Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / - Editorial - Junio - Julio 2015

EDITORIAL Nº 66

A nosotros no nos interesan las formas, sino los contenidos: no nos detenemos en hacer críticas sobre si la presidente comete uno o más furcios históricos o usa tal o cual modelito de ropa o cartera, porque NO MODIFICAN LA REALIDAD, sino que suman como dato de color o como información para caracterizar el grado de conocimientos históricos de un funcionario o sus inclinaciones hacia la indumentaria costosa. Ese tipo de críticas son de forma. A nosotros nos interesan los CONTENIDOS, aquellos hechos que sí afectan nuestra vida como trabajadores de manera directa e ineludible. Por eso, en plena época de elecciones, mientras muchos están distraídos con los candidatos, sus dimes y diretes, sus idas y venidas, sus giros de 180 grados cual panqueques, hay medidas de gobierno que parecen pasar desapercibidas pero que, sin embargo, apuntan directamente contra nosotros, especialmente las que nos endeudan a futuro, porque todos sabemos que su costo caerá sobre nuestros ingresos de manera directa y proporcional al grado de endeudamiento.

En nuestro número anterior hicimos un pormenorizado recuento de los préstamos pedidos por el gobierno al Banco Mundial, al gobierno de China y también de los bonos emitidos para aumentar las alicaídas reservas del Banco Central. Esa tendencia a endeudarnos sostenidamente, lejos de haber concluido parece un camino sin fin y sigue siendo el único recurso del gobierno para sobrevivir hasta cuando entregue el mandato al próximo gobierno de turno.

Pero no sólo era necesario el ingreso de dinero fresco para aumentar las reservas del Banco Central, sino para financiar el gasto público en constante aumento. El gobierno apeló a la remanida receta de continuar con la emisión de bonos (BONAC), esta vez colocando bonos por 5.600 millones de pesos más a principios de julio, con vencimientos en mayo, julio y septiembre de 2016, es decir, cuando ya haya asumido la nueva gestión (sea quien sea) que deberá pagarlos en esas fechas. Aun así, no alcanzó: el déficit fiscal creció un 540% desde comienzos del año hasta marzo y para julio había saltado del 540% al 984% y el saldo deudor se eleva a 70.760 millones de pesos entre enero y mayo. ¿Qué significa esto? Simple: el Estado gastó no sólo más de lo que tenía, sino que está con sus cuentas en rojo y sigue debiendo pese a que siga emitiendo bonos e imprimiendo moneda por encima del respaldo que ésta tiene para intentar paliar el déficit. ¿Por qué debería preocuparnos a nosotros que las cuentas estén en rojo? En palabras simples, porque elevan los precios, favorecen el aumento de la inflación y somos nosotros los que con salarios con techos, habremos de pagar las consecuencias de que el estado gaste más de lo que le ingresa. También es necesario remarcar que esta suba del déficit fiscal, nada paradójicamente, se produce en épocas electorales… Saquemos cuentas de cuáles son los gastos del estado que administra este gobierno…

Uno de los argumentos usados por los ministros de economía de todos los tiempos es que los aumentos de salarios producen inflación y, por tanto, con este fundamento han justificado históricamente los techos salariales que les han impuesto SIEMPRE a todas las negociaciones paritarias. Sin embargo, se cuidan muy bien de sacar otras conclusiones: en qué gasta el gobierno el dinero público y para qué. Ninguno, como parte de sus respectivas campañas electorales, toca este tema y no es casual: todos son políticos burgueses que representan a la clase dominante, todos piensan con la misma matriz ideológica y actúan y actuarán en consecuencia. Con el paso de los años, esta concepción ha llevado o al congelamiento salarial liso y llano como en épocas de Alfonsín o al tope de las paritarias como ha hecho Kicillof. Si los precios aumentan y nuestros sueldos no se ajustan de acuerdo con esa inflación, con el salario que antes comprábamos equis cantidad de productos, a medida que aumenta la inflación, iremos comprando cada vez menos. Y si bien esta obviedad no nos trae ninguna novedad que no veamos en nuestras realidades cotidianas, es menester decir que la situación no sólo tiene RESPONSABLES POLÍTICOS, sino que obedece a DECISIONES POLÍTICAS: que seamos los trabajadores y los pobres los más (por no decir únicos) perjudicados de estas decisiones políticas. Es entonces cuando un furcio de la presidente pierde toda importancia ante decisiones políticas del gobierno que ella encabeza, porque estas decisiones alteran nuestra base material, es decir, alteran nuestra propia sobrevivencia.

