Partido Revolucionario de los Trabajadores
Por la Revolución Obrera, Latinoamericana y Socialista "El deber de todo revolucionario es hacer la revolución" (Ernesto Guevara)

Imprime esta página - Tamaño de texto + / - Editorial - Enero / Marzo 2010

EDITORIAL

Desde el mes de enero, cuando el Chicago boy Redrado se puso a la izquierda del Che Guevara, venimos sosteniendo que éste es un sainete montado “pour la galerie”, es decir, para distraer al proletariado de sus verdaderas urgencias y mantener el control del previsible recalentamiento social y disimular los reclamos que surgen como consecuencia del crecimiento de la inflación y la pérdida del poder adquisitivo de salarios y planes para desocupados.

Para comprender, tenemos que hacer memoria y ampliar la mirada sobre varios hechos: estamos inmersos en una crisis del sistema capitalista que no comenzó cuando todos los medios de la burguesía anunciaron a fines de 2008, sino mucho antes. El pago de la deuda externa con fondos del Banco Central debe enmarcarse en que las crisis de los países centrales forzosa e históricamente se trasladan a los periféricos y desde esta perspectiva un hecho internacional marca los peligros que entraña esa tendencia para las burguesías locales: la propuesta de crear una OEA sin Canadá ni Estados Unidos. Dada la debilidad de las burguesías centrales que no pueden detener su caída libre, las locales buscan una salida que les evite el mismo mal trago y les permita salvar su tasa de ganancia sin pagarles los platos rotos a sus socios.

En el aspecto local, la batalla mediática desatada por la burguesía respecto del pago de la deuda externa con fondos del Banco Central si bien es una cortina de humo para el proletariado, también refleja diferencias sólo en las formas y no en el contenido. En realidad, la burguesía discrepa en a quién se deben destinar las reservas y cuál es el momento para manotearlas. Todos los partidos burgueses, sin excepción, “honraron” la deuda, eufemismo que utilizan para no decir que siempre han pagado puntualmente a sus socios del exterior y que piensan seguir pagando con el hambre del pueblo, con ajustes salariales al proletariado y con inflación como transferencia de recursos de los que menos tienen a los que más tienen.

Sólo en ese marco se puede apuntar a la aparente “amnesia” de los políticos y desenmascarar sintéticamente a todos los personajes de esta novela que comenzó en enero y que aún nos persigue entre papelón y papelón desde los medios de comunicación, socios en los negocios. En un inusitado desfile mediático somos los convidados de piedra de las idas y venidas de todo el abanico que componen los políticos de la burguesía, mientras ninguno de los tres poderes del estado burgués puede sustraerse a la contienda de conventillo de país bananero en que nos sumergen a todos, sin excepciones a la regla.

Los dinosaurios van a desaparecer (Charly García)

Nada dijeron los políticos de ayer -que son los mismos que los de hoy- cuando Cavallo estatizó la deuda privada y la convirtió en estatal beneficiando, entre otras, a las empresas “a las que les importa el país” como Celulosa Argentina (1.500 millones de dólares), Cogasco (1.350), Autopistas Urbanas (950), Pérez Companc (910), Acindar (650), Bridas (600), Banco de Italia (550), Alpargatas (470), Techint (350). Esa burguesía parasitaria, con la medida de Cavallo, hizo caer en la espalda de los argentinos el peso de sus deudas para garantizar sus pingües ganancias. Pero detrás de esas empresas “a las que les importa el país” hay personajes nefastos que aún hoy siguen con su política saqueadora y que, como entonces, contaron con la acción cómplice de los políticos de hoy.

