El Combatiente Nº 42
Agosto - Octubre de 2010 - Edición Nº 42
 

EDITORIAL

Cuando en nuestro número anterior sostuvimos que a partir del cambio de Taiana por Timerman se inauguraba una nueva etapa en las relaciones internacionales de nuestro país con el resto del mundo, especialmente, con el imperialismo norteamericano, todavía Estados Unidos no se había levantado airado de la reunión de la ONU en rechazo a Irán y todavía la presidente argentina no lo había acompañado en ese gesto… Pero un desaire, en política internacional, debe leerse en profundidad: implica una decisión política por la cual se asumen compromisos públicos e internacionales que, más temprano que tarde, pagaremos con nuestro esfuerzo. Nunca las relaciones de “amistad” con la burguesía imperialista han sido beneficiosas para nuestro pueblo. Jamás en la historia de nuestro país una alianza con el gendarme del mundo trajo bonanza a nuestra gente ni fue calificada como un “avance progresista” precisamente. El rechazo mundial a la política imperialista de agresión y saqueo tiene su correlato en las mayorías de este país que con sabia intuición y buena memoria detestan al imperialismo norteamericano por más que se vista de seda o alabe a las Madres de Plaza de Mayo, cuando fueron ellos los promotores de todos los golpes de estado latinoamericanos, aún los más recientes como el de Honduras y el intento en Ecuador. Este gesto en contra de Irán y en favor del imperialismo no será ninguna excepción en nuestra historia y no acarreará más que dolores de cabeza, más saqueo y más riesgo: la presidente exigió a Irán la entrega de los responsables de atentado a la AMIA. Es hipócrita la supuesta voluntad de hacer justicia para con las víctimas del caso, cuando políticas como la que ahora está llevando su gestión fueron la causa de tal atentado que, “casualmente”, ocurrió luego del envío de tropas argentinas a la Guerra del Golfo durante la presidencia de Carlos Saúl Menem. La presidenta nos expone a todos los argentinos a que se sucedan más casos como el de la AMIA en el futuro.

El Combatiente Nº 42La voluntad de la Argentina siempre ha sido la de pagar sus deudas”, le aseguró la presidente argentina a Angela Merkel, la mujer más importante del gobierno de Alemania, el principal acreedor -con un 40% del total adeudado- de la Argentina en el Club de París. Pese a la negativa de Cristina Fernández de Kirchner de no permitir el monitoreo del FMI, dejó bien en claro que su administración está dispuesta a pagar la deuda externa que, todos sabemos, no sólo es fraudulenta, sino que fue contraída por la burguesía de este país que, luego de nacionalizarla, cayó sobre nuestras espaldas y vació nuestros bolsillos. Es de prever que, ante la crisis financiera internacional, Alemania y el resto de los que integran el Club de París, ajusten la soga y, en el marco de alianzas internacionales elegido, el gobierno se vea obligado a pagar sin demasiada capacidad de negociación, política que, obviamente, perjudicará a los más desprotegidos y se reflejará en más recortes, inflación y congelamiento de salarios. Conocemos bien que el precio más alto de los “acuerdos internacionales” lo pagamos los explotados y los pobres.

Ni hay blindaje ni estamos afuera de la crisis que perfora toda la economía capitalista: la inflación, mentirosamente manipulada por el INDEC, ha liquidado prácticamente todos los aumentos salariales otorgados, la mayoría, en cómodas cuotas mensuales que terminarán de cobrarse a fin de año en muchas ramas sindicales. Agua, luz, gas, electricidad, peajes, telefonía, alimentos, vestimenta y medicamentos han sufrido una considerable suba que licua los salarios y planes para desocupados. Una vez más, el peso de la crisis recae sobre nosotros.
En este contexto tenemos que analizar el “progresista” proyecto de reparto de utilidades de las empresas privadas hacia los trabajadores, presentado por Héctor Recalde. Si partimos de que la crisis internacional deviene en crisis de superproducción, dado que el achique del mercado implica no tener adónde ubicar las mercancías producidas, nos preguntamos qué ganancias vamos a repartir dentro de este sistema donde la burguesía tiene el poder y los trabajadores no lo tienen, por tanto… ¿Quién va a controlar las “ganancias” para el “reparto”? ¡La propia burguesía! Es decir, le vamos a pedir a Drácula que administre el banco de sangre y nos dé una gotita… ¿Qué vamos a repartir en este contexto de achique? ¿Ganancias o PÉRDIDAS…?

El Combatiente Nº 42

De todos modos, el proyecto en sí, no es para hacerse ninguna ilusión: no sólo por las razones expuestas arriba, sino porque sólo afectaría a un 10% de las ganancias, casi una limosna de lo que se llevan los propietarios, los patrones, los que nos explotan. El “control” establecido por el proyecto prevé un órgano tripartito entre empresarios, el estado y los trabajadores representados por la central obrera. ¿Quién de los tres miembros del órgano tripartito representa nuestros intereses? Absolutamente ninguno: los empresarios son nuestros explotadores; el estado es un estado burgués que, ante cualquier reclamo obrero dicta conciliaciones obligatorias que favorecen siempre a las patronales y la central obrera está en manos no sólo de traidores a su clase, mejor dicho, desclasados, sino que hace mucho tiempo tampoco representa nuestros intereses pero sí los intereses de los empresarios porque la mayoría de sus “dirigentes” son empresarios.

En realidad, el proyecto es un manotazo de ahogado de la CGT liderada por Moyano quien no puede diluir la presión de las bases pidiendo apertura de paritarias porque los salarios han sido licuados por la inflación. Con algo tienen que contener la presión y para eso sacan de la galera proyectos mentirosos que, de antemano, saben que no serán aprobados y que, de ser aprobados, nos harían participar de las pérdidas, nunca de las ganancias. Engaña pichangas para entretener a los que ellos consideran la gilada, es decir, nosotros.

El Combatiente Nº 42Mientras tanto, el gobierno batió el parche de su veto contra el 82% móvil que la indigna y patética “oposición” ha desempolvado del arcón de los recuerdos como parte de su estrategia electoral para ganar votos de los trabajadores y jubilados. Como ya dijimos, también en nuestro anterior editorial, el proyecto del 82% móvil es una vieja conquista de los trabajadores. Sin embargo, el gobierno “nacional y popular” vetó la ley (como otrora vetara la ley de glaciares que favoreció a la Barrick Gold, por ejemplo) porque aduce no tener recursos para pagarles una jubilación digna a los trabajadores que ya no están en actividad. Es más importante garantizarle el pago al Club de París que preguntarse cómo hacen magia los jubilados para vivir con $1200 pesos mensuales miserables y articular políticas que les permitan vivir con dignidad. Éstas y no otras son las contradicciones que dejan al desnudo lo “popular” del gobierno y su maquillaje pseudo progresista. No es con epítetos sexistas a la presidente ni con insultos de baja estofa que se desenmascara una política llevada a cabo por el gobierno. Sólo con el análisis de hechos concretos y materiales se desnuda la verdad y se pone al descubierto a favor de quién administra el estado burgués y cualquiera de sus gobiernos. Solamente analizando hechos y más hechos sabremos a favor de quién está el gobierno. El consumado veto no resiste más análisis: los que quedamos afuera somos, una vez más, los trabajadores. Sin embargo y mientras tanto, con fondos de la ANSES, es decir, con NUESTROS aportes, se siguen subvencionando a las empresas privadas al mismo ritmo que crecen la marginalidad, la pobreza y la precariedad laboral. Pero, pareciera que el eje de la discusión fuera el patético Cobos y no los jubilados que sobreviven en indigna situación al compás creciente de la inflación. El sacar de la discusión el verdadero contenido del veto del ejecutivo intenta ocultar una de las medidas más impopulares de la que es responsable este gobierno. Cobos, chivo expiatorio para los medios de desinformación masiva, sólo es la excusa para un nuevo engaño. Deberíamos recordarle al gobierno una frase de su líder: “La única verdad es la realidad”… Y la realidad es que se ha consumado una nueva postergación a uno de los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad, es decir, se ha consumado una nueva injusticia.

Pero los trabajadores resistimos en cada rincón del país. Si bien aún no logramos coordinar nuestras acciones como clase, también es cierto que las luchas son crecientes y que ha mejorado nuestro grado de organización, a la vez que se acentúa la solidaridad entre los trabajadores en conflicto. Un ejemplo de ello es la resistencia de Paraná Metal, acompañada por vastos sectores de la sociedad. Sin embargo, así como en algún momento el conflicto de Kraft Terrabusi no sólo puso en vilo al gobierno, sino que mostró hasta qué punto el estado tenía la decisión de reprimir una lucha obrera, el conflicto de Paraná Metal mostró las hilachas de los amigos empresarios del matrimonio gobernante, como Cristóbal López, propietario de salas de juegos, casinos, bingos, maquinas tragamonedas en el Hipódromo… Es el mismo propietario de una petrolera en Las Heras donde se planteó otro conflicto sindical que terminaría con trabajadores presos y procesados. Es también el dueño de empresas de transportes, medios de comunicación, recolectoras de residuos, aceiteras y constructoras. Este patrón tan surtido (de negocios) fue el promotor de los despidos masivos y el ideólogo del “saneamiento” de Paraná Metal, que siempre se traduce en cesantías masivas o quiebras para no pagar indemnizaciones. Finalmente y como conducta repetida, el gobierno salió a sostener al amigo santacruceño y llegaron a un acuerdo con los trabajadores que, al momento de escribir estas líneas, no se ha cumplido: la reincorporación de la tercera parte de los obreros a elección de la patronal y el sostenimiento salarial del resto por parte del estado que se hará, obviamente, con los mismos dineros del ANSES con que se subsidia a otros “pobres” empresarios en aparente bancarrota. Pese a todo, el acuerdo contó con el aval de los trabajadores que levantaron el corte de la ruta 9, pero nosotros dudamos de que sea un pacto conveniente para ellos, aunque respetamos su decisión.