Si remarcamos estas cosas es porque consideramos que el techo salarial impuesto por Kicillof no es una medida benevolente pensada en el bien de todos como han pretendido convencernos, sino pensada en sus propios intereses y los de la clase que confía en ellos la administración de SU estado. Así, prácticamente todo el espectro sindical arrodilló nuestras necesidades a las premisas de la clase dominante y la mayoría de las paritarias cerraron obedientemente de acuerdo con el mandato del ministro de economía, salvo algunas pocas y parciales excepciones, como el caso de los aceiteros que dieron lucha y mantuvieron un paro ejemplar en pos de sus intereses como trabajadores.

Es en el marco de la crisis financiera internacional que el estado chino hace pie en Latinoamérica en general y Argentina en particular con préstamos, inversiones de enorme envergadura y proyectos reñidos con la soberanía de los países y firmados con acuerdos parlamentarios para ser respetados por décadas. Sucedió en Nicaragua donde la construcción del canal interoceánico prevé la explotación y control del mismo por la empresa china durante un período de 100 años y sucede en Argentina donde el convenio prevé 50 años de control chino sobre la estación espacial radicada en Neuquén. Esta estación espacial está controlada por la Agencia Espacial China de Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites (CLTC es su sigla en inglés), un organismo militar chino que depende del Departamento General de Armamentos del Ejército Popular de Liberación de ese país extranjero. Gustavo Girado, coordinador del observatorio Asia-Pacífico de la Universidad Nacional de La Matanza, sostuvo que “En general, todos los organismos de estudio del espacio tienen algún grado de relación con el aparato militar, como con la industria” y confirmó que varios de los integrantes de la CLTC son militares chinos. El acuerdo otorga varios “beneficios” a los extranjeros: cesión de 200 hectáreas de tierra con eximición de impuestos por los 50 años de concesión; eximición del pago de IVA tanto para la empresa constructora (China Harbour Engineering Company Ltd. -CHEC-) como como para la agencia que opere la base; eximición del pago de derechos aduaneros e impuestos internos por el tiempo que dure la concesión; importación de mano de obra china que se regirá con leyes laborales de ese país;por parte del gobierno neuquino, también hay concesiones, como la eximición del pago de impuesto a los sellos (Decreto provincial 2236/14) para contratos, personal de obras, empresas, etc. El gobierno tampoco puede explicar por qué esta base se comenzó a construir ANTES de que el congreso aprobara formalmente su afincamiento en el país. Basado en política de hechos consumados, el gobierno aprobó la iniciación de las obras sin haber sometido a estudio y discusión el proyecto.

No es un secreto para nadie que el estado chino ha avanzado hasta pasar a ser la primera economía del mundo, que ha creado el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) con miras a reemplazar nada menos que a organismos internacionales usureros como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial (controlados especialmente por Estados Unidos) y que ha sumado a ese banco a los estados europeos, dejando afuera a Estados Unidos, Japón y Canadá. Este es el contexto internacional en que China avanza en Latinoamérica y nuestro país no sólo no es una excepción, sino que permite dos cuestiones que comprometen la soberanía: permitir la instalación de una BASE MILITAR en Neuquén y que China IMPONGA SUS LEYES LABORALES SOBRE TRABAJADORES que desarrollarán su trabajo aquí y no en China. Conociendo el grado de explotación de la mano de obra china, mal paga y sin derechos, Argentina le da carta blanca a un país extranjero para que prologue su mano explotadora hacia nuestro país. Después de esto ¿De que “soberanía” habla el gobierno? Como militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores exigimos que todo trabajador, cualquiera sea su nacionalidad, sea regido por las leyes vigentes en nuestro país. Imaginemos si cada país pretendiera lo mismo con sus respectivos trabajadores radicados en Argentina… ¡Un verdadero despropósito que atenta contra los derechos de todos los trabajadores del país y más de un siglo de luchas proletarias! Denunciamos este convenio y todo lo que esconde, porque muchas de sus cláusulas son secretas y se ocultan hasta el punto de impedirles el paso a los diputados argentinos que han querido entrar a la obra

