viajan una y otra vez el Ministro de Economía Boudou o el Secretario de Finanzas Hernán Lorenzino o todos juntos con la Presidenta del Banco Central Marcó del Pont. Pero los acreedores no se conforman con vanas promesas, sino que quieren asegurarse y allá fueron a pedirle el "auspicio" y la gestión de buenos oficios nada menos que a Hillary Clinton, a pesar de que Timerman vocifere para las cámaras que no le permitirán intervenir. Lo cierto es que, en la negociación, una deuda de 6.300 millones quedaría cerrada en la módica suma de 9.000 millones de dólares, casi un 50% más del capital. Y mientras el gobierno pretende patear los pagos a seis años, el Club de París sólo está dispuesto a conceder 18 meses, porque para aceptar un plazo más largo pretende la intervención del FMI en la revisión TOTAL de las cuentas del país, lo que equivale a blanquear al Fondo Monetario Internacional como tutor, algo que ya está haciendo desde el año pasado, pero en bambalinas. El gobierno no está dispuesto a blanquear esa intervención porque en las apariencias cambia, para su base y sus votantes, el cacareado proyecto "nacional y popular", dejando al descubierto una realidad que han pretendido ocultar con cierto éxito: todavía hay gente que cree en sus mentiras.

Del arreglo con el Club de París depende el crédito internacional a tasas blandas para multinacionales que operan en el país. El gobierno está entre la espada y la pared: si no negocia, se corta el crédito y si negocia, tendrá que hacer recaer aún más sobre nuestras espaldas el ajuste ineludible para garantizar los pagos, con lo cual se gana una buena base para el sobresalto político y se arriesga a recrudecer en un año electoral los reclamos sociales, tal como sucede ya en el resto del mundo. De allí la importancia de contextualizar la situación argentina en el marco internacional. Los organismos de crédito, como el Club de París y el FMI, desesperados por la crisis económico-financiera mundial, la única receta que conocen es la "genérica": la de los ajustes sobre los gastos sociales para educación y salud, la flexibilización laboral, el aumento de la edad jubilatoria, etc., tales como ya aplican en los países desarrollados de Europa y como vienen aplicando en los países africanos y latinoamericanos.

Pero la aplicación de los ajustes, a diferencia de los '90, hoy ya no es tarea sencilla: las rebeliones de los pueblos egipcio y tunecino en particular, hartos de salarios de hambre, carencia de vivienda y salud, encarecimiento del costo de vida y pobreza extrema, se erigen como paradigma de lo que puede sucederle a cualquiera en cualquier parte del mundo. El gobierno sabe que pagarle al Club de París en 18 meses acarrearía un conflicto social de impredecibles consecuencias en un clima social que lentamente se recalienta como consecuencia de la inflación y del congelamiento salarial encubierto tras paritarias anuales. Tanto le temen a la explosión social que para fin de año, sin hacer estruendos ni grandes declaraciones públicas, la mayoría de los sindicatos pactaron sumas fijas por "única vez", como paliativo al creciente reclamo de abrir nuevamente la mesa de discusión de salarios. Los jeques sindicales salieron a ponerle parches a sus representados que amenazaban con superarlos en innumerables reclamos sectoriales. Y el gobierno, ante la poco "nacional y popular" medida de vetar la ley del 82% móvil para los jubilados, también salió al cruce con una cataplasma de $500 por "única vez".

El Combatiente Nº 44
Reclamos de los trabajadores de Rosario

Pero la tensión crece. El reclamo de la CGT San Lorenzo y sus piquetes en las terminales portuarias a los empresarios sojeros por aumento de sueldos, que produjo pérdidas millonarias, puso a la CGT Nacional en el brete de tener que elegir entre el gobierno y los trabajadores. Moyano, a pedido de la propia presidenta de la Nación, tuvo que ocuparse personalmente de convencer a sus pares -que ni siquiera acataban la conciliación obligatoria- para que se sentaran a negociar con el gobierno y encontrarle una solución consensuada al conflicto que fue resuelto dos horas antes de la finalización de la conciliación obligatoria. Los sojeros ofrecieron -¡Vaya, qué coincidencia!- un pago de 2.500 pesos por "única vez" y pagadero en cuotas. Pero los trabajadores exigieron una cifra mensual y permanente. Evidentemente el recurso del parche se está agotando: el acuerdo alcanzado por la CGT San Lorenzo, que eleva en más de un 100% los salarios de los vigiladores, en un 70% el de los tercerizados y en un 38% el de los estibadores, es absolutamente contundente como hecho concreto de que los trabajadores no aceptan más remiendos ni oficiales ni privados ni sindicales.

Mientras tanto, el gobierno le pidió "prestados" a la ANSES 900 millones de dólares para solventar los gastos del estado. El 40% del crecimiento de ese gasto público, en los últimos cinco años, corresponde a los subsidios que el estado ha otorgado y sigue otorgando a las empresas públicas y privadas, y a las jubilaciones concedidas a beneficiarios que nunca realizaron aportes, aunque, según IDESA (Instituto para el Desarrollo Argentino) contrariamente a lo que se podría pensar, la mayor parte de ese tipo de jubilaciones no fueron a parar a las manos de adultos mayores en estado de exclusión, sino a personas de sectores medios y altos... Es más, la mayor parte de esas jubilaciones se otorgaron como un segundo beneficio a gente que ya tenía otro, como pensionados y jubilados provinciales o cónyuges de jubilados.

Respecto de los subsidios a las empresas privadas, en el 2010 la suma asciende a 48.032 millones de pesos, casi un 50% más que en el 2009. El sector que recibió mayores subsidios fue el energético, al que el gobierno le destinó un 63% más que el año anterior. La empresa más beneficiada fue la Compañía Administradora del Mercado Mayorista (Cammesa), que financia el abastecimiento de las centrales térmicas y que recibió casi el 50% de los subsidios destinados al sector que ascendieron a algo más que 26.000 millones, léase bien la sideral cifra.

Sólo para tener idea de lo que reciben estas empresas ampliaremos algunos datos: Enarsa (Empresa Energía Argentina) recibió 5.489 millones de pesos para la compra de gas con el fin de aprovisionar el mercado interno; el Fondo Fiduciario para el Transporte Eléctrico Federal, dedicado a la financiación de la ampliación del sistema de transporte de energía eléctrica, recibió 1.086 millones; YCF (Yacimientos Río Turbio) recibió 670 millones; Nucleoeléctrica, 335 millones; Aerolíneas Argentinas, 2.254 millones; el Ferrocarril Belgrano, 1.123 millones; el Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte, 5.734 millones para "compensar" el aumento de costos de las empresas PRIVADAS de transporte público automotor urbano e interurbano; los concesionarios, también PRIVADOS de trenes y subtes, 2.980 millones; AySA, 1.845 millones; Arsat (Empresa Argentina de Soluciones Satelitales), casi 1.500 millones; Radio y Televisión Argentina, 570,50 millones; el sector agroalimentario, 2.903 millones, un 25% más que en 2009; el sector rural y forestal, casi 1.500 millones, 34% más que en 2009; y el sector industrial 158 millones, un 18% más que el año anterior.

El Combatiente N°44

Buscamos, para informar, el monto total del PRP, sigla con la que se designa al Programa de Recuperación Productiva, eufemismo que encierra el aporte ESTATAL a las empresas privadas en concepto de salarios para trabajadores en empresas en "riesgo", equivalente a abonar 600 pesos mensuales por trabajador y que, por tanto, consiste en un "ahorro" para las empresas y una garantía de que no vean mermadas sus ganancias en medio de la crisis, pero, a pesar de nuestra intensa búsqueda, no pudimos establecer cuál es el monto destinado a este programa y mucho menos cuáles son las empresas beneficiarias de tan generoso aporte que, por supuesto, pagamos todos.

El 31 de enero de 2011, el Poder Ejecutivo dictó el Decreto 68/2011 por el que decide prorrogar durante todo este año la reducción de las contribuciones patronales fijadas por la Ley 26.476, parte del "paquete anti crisis" de finales de 2008, concebido para hacer frente a la crisis internacional. Esta reducción le permite otro "ahorro" a las empresas y su cifra no es menor: 25.406 millones de pesos que se reparten entre 21.000 grandes empresas que se benefician perjudicando al sistema previsional. Es decir, por un lado, para fundamentar su veto al 82% móvil de los jubilados, el gobierno sostuvo que no tenía recursos, pero, por el otro, desprecia los recursos genuinos que deberían aportar los que más tienen, lesionando los intereses de los que menos tienen, una más entre las tantas medidas que lo alejan del discurso "nacional y popular". Y decimos discurso, porque, en los hechos, tal como vemos, la única beneficiada con estas medidas es la burguesía local.

La política gubernamental de relación con las empresas termina siendo uno de los tantos disparadores de la casi ruptura de la Unión Industrial Argentina que convive en "unidad" (de intereses) con un pacto de alternancia en la presidencia entre dos fracciones: una, la de Méndez, donde se encolumnan grandes empresas, sobre todo multinacionales (automotrices y alimenticias con excepción de Arcor), cuyos negocios globalizados no están atados a los controles ni vaivenes del estado nacional, pese a que mantienen óptimas relaciones con el gobierno. La otra fracción está conformada por empresas en su mayoría abastecedoras del mercado interno, por tanto, más expuestas a los altibajos de la economía local, y también integrada por gigantes como Techint y Arcor, aunque además contiene a las Pymes, sobre todo del interior. Este grupo tiene relaciones de enfrentamiento con el gobierno, especialmente los representantes de ambos gigantes. Además, las empresas atadas al mercado interno, en su mayoría tienen que importar las materias primas y con el dólar alto se ven perjudicadas. En cambio, las grandes empresas, mayormente exportadoras, se ven altamente beneficiadas con ese valor.