La mayor parte de la deuda nacionalizada eran autopréstamos: financiaciones que se hicieron las empresas con SU dinero que tenían colocado en bancos del exterior. El banco emisor del préstamo era el testaferro y cómplice de la estafa. Muchas empresas fueron investigadas y descubiertas, como FATE, SADE, algunas del grupo TECHINT, BGH, SIDECO, etc., sin embargo, Alfonsín no sólo terminó de estatizar la deuda concluyendo el “trabajo” comenzado por la dictadura -mediante las comunicaciones A-695, A-696 y A-697 del 1º de julio de 1985- sino que detuvo la investigación. No se oyeron disonantes voces del Partido Radical. Ni siquiera un murmullo condenatorio. Carrió no fue una excepción, porque, por entonces, hacía buena letra mientras tomaba sol y se acomodaba el crucifijo y los rulos que la convertirían en la “voz” de la “oposición” más reaccionaria y reemplazante de otros execrables que la antecedieron en el rol, como Alvaro Alsogaray y su hijita María Julia que quedaron a su izquierda. Tampoco se la vio a Carrió decir ni pío cuando De la Rúa declaró la moratoria de 130.000 millones de dólares llevándonos a todos a la crisis de diciembre de 2001, cuya sangre, una vez más, puso el pueblo argentino con 33 muertos en la calle. Y menos se le oyó la voz “opositora” a Carrió cuando en épocas de la dictadura era funcionaria del Poder Judicial de Chaco donde se cometieron actos aberrantes como la Masacre de Margarita Belén. Es que, entonces, no se oponía a nada porque, seguramente, estaba en su salsa.

Nada decían los peronistas cuando Menem remataba las joyas de la abuela, privatizaba a mansalva y los dinerillos obtenidos de las privatizaciones iban a parar, directamente, al Fondo Monetario Internacional. Tampoco dijeron nada cuando Duhalde, repentino amnésico en el presente, pagó 10.000 millones de dólares en concepto de intereses de la deuda en diciembre de 2002. El mismo “opositor” de hoy, este Duhalde ni siquiera maquillado, no se pudo sostener en el poder después de las muertes de Kosteki y Santillán y ahora, cual estadista calificado, pretende ser la persona idónea para la continuidad del sistema y se nos presenta como la “gran alternativa”, cuando no es más que un payaso de la burguesía y el más conspicuo cómplice de los represores de la dictadura, para quienes pide el perdón y el cese de la “humillación” a que se ven sometidos por ser enjuiciados como lo que son: GENOCIDAS.

Y nada dijeron ni peronistas ni radicales, cuando en un Juicio histórico, comenzado en 1982 por Alejandro Olmos (Causa N°14.467, caratulada “Olmos, Alejandro S/dcia” - Expte N° 7.723/98 - Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 de la Capital Federal, Secretaría N°4), con sentencia, en el 2000, del Juez Ballesteros quien, entre otras consideraciones dice: "Ha quedado evidenciado en el trasuntar de la causa la manifiesta arbitrariedad con que se conducían los máximos responsables políticos y económicos de la Nación en aquellos períodos analizados. Así  también se comportaron  directivos y gerentes de determinadas empresas y organismos públicos y privados; no se tuvo reparos en incumplir la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina; se facilitó y promulgó la modificación de instrumentos legales a fin de prorrogar a favor de jueces extranjeros la jurisdicción de los tribunales nacionales;  inexistentes resultaban los registros contables de la deuda externa; las empresas  públicas, con el objeto de sostener una política económica, eran obligadas a endeudarse para obtener divisas que quedaban en el Banco Central, para luego ser volcadas al mercado de cambios; se ha advertido también la falta de control sobre la deuda contraída con avales del Estado por la empresas del Estado...". Es más, radicales y peronistas NUNCA dieron quórum para el tratamiento sobre tablas de este fallo histórico, pese a que fue elevado a cincuenta peritos de alto nivel del Congreso de la Nación. Finalmente, Martínez de Hoz fue sobreseído y los demás culpables están en libertad.

Y haciendo un salto en largo para llegar al presente, nada explicó Redrado de por qué miró con buenos ojos el pago de la deuda externa con fondos del Banco Central, en enero de 2006, durante el gobierno de Néstor Kirchner que fuera hecho por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y por qué en enero de 2010, apenas cuatro años después, una medida idéntica lo llevó a enfrentarse con la esposa de su anterior patrón y cuestionar el dichoso decreto de la discordia. ¿Acaso el Chicago boy estaba reservando los fondos del Banco Central para hacer lo mismo que hicieron sus patrones del norte y salvar a sus amigos y socios, LOS BANCOS, previendo que la crisis caerá sobre ellos inexorablemente?