"El beneficio para Argentina no lo puedo deducir", dijo Horacio Quiroga, intendente de Neuquén... ¡Si no lo puede entender ni el propio intendente de la zona cómo lo vamos a entender el resto de nosotros! Como si fuera poco, apenas en el arranque, ya son 100 los trabajadores argentinos despedidos por la contratista ESUCO, empresa que pertenece al empresario Carlos Wagner, vicepresidente de la Cámara Argentina de la Construcción quien, además, tiene sólidos lazos con la presidente y el ministro Julio De Vido. Los trabajadores denunciaron carencia de elementos de seguridad para el trabajo; comida en mal estado hasta el punto de que 20 de ellos fueron internados por enfermarse como consecuencia; que tenían dos baños precarios para 100 trabajadores; cables pelados que ponen en riesgo sus vidas y que las jornadas laborales no bajan de las 15 horas diarias. Pese a la intervención de la Subsecretaría del Trabajo de Neuquén, que dictó la conciliación obligatoria, NINGUNO de los trabajadores contratados por el amigo del gobierno fue reincorporado… Ante esto y la falta de cumplimiento de la empresa en los plazos de concreción de la obra, China ha tomado medidas rompiendo el contrato con ESUCO. Mientras, el Subsecretario de Trabajo de Neuquén, Ernesto Seguel, sostiene que la conciliación obligatoria sigue vigente y que a esa Subsecretaría le "interesa mantener la fuente y los puestos de trabajo, sea con la empresa Esuco u otra". Puede ser que le interese la reincorporación de los 100 trabajadores, pero la impunidad con que se mueve Carlos Wagner salpica no sólo al gobierno, sino también a China.

El empresario Wagner, por su parte, se presentó también en la licitación para equipar el Centro Cultural Néstor Kirchner, pero la ganadora del negocio de $437,7 millones de pesosfue la Corporate Corp, parte del grupo empresario de los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, los mismos dueños de la ex concesionaria de trenes TBA, responsables de la tragedia de Once… Pese a las desmentidas del gobierno, la aceptación de Corporate Corp fue publicada en el Boletín Oficial Nº 33.168 del 10 de Julio de 2015. Así, entre amigos se van pisando el poncho en suculentos negocios, uno en Buenos Aires, el otro en Neuquén… y ya se les ocurrirán otras provincias para presentarse como “empresarios”, cuando en realidad son todos ladrones y explotadores que viven de la teta del estado y de sus relaciones carnales con el gobierno, delincuentes de guante blanco enfangado.

Y como todos son negocios, tal como denunciáramos en momentos de los incendios de bosques milenarios en la provincia de Santa Cruz, detrás del fuego se ocultaba la búsqueda de un negocio inmobiliario suculento y millonario. En marzo de este año, como respuesta a la presión popular en defensa de los bosques, la provincia de Santa Cruz realizó una presentación judicial para evitar la desnaturalización de estas tierras. El Juez Jorge Suárez, a cargo del Juzgado de Primera Instancia en lo Comercial Nº 16 de Capital Federal acaba de desestimar la presentación y de dictaminar que las tierras ubicadas en el lote 152 de la Península de Magallanes, frente al glaciar Perito Moreno en El Calafate, pueden ser rematadas al mejor postor, con bases que se establecerán por tasación oficial en próximos días. Según la Agencia OPI Santa Cruz “Otras fuentes advirtieron que estas tierras a venderse públicamente, tienen un valor incalculable y solo podrán llegar a adquirirlas personas con un alto poder adquisitivo; de allí que sospechan que cuestiones de tipo político/empresarial, de sectores cercanos al gobierno nacional, estarían actuando sobre este caso para que no se impida la venta de estas tierras privilegiadas, frente al Glaciar Perito Moreno.”…

Pero cuando los negocios no generan la ganancia esperada, la variable de ajuste seguimos siendo los trabajadores: en las últimas semanas 500 petroleros de Neuquén fueron cesanteados como consecuencia de la caída internacional del precio del crudo que impactó en las operadoras y empresas de servicios. En realidad, los despidos expresan una puja entre ambos sectores empresariales y el sindicato, en medio de negociaciones paritarias que aún no cerraron: las empresas, bajo la amenaza de aumentar los despidos, pretenden reducir sus costos laborales recortando horas extras y las denominadas "taxi" que se pagan mientras el trabajador no está en el yacimiento. También buscan presionar a las operadoras para que no bajen contratos como consecuencia del recambio de equipos que deja afuera a varias empresas de servicios. En esa puja de intereses, los trabajadores quedaron al medio y el moyanista titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, considera que no pueden optar por el paro porque podría ser la excusa para justificar otros 1.500 despidos. Es decir, para las patronales la salida son las bajas de trabajadores, para el sindicato la salida es no hacer olas… Y pese a la conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo, ningún trabajador ha sido reincorporado.