Lo importante de la lucha de Paraná Metal es el consenso y solidaridad social con que contó, lo cual demuestra cierta y leve continuidad con el andar de los obreros de Kraft Terrabusi. Los trabajadores en general no confían en sus dirigencias y comienzan a tomar en sus manos la defensa de sus intereses. Hacen bien.

El Combatiente Nº 42

En este marco de la lucha de trabajadores que reclaman sus derechos por fuera de los aparatos sindicales en manos de gremialistas corruptos devenidos en empresarios, deben inscribirse los reclamos de los “tercerizados” ferroviarios que durante varios meses exigieron la reincorporación de despedidos y el pase a planta permanente dentro del Ferrocarril Roca que terminó con el ajusticiamiento de Mariano Ferreyra, militante del Partido Obrero y uno de los despedidos. El Ministro de Trabajo de la Nación estaba al tanto y todos los televidentes de este país pudimos ver cómo, un mes y medio antes, la misma patota con los mismos funestos personajes hoy acusados del asesinato, patoteaban a los manifestantes en el hall de la estación Constitución. Sólo el Ministro de Trabajo no se enteró de los reclamos, porque cualquier habitante común estaba al tanto… Sin embargo, la política de oídos sordos para encubrir a los socios políticos del Gobierno fue el hecho que dejó las puertas abiertas para el trágico final, como una crónica de una muerte anunciada. ¿Alguien desconoce el accionar de “barras bravas” y patotas mercenarias en todo tipo de conflictos laborales, futbolísticos y políticos? Decididamente, NO.

Las fotografías del principal implicado en el asesinato de Mariano Ferreyra, Cristian Daniel Favale, abrazando al Ministro de Economía y al Ministro de Educación, no sólo deja desubicado el intento del gobierno de politizar en su favor el asesinato culpando a Duhalde, sino que muestra que el sujeto Favale estaba cerca de los funcionarios oficiales. Es verdad que cualquiera se saca fotos con cualquiera, pero también es cierto que para sacárselas hay que compartir el mismo espacio en que se desenvuelven los ministros y ese tipo de lugares no es accesible para un desconocido. ¿De la mano de quién entró Favale al mismo ámbito que los ministros…? ¿Era guardaespaldas de alguno de ellos, de algún otro funcionario del gobierno…? ¿Era un “amigo” de los “amigos”…?

También es de público conocimiento que las empresas tercerizadas son negocios personales de Pedraza, en uno de los cuales está al frente su propia esposa… Eso, sin contar los otros, dirigidos por testaferros que encubren al verdadero propietario y jefe: Pedraza.

Por el silencio cómplice del gobierno respecto de todos estos espurios negocios de toda la plana sindical, donde ningún “dirigente” queda afuera; por el silencio del Ministerio de Trabajo ante los reclamos de los trabajadores despedidos; por el silencio y la carencia de investigación del Ministerio de Justicia ante las filmaciones de la patoteada con “barras bravas” en el hall de la estación Constitución ocurrida el 6 de Septiembre de este año y la zona liberada otorgada por la Policía Federal presente en el momento del asesinato de Mariano Ferreyra; por todas estas razones, el Gobierno es responsable de esta muerte. No se puede aceptar que el accionar de estos lúmpenes desclasados es arbitrario, anárquico y ocurre por decisión personal de cada uno de ellos, sino que debe pensarse que este accionar está legitimado como práctica en cualquier situación de conflicto sindical o “necesidad” de los dirigentes corruptos no sólo sindicales, sino políticos. Todavía recordamos a las patotas de la UOCRA que fueron a reprimir docentes en Neuquén o la muerte de un sindicalista lechero por manos de un barra brava de Newells. Esas acciones son parte de la misma política que llevó a la muerte de un militante opositor a ella.

Tarde llegó la intervención del Ministro Tomada. Tarde llegaron los medios adeptos para justificar las fotografías vergonzantes o intentar sacarle rédito político a la muerte de Mariano Ferreyra enrostrándosela al corrupto y mafioso Duhalde e inventando absurdas y ridículas operaciones de prensa que cayeron por su propio peso apenas nacieron. Tarde llega la justicia burguesa para intervenir en el conflicto sindical que ya tenía antecedentes. Tarde llegan todos para intentar enmascarar un crimen político ejecutado por lúmpenes legitimados por el poder. Tarde intentaron Moyano y el gobierno “despegarse” y tomar distancia de esa lacra, cuando compartieron escenarios y actos políticos no sólo con la Unión Ferroviaria que ya estaba haciendo negocios sórdidos, sino con el propio Pedraza al que hoy le sueltan la mano porque no disimuló mejor sus prácticas mafiosas. NADIE DESCONOCE ESAS PRÁCTICAS ni nadie puede hacerse el desentendido de ellas. Fue la presidente de la Nación quien sostuvo "Mostrémosle a todos cuál es este modelo de organización sindical que cree que lo más importante no es destruir sino conseguir mejoras para sus trabajadores” en un acto que compartiera con los impresentables Moyano y Pedraza. Ese “modelo” de organización sindical es el que los trabajadores rechazan de plano, desprecian profundamente y cuesta vidas de trabajadores como la de Mariano Ferreyra. Contra ese “modelo” se expresan los trabajadores que sobrepasan a sus dirigencias porque las saben corruptas, ladronas, traidoras y mafiosas. Es justamente ese “modelo” de sindicalismo el que no cuenta con la confianza de los trabajadores que repudian sus prácticas, sus negocios y su irrepresentatividad.

El Combatiente Nº 42

Una muestra de la poca confianza de los trabajadores en su dirigencia son las elecciones en la CTA, donde sólo concurrió a votar el 20% del padrón, lo que deja afuera de la reyerta de entrecasa al 80% que se abstuvo de elegir lo menos malo. Sumidas en falsas dicotomías, las listas mayoritarias se presentaron como aparentes proyectos antagónicos: Michelli como representante de la “democracia” sindical divorciada del gobierno y Yasky como la alternativa oficialista. La respuesta de los trabajadores de darles la espalda a ambos deja en claro que no confían en ninguno. Como si estos bajísimos índices de participación no fueran vergonzantes para aquellos que se dicen más democráticos que sus oponentes de la CGT, la elección terminó plagada de denuncias de fraudes, renuncias, dimes y diretes escandalosos y confusión: a una semana de terminadas las elecciones no se sabía quién conducía a quiénes… El propio Moyano, el adalid de la democracia gorda y camionera se dio el gustazo de burlarse porque le regalaron el flanco: “Estas disputas, estas acusaciones cruzadas, muestran que no son tan democráticos como decían”. Daría para la risa, si no se tratara del destino de miles de trabajadores cuyos salarios y condiciones de trabajo serán defendidos por esta dirigencia.

Pero Moyano tampoco debería abrir la boca… Ya no es la “izquierda” la que lo señala como integrante de la Triple A. Ahora Felipe Solá, versión del peronismo estanciero, le dirigió una carta abierta donde le moja la oreja: “Tenés razón, no somos lo mismo. Yo no me hice rico con la política. No me convertí en empresario de la basura ni del transporte. Ni de la salud o el turismo. No hay muertes misteriosas de colaboradores cercanos a mí a mi alrededor. Nunca impedí el libre desplazamiento de personas porque no estuvieran de acuerdo con mis puntos de vista. No les presté a mis hijos mi poder circunstancial. No delaté a compañeros en los 70". Sin embargo Solá tampoco debería abrir la boca, porque en este sainete en que se ha convertido la política burguesa, Piumato le espetó algunas verdades: “Qué jodidos podemos llegar a estar si nuestra historia de lucha en los 90 la cuenta Felpudo Solá, bufón de Menem, por entonces y siempre de la Sociedad Rural” y también: “¿…cuántos pibes murieron en nuestro país por el glifosato que trajo Felpudo Solá con la soja transgénica de la mano de Monsanto? ­Aterrador! Y dice: ‘hay que hacerse el boludo.”. En realidad, todos ellos son aterradores. ¡Ni Narciso Ibañez Menta lo haría mejor! Como si fuera poco, muchas de las respuestas que unos se dan con otros son posteadas en redes de internet como Facebook o Twitter porque todos son muy modernos…

Y tan de terror es todo en el mundo del revés que bajo el pretexto de la “seguridad”, tema con el que nos atosigan los medios masivos de idiotización, los banqueros han salido a ofrecer “soluciones” muy convenientes, especialmente para sus cajas y dividendos. La “gratuita” bancarización para los usuarios entraña otro negocio para ellos: la disponibilidad de enormes masas de dinero para los bancos. Es más, hasta proponen reducir por ley la circulación de efectivo. Una especie de nuevo corralito maquillado de “buenas intenciones” para atenuar la “inseguridad” de las salideras bancarias. Pero muchos sabemos que las salideras bancarias no están vinculadas con el exceso de dinero circulante, sino que cuentan con zonas liberadas otorgadas por las corruptas policías. Lo que no debería sorprender a nadie es que la propuesta salga del propio Banco Central del estado burgués…

El Combatiente Nº 42

Y ya que abordamos el tema, tampoco debería asombrar que con la complicidad de los medios se propone la incorporación de más fuerzas represivas, a la vez que se estigmatiza a un sector de la sociedad por su color de piel: los morochitos son mirados con desconfianza y en cada morocho pareciera que se esconde un delincuente potencial. Sin embargo, nadie dice que la delincuencia es hija de la creciente exclusión y madre de todo tipo de resentimiento social. Pero, paralelamente a la exclusión, crece la discriminación racial. A la carencia de planes serios de inclusión social, se le responde, como en varias provincias, con la fuerza represiva, ahora organizada desde chiquitos. Efectivamente, el escándalo saltó porque un capellán policial adiestraba niños en los pagos de Das Neves. Pero luego de semejante noticia, nos vinimos a enterar que en Mendoza, Corrientes, Salta y Misiones tienen sus "chicos policías” y que en varias provincias funciona la “gendarmería infantil”. Si bien el cura fue separado de su cargo, recibió un fuerte respaldo del propio Obispo de Esquel, José Slaby, quien dijo que todo fue una mala interpretación de las buenas intenciones del capellán policial. Lo cierto es que, siguiendo con la modernidad, en Facebook se publicaron imágenes de cómo se les enseñaba a los chicos a desfilar y a realizar ejercicios de entrenamiento policial, algunas veces con chalecos antibalas de la fuerza… Lo lamentable es que esta instrucción policial (militar) a los niños contaba, también, con el respaldo de los padres. Lejos de pensar a la niñez educándose en las maltrechas escuelas públicas, se la entrena desde temprana edad para reprimir. La policía infantil de hoy, será la represora de mañana.