Todos sufren de conveniente amnesia colectiva. Pero nosotros tenemos buena memoria y este pueblo en su inconsciente colectivo, cuando los ve por las pantallas de la televisión, todavía sostiene el “que se vayan todos” de diciembre de 2001, latente porque TODOS se quedaron y ninguno tuvo ni tiene la delicadeza de no ofender la inteligencia de este pueblo y hacer alarde de una porción mínima de dignidad retirándose para siempre de la política argentina.

Fue un radical, Ricardo Balbín, quien pidió “terminar con la guerrilla fabril” dando el pie civil a la más sangrienta dictadura militar ejecutada por las fuerzas armadas y policiales genocidas y sostenidas en su base material por las mismas “empresas a las que les importa el país” que necesitaban disciplinar al movimiento obrero con el derramamiento de la sangre de 30.000 compañeros para garantizar, como siempre, sus tasas de ganancias en peligro por el auge de masas de los ‘70. Fue una peronista, María Estela Martínez de Perón, quien firmó el decreto de “aniquilar a la subversión” y dio vía libre a los asesinatos políticos de la Triple A y posterior golpe militar que entronaría a Martinez de Hoz en el Ministerio de Economía, el mayor creador de deuda externa. Fue Domingo Cavallo, ex Ministro de Economía del peronista Menem y del radical De la Rúa, quien estatizó la deuda privada en el año 1982, durante el gobierno de la dictadura militar de Bignone. Y es Cavallo, ese despreciable masacrador del pueblo argentino -que soltara una lágrima de cocodrilo cuando los jubilados le pedían aumento- quien hoy también ofrece una “fórmula”, más bien una bicicleta, para salir del culebrón inventado por los principales personajes de los partidos burgueses.

El sainete televisivo que nos brindan por la aparente pelea por los fondos del Banco Central es la creación de un enemigo de paja para el proletariado porque todos esos políticos burgueses nos fueron enterrando en la pobreza y la miseria y ninguno está en condiciones de tirar la primera piedra. Ninguno de ellos ni pensó ni piensa ni pensará en nuestros intereses pues actúan en consecuencia con la clase dominante a la que pertenecen. Creer que alguno de ellos es una excepción es caer en un error. Pese a la apretada síntesis que hemos hecho, afirmamos que siempre el pago de la deuda externa estuvo vinculado a todos los que de una u otra forma hicieron correr ríos de sangre en este país y que el pago de la deuda entraña la profundización de la pobreza y de la exclusión.

Pese a las aparentes diferencias entre oficialismo y oposición, todos han pagado rigurosamente la deuda externa y todos la quieren seguir pagando, aunque se disfracen de carmelitas descalzas, de “progresistas” o de “nacionales y populares”… Y vemos con estupor cómo unos con otros se tiran la responsabilidad de haber sido los legitimadores de esa deuda ilegítima, cuando todos, sin excepción, fueron sus artífices. Unos necesitan usar los fondos para obtener más endeudamiento que les permita llegar al 2011 sin sobresaltos y otros prefieren mantener los fondos para cuando los necesiten ellos y sus socios.

Pero también este sainete encubre, sin mucho disimulo, otra cara de la misma moneda: la feroz interna del peronismo tratando de posicionarse con vistas a las elecciones de 2011. Nadie puede negar, tampoco, que Duhalde, De Narváez, Menem, Reutemann, Macri, Solá, Rodríguez Sáa y otros pertenecen al PARTIDO MILITAR. Y a río revuelto, ganancia de pescadores. Es en el río revuelto cuando se cuela esa versión bananera de “oposición” protagonizada por los ineptos radicales como Morales, la inefable y ridícula Carrió, el patético Cobos y otros, muchos de los cuales también se enrolan, junto con la Sociedad Rural, la UIA y los bancos, en el PARTIDO MILITAR, único hilo conductor que los une en el espanto de la bolsa de gatos que integran para “oponerse” a las decisiones presidenciales.