Y los conflictos se acrecientan: en Volkswagen 500 trabajadores fueron suspendidos por seis días hábiles con reducción de un 25% de su salario bruto por “parada técnica” en dos de sus tres plantas de Córdoba donde fabrican cajas de velocidad. Por su parte, los trabajadores de SENASA declararon un paro de diez días en reclamo de un 40% de aumento salarial; equiparación salarial con los trabajadores que cumplen tareas similares en Aduana, AFIP, Migracionese INTA; pase a planta permanente de los contratados; reconocimiento de adicional por zona desfavorable; pago de adicional por función a los trabajadores contratados bajo el Artículo 9 e instrumentación de una franja horaria para los barreristas, con el agravante de que el Ministerio de Trabajo intentó imponer la conciliación obligatoria por segunda vez y fue rechazada por los trabajadores por ser ilegal, dado que no se puede apelar a la conciliación obligatoria dos veces por un mismo conflicto.

Todos los conflictos descriptos suceden como una especie de telón de fondo invisible ante una enorme e inagotable fuente de distracción: las elecciones burguesas.

Comenzamos estas palabras sosteniendo que nos interesan los contenidos por encima de las formas que suelen ocultarlos. La mejor cortina de humo no sólo son las banalidades del poder, sino las elecciones burguesas como la expresión máxima de la enorme mediocridad de todos los candidatos de los partidos burgueses. En un desfile de calamidades y payasadas increíbles, los políticos se presentan sin propuestas, con pasados envilecidos por corrupción o, simplemente, con pasados ligados al patético jet set del subdesarrollo. Así van transcurriendo las PASO como una sopa, en realidad, donde flota lo peor de esta sociedad como “alternativas” mentirosas.

De un día para el otro pudimos ver el show del panqueque dirigido por el dedo de la presidente que bajó de un plumazo al candidato oficial Randazzo para ungir al más criticado por los nacionales y populares: Scioli, decisión absolutamente previsible. Ante los resultados esquivos para el oficialismo en las elecciones de Santa Fe y Río Negro la presidente hizo lo que muchos previmos: le bajó el pulgar a Randazzo y se quedó con el único peronista con posibilidades de ganar las nacionales. A muchos, incluido Randazzo, los tomó desprevenidos, pero si se considera la tradición histórica del verticalismo unilateral del peronismo, la decisión era obvia. Desubicados y suspendidos en el aire quedaron los “críticos” de Scioli: D’Elía, Randazzo, la Cámpora, Hebe de Bonafini, los periodistas de 678, Carta Abierta y siguen las firmas… Se incendiaron las redes sociales donde la militancia y los simpatizantes del oficialismo reclamaban “democracia” y el derecho a elegir entre Randazzo y Scioli… Pero no duró mucho el reclamo democratista: en pocos días la mayoría aceptó el cambio de rol de Cristina Fernández de Kirchner, quien de presidente pasó a ser la “jefa del movimiento”, algo así como jefa espiritual de lo nac y pop en decadencia ante los votos perdidos y el cambio de candidato. Atrás quedaron los costosos afiches con la cara de Randazzo sonriéndonos desde las paredes durante meses, atrás quedaron las caracterizaciones de Scioli como autoritario o fascista u oportunista o todo eso junto. El pasado pisado más rápido que ligero para acomodarse a la nueva situación y a un lema que adoran y arrastran del pasado: Scioli al gobierno, Cristina al poder. Pero si algo dejó claro esta decisión de la jefa es que el partido peronista es uno solo: no existen ni el menemismo ni el kirchnerismo ni el sciolismo, sólo existe el peronismo adaptándose camaleónicamente al momento histórico que los une en las buenas y en las malas. Los díscolos se alinearon, 678 recibió al vituperado Scioli por primera vez, Carta Abierta retrocedió y creo nuevos argumentos “filosóficos” para la hora, D’Elía aceptó resignado que Scioli es “la única opción”, La Cámpora cerró la boca y a cambio ubicó candidatos en las listas de diputados, Randazzo se mandó a silencio y Hebe de Bonafini en un repentino brote de amnesia se olvidó de sus propias palabras “Scioli tiene alma de dictador”…