A nadie se le ocurre potenciar la capacidad de los clubes de barrio para fomentar la actividad deportiva y creativa de los niños. Ese modelo de niñez incorporada a proyectos colectivos y solidarios no entra en ninguna política sostenida con tesón por ningún gobierno, fundamentalmente porque no es rentable. Todos los espacios públicos y de recreación fueron privatizados, las plazas cercadas con rejas y la palabra “prohibido” fue generalizada, especialmente para niños y jóvenes. Sólo se les ocurre fomentar más represión y actores para llevarla a cabo.

Es por este abandono de la educación tanto infantil como adolescente, que los estudiantes secundarios tomaron escuelas en forma de protesta porque los edificios se les caen encima, particularmente en las escuelas de la ciudad donde antes decían que atendía dios. En Buenos Aires, los estudiantes pusieron de relieve la ineptitud y el despilfarro de un Jefe de Gobierno que pretende gerentear una ciudad como una de sus empresas privadas. Las medidas de protesta se propagaron como un virus y no faltaron los que a gritos pedían elaborar las listas negras de los cabecillas de la rebelión joven, como la coequiper de Macri en sus andadas, la nefasta Michetti o su Jefe de Gabinete, Horacio Rodríquez Larreta, incapaz de resolver el conflicto, quien funcionó como un elefante en un bazar al declarar que detrás de las tomas estaba la larguísima mano del venezolano Chávez. Como patético marco paradojal, a la par que los energúmenos macristas pedían listas negras de estudiantes o los amenazaban con suspenderles las vacaciones de verano como castigo por la rebelión, se conmemoraba otro aniversario de La Noche de los Lápices. Cambia la forma, pero el contenido ideológico sigue siendo el mismo…

Cuando todas las políticas públicas educativas son apuntadas a anestesiar la rebeldía adolescente, la protesta rompió con los esquemas y se salió de caja nacionalizando un conflicto de ribetes locales y trasladándolo a la universidad pública nacional. La toma de escuelas y facultades no entraba en los cálculos de ninguno de todos aquellos que estigmatizan a la juventud considerándola apática y poco comprometida, pero que son los mismos que ante la protesta organizada cuestionaron la “politización” del conflicto, como si fuera mala palabra que los jóvenes se politicen. El planteo prácticamente esquizofrénico de los funcionarios dejó al descubierto su estrechez de iniciativa, su incompetencia y la malversación de fondos públicos: sólo un 7% del presupuesto educativo destinado para este año fue ejecutado por el gobierno de Macri.

Después de la toma del Palacio Pizzurno por los estudiantes de la Facultad de Ciencias Sociales, el Ministro Sileoni garantizó el presupuesto para la finalización de las obras de esa Facultad. Nos preguntamos por qué, si ya estaban los fondos para esa obra, recién después de la toma se realizó el acuerdo final. Evidentemente nadie regala nada y cada conquista en cualquier campo de la sociedad tiene que ser “arrancada” prácticamente por la fuerza. Una vez más los “cabecillas” de la rebelión fueron buscados, detenidos, identificados y denunciados penalmente por el Ministro “nacional y popular” Sileoni. Una forma muy extraña de preservar los derechos humanos, de lo que tanto se jacta este gobierno, que no duda en penalizar cuanta protesta popular se plantee. Lejos de atender los justos reclamos, se criminaliza. ¿Cuál es la diferencia que hay entre los funcionarios macristas y los funcionarios nacionales, si sus prácticas son las mismas: identificar, procesar y penalizar a los que alzan sus voces contra cualquier injusticia?

El Combatiente Nº 42

Como parte de la desprotección a la niñez y la juventud está la política de las drogas, el gatillo fácil, la discriminación racial, la carencia de salidas laborales cuando egresan del secundario y la universidad, el desmantelamiento de las escuelas de oficios y escuelas técnicas y la desfinanciación en general de toda la educación pública, mientras se reproducen como hongos las escuelas y universidades privadas con sostén del estado burgués. Y, como si fuera poco, el abuso, la pedofilia, la trata y prostitución de menores… Ahí lo tenemos al cura pedófilo Grassi, libre y suelto a pesar de que pese sobre él una condena de 15 años de prisión, con micrófonos disponibles en todos los medios de manipulación informativa haciéndole entrevistas al “padre” incomprendido a quien la justicia burguesa ha condenado “injustamente”… ¿Padre de quién? ¡Con padres así, mejor ser huérfanos!

La institución iglesia católica, también sostenida con fondos del estado, cómplice de los secuestradores, torturadores y asesinos de la década del ’70, infectada de pedófilos en todo el mundo, mira para otro lado y pide perdón de palabra, como hizo antes, siempre cómplice de todas las masacres, siempre cómplice de todos los abusos, ancestralmente cómplice de toda opresión y recurrentemente PARTE del poder de la clase dominante. Se conmemora otro nuevo aniversario del 12 de Octubre, fecha que nos remite a las masacres que con la cruz y la espada expropiaron sus tierras y expulsaron a nuestros ancestros que hoy son parte de la poblaciones más pobres de nuestro país, más olvidadas y desprotegidas. Nada hay para festejar. Ni bicentenario ni día de la raza blanca, europea e imperialista, consolidada sobre la sangre de millones de seres humanos masacrados.

Agosto nos tuvo a todos recordando a nuestros compañeros fusilados en Trelew. Septiembre recordando a nuestros adolescentes desaparecidos en La Noche de los Lápices. Octubre homenajeando al argentino más internacional y revolucionario que ha parido nuestra historia: el Che Guevara. Todos ellos, nuestros compañeros, nuestros antecesores, cuya sangre derramada no debe ser en vano, deben servir de ejemplo para ponernos de pie, levantarnos de nuestras cenizas e impotencias, elevarnos por encima de nuestras mezquindades, para lograr la unidad que necesitamos para pelear por el país justo que merecemos los explotados, los oprimidos, los olvidados de la tierra, los postergados de la historia.

A vencer o morir por la Argentina, compañeros.

Por Amanda Cánepa.
24/10/10.

INTERNACIONAL

La situación del obrero moderno es muy distinta, pues lejos de mejorar conforme progresa la industria, decae y empeora por debajo del nivel de su propia clase. El obrero se depaupera, y el pauperismo se desarrolla en proporciones mucho mayores que la población y la riqueza. He ahí una prueba palmaria de la incapacidad de la burguesía  para seguir gobernando a la sociedad e imponer a ésta por norma las condiciones de vida de su clase. Es incapaz de gobernar, porque es incapaz de garantizar a sus esclavos la existencia ni aún dentro de su esclavitud; porque se ve forzada a dejarlos llegar hasta una situación de desamparo en que no tiene más remedio que mantenerles, cuando son ellos quienes debieran mantenerla a ella. La sociedad no puede seguir viviendo bajo el imperio de esta clase; la vida de la burguesía se ha hecho incompatible con la vida de la sociedad.
La existencia y la dominación de la clase burguesa tienen por condición esencial la  concentración de la riqueza en manos de unos cuantos individuos, la formación e incrementación constantes  del capital; y ésta, a su vez, no puede existir sin el trabajo asalariado. El trabajo asalariado descansa exclusivamente sobre la competencia de los obreros entre sí.”

CARLOS MARX  (Manifiesto del Partido Comunista, principios de 1848)

La crisis del capitalismo sigue su marcha imperturbable, sin pausa ni prisa, hacia la extensión y la profundización. Las declaraciones, análisis, conclusiones “optimistas” de organismos e instituciones, oficiales y paraoficiales, como las de todos los medios en manos imperialistas, se inscriben en una amplia “guerra de desinformación” y forman parte de la “guerra psicológica” a la que está sometida toda la humanidad.

Muchos países han sacado su comercio del área del dólar. Comercian en sus monedas nacionales o recurriendo a una canasta de monedas. La inmensa deuda gemela de los Estados Unidos (deuda fiscal y deuda externa) suma ya, aproximadamente, doce billones de dólares y sigue creciendo por los intereses que genera y los gastos militares. La única máquina que trabaja veinticuatro horas en Estado Unidos es la impresora de billetes. Hoy, más que nunca, es acertado afirmar que el dólar tiene por único respaldo a las Fuerzas Armadas, no sólo las norteamericanas, sino las de la OTAN. En definitiva, el dólar está “sentado” en la incómoda punta de la bayoneta y camina por el filo de una navaja. Esto es la Santa Alianza de la burguesía imperialista, que se presenta cuando graves problemas aquejan al sistema. Como ocurrió en la primera y segunda guerra mundial, se presenta ahora, cuando se hace NECESARIO destruir fuerzas productivas y preparar el terreno para reciclar el sistema nuevamente.   