Ante la proximidad, en abril, del cambio de presidente que le toca al último grupo, de acuerdo con el "pacto" previo -devenido de las épocas de Menem-, Techint y Arcor pretenden imponer un candidato propio, algo altamente cuestionado por sus no tan pares de las Pymes: es que la mala relación que tienen los grandes con el gobierno perjudica los intereses de los más chicos, muchos de los cuales se ven favorecidos por el Programa de Recuperación Productiva. Por todas estas diferencias, grandes y pequeños industriales no llegan a un consenso para elegir al candidato por proponer, situación que aprovechan los empresarios del grupo multinacional para intentar romper el pacto previo y promover su permanencia en la presidencia mediante elecciones -inclusive mantener al propio Méndez-, especialmente porque el otro grupo sólo cuenta con el 30% de los votos. Los industriales de la "Celeste y Blanca" donde está Méndez son fogoneados por funcionarios oficiales porque, ante la proximidad de las elecciones nacionales, el gobierno prefiere una UIA afín que no haga olas y más cuando las paritarias están próximas y se avecina una puja no tan fácil de manejar dadas las presiones de los trabajadores. Y si no consigue una UIA afín, puede conformarse con una UIA fracturada. De todos modos, la renuncia de Méndez que pretendió forzar la interna interburguesa de los industriales ha sido aceptada y todos "esperan" llegar a un "acuerdo". ¡Que se maten entre ellos! Los trabajadores tendremos que hacer nuestro propio camino de lucha por nuestras reivindicaciones más allá de los patrones oficialistas o pseudo opositores que tenga la UIA, porque, al fin y al cabo, ninguno pierde sus ganancias, por más que se enfrenten entre ellos.

El Combatiente N°44

Para las paritarias Moyano se prepara para hacer buena letra y a pesar de tener una pata en el peronismo oficialista, intenta mantenerse en el medio, sorteando la interna peronista que se agudiza con el paso del tiempo y el acercamiento a las elecciones. El encarcelamiento del Momo Venegas, hombre de Duhalde, lo puso en incómoda situación, pero no dudó en darle su apoyo. El pasado histórico de Moyano está vinculado con la CNU (Concentración Universitaria Nacional), brazo universitario de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), por el cual está investigado en Mar del Plata, ya que un testigo asegura que el líder camionero y el dirigente marplatense del gremio de la Carne, José Miguel Landín, "fueron los organizadores de la JSP (Juventud Sindical Peronista), grupo que actuó en forma coordinada con la CNU en la represión ilegal". Los hechos que se investigan son 18 desapariciones forzadas de militantes de izquierda y Montoneros. Por ende, no debería haber sorprendido a nadie que apoyara a un corrupto, fascista y traidor de los trabajadores rurales como Venegas, vinculado a otro "allegado" a la Triple A como Duhalde. Pero a Moyano y Venegas no sólo los une la ideología fascista, sino el espanto: los procesos judiciales por la mafia de los medicamentos y la fabricación de pacientes falsos para que la APE (Administración de Programas Especiales) pague jugosos subsidios del estado a las obras sociales manejadas por los sindicalistas corruptos. Fue la propia ex ministra de Salud Graciela Ocaña quien sostuvo que alrededor de 80 sindicatos están involucrados en la estafa y que Moyano no es una excepción. ¿Qué tienen que ver las paritarias, las mafias de los medicamentos, el gobierno y la detención del Momo Venegas? Ante el rumor generalizado de que la CGT se plantaría en la negociación salarial con un piso del 30% de aumento, el gobierno le mandó un mensaje a todos sus integrantes, pero especialmente a su "aliado" Moyano: la suerte de Venegas puede ser la de cualquiera y el que saque los pies del plato tendrá su consecuente persecución judicial. Y Moyano no sólo quedará salpicado por las estafas realizadas a través de la Obra Social de su sindicato, sino enterrado por su responsabilidad en la desaparición y asesinato de 18 personas en Mar del Plata.

El Combatiente N°44

Pero el mensaje del gobierno apuntó a delinear las internas peronistas que, una vez más, comienzan con los aprietes y a no sorprendernos si terminan a los tiros. Así dirimen sus "diferencias" los distintos sectores dentro de un partido burgués como el justicialista. Duhalde, miembro del Partido Militar, integrante de la patria sojera y terrateniente, narcotraficante y con pasado vinculado con la represión genocida, es el único "opositor" visible que hoy tiene el gobierno, paradójicamente miembro del mismo partido. Los demás "opositores" no existen, están tan dibujados, suman tal nivel de desprestigio, que son irrisorios. ¿Se puede pensar como opositor a Macri, elefante en un bazar por excelencia, quien en cada conflicto social que se ha presentado en la Ciudad de Buenos Aires hizo alarde de idiotez, ineptitud y fascismo? ¿Se puede considerar opositora a Carrió, abanderada de lo absurdo, gorila y fascista sin retorno y representante acabada de la estupidez concentrada en una sola mujer? ¿Se puede tomar seriamente a Ricardo Alfonsín, mímesis de su padre, a quien sólo le falta repetir como un loro que con la democracia se come, se educa y se cura, mientras tiene acuerdos tácitos con la UIA? ¿Se pueden tomar seriamente como opositor al trepador fracasado Cobos, pusilánime superlativo y arribista inescrupuloso? ¿Se puede considerar que Sanz es un opositor porque pertenece al partido Radical, pero que no lo conocen nada más que algunos de sus correligionarios? Con este panorama "opositor" el gobierno NECESITA inventarse uno, alguien de quién diferenciarse más creíblemente. Y ahí está Duhalde y su tropa de corruptos impresentables: Venegas, Viviani y. ¡Barrionuevo! Otro que de tan fascista y absurdo, casi es un inimputable de la política argentina. Y una aclaración no está demás: al Momo Venegas no lo sacó de la cárcel la "movilización de las masas", sino los 500 mil pesos de fianza que pagaron él y sus secuaces. La parodia montada por esos secuaces, sacando a la calle todo el "aparato" sindical, sólo es carne podrida para los medios podridos de la burguesía. En realidad, hicieron lo que hacen siempre y muchos conocemos bien: sacaron compulsivamente a la calle a los empleados de los sindicatos y obras sociales bajo amenaza de la pérdida de su puesto de trabajo. ésas y no otras son las "masas" que se movilizaron para sacar a semejante corrupto de la cárcel quien, como si fuera poco, es un enorme traidor a su base, permitiendo el trabajo esclavo de miles de sus "representados" los peones rurales o la explotación sin cobertura social de los trabajadores a quienes sus patrones obligan a "asociarse" a cooperativas de trabajo regenteadas por ellos para evitar hacerles aportes jubilatorios, de obra social y, sobre todo, para impedirles su sindicalización, como sucede en varias provincias con los trabajadores de la cosecha de frutas, vides, algodón, caña de azúcar, etc.

¡País generoso el nuestro! En estos meses que vendrán no nos privarán de un desfile de muertos vivos como Reuteman que dejó sumergida a su provincia no sólo en el agua de las inundaciones, sino en la pobreza extrema o a un Carlos Menem quien seguramente aportará algún bocadillo para que la prensa burguesa tenga con qué hartarnos en sus mentirosos noticieros.

El Combatiente Nº 44
Trabajadores bajo condiciones infrahumanas de la multinacional estadounidense DuPont en Córdoba

Mientras, en Salta mueren niños de desnutrición y no hay ley de medios que lo oculte ni asignación universal por hijo que lo evite. Y también por esto los generosos habitantes argentinos tenemos que escuchar los "despegues" nacionales oficialistas que le endilgan la responsabilidad al gobernador Juan Manuel Urtubey, como si Salta estuviera en otro país o las hipocresías de alto nivel como la de Moyano, quien sostuvo que "No es posible que un solo angelito muera de hambre en este país". ¿En cuántos angelitos defeca este traidor cuando pacta salarios de hambre, congelados por un año, para los padres de los angelitos? ¿Cuánto le importan los angelitos cuando hace décadas que se ha transformado en un empresario y ha dejado de defender los intereses de los trabajadores, progenitores de los angelitos? Es que la campaña electoral da para todo y no faltan delincuentes demagogos, oportunistas despreciables, que aprovechan el hambre y la muerte de nuestros hermanos de clase para aparecer como devotos cristianos preocupados por la vida ajena, cuando todos sabemos bien quiénes son, lo poco que les importamos y lo mucho que les importa a ellos ganar un lugar en la interna. Lo que menos le importa a Moyano es pautar salarios dignos para los explotados, ofrecer servicios de salud dignos en las obras sociales sindicales, representación digna de los intereses de los trabajadores en conflicto con sus patronales. Moyano y la burguesía pretenden imponernos un "pacto social" pergeñado entre ellos que, como siempre pasa con ese tipo de acuerdos burgueses, nos dejan afuera y de lo que menos se acuerdan es de NUESTROS "angelitos". ¡Hipócrita!