No haber logrado juntar el quórum necesario en la Cámara de Senadores para voltear el decreto presidencial de designación de la nueva Presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, pone en evidencia la debilidad y heterogeneidad de la mal llamada oposición. Si no fuera que las víctimas de todos estos sátrapas somos nosotros, podríamos reírnos a carcajadas de la comedia de la semana interpretada por los personajes cuyas declaraciones padecimos en los informativos de los medios de comunicación burgueses. La “oposición” hubo de desenterrar cadáveres políticos, como el de Carlos Saúl Menem, en su intento por juntar votos en el senado. Pero ni siquiera eso le alcanzó. En este contexto patético, el peronismo oficial y en el gobierno, por lejos, fue el único ganador en la contienda de la interna pejotista.

Veamos el contexto peronista: Néstor Kirchner volvió a la presidencia del Partido Justicialista y ya largó su candidatura para 2011. Felipe Solá y Romero renunciaron a sus cargos en la mesa directiva del partido y regresaron al llano desmantelados. Duhalde dejó demasiado descubierta su pertenencia al partido militar con su defensa a los genocidas, aunque salga a recorrer la Provincia de Buenos Aires rodeado de matones prometiendo “voltear” a los Kirchner, ahora con los votos... Macri bajó el tono de sus declaraciones por las reservas del Banco Central y pasó rápidamente a otro tema: unirse al impresentable de De Narváez y al estanciero Solá para el 2011, donde menos que candidato a presidente no quiere ser. Una senadora de Santa Fe -Roxana Latorre-, feudo de Reutemann, se pasó de bando y denunció un “espíritu golpista” sin demasiadas precisiones. Reutemann se “desentusiasmó” (sic) con la “oposición” cuando descubrió el resultado de la bolsa de gatos. Y el colombiano De Narváez –que aprende rápido- por las dudas no saca los pies del plato: se pasea por Santiago del Estero con Scioli y un gobernador del peronismo oficial como Gerardo Zamora, a la vez que pide la excepción a la Corte Suprema para presentarse como candidato a Presidente en 2011, algo que está prohibido por la Constitución Nacional porque es EXTRANJERO. Si logra su candidatura, los sueños de Macri van a parar al recipiente de los residuos… Scioli, mientras tanto, es más “humilde”: sólo aspira a la reelección como gobernador y no se despega de los Kirchner porque el financiamiento de su quebrada provincia depende del buen humor del matrimonio. Y si alguien faltaba para completar el cartón de los cadáveres políticos era el resucitado Carlos Menem que ya aclaró con suficiente tiempo que no votará en contra de Marcó del Pont. ¿Quizás alguien cercano al gobierno le habrá recordado las causas que tiene pendientes, entre ellas la de la AMIA, que ponen en peligro su libertad…?

Veamos la “oposición”: los radicales están sumamente preocupados y calculando que tienen que olvidarse del 2011 y apuntar a más adelante porque no tienen a quién poner: su caballito Cobos no junta ni tres votos. Carrió está más sola que Adán en el día de la madre y ya no la sigue ni Ocaña quien, a su vez, anda de grandes conversaciones con Stolbizzer que sueña con un “frente progresista”, como si alguna vez los radicales lo hubieran sido o como si tuvieran posibilidades de serlo. ¡Gran idealismo el de los partidos burgueses! Macri, por su parte, perdió más del 15% de los votos en la última elección y después de las inundaciones en la Capital Federal, el cierre del Hospital Lagleyze donde tuvo que retroceder ante la lucha de los trabajadores de la salud y acatar una orden judicial de mantenerlo abierto y refaccionarlo, el descrédito que cosechó con su policía corrupta antes de empezar y con sus espías que estuvieron muy lejos de imitar al James Bond de “Sólo se vive dos veces” porque no lograron sobrevivir ni una, puede presentarse a las elecciones que quiera, pero no está en condiciones de ganar la presidencia ni de un club de barrio.