Hoy por hoy, el sistema se encuentra en franca recesión. Las consecuencias afloran con mayor virulencia en los países desarrollados que acusan grandes deudas fiscales producto de enormes erogaciones que fueron dirigidas para “salvar” a los grandes bancos, erogaciones destinadas a evitar las bancarrotas de grandes empresas privadas, más enormes gastos para subsidiar su comercio. En fin, para afrontar estos gastos debieron y deben efectuar brutales traslaciones de recursos desde los proletariados hacia la burguesía financiera más concentrada, pero nada, absolutamente nada, puede detener el proceso de centralización y concentración del capital, lo que acelera el empobrecimiento general y acerca al sistema al abismo de la debacle. A este proceso, generado por el desarrollo de sus propias contradicciones, debemos sumarle la aparición de la tendencia histórica de la tasa decreciente de ganancia como producto de la incorporación masiva de alta tecnología a los procesos de producción que, objetivamente, cambia la composición orgánica del capital: mayor capital fijo y menor capital variable. Para la economía capitalista, esto se traduce, por un lado, en una mayor productividad del trabajo humano, disminución absoluta de la extracción de plusvalía extensiva y su reemplazo por la incorporación de enorme masas de capital para maquinarias e insumos que redundan en los aumentos de los ritmos de trabajo; por otro lado, lo que se denomina como extracción de plusvalía intensiva, lo que deriva en una tendencia al crecimiento desmesurado de la mano de obra desocupada. La desocupación, por la imposibilidad de reubicarla, se transforma en marginalidad económica y social, expulsión del “mercado laboral” y también de los “mercados de consumo”. Todo esto se expresa como disminución del poder de compra generalizado, lo cual achica el mercado de consumo de mercancías y aumenta la crisis de súper producción. Esta desocupación deja de tener las características tradicionales, para convertirse en una desocupación estructural, en una franca marginalidad al no tener solución en lo inmediato, mediato ni a largo plazo. En este tema, el gobierno del agente de la CIA, Premio Nóbel y Gran Mentiroso, miente patéticamente: dice tener una desocupación del 9,7%, cuando en realidad la desocupación en Estados Unidos tiene un piso de por lo menos un 22%. Están manipulando todas las cifras al más puro estilo de los países bananeros.

El Combatiente Nº 42Las últimas estadísticas sobre desocupación publicadas en Estados Unidos han profundizado el pesimismo sobre las perspectivas de la economía capitalista. Las bolsas del mundo reaccionaron a la baja. El casino de la especulación, lejos de detenerse, parece que se incentiva. Los gobiernos aparecen como paralizados y pareciera que no salen de las declamaciones sobre la necesidad de regular los capitales financieros. Pero, esto es una ficción que quieren hacer creer al proletariado, mientras siguen con las consabidas “recetas” que generalizan el empobrecimiento de los pueblos. Los países de la Comunidad Europea, unos más y otros menos, también poseen altas tasas de desocupación, por tanto, podemos esperar, no dentro de mucho tiempo, la agudización de los enfrentamientos de clase.

Japón, la “economía del milagro” de otros tiempos, padece la misma enfermedad aunque, a decir verdad, ya se le ha transformado en enfermedad crónica. La enfermedad japonesa entraña un riesgo adicional: el Banco Central Japonés, en sus reservas, es el segundo -en dimensión- poseedor de bonos de deuda del Tesoro norteamericano. Hace poco se vio “obligado” -para conseguir liquidez- a deshacerse de más de cincuenta mil millones de dólares en el mercado, lo que hizo tambalear la economía estadounidense. El otro gran tenedor de bonos de deuda norteamericana es China, que es un franco acreedor de Estados Unidos. Las presiones para que revalore su moneda, el remimbi o yuan, apuntan a la necesidad de Estados Unidos de “licuar” su deuda revalorizando el dólar frente a la moneda china y también a reducir la competitividad de las mercancías chinas en el mercado internacional. Si se lograran estos objetivos de que los chinos cedan a las presiones de la burguesía imperialista no sólo yanqui, sino también la europea y japonesa, se agravarían sus problemas con el proletariado chino y sus conflictos sociales que ya de por sí son innumerables. A esta puja por los valores de las monedas se le está dando el nombre de “guerra de divisas”. Pero, en realidad, son manifestaciones de la crisis frente al inevitable achicamiento de los mercados, del empobrecimiento generalizado llevado al nivel de las “naciones”. China tiene un arma de defensa muy eficaz. Difícilmente se decida a usarla porque hundiría a toda la economía capitalista cuando todavía no se ha presentado en la escena el reemplazo del dólar. Si pone en el mercado internacional TODOS los bonos de deuda norteamericana, seguramente haría caer al dólar como moneda de cambio internacional pero, también, su economía entraría en un proceso peligroso, con graves consecuencias político sociales no sólo en China, sino en todo el mundo.    

El Combatiente Nº 42La gravedad de las situaciones que acechan al dólar como moneda de cambio internacional se está convirtiendo en un hecho irrefutable. Muchos países desde ya hace tiempo han dejado de lado al dólar en su comercio. Otros, presionan cada vez más para que en el comercio internacional se usen los DEG, Derecho Especial de Giro. Frente a esta realidad, el FMI ha puesto entre signos de pregunta la posibilidad de que el dólar continúe su existencia con las actuales características. Es evidente que las burguesías imperialistas norteamericana, europea y japonesa no van a permitir que el dólar caiga sin dar pelea por él. La caída del dólar implica el fin del mundo tal como lo conocemos y la apertura de un proceso inédito. Medir con los viejos parámetros, usados para analizar las crisis anteriores, es por lo menos querer encasillar nuevas realidades en viejos esquemas. Tan erróneo como creer que el mundo y el sistema capitalista han cambiado tanto que se hace necesario elaborar “nuevas teorías” como las que andan en boga.

EL IMPERIO DEL MIEDO.
EL MIEDO COMO FORMA DE MANIPULAR LA MENTE DE LA HUMANIDAD.

El miedo como medio para desviar la atención y paralizar a las masas es utilizado en todo el mundo. La usina central está en Estados Unidos. La burguesía imperialista norteamericana se creyó sus propias mentiras. Se las creyó por su formación idealista, su pensamiento idealista. Los marxistas sabemos que ningún fenómeno puede ser transformado desde afuera, que las contradicciones internas que dan vida y movimiento a los fenómenos son los que determinan su desarrollo. Que las fuerzas externas influyen, pero no determinan. Ellos creyeron que habían sido los que determinaron la caída y la disolución de la Unión Soviética. Creyeron que podían solucionar su crisis económica, política y social -que comenzó en los años `70, sin grandes inconvenientes- ocupando zonas de influencia de la ex URSS. Se creyeron, porque lo proclamaron, el fin de las ideologías, el FIN de la lucha de clases. Se convencieron de que ocupar y apropiarse de las riquezas de otros países, iba a ser un “cómodo paseo”. No aprendieron nada de Vietnam. No aprendieron que los pueblos resisten las invasiones extranjeras. Que su gran desarrollo tecnológico de nada sirve frente a la determinación de los pueblos. No aprendieron que la derrota en Vietnam hizo que se los odiara en todos los pueblos periféricos, confundieron las simpatías y necesidades de un puñado de cipayos, con las aspiraciones de los pueblos. No sólo perdieron el respeto de otros pueblos, sino del suyo. Esta pérdida de respeto por parte de su pueblo les hace más difícil unirlo tras sus criminales objetivos.

Se vieron obligados, frente a la caída de la URSS, a buscar un nuevo “enemigo”. Eligieron el monigote del “terrorismo internacional”, espantajo tras el que intentan ocultar su crisis y desatar guerras de conquistas que invariablemente pierden. Pero se olvidaron que iba a ser difícil, muy difícil, “congeniar” intereses geopolíticos, históricamente diferentes y hasta contradictorios y excluyentes. Allí tenemos a Irak, ninguno de los objetivos que se propusieron fueron alcanzados, en realidad uno solo: han masacrado más de un millón de iraquíes, ancianos, mujeres y niños. Cuando se retiren definitivamente, porque se van a retirar, dejarán un país económica y socialmente desvastado, políticamente más inestable que cuando ellos lo invadieron. Son y serán muchísimo más odiados que antes. Afganistán y Pakistán, en camino de otra ignominiosa derrota. ¿Cuáles son las mentiras que se les dice a los ciudadanos estadounidenses y del mundo? ¿Qué quieren ocultar con tantas mentiras? Quieren ocultar que el desempleo masivo, la enorme cantidad de embargos y la creciente pobreza no son características de una crisis económica, política y social. Que la legalización de la tortura y los asesinatos políticos selectivos contra dirigentes políticos opositores no forman parte de una crisis político institucional, sino que tienen el propósito de “hacer que el mundo sea más seguro”. ¿Seguro para quién? Resulta que las guerras son por “motivos humanitarios” y se consideran y las consideran una “solución” para las crisis. Se dice que la recesión económica ha pasado. Que no hay recesión. A los asesinatos de civiles se les llama “daños colaterales”. Son daños colaterales los asesinatos que llevan adelante el ejército y la policía hondureña contra el pueblo hondureño, los ataques a civiles con aviones no tripulados en la frontera afgano-paquistaní. Pero es el agente de la CIA, Obama, el que preparó el golpe de estado, es la burguesía imperialista la que entrena a los oficiales de los ejércitos y policías latinoamericanos en sus cuarteles y academias, tal como entrena a los terroristas de Al Qaeda, Jundalah y tantos otros.