El Combatiente Nº 44
Familiares de Franco Almirón, joven asesinado por el gatillo fácil en José León Suárez

En medio del circo mediático de los tires y aflojes, un caso para mencionar es la "Mesa de Enlace" de los piqueteros terratenientes que en estos meses intentaron otro fallido lock out patronal que debieron levantar porque el ausentismo de sus seguidores fue escandaloso. A eso, deben sumárseles los tironeos entre ellos: Buzzi versus Llambías con Biolcatti de bombero y árbitro. También cruzados por las próximas elecciones nacionales, no dudaron un segundo en apoyar a Momo Venegas con comunicados donde manifiestan su "preocupación" por la "debilidad institucional que transita la República Argentina". Es más, CARBAP sostuvo que "acompañará a los trabajadores rurales" como si Venegas fuera un trabajador y como si CARBAP no estuviera integrada por explotadores de los verdaderos trabajadores rurales de los cuales se aprovechan miserablemente toda vez que pueden. No es tan sutil el hilo que unen a Duhalde con los piqueteros terratenientes. Todos ellos integrantes del Partido Militar, hoy devenido en desgracia.

Y allí está Scioli, uno de los candidatos peronistas a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, desautorizando a su propio Ministro de Educación: "el gobierno bonaerense no aprueba de ninguna manera los escraches y piquetes como formas de manifestación democrática". Y es cierto, él quiere "seguridad" en su distrito, él aprueba la política del gatillo fácil de la policía bonaerense que en una semana mató a cuatro pibes, tres en José León Suárez y uno en Baradero. Y después, para los medios, sale a lamentarse y separarlos de sus cargos tardíamente, cuando la sangre de los nuestros riega las calles, como si desconociera en qué andan sus fuerzas policiales, como si no supiera que la trata y el tráfico de drogas son los negocios y la represión a la juventud son la política de estado ejecutados por su maldita policía. ¿Cómo está pergeñando Scioli que debemos protestar, mirando tele? ¿Hasta dónde lo suyo no es una amenaza para los que se atrevan a contradecirlo.? Scioli quiere mandarle a la pequeña burguesía y a la burguesía un mensaje transparente: él es el más "digno" candidato a gobernador de Buenos Aires porque garantizará la "seguridad". Y la paz de los cementerios para los pibes, también.

El Combatiente N°44

La ILEA (International Law Enforcement Academy) es considerada un centro de adiestramiento en "cursos de tortura" y "técnicas golpistas". El canciller Timerman, intentando -como si fuera posible- desprestigiar aún más a Macri, salió a denunciar que el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires manda su maldita policía a entrenarse, precisamente, en la ILEA. Pero el tiro le salió por la culata porque los funcionarios macristas lo dejaron al desnudo declarando que no son los únicos. Todavía el gobierno no ha dado explicaciones de por qué, al mismo tiempo que Timerman denunciaba a Macri, dos agentes de la Policía Federal estaban justamente en Estados Unidos realizando un curso en esa institución. Pero no sólo la Metropolitana y la Federal toman cursitos de tortura, sino la Gendarmería, la Fuerza Aérea y el Ejército argentinos también son consecuentes alumnitos de este organismo norteamericano. No se pudo explicar desde ningún ángulo del gobierno "nacional y popular", "abanderado" de los "derechos humanos" por qué se estaba continuando con la política de fabricar represores profesionales en el símil de la Escuela de las Américas, comparación que no inventamos nosotros, sino que fue hecha por el propio canciller. El discurso oficial se separó de los hechos y dejó al descubierto cuánto nos engañan, pero, sobre todo, cuánto no sólo nos mienten, sino nos ocultan: no son compatibles los derechos humanos con la reproducción de torturadores profesionales en cualquier lugar que se asemeje o no a la Escuela de las Américas, aunque tenga otro nombre. O se está con dios o se está con el diablo.

Y tanto es el intercambio "profesional" de torturadores y represores, que aprobado por el gobierno, existía un curso que dictarían los paracaidistas del Ejército estadounidense al Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF) de la Policía Federal. Pero el curso fue cancelado cuando trascendió el escándalo en que Estados Unidos se permitió el lujo de enviar al carguero C17 de la Fuerza Aérea con armas: tres cañones de ametralladora, un cañón para carabina automática, una carabina y equipos de transmisión de alta tecnología, otros tres cañones para otras tres ametralladoras de diferente modelo al anterior, mochilas militares, etc.; drogas narcóticas: gases paralizantes que son una variante mucho más fuerte que los gases lacrimógenos y los vomitivos; y estupefacientes: drogas que se aplican posteriormente a las primeras para contrarrestar sus efectos . Este tipo de cursos se realizaron durante los años 1997 y 1999 cuando gobernaba Carlos Menem y en el año 2002 mientras Eduardo Duhalde fue presidente. Fueron interrumpidos por el gobierno de Néstor Kirchner y reanudados en 2009, mientras Timerman era embajador ante la Casa Blanca. Es decir, cuando sostuvimos que el cambio de Taiana por Timerman era un giro político de las relaciones internacionales del país hacia Estados Unidos, no nos equivocamos: parte de su "trabajo" diplomático fue retomar un intercambio con las fuerzas militares yankees suspendido por el propio Néstor Kirchner. En un hecho tan lamentable como éste aparece el primero de los indicios MATERIALES que sostienen nuestra aseveración. Y mucho se aleja esta política, también, de cualquier discurso de "derechos humanos".

El escándalo y las repercusiones diplomáticas del avión que traía material no autorizado para el dictado de "cursos" en el país, aprobado por el ministro de Justicia, Julio Alak, pero negociado cuando Timerman era embajador, después de diez días de silencio por parte del gobierno, tuvo el primer gesto de reacción: la ministra Nilda Garré ordenó cortar de cuajo con todo tipo de cursos sin previo estudio de su ministerio. Para ello, elaborará el PACE (Plan Anual de Comisiones al Exterior). A través del PACE su ministerio analizará las características de los intercambios que ya tienen condiciones previas: no ser dictados por militares, impedir que se confundan actividades de seguridad con actividades de defensa, transparencia, etc., lo cual en buen romance es terminar con la doctrina de seguridad nacional, encubierta en los cursos del escándalo. Evidentemente, no se puede tapar el sol con la mano: lo que ha quedado al descubierto son las desinteligencias en el seno del propio gobierno, entre el tándem Alak-Timerman y Nilda Garré. Nos preguntamos qué hubiera pasado si no hubieran descubierto el avión.

El Combatiente N°44

Por otra parte, el hecho de que dos hijos del ex titular de la Fuerza Aérea durante el gobierno de Menem, José Juliá, y el hijo de José Miret, funcionario de la dictadura militar, hayan sacado del país casi una tonelada de cocaína que fuera incautada en Barcelona, dejan al descubierto las vinculaciones entre el poder político y militar y el narcotráfico. Gustavo Juliá (uno de los hijos del ex jefe militar) fue gerente económico del PAMI hasta 2003, cuando fue desplazado por Néstor Kirchner ante numerosas denuncias de corrupción que pesaban sobre el funcionario. José Juliá, creó la empresa Medical Jet cuando se retiró de la Fuerza Aérea aprovechando las relaciones entabladas nada menos que con Yabrán. Y les dio "trabajo" a sus hijos Gustavo y Eduardo y a al hijo de un represor, Gonzalo Miret, para trasladar droga colombiana. Los tres imputados son pilotos civiles y su abogado defensor es el mismo que patrocinara a uno de los impresentables duhaldistas, Barrionuevo, en un amparo que presentara en defensa de "sus" funcionarios en el PAMI (uno de ellos, el hijo de Juliá), cuando Kirchner los echó. ¿Casualidad? No, mafia.

En medio de todos estos escándalos y otros que se irán destapando a medida de que nos acerquemos a la fecha, llegaremos a las elecciones.

Un hecho, que hubiera podido ser considerado "accidente" y nada más, ocurre prácticamente al cierre de estas líneas: chocaron dos trenes y cinco personas murieron, todos trabajadores. Después de miles de denuncias de los usuarios, programas televisivos que se han encargado de mostrar cómo mal funciona el servicio de trenes urbanos e interurbanos, denuncias de los trabajadores por la falta de mantenimiento de vías, sistema de señales, etc. y también de falta de inversión de las empresas PRIVADAS concesionarias, pese a que son las que reciben los subsidios que ya hemos descripto un poco antes, recién ahora, con cinco muertos, aparecen los funcionarios pero no para hacerse cargo, sino para desligarse de las responsabilidades. El Ministro De Vido le tiró los muertos a Ferrobaires, pero indirectamente, a Scioli, porque la empresa depende del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Ahora el gobernador interviene la empresa. Tarde. Como hacen ellos, siempre tarde. De todos modos, se ocuparán de Ferrobaires como si fuera una excepción y no la regla de los concesionarios donde muchas patas sindicales "amigas" y pro oficialistas tienen sus intereses personales y empresarios en los negocios. ésa y no otra es la causa del silencio oficial a los cientos de denuncias sobre el pésimo servicio de trenes urbanos. El gobierno no se mete con los negocios sindicales para mantenerlos en caja y garantizar su gobernabilidad y, también, su futuro electoral. A no engañarnos, por más que todos sean impresentables ante la sociedad, el gobierno los seguirá manteniendo, aunque sean salvavidas de plomo hasta para muchos peronistas, especialmente los jóvenes.