En este contexto de decadencia, para el 2011 habrá más caciques que indios y nuevamente a río revuelto, ganancia de pescadores: el sector que se alinea –más por interés que por convicción ideológica- tras los Kirchner aún está sólido. Es que ninguno de los demás sectores -peronistas o no- tiene figurones de recambio por mucha maratón mediática que realicen. Y a la burguesía le conviene más un grupo sólido que mantenga el control social, que un grupo de dispersos que termine en otro diciembre de 2001.

Por su parte, el peronismo oficial, tampoco es una alternativa “progresista” como muchos nos quieren vender: a) está peleando por pagar una deuda externa ilegítima e ilegal con el consabido costo para los trabajadores y el pueblo que esa decisión arrastra; b) mantiene las leyes de flexibilización laboral y antiterroristas con las cuales se explota a destajo y se puede reprimir a cualquier opositor catalogándolo de “terrorista”; c) vetó la ley de Glaciares permitiendo que las multinacionales se instalen en el país para la explotación minera a costa de la salud y la vida de la gente, como sucede en Andalgalá; d) sigue mintiendo con las cifras oficiales del INDEC: ahora resulta que el índice de inflación de febrero es del 1,2% y el aumento de la carne es sólo de un 8,7% cuando en nuestro bolsillo el aumento de la canasta acusa un una inflación del 50% en los artículos alimenticios y de primera necesidad y los precios de la carne son casi el doble que los de diciembre; e) ha perfeccionado el sistema clientelar de reparto de subsidios, lo cual le permite contar con los rehenes y sus respectivos punteros vampiros necesarios, que garanticen los votos para el 2011; f) recortó 144 millones de pesos destinados a la política ambiental y los invirtió en el “fútbol para todos”, es decir, mucho circo y poco pan; g) desmanteló la salud pública y la educación cuyos efectos pagan los más pobres que obtienen turnos con una demora de seis meses en los hospitales públicos o carecen de comedores escolares para sus hijos porque los proveedores del estado no reciben el pago de sus servicios.

Sin embargo, para 2011 falta más de un año. En el tiempo que resta hasta entonces se agudizará la crisis que hoy ya golpea duro especialmente a las economías provinciales: veinte de las veintidós provincias están al borde de la cesación de pagos. En siete provincias hay conflictos sindicales con los docentes que piden aumentos salariales. La mayoría de los municipios no puede afrontar el pago de salarios ni tampoco las gobernaciones pueden otorgar aumentos a sus estatales que vienen profundizando los reclamos, a la vez que exigen el pago de sus actuales haberes abonados con demoras. Las provincias en cuasi quiebra han cortado la cadena de pago a sus proveedores.

El nuevo “pacto social”
Los patrones

La burguesía está sumamente preocupada por los avatares que tendrá que enfrentar a muy corto plazo con el pedido masivo de aumentos salariales y las nuevas paritarias donde ya la UOM, otrora gremio testigo para la negociación salarial, puso un piso del 25%. Y porque está preocupada pergeña un nuevo pacto social: el 10 de marzo la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi, se reunió con la Unión Industrial Argentina (UIA) donde fue recibida por el presidente Héctor Méndez, los vicepresidentes Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza), Cristiano Rattazzi (Fiat), Daniel Funes de Rioja (Asesor letrado patronal y Profesor de la UADE) y Carlos Garrera (Presidente de la Federación de Industriales de Santa Fe), el tesorero Jorge Sorabilla (textil TN&PLATEX) y los industriales Rodolfo Achile (plásticos inyectados y pintados para el automóvil Emplast S.A.), Carlos Sellaro (cámara del calzado), José Luis Basso (autopartes), Manfredo Arheit (presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos), Guillermo Padilla (Presidente de la Federación de la Industria Licorista Argentina), José Luis Coll (misionero, miembro de la Unión Argentina de Jóvenes Empresarios –UNAJE-) y José Urtubey (Director de Celulosa Argentina). Este sector más afín al gobierno sostiene que “los subsidios por bienes de capital, las denuncias por dumping, todo ese tipo de medidas administrativas nos sirven y no queremos que se congelen por ruidos políticos”, es decir que prefiere no hacer olas ante el conventillo de la “oposición” que los privaría de ganar como lo están haciendo. Hasta los disidentes de la UIA oficial de Héctor Méndez prefieren acordar y no confrontar, todos con la mirada puesta en sus ganancias. Así, Luis Betnaza (Techint), Adrián Kaufmann Brea (Arcor), Osvaldo Rial, Juan Carlos Lascurain y Oscar Iglesias (Peugeot) más cercanos al sector “opositor” en una reunión de siete horas con el sector oficial de la UIA llegaron a un acuerdo que Mendiguren sintetizó: “Más allá de quién ocupe el Central, de los decretos de necesidad y urgencia o de la creación de un banco de desarrollo, necesitamos hablar del financiamiento”. Por ahora, todos tienen puestas sus miradas en cómo sobrevivir en medio de la crisis sin perder nada, conscientes de que no podrán hacerlo sin la “ayuda” del estado en todos los sentidos: financiamiento y aumentos de salarios convenientes a sus intereses. Las diferencias entre ellos se borraron a la hora de pensar en sus bolsillos. Y el gobierno respira un poco más tranquilo porque el sector industrial está dispuesto a hacer oídos sordos a los ruidos del conventillo.