El Combatiente Nº 42
Bombardeo sobre las tribus, el primer regalo de Obama a Pakistán

Responsables son las burguesías y los gobiernos de esos países que los mandan y les permiten seguir en funciones en lugar de echarlos. La burguesía norteamericana cree que todo sigue igual. Se cree la dueña de la vida y de la muerte de los pueblos latinoamericanos. Cree, seriamente, que somos “su patio trasero”. No ve que existe una lucha encarnizada del proletariado latinoamericano, los pobres de las ciudades y el campo, contra las burguesías asociadas a ella. Enfrentamiento que lenta pero inexorablemente va cambiando la relación de fuerzas. No ve que esa relación de fuerzas se traduce en gobiernos que deben ceder algo para evitar la radicalización de las masas. Gobiernos que tienen que apelar a gruesas mentiras, pero también a medidas que afectan “intereses” de ella. El desalojo de la base militar norteamericana de Mantas es una medida que afecta a la burguesía imperialista norteamericana, como la retirada del canal de Panamá. El antiimperialismo se ha hecho carne en una parte importante de las masas latinoamericanas. Lo que hoy se presencia es la puja de las masas contra “sus” burguesías asociadas a la burguesía imperialista internacional. Debemos estar expectantes para ver las medidas que se tomen en Ecuador contra los golpistas que deben ir a fondo. Si no es así, estaremos presenciando nuevamente que “entre bueyes no hay cornadas”…

El Combatiente Nº 42

La burguesía imperialista, asociada a las burguesías periféricas, lleva en sus entrañas contradicciones secundarias. Son secundarias hasta que, con el devenir de la crisis, se vayan agudizando y pasen a ser principales. LA IMPERIOSA NECESIDAD de generar un nuevo reparto del mundo origina alineamientos y reacomodos en las alianzas de las burguesías. La situación en Irán, Irak y Afganistán son sólo parte de la febril complejidad de los movimientos que se desarrollan hoy en el mundo. Por eso, son llamativas y muy significativas las palabras vertidas en Yalta por el Ex Presidente Bill Clinton, cuando se refiere a que los norteamericanos deben ir acostumbrándose a la idea de que Estados Unidos pierda la hegemonía en el mundo. Mirando atentamente el contexto y el lugar donde fueron pronunciadas se puede pensar que estamos frente a una táctica de distracción para que el verdadero enemigo, Rusia, “baje la guardia”. O es un arrebato por sincerar el real estado de debilidad. La vida lo dirá.

Nosotros creemos que la posibilidad de una nueva guerra mundial está latente, es más, la burguesía imperialista norteamericana con la israelí como punta de lanza, cree haber preparado el terreno para empezarla, generalizarla, esperando que los iraníes caigan en la trampa de dar respuesta a una provocación. Inventaron la excusa: el supuesto proyecto nuclear militar iraní; aplicaron cuatro rondas de sanciones unilaterales a las que se sumaron las burguesías imperialistas europea, japonesa y las sospechosas “indefiniciones” de Rusia y China, miembros plenos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; abonaron -o creen haber abonado- el terreno con intensas campañas de guerra sicológica. Ahora quieren hacer creer al mundo que promueven la “paz”. En las intensas gestiones diplomáticas de agentes y funcionarios del imperialismo norteamericano en El Líbano, Siria, Turquía y Palestina subyacen las retorcidas intenciones de aislar a Irán.  Gestiones que llevan el sello del fracaso. El imperialismo, políticamente hablando, está sumamente debilitado, algo que lo hace más agresivo y peligroso. Debilidad que se manifiesta en que no puede alcanzar sus objetivos.

El Combatiente Nº 42

Su objetivo, respecto de Israel, va camino al fracaso: no ha podido frenar y ha debido negociar una inspección al desarrollo nuclear israelí. Si bien el estado sionista no lo permitió, por ahora, esa negativa, se convierte en una razón frente al mundo para que Irán tampoco lo permita. Si Israel no cumple con las resoluciones de las Naciones Unidas sobre los territorios ocupados, ese incumplimiento traba las “conversaciones” con Estados Unidos y se transforma en argumento en favor de Siria. Los acuerdos y negocios de la burguesía turca con la iraní, difíciles de revertir, son otro escollo para los planes de la burguesía imperialista y su aparato militar, la OTAN. Existen demasiados elementos en contra para que el gobierno norteamericano pueda llegar a aislar a Irán. No nos engañemos: la guerra contra Irán no va a empezar. Empezó en 1979 con el derrocamiento del Sha Reeza Pahalevi, su Gran Títere. Comenzó con la nacionalización del petróleo por parte de los ayatholas, como antes (en 1947) fue agredido el gobierno nacionalista de Mosadegh por los gobiernos imperialistas de Estados Unidos e Inglaterra por la misma razón. ¿Quién armó hasta los dientes al Irak de Saddam Husseim para que agrediera a los iraníes en 1980…? Sin ninguna duda, la Santa Alianza de la burguesía imperialista, encabezada por Alemania, Inglaterra y Estados Unidos. Esa guerra, según los analistas del imperialismo, no tuvo un “vencedor”. Una mentira que esconde otra derrota. El objetivo central fue derrocar a los ayatholas. No lo consiguieron a pesar de las muertes y la destrucción que dejaron en los dos pueblos. Los servicios de inteligencia de la OTAN se dieron, frente al fracaso, la tarea de armar y financiar grupos terroristas como Jundallah para librar una guerra encubierta que dura hasta hoy y se manifiesta en todos los atentados que realizan en todo Medio Oriente. Ahora parece que la quieren trasladar, desde el sabotaje permanente y tradicional, al ámbito de la cibernética, algo que ya “exploraron” en las últimas elecciones presidenciales iraníes agitando y propagandizando mentiras sobre los resultados del escrutinio. Hoy, dicen que han creado un “gusano cibernético” para sabotear la industria, principalmente las centrales nucleares, de Irán. ¿Quién dice que no están agrediendo al gobierno y el pueblo iraní? ¿Qué resoluciones toman las Naciones Unidas para detener esta clara agresión? La supuesta neutralidad se convierte en cristalina complicidad desnudando que las Naciones Unidas no reflejan ni por lejos los intereses de los pueblos que siempre fueron amantes de la paz y la justicia. Recordar: es el mismo camino que transitó la Sociedad de las Naciones antes de la Segunda Guerra Mundial. Es manifiesto el doble rasero y el doble discurso en el más alto organismo político de la humanidad.

Sólo los gobiernos, que se arrodillan frente a los yanquis, como el de Argentina, pudieron retirarse de la Asamblea General cuando habló Amhadinejad. No dijo nada que todo el mundo no tenga bajo sospecha: el supuesto atentado a las torres gemelas, que en realidad fue un auto atentado que llevó adelante la CIA por orden de Bush para darle cuerpo y vida al NUEVO ENEMIGO, al igual que el supuesto “ataque japonés” a Pearl Harbour que “legitimó”, frente a su propio pueblo, la decisión de la burguesía imperialista yanqui y el gobierno demócrata -¡oh, casualidad- del “progresista” Franklin Delano Roosvelt para entrar a la guerra de reparto del mundo. La decisión del gobierno argentino de alinearse con la política internacional de la burguesía imperialista constituye otra razón para el cambio de Canciller. Timmerman es un militante del AIPAC, organización sionista-fascista. Braden debe estar regocijándose en su tumba: un gobierno peronista apoyando la política exterior yanqui. Las palabras de repudio de Obama a los dichos del iraní no se las cree nadie. Ni él mismo, aunque diga lo contrario. Es el paradigma de la hipocresía. Estaba pronunciando esas palabras mientras preparaba con sus amigos ecuatorianos el golpe de estado. Fue un intento de golpe de estado que se puede mirar desde muchas aristas, pero debemos enmarcarlo en la puja abierta entre la burguesía, dueña del capital más concentrado de Ecuador, con el proletariado, el campesinado pobre y los pobres de la ciudad y el campo. Hasta aquí, ha sido un triunfo de las masas ecuatorianas que difícilmente quiera profundizar el gobierno, porque la “revolución ciudadana” es la política de la clase dominante ecuatoriana con una lavada de cara.

El Combatiente Nº 42Los proletariados se movilizan. El proletariado mundial recién comienza a salir del duelo y termina de lamerse las heridas infligidas en la batalla perdida. Sus fuerzas recién se están tensando, poniéndose a prueba en las primeras escaramuzas. Las huelgas generales desatadas en muchos países auguran una creciente agudización de la lucha contra las medidas que implementa la burguesía para hacer caer sobre los hombros del proletariado los efectos de su crisis. No se visualiza en el horizonte inmediato ninguna solución viable. El proletariado necesariamente, en el fragor de las movilizaciones, irá construyendo instancias organizativas cada vez con mayor independencia de clase; irá agotando rápidamente las expectativas que lo tiene atado al destino de la burguesía.

Ante un nuevo aniversario de la muerte de Ernesto “Che” Guevara, frente a su ejemplo y sus enseñanzas, hoy más que ayer, decimos: EL PRESENTE ES LUCHA, EL FUTURO ES NUESTRO.  JORGE BRICEÑO, alias Mono Jojoy, ¡PRESENTES! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

JORGE BRICEÑO, alias Mono Jojoy, ¡PRESENTES,
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!
A VENCER O MORIR POR LA
ARGENTINA.

Por Mario Roberto Salvatierra.