Marzo nos traerá un 8, día de la Mujer Trabajadora, lleno de propaganda cursi, ositos de peluche y flores para muchas de nosotras, mientras en este país fueron quemadas vivas ocho mujeres en 15 días. No podemos menos que honrarlas EXIGIENDO políticas de estado SERIAS que nos protejan de la violencia familiar, que no nos expulsen de las hipócritas comisarías de la mujer donde nos buscan la vuelta para no llenar un formulario, que se garanticen casas disponibles para proteger a las mujeres en riesgo, que el estado provea abogados gratuitos REALES para defender los derechos de las madres y sus hijos, leyes que permitan el procesamiento y encarcelamiento de todos los violadores y violentos, instituciones que protejan a las adolescentes de la trata de personas e investigaciones creíbles que nos devuelvan a nuestras niñas desaparecidas. Exigimos a igual tarea, igual salario; aborto legal para que no muera una de nosotras por cada día del año, especialmente por ser pobres; y plena libertad para decidir sobre nuestros cuerpos y sexualidad. Este 8 de marzo, como cada día recordatorio de una tragedia, no debemos permitir que lo transformen, como siempre, en una fecha malditamente comercial, sino que debe ser de lucha y reclamo de todas nosotras que esperamos y deseamos ser acompañadas por nuestros compañeros y, así, hacernos cargo de que nada cambiaremos si no lo hacemos juntos. NO A LA EXPLOTACIóN, NO AL SOMETIMIENTO, NO A LA VIOLENCIA Y LA MUERTE DE GéNERO.

El Combatiente N°44

El 24 de Marzo nos tendrá en la calle nuevamente para recordar todas nuestras compañeras desaparecidas y todos nuestros compañeros desaparecidos. Sin excepciones, sin teorías de los dos demonios como algunos "filósofos" pretenden reflotar miserablemente, sin sectarismos idiotas que le hacen el juego al enemigo. Saldremos a la calle con la frente alta, sabiendo que pertenecemos a este pueblo que durante 35 años empujó y empuja por el pleno ejercicio de los derechos. Saldremos a la calle una y otra vez para recalcar no sólo que estamos vivos entre tantos muertos, sino que nuestros muertos VIVEN en nosotros y son eternos porque se encarnan en todas y cada una de luchas diarias y las que vendrán. Saldremos a la calle, mal que les pese a los genocidas y sus socios e ideólogos de la burguesía, viejos decrépitos que lloran, se arrastran, se desdicen, se humillan, apelando a recursos que los hacen cada día más indignos y despreciables. Saldremos a la calle para gritar a los cuatro vientos que la sangre de nuestros caídos no se negocia ni tiene precio. Por todos nuestros muertos, torturados, violadas, masacrados, saldremos a la calle para que nadie tenga dudas de que su lucha no ha terminado y se extiende en miles y miles de jóvenes que han levantado sus gloriosas banderas. Saldremos a la calle convencidos de que todos nuestros caídos fueron lo mejor que hemos parido como pueblo, pero también como testimonio de que seguiremos pariendo luchadores mientras siga existiendo la injusticia.

A VENCER O MORIR POR LA ARGENTINA.

19 de febrero de 2011.

Por Amanda Cánepa.

INTERNACIONAL

La crisis, las mentiras sobre ella en el país imperialista hegemónico.

Más allá de los deseos y buenas intenciones de los analistas y apólogos del sistema, demostrando su fabulosa tozudez, la realidad sigue su curso inalterable: hacia la expansión y la profundización. Creer lo contrario es caer en manos de los manipuladores, profesión que hoy abunda en demasía.

Alguna vez dijimos que Goebbels, el legendario propagandista del régimen nazi, se sentiría sumamente envidioso y superado con creces por sus discípulos norteamericanos y europeos y otros de menor cuantía al ver los enormes esfuerzos que hacen para convertir en verdades las cataratas de mentiras que pululan por el planeta; envidioso por la extensión en territorios que abarcan, por las tecnologías que manejan y por la cantidad de mentiras que pretenden hacer verdades.

El Combatiente N°44

Es una verdad de perogrullo que la economía no es una cuestión contable solamente, pero los analistas del sistema "proyectan" planes, cifras y tendencias como si los habitantes del planeta, los que no son dueños de nada, no existieran. Proyectan como si sus planes volaran, cual planeador, por encima de ellos sin afectarlos y, peor aún, como si los pueblos fueran materia inerte y nunca reaccionaran ni influyeran de una forma u otra sobre sus "perfectos" planes, cifras y tendencias. La idiotez demostrada una y otra vez en cada uno de sus intentos evidencia a las claras su profundo "idealismo": están lejos de la verdadera base material. Todos estos analistas ignoran que la economía capitalista tiene leyes que marcan el rumbo de su desarrollo o de su involución y que en esas leyes influyen, de forma importante, los movimientos sociales, que también se rigen por leyes. Esa supina ignorancia los expone a grandes sorpresas y sobresaltos. Pero no sólo la burguesía se equivoca por su visión idealista del mundo, también en el campo popular hay grandes confusiones: se dice que estamos en situaciones "prerrevolucionarias" o en situaciones "revolucionarias", cuando éstas distan de ser una realidad. Muchas veces se confunden "buenas intenciones" o simples deseos con la realidad que nada tiene que ver con ellos.

La crisis del capitalismo todavía no ha tocado fondo y los mecanismos para trasladar sus efectos desde el centro hacia la periferia no se han agotado. Prueba de ello es que los países que padecen y padecerán los próximos remezones no son los países centrales. Hoy por hoy, son los países periféricos de áfrica y Medio Oriente los que registran con mayor agudeza esas tensiones porque aplicaron y aplican a rajatabla las recetas del FMI, las recetas de los países centrales. Esos mecanismos de exacción de riquezas están teniendo efectos en Asia y América Latina.

Retomando el tema que nos ocupa, las extensas y profundas confusiones, debemos decir que los intereses del proletariado no encabezan las movilizaciones en ningún lugar del mundo. Aún no hay indicios de que ningún partido del proletariado haya logrado transformar sus intereses particulares en los intereses generales de la sociedad movilizada: el proletariado se moviliza por sus intereses inmediatos, principalmente económicos y, en segundo lugar, por reivindicaciones democrático burguesas pues en ningún lugar ha puesto en tela de juicio la propiedad privada de los medios de producción. No nos caben dudas de que este fenómeno recién comienza y que toda la base material está en favor de los intereses históricos del proletariado.

La crisis del capitalismo es una crisis que no ha llegado a su máxima profundidad. Se trata de una crisis inédita, en la cual las movilizaciones de los pueblos acotan seriamente al imperialismo y su clase dominante para ensayar la clásica "salida" por medio de una guerra mundial. Las condiciones materiales, en lo interno, de los países centrales no le permite a la burguesía asentar, sobre bases sólidas, una de las principales premisas para sacar las contradicciones internas al terreno internacional: "la unidad de la nación". Por el contrario, podemos afirmar que la situación en los distintos países centrales muestra tendencias divisionistas, con "enfrentamientos" de tipo raciales y religiosos que la burguesía azuza para evitar la necesaria unidad del proletariado con sus aliados estratégicos. Por lo tanto, caracterizar como "revolución" los procesos que se están desarrollando es cuando menos un sueño que entraña una profunda adoración al espontaneísmo, muy parecido a caracterizar de "argentinazo" al fenómeno que se dio en diciembre del 2001 en Argentina. La burguesía imperialista, con todos sus medios de propaganda, está empeñada en hacernos ver revoluciones donde no las hay. Y no es una casualidad ni un capricho, es una NECESIDAD. Ella cree que su poder va a durar para toda la eternidad, pero ceder un poquito, cambiar un poquito para que nada cambie, es su objetivo final.

...caracterizar como "revolución" los procesos que se están
desarrollando es cuando menos un sueño que entraña
una profunda adoración al espontaneísmo

últimamente se ha tornado ocioso, repetitivo y podríamos decir hasta estéril hablar de la economía capitalista. Los analistas y apólogos del sistema capitalista siguen negando lo que es una verdad incontrastable: la crisis. Continúan encontrando, "descubriendo" signos de recuperación donde no los hay. Plantean como saludables -y auguran fortalecimientos- las fusiones y mega fusiones de empresas nacionales y multinacionales, cuando en realidad son síntomas de enfermedad, producto de la concentración financiera del capital y centralización de la producción que van dejando miles de mujeres y hombres en el más cruel desamparo que entraña la desocupación. Hasta se está desarrollando el proceso de fusión de Wall Street con Frankfurt, que maneja los recintos bursátiles de París, Bruselas y ámsterdam. Van a fusionar el palacio de la timba norteamericana con el palacio de la timba europea. A su vez, el imperio decadente inglés avanza en la fusión de la bolsa de Toronto (Canadá) con la bolsa de Londres. Se está acabando el proceso de reproducción ampliada del capital y se está concentrando las riquezas en cada vez menos manos. Se ensancha, así, el ya ancho abismo entre los más ricos y los más pobres del planeta.