Los traidores

De un tiempo a esta parte no hay amigo más amigo del peronismo oficial que Hugo Moyano. Como era de esperar, en el sainete tomó posición y se convirtió en uno de los defensores a ultranza del pago de la deuda externa… Es el mismo Moyano que a principios de 2002 apoyaba a Rodríoguez Sáa por "levantar causas justas, como no pagar la deuda ni bajar los salarios". En vez de estar preocupado por la inflación y el congelamiento salarial, ahora aboga por pagar una deuda que empobrecerá a sus representados. Todo es como en el mundo del revés… Dispuesto a lograr un par de cargos y algunos legisladores para las elecciones de 2011 en las listas de Néstor Kirchner, acompaña la gestión de la esposa presidencial calificando a sus opositores como hizo con Reutemann a quien lo trató de “bobi”, haciendo de claque en los actos oficiales y poniendo techo a los futuros aumentos salariales que no pasarán del 25%.

Los “gordos” aún no muestran sus fichas, pero se pliegan al techo salarial y tampoco están dispuestos a sacar los pies del plato temiendo que haya Kirchners para rato.

El líbero dirigente gastronómico Luis Barrionuevo en el entrevero del conventillo también se posicionó, pero para apoyar a Duhalde que lo usa de lanzador de barbaridades para lo cual siempre tuvo una vocación indiscutible. Así como antes no le tembló el rostro para sostener que había que dejar de robar durante dos años, hoy sostiene que “Kirchner hoy está más sólo que Pinochet en el Día del Amigo”, como si él tuviera demasiadas diferencias con la ideología de Pinochet.

Para culminar la lista de traidores a la clase, D’Elía, el inefable, también está preocupado por el pago de la deuda externa y no para oponerse, como se podría suponer, sino para apoyar que se pague como propone el peronismo oficial... Hace pocos días amenazaba al gobierno con llenarle las calles de gente si no le daba planes “Argentina trabaja” y hoy vuelve a estar como ladero incondicional.

Todos juntos abonan la vergüenza nacional, pero serán los que de una u otra forma atenten contra los verdaderos intereses de los trabajadores. Unos, negociando techos salariales vergonzantes y otros, disponiéndose a prestarse como fuerza de choque contra los trabajadores si es necesario.

Nosotros, la otra cara de la moneda

La lucha del pueblo de Andalgalá que ha logrado frenar a una minera e imponer un plebiscito vinculante para echarla de su pueblo no sólo es un ejemplo de lo que puede la organización, sino un síntoma del hartazgo ante tanta barbarie, mentiras, explotación, pobreza, miseria, manipuleo y, sobre todo, subestimación.

En todas las provincias del país se gestan y entablan una detrás de otras, luchas por salarios, mejores condiciones de vida, defensa del medio ambiente, defensa de la niñez, defensa de las mujeres abusadas, mejores condiciones de trabajo, salud para todos, escuelas dignas.