HOMENAJE

RAWSON 1972

El Combatiente Nº 42 -¡Alto! ¡Alto o disparo!
 -¡No! ¡No, hijo, no tires! Soy el padre Andrés, vengo en son de paz y colaboraré para que todo se solucione en paz.
Nos miramos como diciendo “encima que somos pocos parió la abuela”... Pero reponiéndose rápidamente el “Abuelo” dijo:
 -Bueno, padre, pero quédese ahí donde está, en la primer puerta, porque en esta segunda puerta no le vamos a abrir a nadie. ¿Me escuchó padre?

Inmediatamente escuchamos la voz del cura repitiendo lo que le dijimos a alguien que, por lo visto, estaba bastante lejos por la forma en que gritaba para hacerse oír.

-¿Me escucha padre? – dijo el Abuelo- ¿Puede decirme a quién le transmite lo que yo le digo?

-Sí, hijo, no te impacientes. Hablo con el coronel a cargo del operativo. Me dijo que les transmita que tienen que entregar las armas y permitir que el ejército tome el control de la cárcel. De lo contrario se verá obligado a tomarla por asalto.

-No, padre, dígale que  haga público a través de la radio que va a respetar la vida de todos nosotros y el traslado inmediato de los detenidos que están en el aeropuerto de Trelew. Por otro lado, también dígale que asaltar la cárcel será una carnicería inútil ya que estamos bien armados, pero dispuestos a entregar la cárcel ni bien nos garanticen el respeto de nuestra integridad física. ¡Ojo, ojo! - hizo una pausa y elevó aún más la voz - incluyendo a los compañeros que están en el aeropuerto. ¿Me comprendió padre?

-Viejo culiao – dijo el cordobés en voz baja- le decía al director lo que le contábamos en confesión…

-¡Joderse, boludos! ¿Para qué se confesaban?

-Compañeros, esto va a ser largo, debemos hacer tiempo para que los compañeros que lograron tomar el avión lleguen a territorio chileno. Lo ideal es no tener que tirar ni un tiro porque si bajamos a alguno, cuando retomen la cárcel pueden hacer una masacre. Sabemos muy bien que el principal objetivo está a punto de cumplirse. No se distraigan con esas boludeces del cura - el Abuelo nos habló con mucha tranquilidad y autoridad como para hacer renacer la calma y el espíritu de combate.

Yo me concentré en repasar la lista de los compañeros que estaban a punto de llegar a Chile dado que, el primer objetivo, era lograr su libertad: Santucho, Mena, Gorriarán, Osatinsky, Quieto y Vaca Narvaja. Esos eran los primeros que debían irse. Para la segunda tanda eran los compañeros que habían quedado en el aeropuerto.

¡Todo por culpa de la improvisación! La fuga tendría que haber sido muy simple: se tomaba pabellón por pabellón (como se logró hacer), después la dirección y, si era posible, con el director ir a controlar la sala de armas. Por último, los puestos del muro y puerta principal. Logrado todo esto Carla saldría hasta la calle y haría la seña para que los vehículos entraran en el orden preestablecido: primero, un auto para los seis que conformaban la vanguardia (los que sí o sí debían irse); segundo, dos camiones donde se trasladarían el grueso de los presos, unos ochenta que, al llegar al aeropuerto que ya estaría copado por la vanguardia y el apoyo externo, sacarían todo el equipaje que pudiera haber en el avión para aliviarlo de peso para que soportara el posible exceso de “pasajeros”; y tercero, la retaguardia, que controlaría la cárcel para dar tiempo a que los camiones llegaran al aeropuerto con dos autos mucho más veloces que esos camiones, juntos llegarían justo para abordar el avión. ¡El avión! La clave era el avión. Por vía terrestre la fuga era prácticamente imposible dada la gran extensión del desierto que caracteriza al territorio chubutense.

Hasta la seña de Carla todo había salido bien: entra el primer auto. El compañero que lo maneja lleva en la boca una cinta o cuerda que le sobresale por la comisura de los labios.

Estábamos todos agolpados en los pasillos, agachados o cuerpo a tierra para no ser vistos a través de las ventanas por los guardias que habían quedado en la parte posterior de la cárcel arriba de la pasarela del muro; alineados, respetando el orden en que debíamos abordar los vehículos. El pasillo central era una silenciosa masa humana que se movía al unísono. Era tal el silencio que en un determinado momento me distraje tratando de adivinar de qué pabellón provenía el cloc  cloc de una canilla que goteaba. Por el ruido era de una ducha mal cerrada. Pero no era necesario ir a cerrarla ya que hoy no le iba a molestar a nadie: ¡Nos íbamos! ¡Nos íbamos a la mierda…!

¡Lástima el Gringo Tosco que dijo que no! Cuando tomamos el pabellón y lo dejamos con todos los compañeros que se querdaban, nos dio un abrazo en silencio, pero con esa mirada penetrante propia del Gringo, como diciéndonos “¡Vamos! ¡A volar!”…

En cuclillas, a mi lado, estaba BK -así le gustaba firmar cuando nos dejaba alguna nota- cuyo nombre real era Elvira Deltesano.

Yo mantenía una especie de cuerpo a tierra con la cara tan cerca del suelo que sentía el olor a kerosene con que lustraban el piso de los pasillos. Ese tipo de cosas pasaban por mi mente cuando adevertí que BK me tocó el hombro y con la mirada y un cabeceo me señaló hacia adelante: a unos pasos vi al gringo Mena. BK me hace la seña como para que me acerque donde estaba él. Traté de ir agachado.

-Tranquilo, caminá normal que ya está todo tomado, pero hay una mala noticia –decía mientras sacaba de entre su ropa una pistola 9mm y me la entregaba- los camiones no entran…

-¡Los vamos a buscar! - reaccioné encarando para afuera.
Me tomó firme del brazo y más en su gesto que en sus palabras comprendí lo que seguía…

-No. Se fueron. Se fueron y no sabemos a dónde. Hay que poner en marcha el plan de emergencia.

Plan emergencia era dejar ahí mismo, en ese pasillo con olor a querosene, todos los sueños de libertad, las ansias de viajar a Cuba, formarme y ser mejor revolucionario. Implicaba dejar ahí,  también, los besos que en tres años de preso me prometí darle a esa boca que tanto deseaba. Esto lo voy pensando ahora que estoy con la pistola que me dio el gringo, agazapado, con el oído alerta, cumpliendo con mantener tomada la cárcel hasta que por lo menos llegue a Chile el avión que lleva a nuestros máximos dirigentes. Sé lo que tengo que hacer para garantizar que hasta que ellos no lo digan, nadie sepa quiénes viajan en ese avión…

En la parte de atrás se escucharos algunos tiros. El Abuelo me pidió que diera una recorrida y le trajera un informe del estado de la cárcel.

Este acto de girar y observar el pasillo que llevaba a los pabellones totalmente desierto, contrastando con aquel pasillo colmado con ochenta voluntades unidas para lograr el objetivo sublime de LA libertad, fue el golpe más duro que he recibido en todos mis años de preso.

En la cárcel uno aprende que las salidas individuales no sirven. Por tanto es imperioso tratar de obrar en conjunto, colectivamente. Justamente por eso, ni bien giré para encarar el recorrido hacia los pabellones, me pregunté si los demás compañeros estarían sintiendo esta horrible sensación al tener que regresar al pabellón, a la celda… Es una opresión en medio del pecho, como si una fuerza imposible de resistir me arrancara de un solo tirón esa gran mochila cargada de sueños, anhelos y promesas por cumplir una vez en libertad, algo que recién siento en ese momento… Me quedé junto al Abuelo. Sigo pensando que sólo una gran disciplina como la que tenemos hizo que todos partieran a su puesto ante la señal de “emergencia” y no se diera un desbande ante esta sensación de frustración, dolor y desesperanza. Sólo actuando en función de conjunto es como hemos podido seguir con la voluntad y el espíritu bien alto encarando esta etapa de mantener la cárcel en orden y disciplinadamente.

En este plan de emergencia de antemano cada uno tenía un rol asignado; cada pabellón tenía un responsable para garantizar el orden y rol en el combate en caso de asalto del enemigo.

Entro nuevamente a la cárcel, cruzo el puesto de guardias que controla los pabellones 1 y 2 que están en la planta baja enfrentados entre sí. Allí se encuentran los presos por delitos comunes que trabajan en la cocina, el lavadero, etc. Todo está en orden. No se escucha ni el vuelo de una mosca. La reja de entrada al pabellón está cerrada. Al verme, un preso que estaba espiando con la puerta de la celda entreabierta, me hace una seña con la mano como diciendo “¿Qué pasa?”. Le digo que se quede tranquilo que estamos negociando la entrega de la cárcel. Arriba del pabellón 1 está el 3 y arriba del 2 está el 4. En el 3 están el Gringo Tosco y el resto de los compañeros detenidos en Córdoba por su actividad sindical. Ellos habían decidido, junto con Agustín, no participar de la fuga. Decido no subir, dejándolo para cuando vuelva. En el medio de ese pesado silencio escucho a mis espaldas la voz del Abuelo con su “¿Me escucha padre...?”. No deja de repetirle a cada rato cuáles son nuestras condiciones y preguntarle qué es lo que dicen los milicos. El cura dice que no sabe, que quedaron en contestar, que tengamos paciencia…

Dejo de prestar atención a lo que dicen porque tengo que concentrarme en lo que voy a hacer: recorrer, sin ser visto, el pasillo que une el módulo de los pabellones 1 y 2 con los pabellones 5 y 6. Ese pasillo tiene de unos diez a doce metros de largo y unos dos metros y medio de ancho; en ambos costados hay una pared de unos 80 cm de alto y, hasta llegar al techo, es todo vidrio. Del otro lado están los patios que se extienden casi hasta el muro. O sea que los guardias que estén en la pasarela del muro podrían verme cruzar, por lo que voy a tener que atravesarlo cuerpo a tierra. Si bien mantenemos las luces apagadas dentro de los pabellones y pasillos, los guardias han encendido los faros de las torres del muro apuntando a los pasillos. A través de sus vidrios pueden verme, bajarme tranquilamente...