El Combatiente N°44

El desvío de inmensas cantidades de producción agrícola para la elaboración de bíocombustibles tiene la tendencia a encarecer la alimentación básica de la humanidad. A eso hay que sumarle la criminal especulación con los combustibles y los alimentos que encarecen artificialmente los productos de primera necesidad.

Los Foros internacionales para tratar los temas del hambre y el medio ambiente se han transformado en torneos donde compiten los gobernantes burgueses para llevarse copas, medallas y banderines como premios a sus enormes hipocresías, porque supuestamente debaten "seriamente" los problemas que aquejan a la humanidad, pero en realidad lo único que tratan "seriamente" son sus negocios y cómo van a explotar más y mejor a sus pueblos, a sus proletariados, única fuente generadora de riquezas. Foros que reúnen a los más granados representantes de las grandes multinacionales con los títeres que representan sus intereses en el terreno político. Allí se "cocinan" las entregas de soberanías y territorios nacionales a la voracidad de las mineras y otros sucios negociados a espaldas de los pueblos.

El Combatiente N°44

Prácticamente ha desaparecido de los medios de desinformación de la burguesía imperialista el tema de la guerra Afganistán-Pakistán. La burguesía debe estar muy ocupada en escribir el guión de la próxima película sobre la guerra en Afganistán, en la que los norteamericanos ganarán la guerra, demostrarán el enorme "avance tecnológico" de sus armas y la estupidez de sus soldados y mandos de su "poderoso" ejército. Todas las guerras la ganan en los estudios de Hollywood y las pierden en los campos de batalla. Esas películas forman parte del "arsenal" del dominio a través del miedo. Pero es evidente que los pueblos le están perdiendo el miedo, que olfatean el cadáver de la burguesía imperialista y sus democracias "tuteladas". También le están perdiendo el miedo a los títeres que los gobiernan y a toda la parafernalia de destrucción masiva. El mundo se sacude frente a los terremotos que producen las masas movilizadas y la burguesía imperialista y sus socias menores, asisten temerosas frente a un fenómeno que creían ya superado. Buscan artimañas para burlar los deseos de progreso de los pueblos. La confusión reinante no deja ver claramente los intereses que colisionan en cada movilización. Todos los medios, aún los que se consideran progresistas, amplifican los intereses de la burguesía imperialista al caracterizar como revolucionarias las movilizaciones y aportan a la confusión general, más allá de que constituyen un avance: es más fácil concientizar y organizar con un régimen que respeta las libertades individuales, que en un régimen dictatorial. Eso, no está en discusión.

El Combatiente N°44

Hoy, por hoy, los sucesos que sacuden a Egipto son los que tienen mayor importancia por las consecuencias estratégicas de la alianza de Egipto con Estados Unidos e Israel y por el Canal de Suez por el que se transporta el 40% del petróleo hacia occidente. Los plumíferos de la burguesía imperialista datan los sucesos de Egipto como consecuencia de los sucesos ocurridos en Túnez. Detrás de los supuestos "repentinos" levantamientos de Egipto y Túnez se halla la crisis del sistema capitalista que ha desatado la subida de los precios de combustibles y alimentos y el aumento de la desocupación. Según Associated Press, aproximadamente un 40% de los egipcios se encuentra en el umbral de la pobreza, con menos de dos dólares diarios, fijado por el Banco Mundial. La inflación de los precios de los alimentos está en un insostenible 17% anual. En países más pobres, el 60% y el 80% de los ingresos son destinados para la alimentación, en comparación del 10% al 20% de los países centrales. Las movilizaciones de Egipto, en realidad, son anteriores a que sean televisadas para el mundo. Datan de hace varios años y por muchas razones que el pueblo egipcio encontró en el aumento de la desocupación y la carestía de la vida que recaía principalmente sobre la juventud, caldo de cultivo para que explotara de forma generalizada. Los egipcios tienen, desde hace muchos años, un profundo sentimiento antiimperialista. Lucharon y echaron a los ingleses, franceses e israelíes que invadieron Egipto para evitar la nacionalización del Canal de Suez en 1956. Los ingleses intentaron chantajearlos con la construcción de la represa de Assuan y con las inversiones en el Canal de Suez. El ejército egipcio, con Nasser como líder, y con el apoyo del pueblo, entregaron las obras a los soviéticos que terminaron la construcción de la represa. Gamal Abdel Nasser, en 1949, fundó el movimiento de "oficiales libres", de orientación nacionalista, fue líder de la revuelta que derrocó al rey Faruk en julio de 1952. Con la ayuda de los soviéticos apoyó los movimientos de liberación, creó la República árabe Unida que perduró muy poco tiempo. La RAU unía Egipto, Siria y Yemen. Un golpe de estado en Siria, hizo que ésta se retirara de la RAU. A Nasser le siguió otro militar, Anwar El Sadat, asesinado por la CIA, aunque algunos sostienen que fueron oficiales del ejército ligados a los musulmanes integristas. Sadat dirigió la guerra de Yom Kippur, en la que estuvo a punto de derrotar a Israel. En 1976 se alejó de la Unión Soviética para acercarse a Estados Unidos recibiendo miles de millones de dólares en ayuda militar que aún sigue vigente. Sadat se comprometió en 1977 a reconocer al Estado de Israel, en un viaje sorpresa a Jerusalén, compromiso que fue refrendado, con la mediación de Jimmy Carter en Camp David en el año 1978. Por Israel firmó Menájem Beguin. Sadat asentó su régimen sobre el descontento de las masas egipcias por su economía liberal y en la represión brutal a los movimientos musulmanes integristas. El 6 de octubre de 1981 lo asesinaron en un desfile militar. A Sadat lo reemplazó su vicepresidente, Hosni Mubarack, quien hasta hace unos días no tenía vicepresidente, se dice que por temor a que los Estados Unidos lo mandaran a matar. En realidad, no hay razones aparentes para su muerte: fue un fiel lacayo de las políticas de la burguesía imperialista para la región. Fiel defensor del Estado de Israel al que ayuda a matar palestinos y a mantenerlos prisioneros y hambreados en la Franja de Gaza. El vicepresidente, nombrado por Mubarak antes de su renuncia, es otro militar pro yanqui y pro israelí, jefe de inteligencia, creador y sostén de las cárceles secretas de la CIA y un consumado torturador al servicio de la burguesía imperialista y de los fascistas israelíes. Estos son los gobiernos que sostienen la burguesía imperialista y sus gobernantes títeres. Obama, como el gran títere que es, recién ahora "descubrió" que estos nefastos personajes son dictadores... Negoció para desplazar a Mubarack y poner en su lugar a un agente de la CIA como presidente, Omar Suleiman. Pero, al parecer, el pueblo egipcio no aceptó a Suleimán. Frente a este fracaso, la embajada norteamericana en Egipto tuvo que aceptar una situación más incierta: que Mubarack renuncie para dejar el gobierno en manos del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas egipcias. El repudio de los egipcios contra Suleimán da una pauta de que las masas movilizadas están oliendo las maniobras de la burguesía imperialista y le cierran el camino. Pero es meridianamente claro que Estados Unidos decidió instaurar una dictadura militar en Egipto. Y van. ¿Qué le hace una mancha más al tigre.? Los "campeones de la democracia" a través del director de la CIA, León Panetta, anunciaban el jueves 10 de febrero la dimisión de Mubarack, un día antes de que lo anunciara el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas egipcias. La decisión no se tomó en El Cairo: se tomó en Washington.

El Combatiente N°44

De todas maneras esto no es una revolución, es una lucha por reformas democráticas dentro de los marcos del régimen burgués. Es cierto que hay atisbos e indicios de la presencia del proletariado egipcio, pero con reivindicaciones democrático burguesas que incluyen el respeto por la autodeterminación de los pueblos que ya tiene su primera víctima entre los que traicionaron los intereses del pueblo palestino: Mahmout Abbas ha renunciado para dar paso a elecciones. Los trabajadores del Canal de Suez se han expresado por mejoras salariales pidiendo 15% de aumento y mejores condiciones laborales. Los trabajadores de la multinacional Telecom también se han expresado en el mismo sentido. Espontáneamente no pasará a otro nivel de lucha ni elevará su nivel de conciencia sin la existencia de una vanguardia política, independiente de la burguesía, del estado burgués y de los partidos burgueses o pequeño burgueses. Ya es un avance, en sí, la creación de organizaciones sindicales independientes, algo que tendrá graves repercusiones en toda la región y que los medios de desinformación de la burguesía imperialista ocultan celosamente.