Y si decimos que era previsible este desenlace es porque hay razones profundamente materiales que lo sustentan: a la burguesía el único partido que le garantiza la gobernabilidad es el peronismo, por tanto, se ha transformado en el partido por excelencia de la clase dominante, especialmente porque esa gobernabilidad le garantiza su tasa de ganancia: no se pueden hacer buenos negocios con las masas protestando en la calle… Sólo contenidas con reformas tibias la burguesía local e internacional se aseguran profundizar nuestra explotación y eso solamente puede proveerlo el peronismo. Ni Macri ni ningún otro está en condiciones de hacerlo, porque de ganar Macri serían las propias masas peronistas las que lo boicotearían sin descanso, situación que atenta contra los intereses de la clase dominante. Además, Scioli y Macri expresan distintos sectores burgueses en pugna: los más recalcitrantes, la oligarquía de la bosta, los sojeros y el partido militar se enconlumnan detrás de Macri; los que se cuelgan del estado para hacer pingües negocios, industriales mascullando por lo bajo, empresarios de servicios, etc., detrás del peronismo, esté quien esté. Tanto es así que Franco Macri, sostuvo que espera "una figura que nos dé la tranquilidad que necesitamos de que se va a continuar con lo bueno del modelo" y sobre su hijo candidato hizo una declaración prácticamente hilarante: "Tiene la mente de un presidente, pero no el corazón.”… ¡Faltó que le dijera que era Pinocho, un muñeco de madera sin corazón…

Al cierre de estas líneas aún no se ha develado la gran incógnita sobre quién será el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, si el fascista Larreta o el aprendiz Lousteau… Cualquiera sea el elegido, la política será la misma, tanto en la capital como a nivel nacional. TODOS, sin excepciones, operarán en contra de nuestros intereses y todos, también sin excepciones, apelarán a la represión cuando no les gusten nuestras acciones.

Luego del primer impacto que causara la decisión de la jefa espiritual del modelo, la renuncia del GENOCIDA Milani fue el segundo hecho contundente que trajo algo de alivio a todo el peronismo. En realidad, a Milani lo echamos todos, comenzando por la madre y la familia de Alberto Agapito Ledo, militante del PRT desaparecido, y siguiendo por los organismos de derechos humanos no cooptados, los militantes de un amplio espectro político y hasta la base del propio peronismo que murmuraba por lo bajo sin encontrar una justificación para defender semejante nombramiento decidido por la jefa… Ahora tenemos que continuar con lo que empezamos: que Milani sea juzgado, condenado y metido preso en cárcel común, para lo cual hay que seguir acompañando a Marcela Brizuela de Ledo hasta conseguir que ella encuentre justicia para su hijo desaparecido. Como siempre, sigue vigente que NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS Y NO NOS RECONCILIAMOS. También es el momento para que las madres le EXIJAN a su par, Hebe de Bonafini, que se autocritique públicamente por haber recibido y abrazado a un asesino, como cualquiera de los que hicieron desaparecer a sus propios hijos, en el vil intento de legitimar a un genocida responsable de crímenes de lesa humanidad.

Este 19 de Julio se cumplen 39 años de la caída en combate de Mario Roberto Santucho y los compañeros Benito Urteaga, Domingo Menna, Ana María Lanzillotto, Liliana Delfino y Fernando Gertel. Como cada año, esta fecha nos encontrará homenajeándolos por quienes fueron, por la causa que abrazaron que es nuestra misma causa, por su alto grado de compromiso y entrega, por su amor este pueblo. En horas de dispersión del campo popular, de conversos de toda laya, de oportunistas que mienten intentando convencernos que esta democracia burguesa era lo que perseguían los militantes revolucionarios, de defecciones viejas y nuevas y de traidores de todo pelaje, se alzan en alto los compañeros y las compañeras que pusieron sus objetivos, principios e ideales por encima de sus intereses personales y fueron capaces de llevar a cabo hasta las últimas consecuencias la consigna “A vencer o morir por la Argentina”. Y si bien los homenajes fortalecen la memoria debemos recordar que el ÚNICO homenaje digno para ellos es continuar lo que dejaron inconcluso. ¡Gloria y honor a nuestros valientes compañeros caídos! Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista, ¡AVOMPLA!

12 de Julio de 2015

Amanda Cánepa