En el pabellón 5 está todo en orden: no se ve ni una luz y cada compañero está cumpliendo con alguna tarea. En las primeras celdas permanecen los rehenes convenientemente atados, ya que no sería bueno que puedan hacer cualquier locura. Ni bien entro, Edén Britos, designado encargado de ese pabellón, me pregunta por Aníbal. Lo tranquilizo explicándole que está junto al Abuelo controlando la puerta de entrada a la cárcel y que se quedará allí hasta el final.

El Combatiente Nº 42El final... El final lo conocemos todos... aunque sea más o menos.

Aquí, sólo intento contar como viví ese momento del combate, pero, fundamentalmente, el mayor ejemplo de disciplina colectiva que he vivido: casi un centenar de personas, entre hombres y mujeres, cumplimos absolutamente TODO lo convenido previamente, llegando al límite de haber tenido que encerrarnos solos en nuestras propias celdas habiendo tenido las puertas abiertas de la cárcel, armas a nuestra disposición y sobrellevando una situación anímica terrible de desasosiego. Había sido aplastado todo aquello por lo que trabajamos durante meses. Meses en que nos soñamos libres. Y el sueño quedó trunco en un momento. Pero a nadie se le ocurrió una respuesta individual, algo que sólo se logra cuando se está convencido ideológicamente del deber por cumplir. Esos eran mis compañeros… ¡Qué orgulloso me siento de ellos!

Por Rubén Suárez.

LECCIONES DE BATALLA

MARIANO PUJADAS BADELL

El Combatiente Nº 42
Foto extraída de la revista Nuevo Hombre, año
III, Nº46, 2da. quincena de agosto de 1973,
suplemento especial.

Mariano Pujadas Badell (MONTONEROS). Nació en Barcelona el 14 de junio de 1948, fue cofundador del AES de la UCC y del Peronismo de Base.

También fue cofundador y dirigente de Montoneros en Córdoba. Participó en la toma de La Calera, el 1º de julio de 1970. Estaba a punto de terminar la carrera de ingeniero agrónomo cuando fue detenido en una redada, en junio de 1971, en plena tarea de reorganización interna.

La familia Pujadas se había venido a la Argentina por haber participado de la guerra civil española contra el franquismo. Eran republicanos y fueron perseguidos por el tirano católico. A partir de 1949, ellos comienzan a pensar en salir de España y lo concretan  en 1953. Tanto José María Pujadas como su esposa, Josefa Badell, eran médicos.

Eugenia Izquierdo cuenta: "Tenían un laboratorio de análisis clínicos al que se acercaba gente que les decía: 'Les doy sangre por un plato de comida'. Ése era el espanto que se vivía en España en esos años. Y esa situación para el matrimonio Pujadas era insoportable. Además no estaban de acuerdo con la situación de miseria social, Josefa temía que alguno de sus hijos tuviera que ir a la guerra por la situación que se vivía en Europa. También era decisivo tomar una determinación respecto de la tuberculosis que había contraído su esposo".

En la España de Franco, reinaba el terrorismo de estado, se torturaba, se hacia encarcelar y  desaparecer a los opositores y había millones de desocupados.

Estudiante Universitario

Yo tenia 23 años, estudiaba "Ciencias políticas y diplomacia" en la Universidad Católica de Córdoba. También trabajaba como inspector, acá le decimos "zorro gris”, en la Municipalidad. En 1967 junto con Mariano Pujadas, Miguel Angel Bustos, Jorge Mende, Marilor Pappaterra, Alberto Molinas, Claudio Erenfer, Miguel Moze, Hugo Baretta y otros, habíamos fundado la Asociación de Estudios Sociales (AES) de orientación tercermundista-peronista de base. Nuestras inquietudes eran de un gran compromiso social y político, en favor de los pobres, explotados y marginados sociales, mayoritariamente peronistas. Éramos frontalmente opositores a la dictadura fascista de Onganía y al clero integrista conservador (Ciudad Católica, Verbo, Opus Dei, etc.) dirigidos por el Obispo Primatesta y los jesuitas de la UCC.  Admirábamos a Evita, Camilo Torres, Ernesto Guevara, Agustín Tosco, Atilio López, Raimundo Ongaro, Rodolfo Walsh, Rodolfo Puigros, Hernández Arregui, Scalabrini Ortiz, Ernesto Jaureche, Willian Cook, Jean Paul Sartre, Fran Fanon, Marx, Lenin, Mao Tsé Tung, Ho Chi Min, Angelelli, Sandino, José Hernández, Moreno, Belgrano, San Martín, Bolívar, Mariátegui, Tupac Amaru, Helder Cámara, a los republicanos españoles, a la resistencia francesa,  etc. y a los luchadores por la liberación nacional y social contra el imperialismo y la dependencia de los países del tercer mundo. Nos unimos a la CGT de los Argentinos (CGTA) de Atilio López y Agustín Tosco, adherimos a los programas de Huerta Grande, La Falda y 1º de mayo de 1968. Distribuíamos la revista “Cristianismo y Revolución” dirigida por García Elorrio y el Semanario de la CGTA dirigido por Rodolfo Walsh. Participamos en las barricadas, actos relámpagos y planes de lucha junto a la CGTA, la coordinadora de Centros Vecinales y el movimiento estudiantil de la UNC y la Tecnológica.  El objetivo era derrotar a la dictadura -que tenía un plan de permanecer 20 años desde 1966 a 1986- recuperar los Derechos Humanos, sociales y políticos, recuperar la Democracia, lograr la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados, en especial Julio Cortazar y de Juan Domingo Perón.

Participamos en el “cordobazo” el 29 y 30 de mayo de 1969…

Mariano había estudiado, con muy buenas notas, el secundario en el Colegio Nacional de Monserrat dependiente de la UNC.

Luego ingresó a Agronomía y estaba por recibirse. Era el presidente del centro de estudiantes de su facultad. También trabajaba en la granja de su padre. Le gustaba la vida del campo, la naturaleza y la ecología. Era un apasionado de la militancia política y había asumido toda la historia del pueblo español, masacrado por el fascismo.

También comprendió quién era quien en la Argentina, donde habían venido muchos refugiados protegidos por el gobierno popular.

Era un muy buen compañero, sólido es sus convicciones, solidario, muy inteligente y, sobre todo, valiente y decidido.

Además… ¡¡¡Era muy atractivo para las compañeras…!!!

Prisionero Político

Participa en los primeros grupos operativos de Montoneros y en la toma de La Calera, el 1º de julio de 1970. Posteriormente, pasa a la clandestinidad y ayuda a la reorganización de la regional.

Lamentablemente, cae prisionero en junio de 1971, en una emboscada tendida por la policía.
Estuvimos juntos en la cárcel de Encausados  de Córdoba, en 1971,  hasta que fue trasladado a Rawson por la dictadura junto con Marcos Osatinsky, Camps, Llorens, etc.

Allí participa de la fuga de los militantes políticos, pero desgraciadamente no puede abordar el avión rumbo a Chile. Los 16 combatientes que son rodeados por la marina fueron llevados a la Base Contralmirante Zar de Trelew donde serán fusilados el 22 de agosto de 1972.

Sólo sobrevivieron tres compañeros que contarán toda la historia: Haidar, Camps y Bergés.

Mariano será traído y velado en la CGTA de Córdoba, con la presencia de Atilio López y miles de activistas que lo tomarán como referente y bandera.

La causa por el fusilamiento de Trelew sigue abierta y todavía, a 38 años, no hay ningún condenado, sólo hay tres procesados. Seguimos reclamando justicia y condena a cárcel común de los criminales de lesa humanidad.

Persecución a la Familia Pujadas 

Por otra parte, su familia siguió siendo perseguida, en especial, a partir del 28 de febrero de 1974, cuando la ultraderecha fascista dirigida por José López  Rega, Luciano Benjamín Menéndez y el Obispo Raúl Francisco Primatesta, realizan el golpe de estado parapolicial, conocido como “navarrazo”.

Allí se destituye al gobierno democrático provincial de Obregón Cano y Atilio López, se pone un interventor y comienza una feroz represión dentro del marco del Plan Cóndor.

Se organizan las AAA (grupos parapoliciales clandestinos) que comienzan a secuestrar y torturar a militantes populares.

En Córdoba, se llamaban “Comando Libertadores de América” y estaban conducidos por el ex capitán Hector Vergez, bajo el control de Menéndez.

El 14 de agosto de 1975 fueron secuestrados los padres de Mariano Pujadas, José María y Josefa junto con su hija María José, su hijo José María y su compañera Mirta. Fueron ametrallados, dinamitados y tirados sus cuerpos en un pozo: Mirta se salva y muere años después por las secuelas…

La causa que va a juzgar a Vergez y Menéndez posiblemente se desarrolle en el año 2011 y por fin tendremos condenas a cárcel común de estos criminales de lesa humanidad.

Hay un grupo de jóvenes realizadores (Eugenia Izquierdo y otros) que están haciendo una  importante película, sobre la vida heroica de Mariano Pujadas y su querida familia.

Rindo mi sentido homenaje a mi amigo y compañero de lucha, a su familia y a todos los que dieron sus valiosas vidas por la Liberación nacional y social del pueblo argentino.