Los medios de desinformación de la burguesía imperialista están aturdiendo con sus proclamas contra el recientemente descubierto "dictador", pero no dicen nada sobre el dueño del chancho. Estados Unidos y Europa son los más claros responsables de los treinta años en el gobierno de Mubarack, son los responsables del nombramiento de Suleiman, son los responsables de los muertos, del hambre y la miseria de todos los egipcios. El ejército será "amigo" mientras no se intente profundizar las reformas, mucho menos "amigo" será si se intenta cambiar el régimen burgués. No olvidar: es el ejército de la burguesía, es el garante del régimen burgués, sus mandos superiores son los administradores de las empresas estatales y garantes de la tranquilidad social para que las multinacionales exploten a sus trabajadores. Reciben la más grande ayuda militar de la región, después de la ayuda a Israel. La burguesía financiera imperialista y sus gobernantes títeres, con Obama a la cabeza, seguido por ángela Merkel, por Sarkozy, por el títere inglés, son los responsables materiales de lo que sucede en los países periféricos. La hipocresía que despliegan es monumental. Los plumíferos que se hacen eco, restando importancia, ninguneando la movilización de los pueblos, son cómplices de todo lo que sucede. No son distraídos o ingenuos, son mercenarios conscientes del papel que están desempeñando. Los pueblos, los proletarios, deben juzgarlos al igual que a sus dirigentes políticos, la burguesía imperialista, sus mandos militares. Juzgarlos y condenarlos ejemplarmente.

Decir que Obama "luchó" por la "democracia" en esos países es una monstruosa mentira. Obama luchó y lucha para manipular la situación para que nada cambie, luchó y lucha para bañar en sangre la osadía de los pueblos de reclamar por su libertad e independencia. Es patético que el presidente, el títere mayor de la burguesía imperialista, Barack Obama, aparezca en todos los medios corporativos de comunicación llamando a la subversión al pueblo iraní y a todos los pueblos que no le rinden pleitesía. Pone al descubierto QUIENES SON LOS TERRORISTAS, QUIENES SON LOS SUBVERSIVOS. Quienes violan el principio de la autodeterminación de los pueblos. Dejan las bambalinas para mostrarse tal cual son y qué tipo de democracia es la que proclaman. En la presente situación, al pueblo egipcio y todos los pueblos en lucha, solo les queda redoblar sus esfuerzos y sacrificios para derrotar las conjuras de la burguesía imperialista y sus socios, enquistados en sus países. No hay ninguna diferencia entre los demócratas y los republicanos, como tampoco hay grandes diferencias entre la derecha europea y los autodenominados socialistas. Las diferencias son solo de formas. No hay maniobras que puedan torcer los destinos que impriman los proletarios y los pueblos, por más maquiavélicas que sean las estratagemas. Más temprano que tarde serán descubiertas, porque la base material que tiene a disposición la burguesía financiera imperialista entra en contradicción antagónica y excluyente con las ansias de progreso de la humanidad toda.

El Combatiente N°44

También se intenta ningunear la disposición de las masas sobredimensionando la tecnología, poniendo en segundo término la decisión de las masas de usarlas o no en su beneficio. Antes de la existencia de estas tecnologías hubo grandes movilizaciones en el mundo y hubo heroicas revoluciones. Las tecnologías nacieron para ser usadas con fines militares pero en manos de las masas se transformaron en su contrario.

No hay dudas de que las masas en las calles limitarán o acelerarán las decisiones de la burguesía financiera imperialista hacia la única salida que le queda: la guerra. Los sucesos de Túnez, Egipto, Yemen, Jordania, Argelia, Marruecos y las movilizaciones en Barheim, base de la Quinta Flota norteamericana, están poniendo en jaque los intereses de la burguesía imperialista en la región. Los sucesos de Barehim son de similar gravedad que los de Egipto, por esa razón los títeres de Arabia Saudita movilizan sus ejércitos para reprimir al pueblo.

El Combatiente N°44

Las movilizaciones que vendrán, porque ninguna región estará a salvo del "contagio", TODAS están asentadas en las mismas bases materiales: pobreza, injusticias, represión y explotación. Las masas en las calles van a acelerar la crisis económica en los países centrales. Ninguna de la promesas realizadas por los títeres van a ser cumplidas y las manifestaciones se retroalimentarán, porque lo que subyace en todo el fenómeno en desarrollo es el régimen de propiedad de los medios de producción y distribución de las riquezas.

Para concluir, podemos afirmar que el proceso tiene un final abierto y la debilidad es propiedad de la burguesía financiera imperialista y sus socios, en cambio, la acumulación de fuerzas será favorable para el proletariado y sus aliados, con la condición de que su vanguardia se disponga para la lucha por el poder.

Por Mario Roberto Salvatierra.

OPINIÓN

¿Y POR CASA CÓMO ANDAMOS?

Se viene otro 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, y ya nos estamos preparando para la publicidad que atestará las calles y pantallas televisivas rindiéndonos gran homenaje y pleitesía a las mujeres por tanta feminidad.

Pero cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía. y precisamente si revisamos nuestra experiencia cotidiana, podemos encontrar serios fundamentos a dicha desconfianza: nuestro lugar en la sociedad, como mujeres, sigue siendo de opresión y desigualdad. Para nosotras, el precio de tantos honores formales y públicos, un par de veces al año, suele ser una desgracia permanente en lo concreto, privado y familiar.

No tenemos mucho para festejar en esta fecha que se aproxima.

Las presidentas mujeres en la región o las denuncias pseudo preocupadas del imperialismo acerca del machismo en Medio Oriente (machismo que, dicho sea de paso, ellos mismos fomentaron aniquilando allí todo signo de progreso), no son más que velos que cubren una realidad que, para nosotras, desde lo profundo del proletariado, no es tan color de rosas ni tan "progre".

El Combatiente N°44

Conocido es el apodo que por tradición nos corresponde, sobre todo al momento de referirse a nosotras en cuanto a pareja de algún desdichado hombre víctima de la convivencia con una mujer: somos "la bruja". No sin odio notamos que esta vez, más que antes, ciertos hombres se lo han tomado en serio y reviviendo viejas tradiciones inquisidoras regresan la hoguera para las brujas. La triste "moda" -que ya se ha cobrado tres vidas y otras cinco que fueron internadas de gravedad en quince días-, consistente en que maridos o novios rocíen con combustible a sus parejas y luego las incendien, se ha extendido por todo el país, acaso por imitación del esposo de Wanda Taddei y ex baterista de Callejeros. En realidad, para el caso, poco importan las razones psicológicas que llevan a los asesinos a actuar con tal saña. En Ciudad Juárez de México, por ejemplo, la modalidad es violar y descuartizar mujeres. pero la forma, aunque macabra y sádica, vista desde la psiquis individual, no explica la cuestión de fondo que entraña la violencia sobre la mujer, porque el problema no es psíquico, como insinúan ciertas crónicas policiales y malintencionados analistas: el problema es social y está generalizado en todo el mundo en mayor o menor grado. Efectivamente, la violencia de género atraviesa absolutamente todos los recovecos de esta sociedad. Está en la familia, en el trabajo, en la escuela, en el hospital, en la calle....

Pero es en la familia, como hijas, y en la pareja, donde generalmente estamos más expuestas ante un posible agresor y a la vez más ocultas como víctimas ante los ojos de los demás.

El último peldaño de la agresión es el asesinato de la mujer, al que llamamos femicidio. Sin embargo, en un nivel menos drástico, existe por doquier un maltrato sistemático y cotidiano hacia nosotras. Por costumbre pesamos que cualquier ultraje que padecemos es una reacción aislada y particular de una persona fuera de sus cabales, pero no nos damos cuenta de que a menudo convivimos con un violento. Naturalizamos o justificamos los malos tratos.

La violencia se puede manifestar de diversas formas:

«Violencia física. Es la más visible, ya que puede ser percibida objetivamente por otros, debido a que habitualmente deja huellas externas. Esto ha supuesto que sea el tipo de violencia de género más comúnmente reconocido social y jurídicamente. Abarca cualquier acto no accidental, causado con las manos o con algún objeto o arma, como bofetadas, golpes, palizas, cortes, heridas, fracturas, quemaduras, asesinato. La violencia física es aquella que, además, facilita la toma de conciencia de la víctima.

Psíquica. La violencia psíquica va siempre acompañada de otro tipo de violencia. Implica una manipulación en la mujer, y se incrementa el control y la dominación del agresor, que es el objetivo último de la violencia de género. La violencia psíquica incluye amenazas, humillaciones, exigencias de obediencia, intentar convencer a la víctima de que ella es culpable de cualquier problema, insultos, control de las salidas de casa, humillaciones en público, descalificación constante de la mujer, retener el dinero, destrucción de bienes de la mujer, maltrato físico de mascotas, aislamiento.

Sexual. Se produce siempre que se imponga a la mujer una relación sexual contra su voluntad, ya sea completa o incompleta. Según Alberti y Matas, "se ejerce mediante presiones físicas o psíquicas que pretenden imponer una relación sexual no deseada mediante coacción, intimidación o indefensión". Aunque podría incluirse dentro de la violencia física, se considera que el objeto es la libertad sexual de la mujer, y no tanto su integridad física. Hasta hace poco, la legislación no contemplaba este tipo de agresiones como tales, siempre que se produjeran dentro del matrimonio.

Económica. En este tipo de violencia el agresor controla el acceso de la víctima al dinero. Impide a la mujer trabajar de forma remunerada o bien le obliga a entregarle sus ingresos, haciendo él uso exclusivo de los mismos.