Ha sido masiva la huelga docente en Misiones. Ha quedado paralizada la Provincia de Santa Fe donde pararon en demanda de un aumento salarial los docentes oficiales y privados, los estatales y los empleados de intendencias y comunas. Se llevó a cabo un paro solidario con los trabajadores de la Salud de Santiago del Estero durante 24 horas en los 77 hospitales de la provincia de Buenos Aires y en los centros sanitarios públicos del Chaco, Catamarca, Santa Fe y Santiago del Estero. Los docentes de Jujuy y Tierra del Fuego van por la segunda semana de paro por tiempo indeterminado. Se encuentra tomado desde hace semanas, en reclamo del pago de los sueldos de enero y febrero, el frigorífico Tomás Arias, de Riachuelo, Corrientes. Se movilizaron los trabajadores judiciales y docentes de Viedma exigiendo que se cumpla el cronograma de pagos establecidos por la Provincia de Río Negro. Los trabajadores municipales de Bariloche rechazan las migajas ofrecidas por el intendente. Se comenzaron a hacer asambleas dentro de los supermercados Carrefour, Coto, Falabella, Easy y otros, para estipular plan de lucha por aumento salarial. En Neuquén, por tiempo indeterminado, los ex trabajadores de YPF realizan cortes en la ruta 22 a la altura del ingreso a Plaza Huincul, en reclamo del pago de acciones que la empresa les otorgó y que nunca pudieron cobrar; los trabajadores del ente provincial de agua y saneamiento de la provincia pararon por 24 horas y se movilizaron en reclamo por aumento de salarios y el pago a los trabajadores contratados; pararon los docentes por 48 horas por reclamos salariales. Al momento de escribir estas líneas está en marcha un paro de los trabajadores de la Salud en Mendoza, por no haber llegado a un acuerdo sobre aumentos salariales con la Provincia y otro paro convocado por ATE para el jueves 18, sin asistencia a los lugares de trabajo que incluirá a los empleados de la administración central, EPAS, Fondo para la Transformación y el Crecimiento, Iscamen, Parques y Zoológico, guardaparques, profesionales y no profesionales de la salud.

Podríamos seguir con la larga lista… Sólo hemos puesto algunos ejemplos para demostrar cuánto y qué se quiere ocultar con la payasada televisiva de la contienda por los fondos del Banco Central. Se oculta el estado de quiebra de las provincias, la conflictividad social que ha comenzado una espiral que se irá agudizando con el correr de los meses, la influencia de la crisis internacional en el país, la organización popular para enfrentar los problemas y colectivizar los conflictos. En síntesis, se nos oculta todo aquello que tienda a generalizar la organización, única herramienta que tenemos para enfrentar a nuestro enemigo. Caer en la trampa del conventillo televisivo es un acto de ingenuidad que sólo nos lleva a la distracción y a enfocar nuestra mirada en los intereses de la clase que nos explota, no en los nuestros.

Marzo trae consigo dos fechas que nos atraviesan.

El día Internacional de la Mujer Obrera, fue propuesto por la comunista alemana Clara Zetkin en la Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas realizada en Copenhague en 1910. Apenas un par de años antes, en 1908, ciento cuarenta y seis trabajadoras fueron encerradas dentro de una fábrica en Nueva York, donde estaban haciendo huelga, y quemadas vivas. Poco importa ya abonar a la discusión si fue o no el 8 de marzo. Importa que es una fecha instaurada en favor de los derechos de las mujeres, sometidas por el patriarcado y explotadas por la burguesía. A todas nosotras ¡SALUD!

Por otra parte, este 24 marcharemos con o sin permiso oficial para recordar a nuestros compañeros caídos y honrarlos con nuestra presencia militante, dado que el único homenaje posible para quienes dieron su vida por un país más justo es continuar su lucha.

Compañeras y compañeros desaparecidos ¡PRESENTES!
¡AHORA Y SIEMPRE!

Amanda Cánepa