Nunca te hemos olvidado
¡¡¡Seguirás siendo uno de los más valiosos referentes de la generación del ’70!!!
¡¡¡HASTA la VICTORIA SIEMPRE, COMPAÑERO!!!
¡¡¡Tu lucha no ha sido en vano!!!

Lic. Cecilio Manuel Salguero

Ex preso político (1971/1973 y 1977/1984).
Testigo-querellante en causas por violación de DDHH.
Cuatro familiares desaparecidos. Córdoba. Argentina
ceciliomanuel@gmail.com - 6/8/2010.


FRAGMENTO

Cantata de Iquique

Ustedes que ya escucharon
la historia que se contó
no sigan allí sentados
pensando que ya pasó.
No basta solo el recuerdo,
el canto no bastará.
No bastan solo el lamento,
miremos la realidad…
Quizá mañana o pasado
o bien en un tiempo más
la historia que han escuchado
de nuevo sucederá.
(...)
Unámonos como hermanos
que nadie nos vencerá.
Si quieren esclavizarnos,
jamás lo podrán lograr.
La tierra será de todos
también será nuestro el mar.
Justicia habrá para todos
y habrá también libertad.
Luchemos por los derechos
que todos deben tener.
Luchemos por lo que es nuestro,
de nadie más ha de ser.

Por Luis Advis.

HOMENAJE

A 93 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN RUSA
(1ra. parte)

Mucho han escrito y dicho sobre la revolución de octubre organizaciones, intelectuales y, generalmente, los críticos más feroces de esa maravillosa gesta de las masas rusas. En general, los “críticos” son aquéllos que están alejados de la actividad práctica. No le restamos importancia a la actividad teórica ya que, justamente, tenemos teoría debido a la práctica. Nos parece oportuno entregarles estas visiones realizadas por hombres que fueron protagonistas directos de la primera Revolución triunfante en el mundo.

Molotov en los primeros días de la revolución(1)

A fines de 1916 y comienzos de 1917, ninguno de los principales líderes bolcheviques, miembros del Comité Central, estaba en Petrogrado. Lenin estaba asilado en Suiza; Stalin y Sverdlov estaban exiliados en algún lugar de Siberia. De los líderes, sólo el Buró Ruso del CC que actuaba en representación del CC del partido, estaba en Petrogrado. El buró era de tres, una troika: Alexander Shliapnikov, P.A. Zalutsky y yo. En la tierra de los ciegos, el tuerto es rey. Ese era el Buró Ruso del CC. Pese a nuestra juventud, inexperiencia y nuestra condición de mandos medios del partido, estuvimos a cargo del trabajo del partido en la capital.

Cuando los sucesos del 26 de febrero empezaron a desarrollarse, Zalutsky y yo... fuimos a nuestro punto de reunión secreto en el lado de Vyborg para ver qué estaba pasando. Pero nuestro compañero, Shliapnikov, no estaba allí. Nos dijeron que probablemente estaba en la casa de Gorky. Fuimos hacia allá. Era tarde, probablemente la madrugada del 27 de febrero.

Había disparos en las calles, en todas direcciones. Zalutsky y yo paramos en la entrada de la casa de Gorky. El salió. Esa era la primera vez que lo veía.

-¿No está Shliapnikov con usted?, le pregunté.
- El Soviet de Diputados Obreros de Petrogrado está ya en sesión, contestó.
- ¿Dónde está reunido?
- En el Palacio Táurida. Probablemente, Shliapnikov está ahí ahora. Vino a verme y luego se fue.

Bueno, entonces nos fuimos al Palacio Táurida, llamamos a Kerensky... y nos presentamos: “Somos del CC de los bolcheviques y deseamos participar en la sesión”. El nos condujo al presídium y nos presentó al Soviet que recién se había formado. Los bolcheviques ahí éramos pocos.

...Nosotros propusimos el lema: “Ningún apoyo al Gobierno Provisional”. Ningún apoyo. Mi argumento era que ése era un gobierno burgués de capitalistas y terratenientes, y que estaba siguiendo una línea contrarrevolucionaria. Mi análisis era algo impreciso, aún así fue aprobado más tarde por Lenin.

Entonces, tomé asiento en la mesa de la presidencia...

... Tenía que hablar contra Kerensky...

... Fui participante directo en esos sucesos. Lenin no estaba ahí, entonces teníamos que arreglárnoslas por nosotros mismos. No había directivas de él, y no podía haber ninguna. Después de todo, no sólo para Lenin sino para todos nosotros en Píter, el día de la Revolución llegó inesperadamente. Es imposible prever todo.

(1) Extractos (editados) de "Molotov remembers" (Conversations with Félix Chuev), 1993

Las tres crisis (Lenin)
Escrito el 7 (20) de Julio de 1917 (2)

Mientras más violentas sean las calumnias y mentiras contra los bolcheviques en estos días, más calmados debemos -mientras refutamos las mentiras y calumnias- reflexionar sobre la interrelación histórica de los eventos y la política, esto es, el significado de clase del presente curso de la revolución.

Para refutar las mentiras y calumnias sólo tenemos que referirnos... a Listok Pravdy del 6 de julio y llamar la atención de los lectores especialmente sobre el artículo impreso ahí que proporciona evidencia documental de que el 2 de julio los bolcheviques hicieron campaña contra la manifestación (como lo admite el periódico de los socialista-revolucionarios). El artículo señala que el 3 de julio el estado de ánimo de las masas estalló en acción y la manifestación empezó contra nuestra prédica. Demuestra que el 4 de julio, en un volante (reimpreso por el periódico socialista-revolucionario Dyelo Naroda), llamamos a una manifestación pacífica y organizada y que en la noche del 4 de julio aprobamos cancelar la manifestación. ¡Calumniadores continúen calumniando! Ustedes no pueden refutar esos hechos y su decisivo significado en cada momento.

Volvamos a la cuestión de la histórica interrelación de los eventos. Cuando, a principios de abril nos opusimos a apoyar al Gobierno Provisional, fuimos atacados por eseristas y mencheviques. ¿Pero la realidad qué demostró? ¿Qué desmostraron las tres crisis políticas: 20 y 21 de abril, 10 y 18 de junio, 3 y 4 de Julio?

Ellas han demostrado, en primer lugar, que las masas están cada vez más descontentas con la política burguesa de la mayoría burguesa del Gobierno Provisional.

Es bastante interesante notar que el periódico de los eseristas Dyelo Naroda, a pesar de su marcada hostilidad hacia los bolcheviques, se ve obligado a admitir, en su número del 6 de Julio, las profundas causas económicas y políticas de la acción del 3-4 de julio. La estúpida, simplista e infame mentira de que esta acción fue creada artificalmente, y que los bolcheviques hicieron campaña a favor de la acción, será puesta en evidencia diariamente.

La causa común, el origen común, la profunda raíz común de las tres crisis políticas arriba mencionadas, es clara, especialmente si las vemos en su interrelación, como la ciencia exige que la política sea observada. Es absurdo siquiera pensar que esas tres semejantes crisis pudieron ser producidas artificialmente.

En segundo lugar, es instructivo captar lo que cada una de ellas tiene en común con las otras y cuáles son sus características específicas.

Lo que es común a las tres es el descontento masivo que fluye por todos lados, un resentimiento masivo con la burguesía y su gobierno. Cualquiera que olvide, ignore o subestime esta esencia del asunto, renuncia al ABC del socialismo en relación a la lucha de clases.

Que esos que se llaman a sí mismos socialistas, que saben algo sobre el carácter de la lucha de clases en la revoluciones europeas, piensen acerca de la lucha de clases en la revolución rusa.

Esas crisis son peculiares en las formas en que se manifestaron. La primera (20-21 de abril) fue agitada y espontánea y completamente desorganizada. Condujo a que las Centurias Negras dispararan a los manifestantes y a acusaciones sin precedentes, salvajes y falsas, contra los bolcheviques. Después del estallido llegó una crisis política.

En el segundo caso, la manifestación fue convocada por los bolcheviques y fue cancelada después de un severo ultimátum y una prohibición directa del Congreso de los Soviets; luego, el 18 de junio, se realizó una manifestación general en la que predominaron las consignas bolcheviques. Como los eseristas y mencheviques lo admitieron en la noche del 18 de junio, una crisis política ciertamente habría estallado de no haber sido por la ofensiva en el frente.

La tercera crisis estalló espontáneamente el 3 de julio a pesar de los esfuerzos bolcheviques del 2 de julio. Alcanzó su clímax el 4 de julio y motivó una furiosa reacción de la contrarrevolución el 5 y 6 de julio. La vacilación de los eseristas y mencheviques se expresó en Spiridinova y otros eseristas llamando a la transferencia del poder a los Soviets, y en los mencheviques internacionalistas voceando la misma idea, a la que antes se oponían.

(2) Rabotnitsa Nº 7 del 9 (22) de julio de 1917 (periódico bolchevique dirigido a la mujeres obreras)

Introducción y selección a cargo de Néstor Galán..

HOMENAJE

A 43 años de su caída en combate
Ernesto "Che" Guevara

El Combatiente Nº 42

 

Yo tuve un hermano

Yo tuve un hermano
no nos vimos nunca
pero no importaba.

Yo tuve un hermano
que iba por los montes
mientras yo dormía.

 Lo quise a mi modo
 le tomé su voz
 libre como el agua.

 Caminé de a ratos
 cerca de su sombra
 no nos vimos nunca
 pero no importaba.

 Mi hermano despierto
 mientras yo dormía.
 Mi hermano mostrándome
 detrás de la noche
 su estrella elegida.

Por Julio Cortázar.

LEA Y DIFUNDA EL COMBATIENTE -  prensaydifusionprt@gmail.com