Social. La violencia social es aquella en la que el maltratador limita los contactos sociales de su pareja, alejándola de su familia y amigos, aislándola de su entorno y limitando así un apoyo social importantísimo en estos casos.» (1)

El Combatiente N°44

Nos parece importante, en la misma línea de lo que precede, compartir las características de personalidad que, en general, presenta un maltratador:

«La característica más destacable es lo que se denomina "doble fachada", mediante la cual puede observar una conducta social aceptable mientras que, en el ámbito privado, despliega la violencia hacia su pareja. Esto hace que la mayoría de las personas no le crean a la mujer cuando por algún medio denuncia los episodios de violencia. El hombre violento se demuestra amable o excesivamente amable con sus vecinos y compañeros de trabajo, por lo cual tenderán a creer la versión de él, llegando a pensar que la mujer tiene sus facultades alteradas, etc. La mujer puede mostrarse confundida o desaliñada producto de muchos años de ser sometida a malos tratos. Puede, incluso, padecer diferentes trastornos psicológicos a causa de la violencia, mientras que él parece estar siempre impecable, coherente en su discurso, etc.

Generalmente el hombre niega su violencia, incluso frente a nosotros los profesionales. Es frecuente escuchar: "Puede que alguna vez la haya empujado", "sólo le pegué dos veces en mi vida". Es importante destacar que no sólo niega su violencia, sino que niega y minimiza las consecuencias de la misma. No tiene ningún registro del daño infligido. Escuchamos esta frase: "Porque le grité fuerte mire el lío que hizo. Me puso una denuncia por violencia familiar, dice que yo le pego". Cuando reconoce su violencia lo hace en un pequeño grado: "Es cierto doctor, el otro día le pegué por primera vez por lo cual estoy arrepentido, pero creo que nunca más volverá a suceder".

La justificación es otro componente típico y el argumento de la provocación es clásico. "Es cierto doctor, a veces le grito o la insulto, pero es porque ya me tiene harto con sus provocaciones", "Mi mujer también es violenta pero de palabra, yo no sé por qué no se hace ver por un psiquiatra". De esta manera el hombre logra poner la culpa en lo externo y no responsabilizarse por sus actos. Puede hacerlo también a través de otras justificaciones "tengo muchos problemas económicos y no me alcanza la plata, por eso estoy nervioso y contesto mal", "nosotros nos llevamos bien pero es mi suegra la que siempre se mete en nuestra vida", "mi esposa tiene poco carácter, entonces yo reacciono mal".

Dentro de las conductas violentas se encuentra el control de las actividades de la mujer. El hombre no tolera que ésta lleve a cabo actividades que tienen que ver con su independencia, quiere mantener todo bajo control. Tiene una excesiva dependencia emocional de su pareja, por eso le resulta intolerable que ella se vaya, lo abandone. él interpreta todas las actividades de ella como abandono y por lo tanto tienen el componente de los celos. Siente celos si ella les dedica mucho tiempo a los hijos, a hablar con sus amigas, con su madre, si tiene un trabajo o estudia, con los compañeros de trabajo, etc.

Generalmente el hombre trata de aislar a su grupo familiar y a su pareja del contacto con otras familias y por tanto limitar el contacto social al mínimo produciendo así un "cerco" sobre la mujer. "No sé por qué te vas a ver con tus amigas, seguro son todas putas", "No quiero que vayamos a lo de tu vieja, los fines de semana son para descansar en familia", etc.» (2)

Hacemos este sencillo aporte porque somos conscientes de que las instituciones del estado burgués no nos amparan: la policía mira para otro lado ante las innumerables denuncias; la justicia actúa adrede con demora en los casos de violencia de género, dando siempre la posibilidad al maltratador de que modifique la escena del crimen y luego encubriendo los femicidios bajo la figura de "crímenes pasionales".

El estado no garantiza trabajo en general ni para hombres ni para mujeres; para nosotras eso significa no contar con medios económicos y tener que seguir material y mentalmente entre las cuatro paredes de la casa, mundo cerrado y hostil. Para ellos la desocupación significa una frustración generadora de más violencia, la que probablemente se descargue en la pareja o en la familia.

El Combatiente N°44

Tampoco el estado provee de asistencia social digna para nuestros hijos e hijas, lo cual nos aliviaría aunque sea un poco de las tareas que nos atan al hogar y nos llevan al aislamiento doméstico. La educación que hemos recibido y que hoy reciben nuestros hijos e hijas está lejos de advertirnos y prepararnos para erradicar el tipo de problemas aquí tratado; por el contrario, la educación formal es un cúmulo de prejuicios y mentiras machistas, mientras que la educación informal que mamamos en la familia, en los medios de comunicación y en el "sentido común" de la calle reproduce los mismos clichés machistas, sin que el estado haga nada para generar una propaganda seria que los cuestione.

La iglesia ha trabajado y trabaja enormemente para que las mujeres no despertemos jamás a nuestra independencia respecto del varón, trabaja amparada en una práctica rancia y patriarcal que tiene sus cimientos en la misma doctrina ("Las casadas estén sujetas a sus maridos como al Señor, porque el marido es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia y salvador de su cuerpo", por dar sólo un ejemplo de los innumerables pasajes bíblicos en este mismo tono).

A pesar de que hay muchas mujeres y hombres comprometidos con la problemática de género y que trabajan en los departamentos de género del gobierno, en los hospitales públicos o haciendo investigaciones sociales, por ejemplo, queda claro que desde el estado no hay ninguna política real y seria para solucionar la realidad de las cuanto tales. La burguesía mundial y sus estados tienen especial interés en mantener nuestra sumisión y la supremacía individualista del hombre por diversas causas políticas y económicas.

Ante tanta carencia, nuestra única herramienta en lo inmediato pareciera ser la solidaridad entre quienes vamos tomando conciencia y estamos dispuestas y dispuestos no sólo a difundir lo que nos pasa, sino a darnos una mano cuando alguna de nosotras está en situación de riesgo. La violencia de género tiene diversos grados y hay que estar alertas: no debemos esperar a que nos sigan quemando como brujas para hacer algo, para buscar ayuda o para ofrecerla.

Sin embargo, la ayuda voluntarista entre las y los más conscientes, no deja de ser un remiendo a una situación que debe ser abordada desde el estado como una de sus funciones indelegables. Todos los poderes del estado burgués fallan: el poder Ejecutivo, cuando no usa sus facultades para detener a violadores, apropiadores de menores para la trata, abusadores y golpeadores, cuando dilata las medidas decididas por los jueces y permite la fuga y la profugación de los responsables, y cuando no controla cómo funcionan las pocas "comisarías de la mujer" y consiente que la burocracia prime por sobre los intereses de las mujeres en riesgo; el Poder Legislativo cuando no crea leyes específicas de protección para las mujeres y sus hijos que garanticen la seguridad de sus vidas; el Poder Legislativo cuando dilata los procesos, los pedidos de capturas, los j uicios por alimentos y exclusión del hogar de los violentos y cuando no facilita reales abogados gratuitos que asuman la defensa de las miles de mujeres en riesgo que acuden a ellos y son descartadas con respuestas formales y burocráticas.

El Combatiente N°44

Mientras, y más temprano que tarde, debemos animarnos a romper el cerco. Hoy tenemos las herramientas para cuestionar la dominación patriarcal sobre nosotras y contamos con el triste legado de miles de mujeres que con su vida y su muerte "facilitaron" que el tema de la mujer sea un poco más "visible" que antes. También tenemos las condiciones para organizarnos política y socialmente, además de la capacidad para hacerlo. Debemos exigir que el estado cumpla con sus deberes, organizándonos para el reclamo permanente hasta conseguir detener la ola de femicidios crecientes en el país.

Sólo nos resta acabar con nuestra propia pasividad y comenzar. De nada nos sirven los discursos que escuchamos y escucharemos. EXIGIMOS HECHOS y no promesas. Y, para eso, debemos recordar que día de la mujer son todos, especialmente cuando ahora de lo que se trata es de detener la muerte de tantas de nosotras.

1) http://violenciagenero.wordpress.com/informate/tipos-de-violencia-de-genero/

2) http://www.aaps.com.ar/dinamica/10/Payarola.htm

Por Libertad sin apellido.

HOMENAJE

A 93 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN RUSA
(3ra. y última parte)

El problema fundamental de toda revolución (Lenin) (1)

El problema fundamental de toda revolución es, indudablemente, el problema del poder. Lo decisivo es qué clase tiene el poder...

No se puede esquivar ni apartar el problema del poder, pues es precisamente el problema fundamental que lo determina todo en el desarrollo de la revolución, en su política exterior e interior. Que nuestra revolución "ha gastado inútilmente" seis meses en vacilaciones respecto a la organización del poder es un hecho indiscutible, originado por la política vacilante de los eseristas y de los mencheviques. Pero, a su vez, la política de estos partidos ha sido determinada, en última instancia, por la posición de clase de la pequeña burguesía, por su inestabilidad económica en la lucha entre el capital y el trabajo.

La cuestión reside ahora en saber si la democracia pequeñoburguesa ha aprendido algo en estos importantísimos seis meses, extraordinariamente ricos de contenido. Si la respuesta es negativa, ello significará que la revolución ha sucumbido y sólo podrá salvarla una insurrección victoriosa del proletariado. Si la respuesta es afirmativa, habrá que empezar por crear sin demora un poder firme y estable. Durante una revolución popular, es decir, que despierta a la vida a las masas, a la mayoría de los obreros y los campesinos, sólo puede ser estable un poder que se apoye a sabiendas y de manera indefectible en la mayoría de la población. Hasta ahora, el poder del Estado sigue, de hecho, en Rusia, en manos de la burguesía, la cual se ve obligada únicamente a hacer concesiones parciales (para empezar a anularlas al día siguiente), repartir promesas (para no cumplirlas), buscar todos los medios posibles de encubrir su dominio (para engañar al pueblo con la apariencia de una "coalición honesta") y etc., etc. De palabra, un gobierno revolucionario, democrático y popular; en la práctica, un gobierno burgués, contrarrevolucionario, antidemocrático y antipopular: ahí está la contradicción que ha existido hasta hoy y que ha sido el origen de la total inestabilidad y de las vacilaciones del poder, de todo ese "carrusel ministerial" a que se han dedicado con fervor tan lamentable (para el pueblo) los señores eseristas y mencheviques.

El Combatiente N°44

O la disolución de los Soviets y su muerte sin pena ni gloria, o todo el poder a los Soviets: esto lo dije ante el Congreso de los Soviets de toda Rusia a principios de junio de 1917, y la historia de julio y agosto ha confirmado de manera convincente y exhaustiva la justedad de estas palabras. El poder de los Soviets es el único que puede ser estable y apoyarse a ciencia cierta en la mayoría del pueblo, por más que mientan los lacayos de la burguesía, los Potrésov, los Plejánov y otros, que denominan "ampliación de la base" del poder a su entrega efectiva a una minoría insignificante del pueblo, a la burguesía, a los explotadores.

Sólo el Poder soviético podría ser estable, sólo él no podría ser derrocado ni siquiera en los momentos más tempestuosos de la revolución más violenta; sólo ese poder podría garantizar un desarrollo continuo y amplio de la revolución, una lucha pacífica de los partidos dentro de los Soviets. Mientras no se cree un poder de este tipo, serán inevitables la indecisión, la inestabilidad, las vacilaciones, las interminables "crisis del poder", la comedia sin desenlace del carrusel ministerial, los estallidos de derecha y de izquierda.

Pero la consigna de "El poder a los Soviets" se entiende muy a menudo, si no casi siempre, de una manera completamente equivocada: en el sentido de "un ministerio formado con los partidos mayoritarios de los Soviets"; y esta opinión, profundamente equivocada, es la que desearíamos examinar con más detalle.

"El poder a los Soviets" significa transformar por completo y de manera radical la vieja máquina del Estado, un aparato burocrático que frena todo lo democrático; significa suprimir dicho aparato y remplazarlo por otro nuevo, popular, o sea, auténticamente democrático, el de los Soviets, el de la mayoría organizada y armada del pueblo: obreros, soldados y campesinos; significa ofrecer la iniciativa y la independencia a la mayoría del pueblo no sólo en la elección de los diputados, sino también en la administración del Estado y en la realización de reformas y transformaciones.

El Combatiente N°44

...un cambio de ministros tiene muy poca importancia, pues la labor administrativa real se encuentra en manos de un ejército gigantesco de funcionarios. Y este ejército está impregnado hasta la médula de espíritu antidemocrático, está ligado por miles y millones de hilos a los terratenientes y la burguesía, dependiendo de ambos en todas las formas imaginables. Este ejército está rodeado de una atmósfera de relaciones burguesas y sólo respira ese aire; se ha congelado, encallecido y anquilosado; carece de fuerzas para escapar de esa atmósfera; sólo puede pensar, sentir y obrar a la antigua. Este ejército está ligado por relaciones de respeto a la jerarquía, por determinados privilegios de los empleos "públicos", y sus cuadros superiores se hallan subordinados por completo, mediante las acciones y los bancos, al capital financiero y vienen a ser, en cierta medida, sus agentes, los vehículos de sus intereses y de su influencia.

Tratar de efectuar con ese aparato estatal transformaciones como la supresión de la propiedad terrateniente sin indemnización o el monopolio del trigo, etc., es una mera ilusión... Por eso resulta siempre que, con todos los posibles ministerios "de coalición" en que participan "socialistas", estos socialistas vienen a ser en la práctica, aun en el caso de que algunos de ellos demuestren la mayor probidad, un simple adorno o una pantalla del gobierno burgués, un pararrayos de la indignación popular provocada por ese gobierno, un instrumento del gobierno para engañar a las masas. Así ocurrió con Luis Blanc en 1848; así ha ocurrido desde entonces docenas de veces en Inglaterra y Francia al participar los socialistas en el gobierno; así fue con los Chernov y los Tsereteli en 1917; así fue y así será mientras se mantenga el régimen burgués y se conserve intangible el viejo aparato estatal burgués y burocrático.

Los Soviets de diputados obreros, soldados y campesinos son valiosos, sobre todo, porque constituyen un tipo de aparato estatal nuevo, inmensamente más elevado e incomparablemente más democrático. Los eseristas y los mencheviques han hecho todo lo posible y lo imposible para transformar los Soviets (en particular el de Petrogrado y el de toda Rusia, o sea, el Comité Ejecutivo Central) en corrillos de charlatanes, que se dedicaban, con el pretexto del "control", a adoptar resoluciones estériles y expresar deseos, a los que el gobierno daba carpetazo con la más cortés y amable sonrisa. Pero bastó la "fresca brisa" de la korniloviada, que anunciaba una buena tormenta, para que el aire viciado del Soviet se purificara por algún tiempo y la iniciativa de las masas revolucionarias empezara a manifestarse como algo grandioso, potente e invencible.

Que aprendan de este ejemplo histórico todos los incrédulos. Que se avergüencen quienes dicen: "No tenemos un aparato que pueda remplazar al viejo, que tiende ineluctablemente a defender a la burguesía". Porque ese aparato existe. Son los Soviets. No teman la iniciativa ni la independencia de las masas, confíen en sus organizaciones revolucionarias y verán en todos los ámbitos de la vida pública la misma fuerza, grandiosidad e invencibilidad de que dieron pruebas los obreros y los campesinos en su unión y su ímpetu contra la korniloviada.

El Combatiente N°44

Falta de fe en las masas, miedo a su iniciativa, temor a que actúen por sí mismas, estremecimiento ante su energía revolucionaria, en vez de un apoyo total y sin reservas: tales han sido los mayores pecados de los jefes eseristas y mencheviques. Ahí está una de las raíces más profundas de su indecisión, de sus vacilaciones, de sus incontables e infinitamente estériles tentativas de verter vino nuevo en los viejos odres de la vieja máquina estatal, burocrática.

...¿Qué significaría, en la práctica, esta dictadura [del proletariado y los campesinos pobres]? Significaría que sería aplastada la resistencia de los kornilovistas y quedaría restablecida y consumada la democratización completa del ejército. El 99% del ejército sería partidario entusiasta de esta dictadura a los dos días de establecida. Esta dictadura daría la tierra a los campesinos y todo el poder a los comités locales de campesinos. ¿Cómo puede alguien, entonces, si está en su sano juicio, poner en duda que los campesinos apoyarían semejante dictadura? Lo que Peshejónov sólo prometió ("la resistencia de los capitalistas ha sido aplastada": palabras textuales de Peshejónov en su célebre discurso ante el Congreso de los Soviets), lo llevaría a la práctica esta dictadura, lo haría realidad, sin suprimir en lo más mínimo las organizaciones democráticas de abastecimiento, de control, etc., que han empezado ya a formarse, sino, por el contrario, apoyándolas y fomentándolas y eliminando todo lo que dificulte su funcionamiento.

Sólo la dictadura de los proletarios y de los campesinos pobres es capaz de romper la resistencia de los capitalistas, ejercer el poder con una audacia y una decisión en verdad grandiosas y asegurarse un apoyo entusiasta, sin reservas y auténticamente heroico de las masas tanto en el ejército como entre los campesinos.

El poder a los Soviets: eso es lo único que podría hacer gradual, pacífico y tranquilo el desarrollo ulterior, poniéndolo por completo al nivel de la conciencia y la decisión de la mayoría de las masas populares, al nivel de su propia experiencia. El poder a los Soviets significa la entrega total de la gobernación del país y del control de su economía a los obreros y a los campesinos, a quienes nadie se atrevería a oponer resistencia y quienes aprenderían rápidamente con su experiencia, con su propia experiencia, a distribuir acertadamente la tierra, las provisiones y el trigo.

(1)Rabochi Put Nº 10 del 14 (27) de setiembre de 1917

¡A LOS CIUDADANOS DE RUSIA!

El Gobierno Provisional ha sido depuesto. El Poder del Estado ha pasado a manos del Comité Militar Revolucionario, que es un órgano del Soviet de diputados obreros y soldados de Petrogrado y se encuentra al frente del proletariado y de la guarnición de la capital.

Los objetivos por los que ha luchado el pueblo - la propuesta inmediata de una paz democrática, la supresión de la propiedad agraria de los terratenientes, el control obrero de la producción y la constitución de un Gobierno Soviético - están asegurados.

¡Viva la revolución de los obreros, soldados y campesino!

El Comité Militar revolucionario del Soviet de diputados obreros y soldados de Petrogrado.

25 de octubre de 1917, 10 de la mañana.

V. I. Lenin

Introducción y selección a cargo de Néstor Galán.

LEA Y DIFUNDA EL COMBATIENTE -  prensaydifusionprt@gmail.com